Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 12 de Noviembre de 2020

6702

0

La campaña presidencial del 2022 está arrancando y, por ahora, son 34 los nombres (la mayoría hombres) que suenan como posibles aspirantes.

En esto anda cada uno y éste es el camino que tendría que recorrer en caso de que su candidatura se concrete.

Gustavo Petro

El líder de la Colombia Humana ya tiene el camino despejado para ser candidato en el 2022: tiene, al menos, el aval de la Unión Patriótica.

Su estrategia ahora, como contamos, consiste en polarizar a la población para minar las posibilidades de los sectores de centro y convertirse en el candidato que pasa a segunda vuelta para enfrentar a toda la derecha. Su argumento central es plantear una dicotomía entre los decentes, que están con él y confrontan a los políticos y a los mafiosos, y, del otro lado, los mafiosos y sus cómplices.

Además de ser uno de los críticos más visibles del uribismo y del presidente Duque, también se ha convertido en uno de los mayores detractores de la alcaldesa verde, Claudia López, en Bogotá.

Aunque ya tiene un aval asegurado, desde que perdió en la segunda vuelta de las pasadas elecciones, Petro ha promovido una gran consulta que unifique a todo el antiuribismo y de la que salga un solo candidato para enfrentar a la derecha. En los sectores de centro y centro izquierda el dilema es si lo dejan entrar o no a la consulta que planean para marzo del 2022.

Francia Márquez

La lideresa de comunidades afro y mineros artesanales del norte del Cauca, ganadora del premio The Goldman Environmental Prize 2018, considerado el ‘Nobel del Medio Ambiente’, y quien apoyó a Petro en su candidatura presidencial, dijo en su twitter, en agosto de este año, que quería ser presidenta de Colombia.

Francia Márquez le apuesta a construir un programa con la gente y ha empezado a hacerlo recogiendo las voces de las víctimas de la violencia, como los casos de los familiares de las víctimas de las masacres de Llano Verde, Samaniego y Buenos Aires, según nos dijo Hildebrando Vélez, quien conoce y es cercano a Márquez.

Vélez también comentó que varios partidos políticos, no precisó cuáles, han buscado a la precandidata. Pero hasta el momento no se ha decidido si aspirará por firmas o se unirá a un partido.

Entre las líneas programáticas de su campaña estaría la defensa de los derechos territoriales, las necesidades ambientales del país, la implementación del Acuerdo de Paz y la defensa de la vida.

Alexánder López

El senador del Polo Democrático que lleva 18 años en el Congreso es el único nombre que suena al interior del partido. Según le dijo a La Silla el integrante del Comité Ejecutivo Nacional del Polo, Alejandro Ocampo, y el senador Iván Cepeda, López será la figura que representa a la colectividad.

Ocampo contó que la mayoría de los integrantes del partido apoyaron a Alexander López, incluso antes de que Jorge Robledo se fuera y creara su movimiento llamado Dignidad (una de las razones por las que partió cobijas, según Ocampo).

Con esta movida, el Polo pretende llegar con candidato propio a una consulta que convoque a la izquierda y al centro. Una propuesta del partido que aunque no es formal, sí se ha comentado en llamadas y conversaciones de pasillo con partidos y movimientos políticos para unir, por ejemplo, el Partido Verde, algunos liberales y Gustavo Petro, como contamos en esta historia.

En esta consulta, los precandidatos tendrían unas bases comunes como la defensa e implementación del Acuerdo de Paz y la garantía de la educación pública, por ejemplo.

El senador Cepeda dijo que están trabajando en la presentación de López como precandidato (aún no hay fecha definida) y que ese día se expondrán las propuestas de su proyecto político.

Jorge Enrique Robledo

Desde las elecciones del 2018, Robledo ha ido acercándose cada vez más al centro y ya anunció que quiere ser candidato presidencial.

Su última movida fue renunciar al Polo justamente, como contamos, para no medirse en una consulta con Gustavo Petro, que es lo que muchos en esa colectividad deseaban.

Tras su salida del partido por el que es senador hace 18 años, Robledo se llevó a todas las bases del Moir del Polo y creó un nuevo movimiento, que se llama ‘Dignidad’, que espera consolidar para las elecciones del 2022.

Su camino a ser candidato presidencial es vía la consulta interpartidista que están planeando los del centro, y para eso necesitaría que el Consejo Nacional Electoral le reconozca la personería jurídica o animarse a recoger firmas.

Su propuesta presidencial gira alrededor de un mejor modelo económico que pueda explotar las riquezas de Colombia, la lucha contra la pobreza y la corrupción y los derechos de las minorías.

Angela María Robledo

La actual Representante a la Cámara y quien fue fórmula vicepresidencial del senador y excandidato presidencial Gustavo Petro por la Colombia Humana, dijo que piensa tomarse un tiempo para definir si lanzará su precandidatura como parte de la Alianza Verde.

Aseguró que la decisión la tomará de forma colectiva, en lo que ella ha llamado ‘Democracia desde abajo”.

Lo que espera Robledo es que sea la base social la que decida, es decir organizaciones sociales, de mujeres y personas que no hacen parte de ninguna de éstas, pero con las que se ha reunido de forma virtual para discutir temas de interés nacional como la renta básica y la reforma tributaria con perspectiva de género, por dar algunos ejemplos.

Si decide lanzarse, su propuesta de Gobierno tendría como bandera la ‘Colombia cuidadora’ que es una estrategia para pensar en los beneficios que puede tener el país como reducir el presupuesto para la guerra, proteger la paz, fortalecer la salud y la educación, entre otros.

Como contamos, figuras en los verdes quieren que Robledo entre en una consulta, en la que por ahora no se ven mujeres, y de darse su reingreso (renunció para irse con Petro y para algunos verdes fue visto como una traición), podría cambiarle el panorama a Sergio Fajardo.

Jorge Eduardo Londoño

Antonio Navarro, presidente del partido Verde le dijo a La Silla que el senador Jorge Eduardo Londoño está entre los cuatro precandidatos presidenciales que van a presentar este 26 de noviembre con el fin de poner a sonar nombres desde ya.

Con esta estrategia, los verdes pretenden dar a conocer las propuestas tanto de Londoño como de los senadores Iván Marulanda, Antonio Sanguino y Sandra Ortiz, mientras se van sumando otros. Así pueden ir conociendo la opinión de los ciudadanos y las fuerzas de cada precandidato para tomar decisiones a futuro.

Una persona que lo sabe de primera mano y que prefirió no ser nombrada, le dijo a La Silla que Londoño está pensando en declinar su precandidatura por “el contexto político y económico”, ya que para lanzarse, según nos dijo la fuente, Londoño necesita una “estructura política fuerte, validadores, acceso a medios de comunicación y desde la provincia no es tan fácil”.

Antonio Sanguino

Los verdes ya decidieron que se medirán con otras fuerzas en una consulta interpartidista en marzo de 2022, y una de las cartas que barajan es el senador Antonio Sanguino.

A su favor tiene que es aliado del gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, que se ha convertido en uno de los políticos más poderosos del Caribe y podría poner a andar su maquinaria para apoyarlo. Tal y como pasó en 2018.

Consultado sobre su programa en una entrevista en Armenia, Sanguino contó que quiere buscar un pacto nacional para recuperar la economía del país que se ha visto afectada por el covid. También, habló de temas que ha defendido desde el Senado como el Acuerdo de Paz, la lucha por el medio ambiente y la renta básica.

Iván Marulanda

Hace mes y medio, el Senador renunció a Compromiso Ciudadano, el movimiento que hace 20 años lidera Sergio Fajardo, para aspirar a la Presidencia y ser la carta del Partido Verde del que hace parte desde 2018.

Marulanda ha estado en las reuniones en las que se está cuadrando la consulta interpartidista de centro para 2022 y ha sido uno de los que ha dicho que no quiere que Gustavo Petro haga parte de ella.

Su propuesta gira alrededor de la superación de la crisis económica que trajo el covid, la renta básica, la lucha contra la desigualdad, una reforma tributaria para mejorar la educación pública, entre otros.

Sandra Ortiz

Tres personas del partido Verde, entre ellas el presidente de la colectividad, Antonio Navarro, le confirmaron a La Silla que la senadora boyacenses Sandra Liliana es una de los cuatro precandidatos presidenciales que los verdes presentarán este 26 de noviembre, día en que se conocerán las propuestas de país que lleva cada uno.

Pero una persona que hace parte del partido le dijo a La Silla que la precandidatura de Sandra era más para visibilizarse que para llegar a una contienda electoral por la presidencia, esto porque según la fuente ella está interesada en lanzarse a la Gobernación de Boyacá.

La Silla intentó comunicarse con la senadora antes de publicar esta historia para conocer sus propuestas pero no fue posible.

Después de esta publicación, la senadora Ortiz le dijo a La Silla que era falso que buscara visibilizarse para luego ir a la Gobernación de Boyacá y aclaró que sólo abrió sus posibilidades y va a hacer todo lo que esté en sus manos para llegar a la presidencia. También contó que aún está trabajando en sus propuestas y que entre sus líneas estratégicas, por ahora, está la lucha contra la corrupción, el deporte, la reducción de la pobreza en la mujer rural (como una de las apuestas más fuerte), entre otros.  

Carlos Amaya

El exgobernador de Boyacá, quien durante su mandato fue considerado dos veces como el mejor Gobernador de Colombia, según Cifras y Conceptos, aún no ha oficializado su precandidatura presidencial pero su nombre ha estado sonando dentro del Partido Verde.

Según le dijeron a La Silla tres fuentes del partido Verde, Amaya está esperando hasta 2021 para decidir si se lanza, ya que por el momento está concentrado en terminar su maestría en historia económica en Barcelona.

Amaya contó que aún cree que es temprano para pensar en candidaturas y que en septiembre del próximo año, cuando espera regresar al país, definirá si se lanza o apoya algún candidato.

“Lo que sí es seguro es que participaré activamente en las elecciones de 2022”, dijo el exgobernador y exrepresentante a la cámara quien ha propuesto que el Partido Verde se convierta en un partido convocante de sectores alternativos que pueda unirlos para las presidenciales.

Camilo Romero

El exgobernador de Nariño es uno de los precandidatos presidenciales para 2022 por parte del partido Verde pero aún no es oficial y, según nos dijo una persona del equipo de Romero, esperarán hasta mediados de 2021 para lanzarse.

Esto porque en febrero del siguiente año, Romero iniciará un recorrido nacional, que durará unos cinco meses, y que busca llegar a lugares como Chocó, Nariño (en especial Tumaco), Cauca y la Guajira, lugares “más complicados”, según la fuente con la que hablamos.

El resultado de esos recorridos que llevan el nombre de “Berraquera” y que tiene como fin entablar un diálogo con los ciudadanos y realizar acciones en el territorio para visibilizar situaciones propias de cada ciudad o departamento, será lo que le dé luz verde o no a la precandidatura de Camilo Romero.

“Depende del recibimiento, la empatía con la ciudadanía. Es poner en el debate público si en serio el país quiere un precandidato de esta forma o no”, dijo el integrante del equipo de Romero quien también comentó que no busca salir en medios sino llegar al ciudadano de a pie.

Él es partidario de que una eventual consulta incluya a Petro.

Rodolfo Hernández

Desde que salió de la Alcaldía de Bucaramanga, Rodolfo ha dicho que quiere lanzarse a la Presidencia. En una entrevista la semana pasada con El Tiempo, anunció que ya tiene un equipo con el que está trabajando en su campaña.

Dijo, también, que no busca el apoyo de ningún partido, sino que se apoyará “en la ciudadanía” y que buscará el camino de la recolección de firmas, tal y como lo hizo para llegar a la Alcaldía.

Sergio Fajardo

El exgobernador de Antioquia, que había dicho en la última campaña presidencial que sería la última, ya declaró que aspirará de nuevo a llegar a la Casa de Nariño. Esta vez con una propuesta alrededor de cómo generar empleo para salir de la crisis económica del covid y con una estrategia nuevamente contra la polarización.

Fajardo ha hecho parte de las reuniones que han tenido distintas figuras de centro , —como Humberto De la Calle, Roy Barreras, Juan Fernando Cristo y congresistas de la Alianza Verde— para hacer una consulta interpartidista que escoja el candidato que se enfrente a Petro y al candidato de Uribe. Su propósito es no repetir el escenario de 2018, cuando se negó a ir a una consulta y perdió irreversiblemente la delantera ante el impulso que les dio la consulta a Petro e Iván Duque.

En varias ocasiones, ha dicho públicamente que en esa consulta, que está pensada para marzo de 2022, no se mediría con Gustavo Petro ni haría algún tipo de alianza con él.

El reto que enfrenta Fajardo ahorita es que como los verdes decidieron que llevarán un candidato propio para esa consulta y él no hace parte del partido, el camino que le queda es —como ya lo ha hecho cuatro veces— volver a recoger firmas; esta vez, sin varios de sus aliados en las regiones que fueron elegidos como candidatos de la Alianza Verde.

Humberto De la Calle

De los personajes públicos del país, el Exjefe Negociador en La Habana es quien tiene la favorabilidad más alta, según la última Gallup. Esto le ha dado fuerza para sonar como una de las posibles cartas del Partido Liberal que, como contamos, busca candidato propio para 2022. De hecho, varios congresistas del partido han dicho que quieren que sea su candidato.

Y De la Calle ha empezado a explorar esa posibilidad. De acuerdo a lo que nos contó un liberal que hizo parte de su campaña presidencial en el Caribe, en las últimas semanas ha recibido llamadas de asesores de De la Calle en Bogotá que le preguntan cómo lo ve.

“Están tanteando el terreno”, nos dijo esa persona.

Como contamos, De la Calle también ha estado en las reuniones que han tenido otras figuras del centro y la centro izquierda para hablar de los detalles de una consulta en 2022 en la que, de llegar a ser precandidato, se mediría.

A juzgar por sus columnas y por lo que le dijo a La Silla Vacía, iría —aunque aclaró que no es candidato— con un discurso a favor del pluralismo y la tolerancia, y en contra del autoritarismo, de izquierda y derecha, con una idea fuerte de que el pasado no destruya el futuro.

Juan Fernando Cristo

Desde que abandonó el Partido Liberal, el Exministro del Interior de Juan Manuel Santos creó un movimiento propio, llamado ‘En Marcha’, que, de acuerdo a lo que nos contó, está en proceso de consolidar de cara a las elecciones de 2022.

Cristo le apunta a ser parte de la alianza de centro y ser uno de los que se mida en la consulta interpartidista que planean para marzo de ese año.

Juan Manuel Galán

Aunque su nombre no aparece en la baraja de precandidatos sobre la cual están puestos los reflectores, el Exsenador es la segunda figura pública con mayor favorabilidad, según la última Gallup.

Esto le da impulso para ser uno de los precandidatos de la consulta de centro en cuyas discusiones ha participado. El reto que enfrenta es que, como renunció al liberalismo hace dos años y el Consejo Nacional Electoral le negó el año pasado la personería jurídica al Nuevo Liberalismo que intentó resucitar, no tiene un partido con el cual lanzarse y tendría que buscar firmas.

De acuerdo a su última entrevista en Semana, su apuesta es salir de los extremos y superar la polarización.

Roy Barreras

El senador, que se ha caracterizado por las volteretas que ha dado a lo largo de su carrera (de uribista, a santista, a vargasllerista y ahora en la centroizquierda), se separó del Partido de la U y suena como una de las figuras que pelearán en la consulta de centro en 2022.

En esa ruta a las presidenciales, Roy está impulsando un referendo para tumbar a Iván Duque que tiene, además, propuestas que han defendido en las movilizaciones del último año (matrícula cero, renta básica universal, el mínimo vital pensional y la implementación del Acuerdo de Paz). Aunque el referendo tiene pocos chances de materializarse, le sirve para mantener viva una agenda en estos dos años.

El reto que enfrenta es que, aunque dijo que se separaría de La U, oficialmente sigue siendo parte del partido y si quiere lanzarse tendría que renunciar y buscar otra colectividad que lo avale. Además, enfrenta el reto de que los candidatos del Verde, Robledo, Fajardo y otros aspirantes con un discurso anti-política tradicional lo acepten en una eventual coalición.

Iría con un discurso en contra del Gobierno Duque y a favor del Acuerdo de La Habana que ha defendido desde su firma.

Alejandro Gaviria

Aunque el rector de la Universidad de los Andes ha dicho que no está interesado en la política electoral, en el Partido Liberal le han pedido que sea su candidato para las presidenciales.

Su nombre lo mueven congresistas y hasta el mismo líder de la colectividad: el expresidente César Gaviria.

De llegar a aspirar y contar con el apoyo de los liberales, Gaviria entraría a ser parte de la consulta interpartidista que están moviendo los sectores de centro, entre ellos congresistas del Partido Liberal.

Fernando Carrillo

Hace dos meses, el Procurador dio una entrevista en Caracol Televisión en la que aseguró que no se lanzaría a la Presidencia, pero que, al dejar el cargo, sí trabajaría por los “grandes acuerdos nacionales para buscar unos consensos” que necesita el país.

Sin embargo, su aspiración presidencial es un rumor que corre desde que llegó a la Procuraduría en nombre del liberalismo y, de acuerdo a lo que nos contó un congresista liberal, su equipo ha estado buscando a congresistas para tantear cómo lo ven.

Aunque al interior del partido, los candidatos que más suenan son Alejandro Gaviria y Humberto De la Calle.

De hecho, muchos de los congresistas no ven a Carrillo con buenos ojos, porque, pese a que se eligió con el apoyo de los liberales, una vez posesionado en la Procuraduría no volvió a recibirlos.

En todo caso, en las últimas semanas ha hablado en contra del fracking, ha abogado a favor del periodismo y hace una semana le pidió al país que deje trabajar a la JEP. Lo ha hecho con tanta intensidad que muchos dan por descontado que intentará medirse en las urnas.

Germán Vargas Lleras

El exvicepresidente Germán Vargas arranca con una popularidad baja (26 por ciento, de acuerdo a la última Gallup) y con el lastre de su debacle en las pasadas presidenciales, pero nadie lo descarta como aspirante presidencial, aunque le ha dicho a personas cercanas a él que volver a lanzarse no está entre sus planes.

Aunque no da una entrevista desde ese entonces, su visión del país aparece en su columna de los domingos en El Tiempo. Desde ahí plantea posiciones que pueden ser importantes para 2022. Por ejemplo, en la más reciente defiende a la JEP, acepta el perdón de las Farc a sus atentados y pide que contribuyan a la verdad, una posición diferente a la que tuvo cuando arrancó el Gobierno de Duque, cuando, como contamos, se alineó con el uribismo para tratar de hacerle cambios al Acuerdo de Paz.

Su principal bandera está ligada a una apuesta fuerte por el desarrollo de la infraestructura del país, tema que lideró durante el gobierno de Santos, y por una defensa del orden y de la seguridad.

Vargas tendría el camino a través de su partido, Cambio Radical, para tener su aval, pero posiblemente tendría que pelearse con la otra cabeza fuerte: el exalcalde barranquillero Álex Char, quien suena con fuerza como candidato presidencial.

Alejandro Char

Con una bancada propia de once congresistas en Cambio Radical, aliados en otros partidos y en el Gobierno Nacional, y con un poder sin contrapeso en el Atlántico y Barranquilla, el superpoderoso grupo Char quiere jugar fuerte en las próximas presidenciales.

Su carta sería el exalcalde Álex Char, quien, hasta el momento, no ha dado una declaración pública mostrando interés en lanzarse.

Sin embargo, una persona que conoce la movida política en Barranquilla le contó a La Silla Vacía que, según supo de primera mano, el Exalcalde empezó a armar un grupo para preparar la precampaña y paró tras la columna de María Jimena Duzán en Semana, en la que aseguró que la Fiscalía tiene engavetada una investigación en contra de Char por una supuesta coima que habría recibido.

“Él está esperando que todo se decante y mirando lo que pasa”, nos dijo.

En caso de que llegue a lanzarse, Char podría ser uno de los aspirantes que compitan en la consulta que está armando el uribismo para competirle al centro y a Petro.

Dilian Francisca Toro

La exgobernadora y baronesa electoral del Valle, quien dejó en su puesto a su ahijada política Clara Luz Roldan, ha estado tanteando el terreno para una posible candidatura presidencial desde que inició el año. Una muestra de esto es que antes de la pandemia estuvo recorriendo el país y durante la cuarentena tuvo algunas reuniones virtuales con sectores sociales, empresariales y deportivos.

También se ha sentado a hablar con políticos del norte del Valle, Armenia y Pereira. Diputados y concejales de la U en Risaralda, y que no hacen parte del grupo político de Dilian Francisca, Nueva Generación, la animaron a lanzarse.

Aunque Toro ha dicho que aún es temprano para hablar de candidaturas, políticos cercanos a ella han estado moviendo en redes “Dilian Presidenta”, como contamos, y con su llegada a la presidencia del partido de La U puede recorrer el país, mover apoyos regionales para una consulta interpartidista, ganar visibilidad a nivel nacional e impulsar su imagen como precandidata.

Así, el partido de La U podría llegar con candidato propio en las alianzas por la presidencia.

Como Dilian no ha oficializado su candidatura, aún no se sabe cuáles serían los pilares de su discurso, pero por el momento giraría en torno a la defensa del Acuerdo de Paz, una bandera que ha defendido La U.

Mauricio Cárdenas

El Exministro de Hacienda de Santos entró a la extensa baraja de candidatos presidenciales la semana pasada cuando la Revista Semana, en un confidencial, aseguró que Cárdenas les habría dicho a conocidos suyos que no lo postularan para la Presidencia del Banco de la República, pues tiene aspiraciones políticas.

Algo que había quedado claro desde que fue ministro de Hacienda, pero una vez que salió quedó bajo el radar público.

El camino de Cárdenas no es tan claro, pues su partido (el conservador) está en estos momentos más cerca del uribismo que del santismo que él representa.

Luis Alberto Moreno

Luis Alberto Moreno acaba de salir de la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y lleva 22 años fuera del país en cargos diplomáticos en Washington. Es de origen conservador (pastranista) y tendría chances de ser avalado por los conservadores en un proceso interno para luego disputarse en una consulta de derecha.

Moreno tiene la ventaja de sus buenas relaciones con Estados Unidos y que representa al Establecimiento, pero podría tender puentes con otras vertientes políticas, pues ha trabajado con los últimos tres gobiernos.

Sin embargo, aunque lo han puesto a sonar como candidato, en La Silla no pudimos corroborar si, en efecto, lo está pensando.

Marta Lucía Ramírez

La Vicepresidenta suena como candidata para 2022 desde el momento en que se posesionó. Para serlo, al igual que Germán Vargas en el Gobierno de Santos, tendría que renunciar a la Vicepresidencia a comienzos del año entrante.

Entraría a ser parte del sonajero de candidatos que baraja la derecha para su consulta.

Si se lanzara, tendría un discurso alrededor de la lucha contra la corrupción, tema en el que está liderando un proyecto de ley del Gobierno, entre otras iniciativas.

Federico Gutiérrez

Desde que salió de la Alcaldía de Medellín, Fico ha dicho que quiere ser Presidente y suena como uno de los candidatos que harán parte de la consulta que planea hacer el uribismo junto con otros sectores de la derecha.

Este año, el Exalcalde ha estado apareciendo constantemente en medios opinando de la situación que vive el país y ha aprovechado para criticar a otros aspirantes como Fajardo y Petro. En el programa de debate de María Andrea Nieto en Semana Tv, aparece casi todos los días opinando sobre los temas que trae la coyuntura.

Su discurso gira principalmente alrededor de la seguridad, y según se ha enterado La Silla, es uno de los candidatos a los que más le apuesta Uribe, no solo porque pueda capturar parte del centro como Iván Duque, sino enarbolar un discurso de las regiones versus el centralismo cachaco.

Juan Carlos Pinzón

El actual presidente de la Fundación para el Progreso de la Región Capital – ProBogotá, Juan Carlos Pinzón también está en el sonajero.

Pinzón fue secretario privado de Santos cuando fue Ministro de Hacienda y Viceministro de Defensa cuando el expresidente era Ministro de la misma cartera. Durante la presidencia de Santos fue nombrado secretario general de presidencia, Ministro de Defensa y Embajador en Estados Unidos.

Rompió cobijas con Santos en 2017 y se fue como fórmula vicepresidencial de Germán Vargas Lleras.

En julio, la Justicia Especial para la Paz (Jep), la Comisión de la Verdad y la Unidad de Víctimas rechazaron un trino del exministro en el que decía, sin aportar ninguna prueba de ello, que la Comisión de la Verdad estaba sesgada y que la “Mayoría de los comisionados registran afinidad ideológica o nexos con grupos armados”, lo que puede ir mostrando un discurso Pinzón en contra de esta institución.

Ahora suena como precandidato del partido Conservador, según dijo Omar Reyes, presidente de la colectividad, a Blu Radio en agosto.

Néstor Humberto Martínez

Martínez salió por la puerta de atrás de la Fiscalía y ahora está en el ojo del huracán por los 24 mil audios que El Espectador reveló del caso Santrich y que para muchos de sus críticos confirma la sospecha de que quiso torpedear la JEP.

Conocidos suyos siempre han pensado que su objetivo es la Casa de Nariño. Sin embargo, y a pesar de que ha mantenido una presencia pública a través de su columna de El Tiempo, en general ha guardado un bajo perfil.

En caso de lanzarse, el camino de Néstor Humberto sería la consulta que planea la derecha, en caso de que su partido, Cambio Radical, se le mida a ir en una coalición con el uribismo.

Paloma Valencia

La senadora del Centro Democrático y que también fue precandidata presidencial, está sonando de nuevo pero aún no se ha concretado su aspiración debido a que el partido no ha definido los lineamientos para elegir candidato.

Por ahora se sabe que Uribe está pensando en una consulta en la que pueda sumar políticos tradicionales. Como contamos, el referendo que propone el Centro Democrático, será clave para que los precandidatos tengan mayor posicionamiento en medios y aceptabilidad de los ciudadanos.

La Silla Vacía consultó con la jefe de prensa de la senadora pero nos dijo que pasaban del tema porque estaban trabajando en ocho proyectos radicados en el Congreso.

En todo caso, Valencia ha sido una de las críticas más fuertes en contra de la justicia transicional y que enarbola de manera más vehemente el discurso de Uribe.

Carlos Holmes Trujillo

El Ministro de Defensa, que fue uno de los precandidatos del uribismo para las presidenciales del 2018, ha dicho públicamente que va a volver a aspirar.

En las protestas en contra del abuso policial de septiembre, el Ministro ha salido siempre en defensa de la Fuerza Pública, un asunto, que como muestra la última Gallup, se volvió un factor de polarización y que, seguramente, se convierta en uno de los temas de la campaña.

El Ministro que tiene tan solo 20 por ciento de favorabilidad, según la última Gallup, tendría que dejar el cargo antes de marzo, para entrar a competir en la consulta que planea hacer la derecha.

Paola Holguín

El representante a la cámara, Juan Espinal, del grupo de la senadora Paola Holguín le dijo a La Silla que aunque la congresista ha manifestado su interés de ser precandidata, el Centro Democrático aún no ha establecido las reglas de juego para elegir candidatos.

Holguín, uribista purasangre, segunda senadora más votada de su Partido después de Uribe y quien, como contamos, desde 2018 se estaba perfilando como una de las caras de la nueva generación de derecha de este Gobierno, ha mantenido diálogos con sectores académicos, políticos y sociales a nivel nacional y de forma virtual por medio de foros y conversatorios, según contó Espinal.

Por ahora, y como contamos, Uribe quiere que la consulta sea más amplia que la de 2018 y que pueda sumar a políticos tradicionales.

En ese caso, el apoyo que salga del referendo uribista, en el que está concentrado el Centro Democrático y que tiene entre sus puntos modificar o eliminar la Justicia Especial para la Paz, JEP, y unificar o reducir las altas cortes, será como una primera prueba para los precandidatos con el fin de ganar, por ejemplo, más presencia en medios y mayor aceptación.

Edward Rodríguez

El Representante a la Cámara por el Centro Democrático es otro de los que está en la baraja de precandidatos del partido.

Aunque en 2018 fue el representante más votado de Bogotá (104 mil votos) y este año ha tenido más visibilidad por ser uno de los que más opina en medios, ya que, como contamos, Rodríguez fue el que más apareció en los seis programas de opinión (48 veces) que analizó un estudio de Cifras y Conceptos, es menos conocido entre la población que otros aspirantes uribistas.

Francisco Santos

Dos congresistas del Centro Democrático le contaron a La Silla que creen que, aún después de perder la candidatura en 2014 frente a Óscar Iván Zuluaga, el hoy embajador en Estados Unidos quiere volver a aspirar a la Presidencia.

Entraría en la baraja de aspirantes del uribismo para llegar con un solo candidato a medirse con otras fuerzas en una consulta de derecha.

Para pensar en la Presidencia, al igual que la Vicepresidenta y el Ministro de Defensa, Pacho tendría que renunciar antes de marzo.

Rafael Nieto

Nieto estuvo en el proceso interno del uribismo en 2017 para escoger candidato y este año volverá a estar. El partido no ha planteado unas reglas de juego, pero Nieto insiste en que, si se va a escoger un candidato con un mecanismo democrático, se haga solo con militantes del Centro Democrático para evitar que ocurra lo del candidato a la Alcaldía de Bogotá del uribismo en 2019: cuando los votos que eligieron a Angela Garzón por encima del director de Asomovil, Samuel Hoyos, fueron de militantes no uribistas.

Supimos por una fuente cercana a Nieto que ya arrancó una serie de charlas virtuales llamadas “Hablemos de Colombia con Rafael Nieto” y se está reuniendo con personas de diferentes sectores en todo el país para hablar sobre la situación del país y los retos que ha dejado la pandemia.

John Milton Rodríguez

El partido cristiano Colombia Justa Libres tendrá un candidato propio que, seguramente, entrará a competir en la consulta de la derecha. Uno de ellos será su principal líder en el Senado: John Milton Rodríguez.

El Senador anunció su candidatura a comienzos de septiembre y dijo que luchará por combatir la crisis económica, la creciente violencia y lo que él llama “la ruptura de la familia”.

Ricardo Arias

Luego de sonar como candidato del partido para la Alcaldía de Bogotá el año pasado, Arias es ahora uno de los tres precandidatos de Colombia Justa Libres que defenderá los principios cristianos del partido en la contienda electoral.

Al igual que todo el partido, Arias ha sido cercano al Gobierno y ha defendido sus políticas. Su hijo, Ricardo Arias Macías, trabajó como director de Derechos Humanos y fue nombrado Delegado del Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría cuando el conservador Carlos Camargo se posesionó en septiembre.

Marco Fidel Ramírez

Es uno de los tres precandidatos de Colombia Justas Libres.

Fue concejal de Bogotá por el partido Opción Ciudadana en el periodo pasado y se quemó en su aspiración el año pasado; esta vez con el aval del partido cristiano Colombia Justas Libres.

Según ColombiaCheck, fue el primer Jefe de Libertad Religiosa y de Cultos en Colombia, después de que la Constitución Política de 1991 garantizara la libertad de cultos.

Cuando la alcaldesa Claudia López llegó a su cargo y en twitter se publicó una foto de un beso entre ella y su pareja, la senadora verde Angélica Lozano, celebrando su llegada a la alcaldía, Ramírez trinó que “A partir de ahora en Bogotá la sodomía y el lesbianismo contra el Cristianismo”.

Durante su estadía en el concejo se hizo llamar ‘el concejal de la familia’. Al igual que su partido está en contra de legalizar la interrupción voluntaria del embarazo y de la adopción entre parejas del mismo sexo, lo que podría mostrar parte de su agenda presidencial.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia