Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Héctor Riveros · 08 de Agosto de 2020

15007

17

Como era de esperarse, se ha producido una gran algarabía con ocasión de la medida de aseguramiento dictada contra el expresidente Álvaro Uribe. El símil más usado es el de que se trata de un “terremoto político”, a lo que habría que agregarle, que por fortuna prácticamente no deja estragos. Esa es la mejor señal de fortaleza institucional.

Claro que es una noticia muy importante, que genera enorme interés en casi todas las audiencias, pero que por diversas razones no es previsible que produzca efectos económicos, políticos o institucionales.

Cuando ocurre un “terremoto político” los primeros que se afectan son los mercados y eso no ocurrió, ni parece que vaya a ocurrir por la detención de Uribe. No hubo una acción que hubiera subido o bajado por eso. ¿Despiste de los inversionistas colombianos? No, los extranjeros tampoco se inmutaron. No hay ningún signo de que esta situación vaya a derivar en inestabilidad política o en cambio en las reglas del juego al menos en el corto y mediano plazo.

Si el hecho produce consecuencias políticas, es decir, si tiene capacidad de generar un cambio en la correlación de fuerzas o en las relaciones entre los poderes, está por verse, pero pareciera que los efectos serán menores y probablemente pasajeros y no necesariamente en el sentido que a algunos les parece obvio que es que el partido de gobierno se fortalezca.

No ha habido una encuesta seria todavía que mida el efecto político que genera la medida. Unos especulan que esto servirá a Uribe para mejorar su imagen favorable, que se había deteriorado en los últimos años, otros especulan lo contrario. Si de especular se tratara yo me iría por el camino del medio: seguramente afectará negativa o positivamente pero será poco.

La posición en relación con Uribe y el uribismo parece definida y esto la refuerza: un 25 por ciento de los ciudadanos están con él en forma más o menos incondicional, un 25 por ciento considera que ha cometido delitos sin nombre, otro 25 por ciento no es incondicional pero siempre subraya que hay que agradecerle los logros en materia de seguridad en su gobierno y otro 25 por ciento no toma partido en relación con los delitos que le endilgan pero creen que su estilo de liderazgo debilita la democracia.

Los primeros están indignados pero, por tratarse de una minoría, tanto en la opinión pública como en los cuerpos colegiados, no tienen capacidad de desafiar a la Corte o producir rupturas que impidan el cumplimiento de la sentencia. La propuesta de la Asamblea Constituyente, que es la más desafiante de las que se hayan hecho hasta ahora, no tiene viabilidad política alguna y podría incluso convertirse en un boomerang para sus promotores porque en una elección de delegatarios el uribismo estaría lejos de ser una mayoría absoluta.

Esas propuestas u otras más extremas como no cumplir la decisión de la Corte no las comparte aparentemente ni Uribe y definitivamente no lo hacen los uribistas institucionalistas, como los empresarios que la desecharon desde el primer momento, ni los simpatizantes de los resultados de su gobierno, pero que no estaban tampoco con su segunda reelección que fue otro intento de ruptura institucional con el que amenazaron haciendo uso de una supuesta mayoría con la que no cuentan para esas aventuras.

De las múltiples opiniones de todos los calibres que ha habido en estos días, no he oído una que diga que ha cambiado de opinión respecto de Uribe. No he oído a nadie que diga: “yo lo apoyaba, pero con esto que ha hecho me desilusioné” o al que diga lo contrario, “francamente no me gustaba pero con esta injusticia sí creo que tenemos que apoyarlo”. Pareciera que cada uno se quedó donde estaba, indignado o satisfecho, movilizado o no, pero donde estaba.

La pandemia impide las manifestaciones públicas, pero las que han sido posibles muestran minorías ruidosas, pero minorías.

Si las predicciones económicas no se cambian por este hecho es porque no se prevén consecuencias institucionales, entre otras cosas y especialmente porque la correlación de fuerzas no hace viable ninguna propuesta dirigida a desconocer la decisión de la Corte, ésta o la que se produzca después de juicio.

Y es que los efectos sobre el imperfecto sistema institucional que tenemos, como lo imaginan los analistas de riesgo de las inversiones, es casi nulo. A nadie se le ocurre que sea posible, por ejemplo, que cierren la Corte, o que un proceso por prevaricato que les abran a los magistrados en el Congreso pueda tener éxito, primero porque quienes estarían dispuestos a hacerlo no tienen la mayoría para hacerlo y segundo, porque hay un sistema de controles lo suficientemente sólido
como para impedírselo.

Es en momentos como estos en los que se valora bien que, por ejemplo, tengamos un congreso bicamaral del tamaño que tiene y no una sola cámara de 100 miembros como propone el uribismo para poder controlarla más fácilmente. Ahora es que se relieva la importancia de que haya un proceso legislativo que parece complicado, con varios debates, tiempos de reflexión y etc., o que la posibilidad de convocar una asamblea constituyente exija que intervengan, no solo los tres poderes tradicionales, sino los ciudadanos en dos ocasiones.

Hacía poco Uribe había dicho que insistirían en la idea de una corte única y en acabar con la JEP, pero reconoció que lo hacían simbólicamente porque no tenía la mayoría para eso y esa correlación de fuerzas no cambia por su detención.

Pero es que, incluso, ahora la idea de la Corte única muestra sus inconvenientes, porque seguramente la defensa del expresidente Uribe habrá pensado incluir a la jurisdicción constitucional por medio de una tutela para que controle la decisión de la Corte, que ya tiene controles y doble instancia el juzgamiento.

Claro que el Presidente Duque ha hecho declaraciones que no debería hacer en contra de las decisiones judiciales y muchos lo hemos criticado por poner en riesgo la independencia judicial, pero para decir verdad esas afirmaciones resultan más o menos inocuas y los que se atrevieron a insinuar que la Ministra de justicia, por haber sido magistrada de la Corte, y algunos otros funcionarios podrían incidir para que la Corte no dictara la medida, se encontraron con una pared.

La independencia judicial es el mayor patrimonio institucional que tiene Colombia y, por ahora, no parece estar en riesgo.

Seguramente, cuando el expresidente Uribe pueda, le reclamará a Duque por compararlo permanentemente con un criminal como Santrich y pedir el mismo tratamiento para los dos, símil con el que además el Presidente y los que lo hacen demuestran que no le han entendido a Uribe que una de las razones para oponerse a la JEP es precisamente porque no acepta que lo metan en el mismo saco.

De todo el ruido parece que lo único que se puede concretar es el cambio de la política criminal del gobierno que ya no va a estar basada exclusivamente en el castigo, la cadena perpetua, “el que la hace la paga”, sino en la presunción de inocencia y los derechos de los procesados. Han ganado adeptos las teorías garantistas. Bienvenidos.

Comentarios (17)

José Saramago ..

08 de Agosto

3 Seguidores

La peor corrupción sucedió durante el gobierno Santos, su legado. La podrida...+ ver más

La peor corrupción sucedió durante el gobierno Santos, su legado. La podrida inmunda “justicia” colombiana, lo peor que dejo la constitución del 91 al darle funciones electorales y politizar la justicia: la politizacion, la corrupción, la ineficiencia y la izquierdismo solo se pueden arreglar con una constituyente pues vía congreso politiqueros de izquierda y derecha solo han empeorado las cosas..

harriarq

08 de Agosto

0 Seguidores

Según Riveros, no cambió nada, pero miles siguen escribiendo y pasados vario...+ ver más

Según Riveros, no cambió nada, pero miles siguen escribiendo y pasados varios días los medios siguen escribiendo, pidiendo calma... la reacción se ha visto en varias ciudades y se verá en los tribunales, solicitar que el proceso se abra al público es prueba de honestidad, la respuesta de la CSJ será negativa, por lo que esto y la demanda a los magistrados pasará a la Sala de Casa de Casación 1

AlvaroH

08 de Agosto

0 Seguidores

No tiene nada que ver con la honestidad, sino en darle privilegios a Uribe que...+ ver más

No tiene nada que ver con la honestidad, sino en darle privilegios a Uribe que no tienen otras personas, a pesar de todo el poder que ya tiene él.

harriarq

08 de Agosto

0 Seguidores

Pasará a la Sala de Casación por cuenta de la forma en que se ignoró la dob...+ ver más

Pasará a la Sala de Casación por cuenta de la forma en que se ignoró la doble instancia y que los Magistrados ponentes han pasado de ser jueces a elegir a los que ahora juzgan a Uribe, ser juez, administrador elector y volver a ser juez, solo comprueba que el cuantioso proceso es una persecución judicial que lleva más de una década, la Reforma tiene nueva leña y son los "Honorables" Magistrados

AlvaroH

08 de Agosto

0 Seguidores

La corrupción de Uribe y Duque, es la buena - José Saramago

La corrupción de Uribe y Duque, es la buena - José Saramago

José Saramago ..

08 de Agosto

3 Seguidores

Nada cambia porqué es la corrupción y los delincuentes los que mandan en Col...+ ver más

Nada cambia porqué es la corrupción y los delincuentes los que mandan en Colombia. Juan Manuel Santos con su mal llamada “mermelada” fue el gran corruptor del estado colombiano, es quien que debería estar en una cárcel, fue el que se robo el resultado de un Plebiscito que ilegitimo el acuerdo de La Habana(no de seguridad, ni de justicia mucho menos de paz) y a la fuerza lo metió a la Constitución.

José Saramago ..

08 de Agosto

3 Seguidores

Según el gavirista Héctor Riveros “Uribe no es nada” pero todos hablan d...+ ver más

Según el gavirista Héctor Riveros “Uribe no es nada” pero todos hablan de él. Levantar la reserva del sumario en el proceso contra Álvaro Uribe Vélez para que sea absolutamente público es aun medida que aporta a la transparencia, a la libertad informativa y a la democracia. La Corte no lo va a hacer porque su propósito es cumplir lo pactado en La Habana con el hijo del frente Manuel Cepeda Vargas.

molibdeno

08 de Agosto

0 Seguidores

El abodo Granados y Uribe piden levantar la reserva para deleitar a la galeria...+ ver más

El abodo Granados y Uribe piden levantar la reserva para deleitar a la galeria a sabiendas de que es ¨algo que, por ley, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia está obligada a mantener¨, cita del articulo de El Espectador, eso es entretener a la galeria, por favor consulten primero

harriarq

08 de Agosto

0 Seguidores

La reserva se refiere al secreto, a que no sea público para nadie, esto se pe...+ ver más

La reserva se refiere al secreto, a que no sea público para nadie, esto se perdió cuando la CSJ y su Sala de Instrucción dejaron filtrar la información a los medios, cuando esta es propiedad de particulares que muestran fragmentos a discreción.
Cepeda y Coronel y El Espectador piensan que la Reserva es que está reservada solo para ellos o eso hace parecer la Corte. La obligación ya no existe.

Robin Hood

10 de Agosto

0 Seguidores

La estrategia por parte de Uribe al pedir que su expediente sea público, est...+ ver más

La estrategia por parte de Uribe al pedir que su expediente sea público, está diseñada para amedrentar a los magistrados. El senador solo tiene un propósito: defenderse mediática y no jurídicamente aprovechándose del analfabetismo político y judicial de sus seguidores.

Wilozada

08 de Agosto

0 Seguidores

No hace mucho, haciendo gala de una estulticia y una lambonería a toda prueba...+ ver más

No hace mucho, haciendo gala de una estulticia y una lambonería a toda prueba, el más idiota de la Casa Santos, don Pachito, pronosticaba, ante el posible encausamiento del dueño del Ubérrimo, "El país se incendia si se le toca un pelo a Uribe". No se dio. Unos cuantos fanáticos, haciendo gala de odio y clasismo, salieron a pitar en sus camionetas de mafiosos. La CSJ sigue ahí, digna y firme.

Elizabeth Prado

08 de Agosto

8 Seguidores

Buen punto. Lo que pasó no parece tan grave, como se habría pensado, por ahora. Tal vez es porque la medida no cambió las condiciones de vida de Uribe en el contexto de esta pandemia. Yo me siento decepcionada por la Corte, pero por la extensión de la providencia: El Quijote (863 pgs); La Ilíada (aprox. 505 pgs); Cien Años de Soledad (471pgs), orden de detención preventiva (1554 pgs). Ridículo.

Buen punto. Lo que pasó no parece tan grave, como se habría pensado, por ahora. Tal vez es porque la medida no cambió las condiciones de vida de Uribe en el contexto de esta pandemia. Yo me siento decepcionada por la Corte, pero por la extensión de la providencia: El Quijote (863 pgs); La Ilíada (aprox. 505 pgs); Cien Años de Soledad (471pgs), orden de detención preventiva (1554 pgs). Ridículo.

molibdeno

08 de Agosto

0 Seguidores

Tiene razón el Señor Riveros, el país no se derrumbo, la gente sigue en la ...+ ver más

Tiene razón el Señor Riveros, el país no se derrumbo, la gente sigue en la angustia del dia a dia,, la medida de aseguramiento es para evitar incidir en el proceso, no tembló, solo llovió un poco y ya, nada va a pasar. solo algunos ataques de histeria, algunos personajes desbordados, pero nada mas. esa es la fauna y la flora de este pais

Orlando Arroyave

08 de Agosto

0 Seguidores

Esta pueda ser una oportunidad para investigar a Álvaro Uribe, con un pasado...+ ver más

Esta pueda ser una oportunidad para investigar a Álvaro Uribe, con un pasado turbio y una seguidilla de escándalos que muestran que no es un funcionario "público ejemplar" y "honorable", como dice el presidente Iván Duque. Por desgracia, la justicia tendrá que venir de afuera como ha sucedido en muchos casos de corrupción y de grandes crímenes por parte de miembros del establecimiento y la FFMM.

Elizabeth Prado

09 de Agosto

8 Seguidores

1554 páginas, sin índice!!! No lo puedo creer. ¿Toca sacar una ley de índices? (No es una pregunta que haga en serio, es una pregunta absurda, que se hago como recurso para enfatizar lo absurdo de la situación).

1554 páginas, sin índice!!! No lo puedo creer. ¿Toca sacar una ley de índices? (No es una pregunta que haga en serio, es una pregunta absurda, que se hago como recurso para enfatizar lo absurdo de la situación).

CESAR HERNANDO BUSTAMANTE HUERTAS

09 de Agosto

0 Seguidores

la constitución de Colombia establece en su artículo 230: “Los jueces, en ...+ ver más

la constitución de Colombia establece en su artículo 230: “Los jueces, en sus providencias, sólo están sometidos al imperio de la ley. La equidad, la jurisprudencia, los principios generales del derecho y la doctrina son criterios auxiliares de la actividad judicial”. Artículo 228:” La Administración de Justicia es función pública. Sus decisiones son independientes. Las actuaciones serán públicas

CESAR HERNANDO BUSTAMANTE HUERTAS

09 de Agosto

0 Seguidores

Sus decisiones son independientes. Las actuaciones serán públicas y permanen...+ ver más

Sus decisiones son independientes. Las actuaciones serán públicas y permanentes con las excepciones que establezca la ley y en ellas prevalecerá el derecho sustancial. Los términos procesales se observarán con diligencia y su incumplimiento será sancionado. Su funcionamiento será desconcentrado y autónomo”. Hace mal el presidente en declarar a favor del expresidente, hoy senador, Álvaro Uribe.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia