Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 11 de Mayo de 2020

8595

19

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, pasó en mes y medio de proponer “apagar la economía” por tres meses para afrontar la pandemia del coronavirus y decir la semana pasada que enfrenta la presión de un Gobierno Nacional de derecha para “reabrir y volver a producir”, a acordar con los gremios cómo será la reapertura gradual de la capital y ordenar la salida de los empleados del Distrito -para liderar bien ese proceso-, antes que ninguna otra ciudad y que el mismo Gobierno Nacional.

Es la distancia que, en lo concerniente a la reactivación de la economía, ha tomado en ocasiones el discurso de la mandataria frente a las decisiones que al final termina ejecutando, un cambio que se entiende por el peso de una crisis para la que nadie estaba preparado, pero que no deja de tener cierto sabor a incoherencia, como se lo han hecho notar entre opinadores y políticos de oposición.

Incluso hoy, cuando arranca una nueva cuarentena con la economía aún más abierta por orden del presidente Iván Duque, ella ha dejado entrever que sigue ese mandato a regañadientes y que lo hubiera hecho de manera diferente, garantizando primero un ingreso básico para la gente con el fin de que pudieran quedarse más tiempo en la casa.

Pero no se ha opuesto de frente a la medida (como ha hecho con otras de Duque): está propendiendo por reactivar la economía a su modo y ya comenzó a hablar, como el Presidente, de “aplanar la curva de la economía”.

De hecho, los gremios notan que, después del susto que les dio con su anuncio del apagón, ha venido tomando acciones que van en la dirección contraria.

 

El apagón que no fue

El 30 de marzo la Alcaldesa le dio a Yamid Amat una de sus declaraciones más controversiales durante la emergencia: “Sigue cómo es que vamos a lograr, sin pánico financiero, bajar nuestra economía, cerrar, apagar la economía tres meses a que produzca sólo lo básico: salud, servicios públicos, cuidado, alimento y abastecimiento”.

Hoy, mes y medio después y a pesar de la crisis económica desatada por la pandemia, eso no ha pasado tal y como ella lo planteó.

Primero porque es el Gobierno Nacional, y no los alcaldes, el que define qué sectores económicos se abren y cuáles se cierran; pero también porque la misma López ha cambiado su discurso y su actuar.

Por ejemplo, el 17 de abril, apenas dos semanas después de su advertencia, ya estaba anunciando en horario triple A en Caracol Noticias que trabajaba en la reapertura de la construcción como una posibilidad de comenzar a recuperar empleo en medio de las dificultades.

Eso fue tres días antes de que el Gobierno Nacional anunciara que reabrirían los sectores de la construcción y de la manufactura, en cabeza de lo que decidiera cada alcalde localmente.

En la Secretaría de Gobierno le dijeron a La Silla Vacía que el retorno gradual de la construcción ha tenido como efecto la finalización de las protestas de obreros en la calle por falta de ayudas, que se habían vuelto frecuentes.

Pero más allá del dolor de cabeza que les quitó con menos protestas, la crisis ha hecho que la Alcaldía tenga en la construcción una suerte de salvavidas a la economía no sólo de corto, sino de mediano y largo plazo. 

Por eso en la presentación que hizo López de su proyecto de Plan de Desarrollo anunció que este año acelerarán la contratación, incluso de manera directa, de obras y de estudios y diseños, para que pueda arrancar lo más pronto posible un plan de obras con el que pretenden crear unos 500 mil empleos.

También, poco a poco, López ha permitido que la manufactura comience a reactivarse, algo a lo que tampoco se opuso, más allá de reclamarle a Duque que pudiera hacerlo gradualmente para planear los horarios de Transmilenio.

Bogotá, eso sí, va en eso más lento que, por ejemplo, Medellín y Cali, informó el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo.

Pero desde el viernes López dio a conocer fechas para tener lista la reapertura de todos los sectores que hasta ahora ha anunciado Duque: terminado el reintegro de la construcción, para el 18 de mayo espera tener abierta la primera parte de la manufactura, y para el 25 la segunda parte. Este mismo día espera habilitar también los sectores de comercio que también anunció el Presidente, como la venta de muebles al por mayor, de librerías, papelerías, entre otros.

La idea es organizar todo en una reactivación que contemple el funcionamiento de la ciudad 24 horas, por turnos.

Y todo eso planea echarlo a andar antes de que se cumplan los tres meses en los que había propuesto “apagar la economía”.

E irá más allá tras ordenar que desde hoy comience el regreso gradual a la oficina de los empleados del Distrito, que son cerca de 40 mil.

Por eso, después de haber dado declaraciones tan férreas defendiendo el confinamiento, algunos concejales y opinadores vieron eso como una contradicción o patraseada.

En un principio López soportó esa decisión trinando que lo hacía “siguiendo instrucciones de Presidencia”, lo que no es cierto porque la Presidencia no ha dado ninguna instrucción en ese sentido. El propio Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia, le recordó que, en cambio, hasta ahora todas las normas que ha sacado el Gobierno Nacional han propendido por mantener el teletrabajo.

(La Silla consultó desde el jueves pasado con la Alcaldía por la razón de López para haber dicho eso, pero hasta el cierre de la historia no habían respondido).

La razón oficial que finalmente dio la Alcaldía, a través de la secretaria General, Margarita Barraquer, para comenzar el regreso a la oficina fue que necesitan que poco a poco los funcionarios vuelvan a sus sitios de trabajo para atender la reactivación económica de la ciudad.

El cambio

La Silla Vacía le preguntó a la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, en qué había quedado la idea de apagar la economía, y respondió: “Para todos esto ha sido un proceso de aprendizaje. La prioridad era en ese momento cuidar vidas, pero también hay que ver cómo cuidar la economía; eso sí, con la complejidad de mantener Transmilenio al 35 por ciento y las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) al 70 por ciento”.

En ese mismo sentido nos habló la subdirectora de Acopi Bogotá, Alejandra Osorio: “Eso seguramente lo dijo en un contexto en el que se veían muy lejanas las posibilidades de una reapertura”, y al tiempo nos dijo que con la Alcaldía han trabajado de la mano para facilitar la reactivación de pequeñas y medianas empresas.

Una fuente del Distrito que ha trabajado de cerca con López nos dijo que esa fue una declaración desafortunada, que en todo caso nunca se concretó porque, antes bien, han trabajado de la mano con los gremios, desde donde también han notado un cambio en el discurso.

“La posición de la alcaldesa era absolutamente preocupante”, le dijo a La Silla Vacía Juan Esteban Orrego, presidente de Fenalco en Bogotá. “Uno ahí sentía una desesperanza brutal, pero a medida que ha pasado el tiempo he visto que ella ha venido abriéndose poco a poco. Por ejemplo, el viernes los gremios tuvimos una reunión con ella sobre Bogotá 24 horas, y encontramos una posición responsable en tema de salud al tiempo que tenía en cuenta la reactivación de la economía”.

Los anuncios de ese día, precisamente, terminaron por redondear el cambio de discurso. Durante la semana había sido críptica frente a las nuevas excepciones anunciadas por Duque, y por ejemplo, sin referirse directamente a estas, cuestionó en un trino que en España, con la “reapertura inteligente”, hubiese 244 muertos en un día.

Pero el viernes que salió a medios dijo que, como con los nuevos sectores económicos que comienzan a salir desde hoy andarán en las calles de Bogotá 2,3 millones de personas (un millón más que en los días más rígidos de la cuarentena), “pasaremos de cuidarnos en casa a salir cuidándonos”.

La cuarentena, además, ha servido para que la tasa de contagios en Bogotá baje más de la mitad (al principio una persona contagiada podía infectar a casi tres -2,6-, y ahora prácticamente sólo a una -1,1-); la ciudad pasó de representar el 50 al 38 por ciento de contagiados del país, y la tasa de mortalidad de los infectados con el virus bajó de 6,8 a 3,6 por ciento.

Es decir, ahora tiene mejor información para tomar decisiones, y de ahí la determinación de mantener las restricciones más duras sólo en unas zonas de Kennedy, donde están disparados los contagios.

Los inamovibles de López siguen siendo los mismos: mantener el transporte masivo por debajo del 35 por ciento de ocupación (una medida presidencial que, en todo caso, ella anunció primero) y las UCI por debajo del 70 por ciento.

Como nos dijo Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo que la había cuestionado en una columna por su anuncio de marzo: “Los motivos por los cuales ella habló de cerrar la economía reflejan una preocupación objetiva por los contagios y por la atención de la población infectada más grave. En la medida en que vaya logrando resolver los cuellos de botella del transporte y de las UCI estará dispuesta a abrir, lo que no obsta para que en el discurso siga echando frases grandilocuentes, que no reflejan la forma como realmente gobierna, sino más su personalidad”.

Comentarios (19)

Simon P.

11 de Mayo

0 Seguidores

Buen artículo. Esta será la constante de esta Alcaldía, lanzar discursos y ...+ ver más

Buen artículo. Esta será la constante de esta Alcaldía, lanzar discursos y hacer otra cosa muy distinta después. Como se dio cuenta que su idea de "apagar la economía" era absurda y le podía salir cara, ahora si habla de "salvar a las empresas.

harriarq

11 de Mayo

0 Seguidores

La razón es porque se le reventó en la cara la crisis de las empresas y sus ...+ ver más

La razón es porque se le reventó en la cara la crisis de las empresas y sus trabajadores, porque sabe que las cuatro localidades que no acataron la cuarentena y van a disparar los contagios requieren una excusa en la reactivación, ademas que le debe dar duro el éxito proporcional de Medellín y Cali y su nueva imagen de lerda, obtusa e inepta. Con el megáfono en Marsella creía que era Patiobonito

AlvaroH

11 de Mayo

0 Seguidores

Comparar la complejidad de Cali y Medellín con la de Bogotá, eso es ridícul...+ ver más

Comparar la complejidad de Cali y Medellín con la de Bogotá, eso es ridículo. Ni sumadas hay la misma cantidad de gente, la densidad es muy distinta.

harriarq

11 de Mayo

0 Seguidores

Lea, proporcional, con menos habitantes y menos recursos llevan ventaja en el ...+ ver más

Lea, proporcional, con menos habitantes y menos recursos llevan ventaja en el número de Pymes reactivadas, eso da vergüenza, de la misma forma en que con cifras diarias de contagios en 4 localidades y hasta ahora vea medidas diferenciales para los que no cumplen cuarentena. Hablar de no recibir ayuda del gobierno hace mas de un mes fue la tapa, mostró arrogancia para mentir y excusarse en otros.

Elgatodeschrodinger

11 de Mayo

0 Seguidores

Harri no tiene caso discutir con fanaticos, aqui las medidas eran solo para salir en pantalla, pero hacerlas cumplir quitaba puntos asi que tocaba que la gente no se diera cuenta, miralos escudandose en Duque al final LSV que le sigue la agenda ni tiene forma de tapar, Bogota tiene recursos pero pensar que podia pagarle a todos no era realista, solo fue que le hicieran cuentas tipica politologa.

Harri no tiene caso discutir con fanaticos, aqui las medidas eran solo para salir en pantalla, pero hacerlas cumplir quitaba puntos asi que tocaba que la gente no se diera cuenta, miralos escudandose en Duque al final LSV que le sigue la agenda ni tiene forma de tapar, Bogota tiene recursos pero pensar que podia pagarle a todos no era realista, solo fue que le hicieran cuentas tipica politologa.

Simon P.

11 de Mayo

0 Seguidores

Intenté responder, pero su mala redacción no lo permite, lo único que se en...+ ver más

Intenté responder, pero su mala redacción no lo permite, lo único que se entiende es eso de no discutir "con fanáticos"

Elgatodeschrodinger

11 de Mayo

0 Seguidores

Intente responderle pero como su comentario no era interesante preferi no hacerlo. Alvaro ya te explicaron que tus comentarios no tienen logica ni aportan, pero esto no es un tema de escala sino de gestionar una emergencia, uno no mantiene las clavijas apretadas si realmente no controla como lo demuestra kennedy, es claro que no tienes criterio pero no tiene que ver con los vuelos es matematicas.

Intente responderle pero como su comentario no era interesante preferi no hacerlo. Alvaro ya te explicaron que tus comentarios no tienen logica ni aportan, pero esto no es un tema de escala sino de gestionar una emergencia, uno no mantiene las clavijas apretadas si realmente no controla como lo demuestra kennedy, es claro que no tienes criterio pero no tiene que ver con los vuelos es matematicas.

harriarq

12 de Mayo

0 Seguidores

Lo que alista la alcalde es un fortín político, billones en contratación di...+ ver más

Lo que alista la alcalde es un fortín político, billones en contratación directa y su jefe de campaña (secretario de Gobierno) manejando las alcaldías locales, ¿el Concejo recibirá tajada para aprobar este inmaculado plan de desarrollo?, demorar e incluso incrementar la pandemia le sirve para este despropósito, veremos como ella juzga al gobierno por la cuidad a su cargo.

AlvaroH

11 de Mayo

0 Seguidores

Es mucho más fácil manejar ciudades más pequeñas, así que pretender que s...+ ver más

Es mucho más fácil manejar ciudades más pequeñas, así que pretender que si el pequeño puede entonces también el grande...ignorando que en Bogotá es donde más llegaron los vuelos, etc. En fin. Fanáticos, dice el dizque gato, cuando ustedes son los que necesitan un espejo y dejar la hipocresía.

José Saramago ..

12 de Mayo

3 Seguidores

Bogotá es una ciudad que cuenta con enormes recursos y muy baja deuda.
L...+ ver más

Bogotá es una ciudad que cuenta con enormes recursos y muy baja deuda.
La excusa del inepto es la misma,¿la excusa de que la alcaldesa sea incapaz e ineficiente en manejar la ciudad es “porqué es grande”? para alguien pequeño de mente cualquier cosa le queda grande. En el caso de la alcaldesa solo busca chivos expiatorios a los que echarle la culpa en algo que es de su función y responsabilidad.

juancgomez

12 de Mayo

0 Seguidores

La mayor densidad poblacional de Bogotá D.C. no es un juego, señor. Aumenta ...+ ver más

La mayor densidad poblacional de Bogotá D.C. no es un juego, señor. Aumenta los riesgos de manera incluso exponencial, dado que hay más vectores de contagio. Hablar de recursos en abstracto es muy fácil, pero en buena parte ya están comprometidos de antemano. Las autoridades locales no pueden manejar todo a discreción, eso sería ilegal. No se trata de hacer cuentas alegres e irresponsables.

José Saramago ..

12 de Mayo

3 Seguidores

No se “juega” con la salud de nadie, ni se “hacen cuantas alegres e irre...+ ver más

No se “juega” con la salud de nadie, ni se “hacen cuantas alegres e irresponsables”.La alcaldesa de economía no sabe. Morir por un supervirus es muy grave, lo es peor morir de hambre. Bogotá tiene una alta densidad poblacional, la cuarentena sirve a corto plazo, pero mediano y largo plazo no, la gente no obedecerá porque tiene que producir y comer. La salud y el manejo de economía no son un juego.

AlvaroH

11 de Mayo

0 Seguidores

Le toca seguir las instrucciones, así sean cuestionables, de Duque en ese sen...+ ver más

Le toca seguir las instrucciones, así sean cuestionables, de Duque en ese sentido. No es patraseada.

Saint Sinner

11 de Mayo

1 Seguidores

Y en lo que no se retracta, al parecer Claudia Loóez, es su política de desa...+ ver más

Y en lo que no se retracta, al parecer Claudia Loóez, es su política de desalojo en tiempo de pandemia, la policia en el Bolívar y con máquinas retroexcabadoras para tumbar el terreno de las invasiones hechas

juancgomez

11 de Mayo

0 Seguidores

Yo recuerdo que cuando Petro y otros alcaldes anteriores también hubo desaloj...+ ver más

Yo recuerdo que cuando Petro y otros alcaldes anteriores también hubo desalojos, pero quisiera preguntarle dos cosas porque usted parece que sabe mejor. ¿Son los alcaldes quienes de manera exclusiva determinan los desalojos y nadie más tiene que ver? ¿La solución es aceptar indefinidamente más y más barrios de invasión, sin importar los riesgos estructurales, coyunturales y específicos?

Marsares

13 de Mayo

0 Seguidores

Lo importante no es lo que se dice sino lo que finalmente se hace. Al principi...+ ver más

Lo importante no es lo que se dice sino lo que finalmente se hace. Al principio primas las emociones, pero luego gobierna la razón. Rectificó y eso es lo importante. Esperemos sus respuestas al pico de junio.

José Saramago ..

13 de Mayo

3 Seguidores

¿Claudia López “rectifico” o se acomodo a su conveniencia política y el...+ ver más

¿Claudia López “rectifico” o se acomodo a su conveniencia política y electoral como buena populista?:ha manejado pésimo la pandemia,de economía no sabe absolutamente nada. La alcaldesa es emocional, no razona, solo anda en plan mamerto de pelear y de llevar la contraria, tiene un afán de figurar, pues solo piensa en las presidenciales. No esta administrando ni gobernando la ciudad, es ineficiente.

Mauricio Laguna

13 de Mayo

0 Seguidores

Sí, la alcaldesa en ocasiones peca de imprudente y eso trae problemas. Pero recuerdo lo que yo sentía en esos días y la incertidumbre que había, aún mayor que hoy. Creo que lo lógico es que haya cambiado su estrategia. El autor canadiense Malcom Gladwell se sorprende de que se juzguen tanto los cambios de ideas, lo preocupante sería que una persona no lo hiciera y menos si es por el bien común.

Sí, la alcaldesa en ocasiones peca de imprudente y eso trae problemas. Pero recuerdo lo que yo sentía en esos días y la incertidumbre que había, aún mayor que hoy. Creo que lo lógico es que haya cambiado su estrategia. El autor canadiense Malcom Gladwell se sorprende de que se juzguen tanto los cambios de ideas, lo preocupante sería que una persona no lo hiciera y menos si es por el bien común.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia