Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 20 de Octubre de 2019

1006

0

Hace cuatro años La Silla Santandereana nació. 

Nos estrenamos en la campaña de 2015 con mucha expectativa porque aunque éramos la segunda apuesta regional de La Silla, este proyecto solo estaba pensado para cubrir esas elecciones. 

Hoy nos llena el corazón de felicidad cubrir por segunda vez la campaña local y saber que ha sido en buena parte gracias a nuestros Súper Amigos.

La pasión que sentimos por contar cómo se mueve el poder en la región nos permitió detallarles la precampaña paso a paso y contarles todas las movidas que se volvieron claves dentro del ajedrez político de la región.

Por ejemplo, les relatamos cómo fue que los liberales terminaron borrados en la campaña por culpa de las movidas de los últimos años del Gobernador de Santander Didier Tavera; también les detallamos el momento exacto en el que el gobernador de Norte, William Villamizar, acomodó todas las fichas para darle posibilidades a su candidato y cómo eso definió anticipadamente la campaña a su favor. 

Además les explicamos cómo se acordó el respaldo a la Alcaldía de Cúcuta por parte del condenado Ramiro Suárez, y les anticipamos cómo en la contienda de Bucaramanga se construyeron las aspiraciones alternativas y las de las maquinarias.

En esta campaña nos esforzamos por infiltrarnos a reuniones políticas con funcionarios y logramos develar la presión de las maquinarias en la Cdmb, el Icbf, las Alcaldías de Girón, Piedecuesta y Floridablanca

Y quisimos hacer las preguntas más difíciles en los debates y entrevistas en vivo para sacar de su zona de confort a los candidatos con el fin de que ustedes tuvieran la oportunidad de conocerlos a profundidad. 

Sin embargo, más allá de las elecciones pusimos nuestra atención en otros temas trascendentales para los dos santanderes.

Hubo dos historias en particular que nos llenaron de orgullo.

Una fue la explicación que hicimos del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de la multinacional árabe Minesa y, entre otros, revelamos que el depósito de desechos planea ser construido sobre una quebrada que llega al río que abastece el acueducto metropolitano de Bucaramanga.

La otra fue cuando anticipamos que las políticas del Ejército habían cambiado en el Catatumbo y revelamos, antes que el New York Times, que en zonas de guerra habían regresado políticas que fueron muy controvertidas en el país porque victimizaron a muchos campesinos inocentes.

Además, hubo un par de historias más pequeñas pero que creemos ayudaron a mantener el debate regional como las denuncias sobre la contratación de Tavera,  el pulso de poder por la vinculación de los especialistas del Hospital Universitario de Santander y las revelaciones sobre la megacontratación en la Alcaldía de Cúcuta y Norte de Santander.  

También pusimos la mira en otros focos de poder como el fútbol y relatamos a profundidad la influencia que tuvo el condenado exalcalde Ramiro Suárez en el Cúcuta Deportivo y la procedencia del actual dueño del Atlético Bucaramanga. 

Y bueno, toda esta rendición de cuentas es porque queremos que sepan que el apoyo que nos dieron nuestros SúperAmigos fue fundamental en este resultado. 

Sabemos que tenemos muchas cosas por mejorar y queremos seguir contando con ustedes para hacerlo, así que con lo que recaudemos este año, nuestra meta será redoblar esfuerzos para producir más investigaciones en las regiones. 

Donar es muy fácil y pueden hacerlo entrando a este link o en la esquina derecha del home. 

¡Ayúdennos a seguir contanto el poder de los santanderes desde los santanderes!

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia