Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Nohora Celedón · 15 de Marzo de 2019

2466

6

Un grupo de 20 gremios que hacen parte del Consejo Gremial Nacional publicó este martes un comunicado de apoyo al presidente Iván Duque en sus objeciones a la ley estatutaria de la JEP y en su decisión de presentar una reforma constitucional que la modifique.

Aunque la decisión de pronunciarse se discutió en el Consejo Gremial Nacional, mediante un cruce de correos electrónicos entre las cabezas de los 23 grandes gremios que lo componen, el comunicado salió a nombre de “diferentes gremios de la producción” porque Colfecar, Analdex y Andesco no estuvieron de acuerdo.

Aunque dos gremios más, que no hacen parte del Consejo Gremial, decidieron respaldar y firmar el comunicado después de que este fue publicado.

La diferencia entre los gremios no son solo las objeciones, sino que hay distancia en qué tan jugados están con el Presidente, y qué tan dispuestos están a meterse en el debate entre el sí y el no que revive con la decisión de Duque.

Las posiciones que fije o no el Consejo Gremial son claves porque éste representa buena parte del empresariado de Colombia, ya que reúne a los gremios más grandes del sector financiero, industrial, de servicios, comercio y agropecuario.

El detrás de cámaras

La idea de pronunciarse sobre las objeciones se habló por primera vez en el Consejo Gremial hace un mes, cuando el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, le envió una carta a Duque en la que le pedía objetarla.

Ese día estaban reunidos los miembros del Consejo Gremial y varios de ellos plantearon la idea de pronunciarse. No pudimos verificar cuáles fueron los gremios de la iniciativa, pero el sentido del pronunciamiento era darle un espaldarazo al Presidente si decidía objetar.

La mayoría consideró que no era oportuno, pero acordaron hablar del tema cuando hubiera más información.

 

El viernes pasado, cuando se empezó a filtrar en medios que Duque objetaría y el fin de semana, la discusión volvió a surgir de manera informal. El lunes, entre Jorge Enrique Bedoya, presidente del Consejo Gremial y de la SAC (el gremio sombrilla del agro), y Camilo Llinás, vicepresidente del Consejo y presidente de Acolfa (de autopartistas), redactaron un borrador de comunicado que compartieron con sus colegas por correo electrónico.

Según pudimos confirmar con tres miembros del Consejo Gremial, los primeros en oponerse fueron los presidentes de Andesco, el exministro liberal de Vivienda de Juan Manuel Santos, Camilo Sánchez; y Javier Díaz Molina, presidente de Analdex desde 1997.

Las razones fueron varias, según nos confirmaron cuatro miembros del Consejo Gremial por separado.

Primero, no estaban de acuerdo con firmar un comunicado así de rápido.

“Tengo muchos interrogantes y consideré que no debíamos pronunciarnos sin tener un debate interno al respecto”, nos dijo uno de los directivos.

Segundo, hubo críticas sobre la redacción de un punto del comunicado que, para varios, equivalía a apoyar la reforma constitucional que anunció Duque para reformar la JEP, sin conocerla.

Entre correo y correo la redacción de este punto cambió. Quedó el reconocimiento de que el Gobierno tiene la potestad de presentar objeciones y reformas constitucionales, y el apoyo a las objeciones concretas de este caso.

El tercer motivo de la discrepancia es más de fondo: la crítica de que pronunciarse en cualquier sentido sería contribuir a dividir más al país, en particular porque la decisión de Duque tenía una lectura más política que jurídica.

Esto porque aunque ninguno duda que el Presidente tiene la facultad de objetar, revivió la división entre el sí y el no del plebiscito de 2016, por lo que apoyarla equivale a ubicarse del lado del no, a ojos de la opinión.

“En un año electoral este tipo de iniciativas (las objeciones de Duque) generan una división contraria a lo que se quiere”, nos dijo otro de los dirigentes.

Para el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, el comunicado va en el sentido contrario. “Es claro que esto no acaba el proceso de paz, que no acaba la JEP, la misma presidenta de la Jurisdicción lo dijo (...) Si después del trámite en el Congreso se logra un consenso alrededor del proceso, será una gran ganancia”, le dijo a La Silla.

Esa posición de la Andi, sumada a un llamado a la sensatez y a la discusión con argumentos, la explicó el gremio más poderoso del país en un comunicado propio este lunes.

Al final Analdex, Andesco y Colfecar (el gremio de las empresas grandes de transporte, cuyo presidente es Juan Carlos Rodríguez) firmaron el documento. Sin ellos, el comunicado salió a nombre de los demás 20 gremios , y no del Consejo Gremial.

Los autopartistas, Acolfa; los pequeños empresarios, Acopi; los operadores turísticos; Anato, los floricultores; Asocolflores; los cultivadores de caña, Asocaña; los productores de plásticos, Acoplásticos; de empresarios e industriales, Andi; de los banqueros, Asobancaria; de las fiducias, Asofiducias; de los fondos privados de pensiones; Asofondos; de los constructores, Camacol; de los constructores de carreteras y puertos, CCI; de las cámaras de comercio, Confecámaras; de los hoteleros, Cotelco; de las aseguradoras, Fasecolda; de los ganaderos, Fedegan; de los comerciantes; Fenalco; de los avicultores, Fenavi; de los agricultores, SAC; y de los palmicultores, Fedepalma. Posteriormente firmaron Fenalcarbón y la Asociación Colombiana de Minería dos gremios del sector minero.

Aunque el comunicado no tuvo mayor eco mediático, en parte porque salió el martes apenas dos horas antes de que Juanita Goebertus contestara a nombre de los partidos de oposición la alocución de Iván Duque, es el reflejo de una discusión que se viene dando desde hace meses en el Consejo Gremial.

La alineación parcial para la paz

En la campaña presidencial del año pasado, cuando anunciaron su apoyo al programa de gobierno de Iván Duque frente al de Gustavo Petro en la segunda vuelta presidencial, el Consejo Gremial dejó de estar al margen de la política como había estado durante 20 años.

El año pasado el Consejo Gremial rompió con la tradición que traía desde mediados de los 90 de no involucrarse en temas políticos.

En 1996, cuando estalló el escándalo del proceso ocho mil por el ingreso de dineros del Cartel de Cali a la campaña presidencial de Ernesto Samper, sentó una posición contundente pidiendo la salida del presidente del poder. Pero los cacaos empresariales de los grupos Santodomingo y Ardila Lülle respaldaron al presidente, que se quedó los cuatro años en su cargo.

Esto dejó al Consejo Gremial en la incómoda posición de trabajar con un presidente al que quería sacar, y desde entonces se concentró en intervenir más en temas económicos y de regulación que les competen directamente a sus negocios, o en temas de interés nacional, como el proceso de paz o más recientemente la crisis con Venezuela, que con posturas políticas divisivas.

Esta alineación encaja con que, como lo hemos contado en varias historias, la visión de país de Duque está alineada con la de los empresarios y sus gremios, especialmente por su idea de que el desarrollo social y económico depende del impulso de los privados.

Pero esa coincidencia no es a prueba de fuego.

Así lo han comprobando las críticas de gremios como la SAC y Analdex a la fallida ampliación del IVA a la canasta familiar en la reforma tributaria del año pasado, las de Camacol, a la eliminación de exenciones a viviendas de interés social en el mismo proyecto, o las de Andesco a la eliminación de los subsidios a la energía eléctrica que se propusieron inicialmente en el Plan Nacional de Desarrollo.

Como nos dijo el presidente del Consejo Gremial, Jorge Enrique Bedoya, el apoyo a Duque no fue un cheque en blanco y los gremios van a apoyar las medidas que consideren convenientes y a criticar las que no, como han hecho con otros gobiernos.

En el pasado, aunque el Consejo Gremial apoyó el proceso de paz en general, también criticó puntos específicos, incluyendo temas del proyecto de la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, que presentó el Gobierno Santos, y que hoy es objetado por el presidente Duque.

De hecho, fue después de un comunicado del Consejo Gremial que el Ministerio del Interior ajustó el proyecto para que los empresarios que presuntamente hubieran cometido delitos en el marco del conflicto armado, como el pago de extorsiones, no estuvieran obligados a comparecer ante la JEP.

Con el nuevo comunicado de los 22 gremios se revive esa postura crítica de muchos de ellos, como ratifica el comunicado de Fedegán, que dirige el uribista José Félix Lafaurie; y declaraciones del presidente del gremio de los fondos privados de pensiones, Santiago Montenegro, el de las aseguradoras, el ex ministro de Comercio de Uribe, Jorge Humberto Botero, y el hecho de que dos importantes gremios mineros Fenalcarbón y la Asociación Colombiana de Minería hayan decidido firmar el comunicado y apoyar el pronunciamiento, después de que éste fuera publicado.

Pero como esa posición genera división entre los gremios y por tanto no le permite al Consejo Gremial pronunciarse abiertamente pues necesita unanimidad para ellos, en su siguiente asamblea de la próxima semana, es posible que este episodio reviva la vieja idea de modificar los estatutos para que un pronunciamiento solo requiera una mayoría amplia.

Aunque esa modificación será difícil porque, las opiniones aquí también están divididas y para modificar los estatutos, debe haber unanimidad.

La discusión no está del todo cerrada y entre más se radicalicen las posiciones alrededor de las objeciones de la JEP, la unidad de los empresarios en este tema seguirá poniéndose a prueba.

Comentarios (6)

José Saramago ..

15 de Marzo

3 Seguidores

El 'NO' representa a la mitad+ del país.
Para el 'SÍ...+ ver más

El 'NO' representa a la mitad+ del país.
Para el 'SÍ' el 'NO' no tiene derecho de opinión, ni de critica, ni de tener su propia perspectiva de paz, ni de nada.
Si cuando el 'NO' se impuso en el Plebiscito se hubiera llegado a un gran acuerdo nacional estas tensiones no existirían y la JEP tendría legitimidad.
Mientras no haya consenso, dialogo entre el 'SI' y el 'NO' el país seguirá dividido.

José Saramago ..

15 de Marzo

3 Seguidores

En el caso del Plebiscito del 2 de octubre de 2016 es claro que no se acato el...+ ver más

En el caso del Plebiscito del 2 de octubre de 2016 es claro que no se acato el resultado,
el hecho democrático e histórico es que el resultado del NO fue el que se impuso.
pero desafortunadamente la Justicia es SANTISTA e izquierdista, es decir esta politizada,
y si no funciona la Corte Suprema, la Constitucional, Consejo de Estado, la Electoral, la Judicatura,
menos funcionara la JEP-FARC.

AlvaroH

16 de Marzo

0 Seguidores

Falso, se hicieron cambios. No tenían que ser todos, porque nadie puede pregu...+ ver más

Falso, se hicieron cambios. No tenían que ser todos, porque nadie puede preguntarle a cada persona si estaban de acuerdo con todo o con una parte apenas. Usted quiere es una justicia que sea copia del uribismo, lo que a usted no le parece politizado. Vaya doble moral.

Elizabeth Prado

15 de Marzo

6 Seguidores

Los gremios defienden es la institucionalidad, más allá del SI o el NO. Y hablando de riesgos para el Estado de Derecho, lo más exótico que he visto últimamente, fue a congresistas amenazando a sus colegas con sanciones del Procurador si dan trámite a las objeciones. Es como pretender sancionar a un ministro antes de expedir un decreto porque algunos opinan que tiene normas que podrían ser nulas.

Los gremios defienden es la institucionalidad, más allá del SI o el NO. Y hablando de riesgos para el Estado de Derecho, lo más exótico que he visto últimamente, fue a congresistas amenazando a sus colegas con sanciones del Procurador si dan trámite a las objeciones. Es como pretender sancionar a un ministro antes de expedir un decreto porque algunos opinan que tiene normas que podrían ser nulas.

AlvaroH

16 de Marzo

0 Seguidores

La institucionalidad no, sino su percepción e interés sobre el status quo. C...+ ver más

La institucionalidad no, sino su percepción e interés sobre el status quo. Cosa distinta.

José Saramago ..

16 de Marzo

3 Seguidores

..Fernando Carrillo esta en campaña de oposición POLÍTICA.
La re-SANTI...+ ver más

..Fernando Carrillo esta en campaña de oposición POLÍTICA.
La re-SANTISTA Corte Constitucional, el ex-presidente Cesar Gaviria, el presidente de la Cámara de Representantes el gavirista Alejandro Chacon, el procurador gavirista Fernando Carrillo, el gavirista columnista de opinión de LaSillaVacia Héctor Riveros, y demás gavirismo, están en GAVILLA contra el gobierno del Presidente de Iván Duque.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia