Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Natalia Arenas · 21 de Septiembre de 2015

11560

8

La semana pasada hubo una reunión entre la candidata del Polo a la Alcaldía, Clara López y el Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en Bogotá que sirvió de antesala para la decisión de la petrista María Mercedes Maldonado de renunciar a su candidatura y adherir a la campaña de López.

Según lo pudo confirmar La Silla con cuatro fuentes independientes, el encuentro fue propiciado por el senador del Polo, Iván Cepeda, y el representante de Bogotá de ese partido, Alirio Uribe, y tenía como objetivo hacer una alianza política entre los dos movimientos de cara a las elecciones de octubre.

Con esta reunión, Petro termina aliado de nuevo con el Polo, de donde se fue dando un portazo en el 2011 tras denunciar el Cartel de la Contratación de Samuel Moreno.

Es también un indicio de que Petro se la jugará de fondo porque la izquierda no pierda Bogotá y el comienzo de una eventual alianza políticas con miras a las elecciones del 2018.

“Ahora lo importante es ganar la Alcaldía”, le dijo a La Silla una fuente de Progresistas que supo de primera mano de la reunión y que pidió no revelar su nombre.

Los acercamientos

Aunque María Mercedes Maldonado y gente cercana a su campaña como su jefe de debate, Ricardo Bonilla, no estuvieron en la reunión entre Petro y Clara, los acercamientos entre ambas campañas habían comenzado antes, siempre que las dos candidatas coincidían en los debates para la Alcaldía y tenían espacios para conversar.

“Fue un cortejo. Cada una fue bajando la guardia y Clara empezó a decir que sí nos iba a necesitar. Ya la cosa estaba cocinándose”, dice una fuente de la campaña petrista.  

Sin embargo, tras la reunión entre el Alcalde y Clara López, que La Silla confirmó con cuatro fuentes distintas y que además, ayer contó Noticias Uno en su sección de chismes, el acuerdo se selló.

Cuenta no solo con el sector del Polo que apoya a Clara López sino también con el Moir (que representa el senador Jorge Enrique Robledo) que está acompañando su candidatura, y que es donde más reticencia tenía el alcalde Gustavo Petro después de que renunció al Polo, como ha contado La Silla.

“Clara está cumpliendo su papel de sumar para enfrentar los candidatos del Establecimiento. Esto no borra nuestras diferencias ni nos hace responsables del gobierno de Petro. La ganancia es que nos da juego, se configura un hecho político que junta la opinión para que sectores alternativos como el progresismo voten por Clara”, le dijo a La Silla una fuente de ese sector en la campaña del Polo.

 

Después de esa reunión el pasado miércoles, Maldonado dejó de asistir a los debates electorales y un equipo de ambas campañas se sentó para redactar el borrador del acuerdo programático.

Éste estaba pensado para anunciarse mañana 22 de septiembre, la fecha en que Gustavo Petro convocó a los ciudadanos a la calle a defender a la Bogotá Humana hace un mes, cuando se conoció la decisión de la Procuraduría de abrir pliego de cargos contra el Alcalde por haber sancionado el Pot por decreto a pesar de que éste ya había sido discutido y votado negativamente por el Concejo.

Sin embargo, la noticia se filtró a los medios. “Se adelantaron, sin esperar el acuerdo programático”, dice la fuente de la campaña de Maldonado.

Mañana, ambas candidatas leerán el decálogo del acuerdo en el monumento de “La Pola” en el centro de Bogotá a las 9 de la mañana.

Allí, López recibirá el apoyo oficial del petrismo a cambio de que defienda muchas de las banderas de esta Administración si llega a ser elegida como alcaldesa.

Los primeros dos puntos tienen que ver con la defensa de la lucha anticorrupción y contra el tráfico de influencias, seguido de un empoderamiento de la mujer (que implica más recursos para la secretaría de la mujer).

Además, López tendrá que comprometerse con el programa Basura Cero, con algunos elementos dell Pot de Petro y la defensa de los bordes de la ciudad, la defensa del Hospital San Juan de Dios y a la construcción de infraestructura para mantener la jornada única en los colegios.

“No se ha terminado de construir el acuerdo, ahora sigue en manos de las candidatas. Se centró en los puntos en los que había desacuerdos”, dice la fuente. Por eso, por ejemplo, no se discutió el tema de la paz donde ambas campañas coinciden.

¿Una alianza a futuro?

Aunque María Mercedes Maldonado no alcanzó a figurar nunca en la contienda, la estrategia de su campaña era allanar el terreno para la candidatura presidencial de Petro en el 2018. Su idea era que para esta fecha, la candidata hubiera alcalzado al menos el 10 por ciento en intención de voto como contó La Silla.

Así, el renacido progresismo buscaba convocar a sus bases que ya estaban desperdigadas en otras campañas, con miras inicialmente a las elecciones al Congreso del 2018, cuando esperaban relanzar el movimiento por firmas y recuperar la personería jurídica para después lanzar a Gustavo Petro como candidato en las presidenciales.

Eso nunca pasó. Desde que arrancaron las encuestas, Maldonado siempre estuvo con una intención de voto menor al dos por ciento y por debajo del margen de error y no logró hacerse conocer entre los electores.

Petro tampoco hizo ningún esfuerzo por darle un empujón a su campaña como lo demuestra el hecho de que ninguno de sus secretarios de gabinete renunciaron para apoyar a Maldonado como sí lo hicieron, por iniciativa de Petro, en las presidenciales del año pasado para respaldar a Juan Manuel Santos en la segunda vuelta.

Por eso sorprendió que haya decidido reunirse con Clara López faltando un mes exacto para las elecciones para hablar de política.  

Aunque La Silla no sabe lo que se habló allí sí tiene confirmado que la reunión tenía como propósito discutir la alianza y que el producto de dicho encuentro fue la adhesión de la candidata petrista a Clara López.  

El jefe de prensa de la Alcaldía dijo a La Silla no conocer esa reunión.

Lo que suma y lo que resta

“Aquí tocó pragmatismo político y poner a mucha gente a hacer campaña para Clara (López). La izquierda hará todo lo que se deba hacer para no perder Bogotá”, le dijo a La Silla una fuente cercana al Alcalde.

La pregunta es si mover a mucha gente para hacerle campaña a Clara significa también que el Alcalde “moverá” la maquinaria del Distrito a favor de la candidata del Polo, algo que está claramente prohibido por la ley.  

El Distrito tiene, mal contados y dependiendo del mes, entre 60 mil y 90 contratistas por orden de servicios, a quienes les renuevan los contratos cada tres o seis meses por lo que una amenaza implícita o explícita de que si gana un candidato que no sea de izquierda podría ser suficiente incentivo para salir a votar por la candidata del Alcalde.

Sin embargo, como contó La Silla, que el voto de los sindicatos ya esté jugado (aunque obviamente en los próximos días podría cambiar) podría indicar que muchos de los funcionarios ya habían tomado partido.

En la campaña de Clara calculan -según supo La Silla- que Petro les pondría unos 80 mil votos de sus seguidores, unos dos o tres puntos en las encuestas. Que no es mucho pero que si se vuelve a apretar la contienda haría la diferencia.

Por eso, aceptaron la alianza a pesar de que el negativo alto de Petro se le sumará ahora a Clara, que en todo caso nunca había combatido la idea de que ella representara la continuidad.

Por el lado de Petro, significa volver a la izquierda tradicional cuando él había intentado en el 2011 desmarcarse totalmente de ella y fundar una izquierda renovada sobre los pilares de las “nuevas ciudadanías” y de lucha contra la corrupción encarnada en el gobierno de Samuel Moreno, integrado por varios de los que ahora están con Clara.

Pero al final, lo que está en juego para él no es solo intentar conservar el programa de la Bogotá Humana sino mantener viva la izquierda para el 2018 y que se traduzca en un apoyo real del Polo para sus aspiraciones presidenciales. Así, entonces, entraría en una eventual consulta interna contra los senadores Jorge Enrique Robledo e Iván Cepeda.

Para el resto de los candidatos, lo que hace este guiño es delinear más claramente las opciones. La carrera ahora será por representar el centro.

Comentarios (8)

??? ??????

21 de Septiembre

0 Seguidores

Dios los cria y ellos .... a sacar voticos

Dios los cria y ellos .... a sacar voticos

DIDUNDI

21 de Septiembre

3 Seguidores

Dando continuidad a las crónicas de renuncias anunciadas, esta ideológicamen...+ ver más

Dando continuidad a las crónicas de renuncias anunciadas, esta ideológicamente era muy predecible.

Pone básicamente susto y acelere en cierta campaña q desde ya se da x ganadora aquí en LSV. Pero ante todo se vislumbra q la izquierda estará unida en el 2018 y el estamento desde ya tiembla.

La gran pregunta del millón d euros es: seguirá la soberbia Furibista hasta el final o ante este susto harán un acto d valentía y pachito será pachoteado una vez mås uniendose a Peñalosarota?. Xq exactamente lo mismo q piensa la izquierda d unirse,lo hacen el resto; la diferencia está en q hay tanto presidenciable, q saldrian mínimo tres presidentes.

El 2018 desde ya pinta agitado. Me huele a pachito renunciado

........
Vieron la cara d Santos en Ecuador con la declaración final?. El mango d esta sartén sigue en manos d Maduro, asi duela en el alma, el acuerdo final es q seguirán reuniendose para seguir acordando.
Jijijiiii.u

Con razón la cara d Santos q hoy me recordó a popeye.

juan manuel rodríguez. c.

21 de Septiembre

1 Seguidores

Esa alianza tiene un sentido práctico, aunque de por sí no permite asegurar ...+ ver más

Esa alianza tiene un sentido práctico, aunque de por sí no permite asegurar la no derrota electoral de CLARA LÓPEZ el 25 de Octubre de 2015. Hay desgaste lógico de lo que se suele llamar izquierda en el quehacer administrativo de Bogotá que en 12 años no estuvo marcado por hechos de significativa trascendencia que crearan en el imaginario colectivo la diferencia que se necesitaba señalar para que la gente comprendiera que gobernar con ideas de izquierda no solo era bueno, sino de profundo impacto y muy superior a lo que hacen las fuerzas del injusto oden de cosas que defiende la derecha, quien ha sabido explotar muy bien las falencias, los errores y los desenfoques de quienes crearon imaginarios en los sentimientos colectivos que al fracasar se convirtieron en desilusión y frustración. Y a falta de autocrítica eso es mortal.

Julián Darío Bonilla Montenegro

22 de Septiembre

0 Seguidores

Esto se debería llamar cinismo ilustrado. La estructura actual de la izquierda es, palabras más, palabras menos: "lo hemos hecho mal, no sabemos organizarnos, nos creemos que tengamos la culpa de lo que ha pasado en la capital, pero por favor, voten por nosotros".

¿Podemos ser tan campantes de suponer que, de buenas a primeras, Petro volvería al PDA a enfrentarse políticamente a Robledo y a Cepeda? Esto si que me parece ironía pura.

Esto se debería llamar cinismo ilustrado. La estructura actual de la izquierda es, palabras más, palabras menos: "lo hemos hecho mal, no sabemos organizarnos, nos creemos que tengamos la culpa de lo que ha pasado en la capital, pero por favor, voten por nosotros".

¿Podemos ser tan campantes de suponer que, de buenas a primeras, Petro volvería al PDA a enfrentarse políticamente a Robledo y a Cepeda? Esto si que me parece ironía pura.

harriarq

22 de Septiembre

0 Seguidores

Da miedo la expresión "La izquierda hará todo lo que se deba hacer para no p...+ ver más

Da miedo la expresión "La izquierda hará todo lo que se deba hacer para no perder Bogotá", ya lo han demostrado antes y han ganado, la guerra sucia y la intimidación fue efectiva en las anteriores campañas, el vota por mi o perderás tu puesto, te quitarán subsidios, cerrarán jardines, el contrario es satanás... esa es la campaña que vendrá del ejercito de HPetro, el ejercito de los rasos con chaquetas que ya está haciendo campaña bajo cuerda y ahora será visible porque ya el títere Maldonado dio paso al costado y Clara de pollo es la "unidad de la izquierda".... pero muy a pesar suyo, el apoyo de HPetro puede ser fatal para Clara, porque le suma todo lo malo de la actual administración a la imagen de Clara como coparticipe a sus espaldas en el carrusel de Sammy y ese revuelto vomitivo es contraproducente... para Bogotá, además Peñalosa toma mas fuerza por la decepción de la izquierda que por el supuesto apoyo de Uribe, que aún no ha llegado... esperenlo...

DIDUNDI

23 de Septiembre

3 Seguidores

Se nececesita ser muy sectario para q la famosa epresion q utiliza d ataque,no...+ ver más

Se nececesita ser muy sectario para q la famosa epresion q utiliza d ataque,no sea vista como una expresion afin y comun a cualquier contienda politica de siempre y es utiizada x TODOS historicamente.

Igualmente se necesita d + dosis d sectarismo politico para no ver q a Petro sencillamente no lo dejaron trabajar,x una razon muy sencilla, el estamento tradicional viene trabajando el 2018 desde la eleccion d Petro. No se necesita d mucha frente para saber dl fortin politico q es Bogota.

y devolviendole su expresion, el estamento tradicional esta dispuesto igualmente a TODO para evitar q el 2018 caiga en manos diferentes y la cuota inicial d todo ese objetivo fue y es, torpedear a Petro y violentar la posibilidad d Clara.

Luis Gomez

23 de Septiembre

0 Seguidores

Le recuerdo a LSV que la marcha del 22 de septiembre no fue por defender la al...+ ver más

Le recuerdo a LSV que la marcha del 22 de septiembre no fue por defender la alcaldia de Petro, fue el dia mundial del cambio climatico.

Natalia Arenas

24 de Septiembre

565 Seguidores

Hola Luis. Sí sabemos que fue así. De hecho, en el pie de foto del Procurado...+ ver más

Hola Luis. Sí sabemos que fue así. De hecho, en el pie de foto del Procurador así lo decimos. Pero ese también fue el día que eligió Gustavo Petro para convocar a la gente a la calle para defender a la Bogotá Humana. 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia