Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Héctor Riveros · 24 de Noviembre de 2018

16653

12

El expresidente Uribe está preocupado porque el Gobierno de su pupilo, Iván Duque, no toma cuerpo y eso puede generarle consecuencias negativas al Centro Democrático en las elecciones del año entrante. Los demás colombianos compartimos la preocupación, pero por razones distintas.

Uribe se preocupa por la baja en las encuestas, los demás nos preocupamos porque un país en turbulencia, y Colombia siempre lo está, requiere un piloto que tenga claro el rumbo. La revista The Economist lo sintetizó gráficamente con toda contundencia: Duque es la aguja de una brújula que no encuentra el norte.

El debate de la Reforma Tributaria ha develado falta de consistencia conceptual en el equipo de gobierno. Más allá de pretender gravar con IVA los productos básicos de la canasta familiar, que era un error de cálculo político elemental, no queda claro cuál es la apuesta gubernamental para conseguir la prometida reactivación económica.

Los empresarios deben estar sorprendidos con el Presidente, al que tanto aplaudieron. Les ofreció rebajas incumplibles de impuestos y el resultado será seguramente aumentarles la carga tributaria. Impuesto a los dividendos, a las remesas de utilidades al extranjero, al patrimonio, sobretasas a los bancos y al sector minero son contrarios al credo uribista de la confianza inversionista en el que creían.

Los que tienen esperanza en la promoción de la economía naranja, de la que tanto habla Duque, deben estar perplejos de que en el proyecto de Ley de Financiamiento se pretenda cargar con IVA a los espectáculos públicos y, de paso, se proponga eliminar la sobretasa del 4% al IVA, que promovió Uribe en su primer gobierno y que ha sido fuente para sostener programas como los de apoyo a deportistas de alto rendimiento que ha producido los éxitos deportivos que hemos celebrado en la última década, así como la promoción del cine nacional.

Los azucareros no deben creer que ayer Duque haya defendido un aumento en el impuesto a las gaseosas después de que había sido el principal opositor a ese tributo en las discusiones de la reforma de hace dos años.

Ya la clase media y los profesionales independientes que habían sido usados por Duque para hacerle oposición a Santos se habían desencantado con el Presidente, que presentó un proyecto que pretendía cargar exclusivamente en ese sector la consecución de nuevos recursos para el Estado.

Según las encuestas, Duque perdió a la mitad de sus electores en sólo 100 días de gobierno, pero no debió ser sólo por la propuesta de reforma tributaria; debió ser también porque esa clase media con valores de derecha, preocupada por la educación de sus hijos, debe estar desconcertada porque el Presidente haya dicho primero que no hay plata, después que sí, pero que la tienen los gobernadores a través de las regalías; después que no fue culpa suya porque el presupuesto se aprobó antes de que llegara; otro día, que va a pedir donaciones de particulares, y ayer que “le di unas instrucciones a la Ministra (de Educación) para ver si, haciendo un esfuerzo, podemos conseguir unos recursos más”. Y, mientras tanto, en vilo el semestre académico de más de 300 mil estudiantes.

Los uribistas, que ahora tienen una imagen desfavorable de Duque, habían creído que los problemas de seguridad se resolvían de un día para otro porque estaban causados por una instrucción de Santos a la Fuerza Pública de dedicarse a jugar ajedrez para no molestar a las Farc.

El Presidente y el Ministro de Defensa han tratado de reforzar ese mensaje: miliares y policías no actuaban porque no había “comandante en jefe”. Uribe se había dedicado, en su Twitter, a generar una sensación de zozobra difundiendo todos los problemas de orden público con la marca de “informa la comunidad”.

Esa sección de su red social ahora está bastante alicaída. Pareciera que la comunidad ya no le informa a Uribe, pero eso no significa que “la comunidad” no se entere. La comunidad, por ejemplo, no le informó ayer a Uribe de la explosión de un artefacto en la Comuna 13 de Medellín, ni del asesinato de dos soldados en la frontera con Venezuela, ni del asesinato de un hombre en un bus de Medellín, con lo que se completó el homicidio 550 del año en esa ciudad, 50 casos más que el año pasado, a pesar de la alharaca permanente del Alcalde.

La comunidad nunca le ha informado a Uribe, o al menos él no lo ha publicado, del asesinato de los desmovilizados de las Farc, pero ayer mataron a dos más y van 84.

Claro: el Gobierno se defiende diciendo que todos los problemas son heredados y por eso ha desempolvado el espejo retrovisor como Uribe le había recomendado a Duque que lo hiciera desde el primer día.

Uribe, que sabe de política como el que más, está preocupado no porque el petrismo esté movilizado, sino porque el uribismo está desencantado. El expresidente mira con horror las encuestas que muestran que en Antioquia y el Eje Cafetero es donde Duque tiene el mayor descenso en favorabilidad. Por eso, con toda sinceridad, les dice a los cuadros de su organización que salir a defender el Gobierno en la ya próxima campaña electoral va a ser difícil y que si “Duque no endereza” les va a ir muy mal.

Comentarios (12)

Marleny Barrera López

24 de Noviembre

4 Seguidores

Gotas de su propia medicina. Mintieron tanto con Santos derrochón y entrega del país a las Farc, soslayando la permanente complejidad de Colombia, que una vez Santos le entregó el país a Duque, el que dijo Uribe y no a las Farc, con su desvergonzada ausencia de experiencia estatal, sus "emberracados" seguidores se dieron cuenta que los timaron e infortunadamente saben andar berracos. Preocupada.

Gotas de su propia medicina. Mintieron tanto con Santos derrochón y entrega del país a las Farc, soslayando la permanente complejidad de Colombia, que una vez Santos le entregó el país a Duque, el que dijo Uribe y no a las Farc, con su desvergonzada ausencia de experiencia estatal, sus "emberracados" seguidores se dieron cuenta que los timaron e infortunadamente saben andar berracos. Preocupada.

José Saramago ..

24 de Noviembre

2 Seguidores

Héctor Riveros escribe lo que personas como usted quieren leer,y quieren leer...+ ver más

Héctor Riveros escribe lo que personas como usted quieren leer,y quieren leer lo que les produce placer.
Era inevitable que el Presidente Iván Duque cargara con el pésimo gobierno de Juan Manuel Santos.
Y queriendo Duque agradar a todo el mundo,pero sucede que la extrema izquierda le va a incendiar las calles,y los“santistas”están molestos porque no les dan d la mal llamada“mermelada”..eso pasa.

Lupita Gómez

24 de Noviembre

1 Seguidores

Ayer tocaba atacar a Santos porque Santos se lo merecía.
Hoy toca apoyar...+ ver más

Ayer tocaba atacar a Santos porque Santos se lo merecía.
Hoy toca apoyar a Duque porque si a Duque le va mal, al país le va mal.
(Con la condición de que "enderece" para donde diga Uribe, o sea, que "endereche").
¿Será que el que dijo Uribe termina haciendo lo que diga Uribe?
Claro, si no ... TRAIDOR. Londoño Invercolso ya empezó a llamarlo así. Y VP-MLR se refiere a él como "presidente Uribe"

José Saramago ..

24 de Noviembre

2 Seguidores

Si al Presidente Duque le va mal, sin duda al “petrocastrochavismo” le ira...+ ver más

Si al Presidente Duque le va mal, sin duda al “petrocastrochavismo” le ira bien en el 2022.
Ser de derecha no es ningún pecado, Duque debe entender eso, el NO lo eligió Presidente por unas razones,y la izquierda busca es“mangonearlo”.
Ojala y Duque no caiga en la trampa de dar puestos(“mermelada”)en el gabinete a los partidos de Santos,a cambio d apoyo en el Congreso,porque se quedaría sin nada.

Robin Hood

24 de Noviembre

0 Seguidores

Muy buena síntesis, quien sabe si a Duque lo este afectando también el escan...+ ver más

Muy buena síntesis, quien sabe si a Duque lo este afectando también el escandaloso, super corrupto y cinco NHM, que cuando fue electo FGN para la desgracia del país, el CD celebro su nombramiento, pues ellos están metidos hasta la medula en el Uribrecht. Y eso que la prensa no han profundizado que esos 14 billones faltantes del deficit fiscal parecen ser una mentira del uribismo...

Elizabeth Prado

24 de Noviembre

6 Seguidores

La gente se está decepcionada de Duque, además, porque sin conocerlo le dieron el beneficio de la duda, con la expectativa de que fuese competente. Puede que lo sea, pero cada vez lo parece menos. Las"saludes" al rey, la cantadera, los enanitos y más, sumados a la falta de claridad en su visión, crean la percepción de que le falta altura presidencial.
Hay una crisis de confianza en él como líder

La gente se está decepcionada de Duque, además, porque sin conocerlo le dieron el beneficio de la duda, con la expectativa de que fuese competente. Puede que lo sea, pero cada vez lo parece menos. Las"saludes" al rey, la cantadera, los enanitos y más, sumados a la falta de claridad en su visión, crean la percepción de que le falta altura presidencial.
Hay una crisis de confianza en él como líder

Mauricio Rodriguez

25 de Noviembre

0 Seguidores

"La gente" que eligió Duque no creo le haya votado por su "competencia", porq...+ ver más

"La gente" que eligió Duque no creo le haya votado por su "competencia", porque para muchos era evidente su incompetencia, inexperiencia, un Cándido simpaticon. Lo votaron principalmente porque era el candidato del in-nombrable y porque la alternativa era el coco Petro que pintaron los medios. Para muchos su elección fue "la salvada que nos pegamos".

José Saramago ..

25 de Noviembre

2 Seguidores

Duque es muy capaz, necesita si ajustes; que no gusta en la izquierda y en el ...+ ver más

Duque es muy capaz, necesita si ajustes; que no gusta en la izquierda y en el santismo. La gente voto por Duque porque representaba el NO, para que el “PETRO-castrochavismo” no llegara al poder, para no seguir dando “mermelada” en el Congreso.
En cambio la extrema izquierda Petro esta en el otro extremo, el de la incompetencia, y es igual a Santos en las mentiras: solo que mentiras de izquierda.

Elizabeth Prado

26 de Noviembre

6 Seguidores

Si Duque tiene liderazgo, no se ve, especialmente en su propio partido. Ningún extremo por sí solo controla el Congreso o elige Presidente. Cada vez más se requiere el voto de los que se dejan convencer para inclinar la balanza. Para que sus temores no se vuelvan realidad Saramago, les toca convencer con argumentos y logros, no a los que ya piensan como usted, sino al voto de opinión.

Si Duque tiene liderazgo, no se ve, especialmente en su propio partido. Ningún extremo por sí solo controla el Congreso o elige Presidente. Cada vez más se requiere el voto de los que se dejan convencer para inclinar la balanza. Para que sus temores no se vuelvan realidad Saramago, les toca convencer con argumentos y logros, no a los que ya piensan como usted, sino al voto de opinión.

Elizabeth Prado

26 de Noviembre

6 Seguidores

Si, para muchos la elección de Duque puede haber sido "la salvada que nos pegamos". Pero ya no estamos hablando de votantes y lo que pasó hace 100 días, sino de ciudadanos y de la caída en las encuestas del Presidente, medida después de pasado ese tiempo. Riveros analiza por qué se produjo esa baja y yo agrego otra posible causa basada en la percepción sobre su competencia y liderazgo.

Si, para muchos la elección de Duque puede haber sido "la salvada que nos pegamos". Pero ya no estamos hablando de votantes y lo que pasó hace 100 días, sino de ciudadanos y de la caída en las encuestas del Presidente, medida después de pasado ese tiempo. Riveros analiza por qué se produjo esa baja y yo agrego otra posible causa basada en la percepción sobre su competencia y liderazgo.

Mauricio Rodriguez

25 de Noviembre

0 Seguidores

El resultado de haber elegido un mozalbete imberbes es un gobierno a la deriva...+ ver más

El resultado de haber elegido un mozalbete imberbes es un gobierno a la deriva, pero la demostración más clara de la falta de astucia de Duque sin duda es haber continuado con su elección cuando él mismo sabía que no tenía alguna experiencia no peso político alguno.

Nepomuceno Yusunguaira

26 de Noviembre

0 Seguidores

Preocupante lo del eje cafetero y Antioquia, nidos de la godarria uribista. Y es que se habían tragado el cuento de que Santos tenía maniatadas a las "gloriosas" FFAA, y por eso no recibían a diario la dosis personal de heridos o muertos en combate contra el enemigo "comunista". Le toca al señor Duque recuperar la confianza dentro del ala más radical del uribismo "pura sangre".

Preocupante lo del eje cafetero y Antioquia, nidos de la godarria uribista. Y es que se habían tragado el cuento de que Santos tenía maniatadas a las "gloriosas" FFAA, y por eso no recibían a diario la dosis personal de heridos o muertos en combate contra el enemigo "comunista". Le toca al señor Duque recuperar la confianza dentro del ala más radical del uribismo "pura sangre".

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia