Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Héctor Riveros · 25 de Abril de 2020

10420

16

Con una precaria facultad jurídica, el Presidente de la República expidió un nuevo decreto en el que “limita totalmente la libre circulación de personas y vehículos por el territorio nacional”, ahora hasta el próximo 11 de Mayo. Amplió, sin justificación expresa, las excepciones a la orden, por lo que un poco más de un millón de personas ya no estarán en el aislamiento que se recomienda para que no se contagien con el Covid 19. Duque decidió apostar a que pueden salir sin que ocurran daños graves a la salud. Ya veremos si le sale la apuesta.

Colombia ha mantenido una cuarentena flexible si se le compara con las de la mayoría de los países europeos, que también empiezan a apostar en el mismo juego que ahora lo hace el Presidente de Colombia. De la prohibición de circulación están exceptuadas las personas que trabajan en actividades consideradas esenciales y, en general, todos para abastecerse. Ha habido innumerables congestiones en los sistemas de transporte y en supermercados. 

Aún así pareciera que las medidas han producido el resultado esperado, no de evitar el contagio, sino de que nos vayamos contagiando poco a poco.

En vista de que no nos ha ido mal con los riesgos que se han tomado hasta ahora, que no han sido pocos, como si fuera un jugador de cartas, que era una habilidad que se le reconocía a Santos pero no a Duque, ahora el Presidente decide aumentar el riesgo. Lo hace, más o menos, con la misma información con la que cuentan los jugadores: llevan unas cuentas de qué cartas han salido, saben cuales están todavía tapadas, pero no si las tienen otros jugadores o en qué orden están en el mazo.

Hay unas curvas que han hecho e interpretan epidemiólogos. Construidas a las volandas y sin tener certeza de los supuestos de los cálculos por la novedad del virus y por el desconocimiento de la forma como se mueve, pero es la información que hay. Parecida a la que tienen los jugadores. Los que hacen las curvas, a sabiendas de que no disponen de la información suficiente, ponen también la cara adusta de los jugadores, lo que les da credibilidad.

Los científicos, que tanto se invocan en las decisiones oficiales, vaticinan algo que, con la información disponible, lo vaticinaría también un lego en la materia que es que mientras el virus esté rondando habrá más contagio si hay más interacción social, claro, salvo que con unos cuidados se logre que ese crecimiento en el contagio no sea tan grave. Como cuando un jugador de 21 tiene 14 y sabe que entre las cartas tapadas hay muchos dieces, a pesar de lo cual pide una carta más, al fin y al cabo, hay probabilidad de que salga un cinco, o incluso el siete.

Duque decidió pedir una carta más. Tiene 17 y le va yendo bien, por eso seguramente se animó. No espera que le salga el 4, pero sabe que por ahí hay un par de doces y algún tres. A muchos les da miedo que salga uno de esos ochos que no han repartido. A todos nos toca confiar en que gane la apuesta.

Muchos de los gobernantes que han estado en situaciones parecidas o incluso más arriesgadas que las de Duque también han decidido pedir otra carta. En varios países de Europa, donde tratan de administrar tragedias de dimensiones que aún nos parecen impensables, también van a permitir que los trabajadores de la construcción reinicien sus actividades e incluso algunos han optado por permitir que lo hagan algunos comercios como librerías y otros han decidido subir la apuesta hasta los niveles de mayor riesgo como las peluquerías y los gimnasios.

No he oído decir que alguno haya decidido autorizar la actividad y el desplazamiento para hacer las apuestas de los juegos de suerte y azar incluido el chance y el baloto. No sé, pero imagino, que, en ningún país como Colombia, la financiación de la salud dependa tanto de los juegos de suerte y azar, por lo que incluir dentro de las actividades esenciales las apuestas puede resultar exótico pero razonable.

Claro las cartas no es un juego de suerte dirán los conocedores, se juega con base en conocimiento, e información. Hay que llevar las cuentas de cuántas y cuáles cartas han salido. Hay que valorar el juego de los demás. En fin, como se está tratando de hacer con la dinámica de la pandemia: se llevan las cuentas, se mira como se mueve, se compara con la manera como se comporta en otras partes, podemos establecer probabilidades, pero no podemos afirmar con certeza que la siguiente carta sea un tres y no un nueve.

Duque ha venido actuando como lo hace el buen jugador de cartas, sabe de memoria cuántas cartas están aún en el mazo, podría decir si queda por ahí algún cinco o si ya salieron todos. Incluso en sus intervenciones diarias ha asumido la actitud de los dealers. No muestran sentimientos, parecen fríos, pero con el control de la situación. Cuando le recomendaron que usara la chaqueta en la que se veía su nombre, el vestuario parecía copiado del de los trabajadores de los casinos. Esa actitud nos ha transmitido algo de tranquilidad a quienes sabemos que está jugando a nombre nuestro.

En el chance es distinto. No hay un método serio de establecer el grado de probabilidad de que el número sea aquel por el cual uno apostó. Ahí la información en realidad es superstición: es que va a caer el triple dos, o le apuesto al número del día en el que juego y así...

Me da un poco de temor que en realidad Duque no haya pedido una carta más que probablemente sea un tres o un cuatro, sino que haya decidido abandonar las cartas y apostar ahora en el chance cuya actividad autorizó.

Comentarios (16)

harriarq

25 de Abril

0 Seguidores

Una indecisión en titulo y contenido, muy dubitativo y si definir, irresponsa...+ ver más

Una indecisión en titulo y contenido, muy dubitativo y si definir, irresponsable y contenido, hablo de Riveros.
"La apuesta", por así llamarla, no es apuesta, es necesidad. Si no se reactiva la economía paulatinamente los recursos se acaban y comienza lo que ya se ve en el sur de Bogotá, Desordenes, bloqueos y líderes velados detrás con interés en que todo salga mal. El choque de la inactividad 1

Elgatodeschrodinger

25 de Abril

0 Seguidores

Si uno mira el sur de bogota, imagenes como usme(de pronto su hijo le puede ayudar con las mismas) vera que el control por parte de la alcaldia ha sido deficiente, eso es lo que hace que los numeros de bogota no bajen despues de mas de un mes, asi que en lugar de pensar en porque no se puede hacer un ejercicio ordenado, lo importante es lo que se haga hoy sea efectivo, eso es lo que salva vidas.

Si uno mira el sur de bogota, imagenes como usme(de pronto su hijo le puede ayudar con las mismas) vera que el control por parte de la alcaldia ha sido deficiente, eso es lo que hace que los numeros de bogota no bajen despues de mas de un mes, asi que en lugar de pensar en porque no se puede hacer un ejercicio ordenado, lo importante es lo que se haga hoy sea efectivo, eso es lo que salva vidas.

Padre Marianito

25 de Abril

0 Seguidores

usted tiene razón, sin embargo cuando los mandatarios piden al gob. nal. aume...+ ver más

usted tiene razón, sin embargo cuando los mandatarios piden al gob. nal. aumento de pie de fuerza, incluyendo el ejercito nal., también se ha visto cierta aversión de parte de Duque para colaborar, con la constitución en la mano dejó el aeropuerto abierto y también lo cerró, porqué no se ha visto mayor empuje en sus decisiones con el control social?

Padre Marianito

25 de Abril

0 Seguidores

Otra cosa, no todos los mandatarios son amigos de sacar el ejercito, entre ell...+ ver más

Otra cosa, no todos los mandatarios son amigos de sacar el ejercito, entre ellos la alcaldesa, entonces, dónde esta el min. de defensa y la policia nal. cuando se les requiere en territorio? Usme no es tierra de nadie, no existen combos como en algunos sectores del valle de aburra, dónde esta la comandancia de la pol. distrital?

harriarq

25 de Abril

0 Seguidores

Es aún peor, vemos como la falta de logística, orden y planificación, hace ...+ ver más

Es aún peor, vemos como la falta de logística, orden y planificación, hace que lleguen mercados en mal estado, ayudas tardías, congestión aún "con poca cantidad" de personas circulando y mas falencias en la alcaldía de Bogotá, el pan se va atrasando y ralentizando, el Presidente lo sabe, se evidencia en las redes, pero no hay más, debe confiar en la alcalde, soportar sus berrinches y seguir .2

Javier M

25 de Abril

0 Seguidores

Resultó jugador de póker el subpresidente. Si el experimento sale bien, fue ...+ ver más

Resultó jugador de póker el subpresidente. Si el experimento sale bien, fue gracias a él -sin importar el desorden de los decretos y que hagan las autoridades locales- y si sale mal es culpa de los alcaldes. Ya lo están ambientando. Con cara ganó yo y con sello pierde Ud.

José Saramago ..

25 de Abril

3 Seguidores

Los que llaman sub-presidente a Duque siguen a los presidentes imaginarios Pet...+ ver más

Los que llaman sub-presidente a Duque siguen a los presidentes imaginarios Petro y López, Presidentes de mamertolandia.
Héctor Riveros le apuesta a que al Presidente Iván Duque todo le salga mal, al fin y al cabo es un político liberal gavirista que posa de “analista” con un hijo con puesto en la alcaldía de la López.
¿Que cartas-trampa debajo de la manga tiene Riveros?:¿fiel aprendiz de Santos?

Javier M

26 de Abril

0 Seguidores

Subpresidente es un mote cariñoso, acuñado para significar que Duque no esta...+ ver más

Subpresidente es un mote cariñoso, acuñado para significar que Duque no estaba preparado para ser Presidente de Colombia y que está a la sombra de su mentor. Todos los políticos tienen su apodo. Esta es la variante amable de "Harmano Gulito"

Javier M

26 de Abril

0 Seguidores

https://amp.elespectador.com/opinion/duque-el-subpresidente-que-nos-merecemos-...+ ver más

https://amp.elespectador.com/opinion/duque-el-subpresidente-que-nos-merecemos-columna-884411

José Saramago ..

26 de Abril

3 Seguidores

Bogotá triplica los casos por hab pero se da la mitad de mercados que Barranq...+ ver más

Bogotá triplica los casos por hab pero se da la mitad de mercados que Barranquilla, es por falta de experiencia administrativa o de conocimientos en economía social de la alcaldesa. El problema no es de recursos que la ciudad tiene bastantes, sino la populista Claudia López -aun en campaña- que miente sobre las cifras, cree que gobernar es publicidad en medios de comunicación, pelear e irrespetar.

Marleny Barrera López

26 de Abril

5 Seguidores

Llama la atención que para abrir la construcción, por semanas el gob. Duque concertó cómo hacerlo en condiciones de bioseguridad, tanto con mandatarios como con Camacol que los agremia. Pero no con el sector manufacturero y tampoco con los del chance, pero eso si, que la responsabilidad está en mandatarios locales. Se nota que simplemente cedió, como no, a presiones y endosó la responsabilidad.

Llama la atención que para abrir la construcción, por semanas el gob. Duque concertó cómo hacerlo en condiciones de bioseguridad, tanto con mandatarios como con Camacol que los agremia. Pero no con el sector manufacturero y tampoco con los del chance, pero eso si, que la responsabilidad está en mandatarios locales. Se nota que simplemente cedió, como no, a presiones y endosó la responsabilidad.

José Saramago ..

26 de Abril

3 Seguidores

“Usted no sabe quien soy yo”: Gallo Claudio.
¿es peor morir x asfixi...+ ver más

“Usted no sabe quien soy yo”: Gallo Claudio.
¿es peor morir x asfixia (salud) o por hambre (economía)?
Aquí algunos enlaces relacionados a la pandemia (¿virus endémico?):
https://bit.ly/2W0mFzm
https://nym.ag/2Y5JmVm
https://nyti.ms/2VDe8TL
https://bit.ly/2x6U2b8
https://sincensura.co/2020/04/25/prueba-acida-a-claudia-lopez/
http://www.lalinternaazul.info/2020/04/26/el-desastre-de-bogota/

harriarq

26 de Abril

0 Seguidores

Un buen gobernante no espera la orden o decisión de otro, actúa, Duque dio l...+ ver más

Un buen gobernante no espera la orden o decisión de otro, actúa, Duque dio las pautas y fechas hace rato, las administraciones locales deben con su conocimiento de sus municipios y ciudades preparar la logística para controlar transporte y seguridad sanitaria, el lío es cuando se desconoce de lo básico y se cae en la excusa diaria y culpar al otro, Le quedo grande la alcaldía y el auto-respeto.

ValentinaMon

26 de Abril

0 Seguidores

Un poco desgastante y prolongada la metáfora de este texto. En todo caso, las...+ ver más

Un poco desgastante y prolongada la metáfora de este texto. En todo caso, las medidas están hechas para reducir la velocidad del contagio, pero también para que los gobiernos usen ese tiempo diseñando un plan de salida de la cuarentena. Cosa que ni hace Duque ni los demás gobernantes de los entes territoriales. El resultado es que se vuelan la norma, como en el Tintal -su hijo tal vez sepa-

Elgatodeschrodinger

26 de Abril

0 Seguidores

Estoy de acuerdo con Valentina, aqui las discusiones son cuando prolongar la cuarentena, que medidas implementaremos a futuro, cuando acabara esto, entonces el ahora, la gestión y la planeación de los recursos para la siguiente fase ha dejado mucho que desear, hay que entender que la salud es descentralizada por eso este pulso centralistas federalistas. Si administraran el hoy saldriamos adelante.

Estoy de acuerdo con Valentina, aqui las discusiones son cuando prolongar la cuarentena, que medidas implementaremos a futuro, cuando acabara esto, entonces el ahora, la gestión y la planeación de los recursos para la siguiente fase ha dejado mucho que desear, hay que entender que la salud es descentralizada por eso este pulso centralistas federalistas. Si administraran el hoy saldriamos adelante.

Ildefonso Guevara Bohórquez

27 de Abril

0 Seguidores

Cuando se es fanático, o seguidor fiel de un personaje o de una corriente pol...+ ver más

Cuando se es fanático, o seguidor fiel de un personaje o de una corriente política o ideológica, la crítica o la opinión contraria se vuelve incomoda, se descalifica, se ridiculiza pero nunca se argumenta, ese es el caso de el que escribe como jo´se saramago pues todo lo que escriba Riveros es producto de su imaginación, de su mermelada con el anterior gobierno o de ser un clientelista

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia