Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Héctor Riveros · 25 de Enero de 2020

3535

8

Ya pasó el primer mes del gobierno de los nuevos alcaldes y gobernadores y casi la mitad del Presidente Duque, ¿y?, claro un mes es muy poco, pero ya medio gobierno y ¿todavía empezando? Sin duda uno de los mayores problemas de la administración pública en Colombia es su falta de eficacia, todo se demora mucho o no se logra. No sé si los nuevos mandatarios sean lo suficientemente conscientes de eso.

La adjudicación de la construcción de la troncal de Transmilenio por la avenida 68 en Bogotá es un buen ejemplo: el exalcalde Peñalosa comenzó a trabajar en ello desde el primer día de su gobierno y como le ocurrió en la mayor parte de sus proyectos más importantes solo logró dejarla en el papel, no tuvo tiempo siquiera para dejar firmado el contrato. Pasaron cuatro años haciendo cálculos, consiguiendo la plata, armando los pliegos y ahora resulta que la construcción terminará en el 2025, es decir que para construir una troncal del sistema de transporte nos gastaremos ¡10 años! Para entonces los cálculos ya no coincidirán con la realidad y probablemente el proyecto no sirva como se creía que iba a servir.

En casi todas las ciudades intermedias de Colombia se comenzó a hablar de sistemas estratégicos de transporte desde hace más de 12 años, en algunas como Popayán, Santa Marta y otras se han invertido recursos en la adecuación vial pero el sistema todavía no funciona, si algún día comenzara, no hay duda que las cifras que se usaron para proyectarlos habrán cambiado considerablemente porque la gente se mueve de otra manera a como lo hacía hace más de una década, porque la población no creció como se esperaba y un largo etc que hará que el proyecto, pensado en el siglo pasado no sirva para este.

Hay múltiples ejemplos de obras que se llevan planeando décadas y no logran terminarse. El túnel de La Línea que facilitará el recorrido entre el centro y el occidente del país se está construyendo hace más de 10 años. El nuevo aeropuerto El Dorado de Bogotá cuando se terminó se construir ya era insuficiente.

Pero el asunto no es solo en proyectos de infraestructura, ocurre también en materia social y económica. Todo lo que se propone se demora años en producir efectos, entre otras cosas porque a los planeadores les han dicho que lo importante es el largo plazo con lo que condenan a las generaciones presentes a no tener solución a sus problemas.

Usted puede tomar cualquier ejemplo. Miremos las ideas para promover el bilingüismo, todas comienzan, como es obvio, por la necesidad de formar profesores, es decir que los jóvenes que están comenzando su educación media no tienen ninguna expectativa de que esa política les beneficie.

Si fuera qué hacer con los “ninis”, los jóvenes que ni estudian ni trabajan, también. Se ofrecerá mejorar el currículo para que resulte más pertinente y etc, pero y ¿los que terminaron su educación media el año pasado? O bueno, ¿los que la van a terminar este año? En Bogotá fueron 25.000 que se quedaron sin qué hacer el año pasado cuando recibieron su diploma de bachiller. A esos ya no les dieron la educación pertinente y ¿entonces?

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, tendrá que administrar dos proyectos de infraestructura –el metro y el Transmilenio por la 68- que no fueron ideas suyas, que incluso no comparte y claro también se beneficiará de inaugurar obras que inició Peñalosa. En todas las demás ciudades será parecido. Nos parece normal, incluso un gran logro, que un alcalde se pase cuatro años “estructurando” un proyecto. Pues no, eso no es lo normal, así no pasa en el resto del mundo y los problemas necesitan soluciones urgentes.

El desempleo en Popayán no puede esperar a mejorar “la competitividad” de la ciudad, ni a que se construya la doble calzada a Santander de Quilichao que lleva años en el papel, e incluso con el contrato firmado hace casi cinco años. Los problemas de movilidad de Bogotá no pueden esperar el metro dentro de seis años, pero no solo porque no es lo que los ciudadanos esperan sino porque la manera como avanzan los desarrollos tecnológicos harán que lo que se piensa hoy dentro de diez años no tenga nada que ver con lo que habrá en la realidad.

Hace 20 años cuando se inició la construcción del Transmilenio en Bogotá, el transporte en motocicleta era prácticamente irrelevante y hoy es el que más rápido crece. La verdad es que dentro de cinco años, cuando se termine, la troncal de la discordia, cuyo contrato para construirla se adjudicó en estos días, nadie tiene certeza de cuánta gente va a ir por ahí, ni si se van a tener que desplazar tanto como lo tienen que hacer ahora o si por las tecnologías de la comunicación ya no habrá que ir a las oficinas o la mayoría de los comercios serán virtuales.

El exvicepresidente Germán Vargas lo sentenció hace algunas semanas: el gobierno del Presidente Duque se limitará a inaugurar obras que fueron programadas y contratadas hace años y ninguna tendrá su impronta. Inauguró un puente en Barranquilla que claro que no era suyo, acompañó la adjudicación de la licitación del metro de Bogotá, que claro que tampoco y así. Mientras tanto en la China construirán un hospital en tres semanas de máximo nivel para atender la emergencia causada por el brote del corona virus detectado.

Ojalá los alcaldes y gobernadores entiendan el sentido de urgencia. La importancia de producir resultados muy rápido, no solo por razones políticas y de preservar el apoyo ciudadano sino de darle respuestas a las expectativas de la ciudadanía, si no lo entienden y no consiguen las fórmulas para hacerlo rápidamente se perderá el entusiasmo.

Comentarios (8)

José Saramago ..

25 de Enero

3 Seguidores

¿saca pecho el gavirismo y el llerismo por el escándalo de Odebrecht y la co...+ ver más

¿saca pecho el gavirismo y el llerismo por el escándalo de Odebrecht y la corrupción durante el gobierno Santos?¿saca pecho Germán Vargas Lleras por Corficolombiana o el Puente de Chirajara?
El Presidente Iván Duque fue claro en decir:“existen algunas personas que se preocupan de quién es el padre de los proyectos y eso a mí no me preocupa”
mientras..como sufren algunos por falta de “mermelada”.

harriarq

26 de Enero

0 Seguidores

La ilógica de pensar que el huevo sin gallina se reproduce. Precisamente los ...+ ver más

La ilógica de pensar que el huevo sin gallina se reproduce. Precisamente los mandatarios mas recordados son los que dejan legado, Rojas Pinilla construyó varios "elefantes blancos" en su tiempo y estos se convirtieron en las mejores obras y legado de pensamiento a futuro. Muy distinto a pensar con odio en quien hace que para sabotearlo antes de iniciar, Riveros esta al borde del caos de Petroloco

harriarq

26 de Enero

0 Seguidores

Lo mismo vimos al inicio de la López, la 68 esta pensada desde hace años y c...+ ver más

Lo mismo vimos al inicio de la López, la 68 esta pensada desde hace años y como lo dice Riveros, cuatro años pensando y estudiando como blindarla de juristas y criticones; de la misma forma la red terciaria no existe sin antes una red secundaria y esta sin Troncales primarias que le den sentido, que unan las centralidades, la hipótesis fallida de Riveros demuestra la búsqueda del caos, con odio..2

harriarq

27 de Enero

0 Seguidores

de las regiones vemos por ejemplo, el tema carcelario, temas sociales y demas ...+ ver más

de las regiones vemos por ejemplo, el tema carcelario, temas sociales y demas que las regiones no solucionan y no se comprometen, son incapaces y muchos corruptos que esperan los recursos para "trabajarlos" y de pronto hacer una que otra obra, eso enreda la descentralización, no hay confianza porque son muy poco confiables, la corrupción en todo lado y con justicia que se compra, algo estructural

Juan Mar

25 de Enero

0 Seguidores

Valido comentario. La demora en proyectos publicos es increible. A que obedece...+ ver más

Valido comentario. La demora en proyectos publicos es increible. A que obedece? Tambien quedo sorprendido con el anuncio de 2025 para el nuevo troncal. Bueno, en la septimo peatonal se ha visto todos males posibles que estancan un proyecto. Tremendo......

Gustavo Adolfo

25 de Enero

0 Seguidores

No se trata de un problema de agilidad, se trata de un problema de centralizac...+ ver más

No se trata de un problema de agilidad, se trata de un problema de centralización. Ej. En vez de estar invirtiendo terciarias, el Estado Central se concentra en vías que conectan todo el país (la Línea), los departamentos las secundarias y los municipios las terciarias. Pero aquí preferimos que todo lo haga Bogotá porque creemos que el provinciano es bruto y corrupto.

Carlos Campo

26 de Enero

0 Seguidores

La palabra mágica se llama "continuidad".

Dícese de hacer diseñ...+ ver más

La palabra mágica se llama "continuidad".

Dícese de hacer diseños, reservar recursos para que el siguiente alcalde los licite y los ejecute, mientras va haciendo los diseños para las obras propias para dejárselos al que venga y así a perpetuidad.

La mezquindad política de la tabula rasa cada vez que llega un mandatario tiene mucho que ver, así como un sistema que estructuralmente lo permite

José Saramago ..

27 de Enero

3 Seguidores

Seria un muy grave error (soga al cuello) si gobierno Duque incluye a Simón G...+ ver más

Seria un muy grave error (soga al cuello) si gobierno Duque incluye a Simón Gaviria en el gabinete, todo por darle “mermelada” al despreciable politiquero Cesar Gaviria(santismo); Eso no se lo perdonaría la ciudadanía. Simón Gaviria envuelto en el escándalo de Odebrecht que ni lee lo que firma, y un Gavirismo dedicado en el Congreso a chantajear al gobierno a cambio de “mermelada (puestos,..)”.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia