Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ever Mejía · 08 de Marzo de 2020

6738

4

El viernes el presidente Iván Duque dijo que “no hay aportes del señor Hernández” a su campaña, en un esfuerzo por desmarcarse del asesinado y polémico ganadero José Guillermo ‘Ñeñe’ Hernández, quien aparece en un reporte de la Dijín a la Fiscalía por presuntamente coordinar la comprar votos en “La Guajira y en un municipio del Cesar” para su campaña presidencial en 2018.

 

Más allá de si compró o no votos a su favor, el Ñeñe sí le hizo proselitismo a Duque en Valledupar, aunque en el Centro Democrático dicen que lo hizo por fuera de la campaña oficial. Fue tan público su apoyo que, incluso, pagó lienzos y una valla promoviendo su candidatura.

Las movidas del Ñeñe en Valledupar

El Ñeñe era conocido en Valledupar como un importante ganadero y un fanfarrón que le gustaba mostrar la plata en público y sus relaciones con la élite del país, como queda claro en su cuenta de Instagram. Era hijo de Aristides ‘el Capi’ Hernández, un ganadero con contactos con gente reconocida de Bogotá, y pareja de la exreina de belleza María Mónica Urbina.

Estaba en la mira de las autoridades por presuntamente ser testaferro del detenido narcotraficante Marquitos Figueroa. De hecho, a mediados del año pasado, la Fiscalía ordenó extinción de dominio para los bienes del asesinado ganadero en Valledupar y La Guajira.

Y aunque el Ñeñe no era un líder político del departamento y tampoco participó activamente en la logística oficial de la campaña de Iván Duque en el Cesar, según nos lo confirmaron tres políticos de otros partidos rivales al Centro Democrático en la ciudad y dos de adentro, sí se movió junto a su hermano José Gregorio ‘Goyo’ para apoyar a Duque por su cuenta. 

Ñeñe y Goyo mandaron a hacer varios lienzos en los que mostraban su respaldo a Duque y una semana después de que el candidato uribista ganara la consulta, el 11 de marzo, pusieron una valla gigante frente al Parque de la Leyenda Vallenata, uno de los lugares más visibles de la ciudad, haciéndole campaña al ahora Presidente y haciendo explícito su apoyo.

Pero la valla no tenía la autorización de la campaña y no cumplía con el diseño estipulado, y por eso llegó a tener problemas con la campaña oficial del Centro Democrático. 

“Luigi Echeverri (gerente nacional de la campaña de Duque) me llamaba casi todos los días preguntándome que cuándo la íbamos a sacar”, nos contó Heriberto Urbina, el coordinador político de la campaña de Duque en el Cesar. 

Urbina nos dijo que tuvo que llamar a El Ñeñe a pedirle que retirara la valla y que este le respondió “voy a hablar con Iván, él se crió conmigo, llegaba a mi casa”. 

El Ñeñe, como contó La Silla Vacía, era hijo de un amigo del papá de Duque y, según nos dijo José Manuel Aponte Martínez, primo de Beatriz Aponte, la esposa de Aristides y mamá del Ñeñe, se conocían desde niños.

Es una relación que hizo pública Aponte en julio pasado en esta columna en El Pilón, mucho antes de que surgieran estas revelaciones.

“Él (Duque) jugaba e iban a las haciendas de Aristides con el Neñe y Goyo, montaban burros y burras, caballos y mulas, se bañaban en el río y consumían los suculentos sancochos de chivo y gallina que caracterizaban al Capi”, escribió Aponte, una versión que negó el Presidente, aunque sí reconoció la amistad entre su papá y el del Ñeñe.

A pesar de esa relación entre sus papás, cuando Urbina llamó al entonces candidato Duque y le comentó la situación, según él, Duque le dijo “yo no sé quién es el Ñeñe Hernández, no lo recuerdo. Dale manejo”. 

El Ñeñe retiró la valla una semana después, según Urbina. 

No obstante, el Ñeñe y su hermano Goyo Hernández, junto con los hermanos Cotes -el músico Enrique el ‘Mono’ y el exconcejal Carlos ‘Calet’,-  continuaron ayudando, y también organizaron un pegatón a favor de Duque antes de la segunda vuelta, como evidencia esta publicación del Ñeñe.

Los pegatones fueron eventos en los que un grupo de personas se tomaba una calle y le pegaba afiches de Duque a los carros que pasaban. 

El gerente administrativo de la campaña de Duque en el Cesar, Carlos Morón, nos dijo que el Centro Democrático oficialmente no promovió pegatones y que debió ser iniciativa de ellos. 

“No asistimos como campaña a eventos personales. Nosotros no teníamos cómo controlar lo que hacía la gente”, nos dijo Urbina. 

En todo caso, el Ñeñe sí estuvo en una reunión oficial de campaña, convocada por el cantante uribista Poncho Zuleta en su casa de campo. 

En la reunión fueron citados los coordinadores de la campaña del uribismo, empresarios y ganaderos, entre estos el Ñeñe. 

“El Ñeñe fue de los que menos habló”, nos dijo Urbina. 

Otra fuente del Centro Democrático nos dijo, off the record, que vía Maria Claudia ‘Cayita’ Daza, quien hace parte de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) del senador Álvaro Uribe y que según el periodista Julián Martínez es la mujer desconocida que referencian las transcripciones que publicó el periodista Gonzalo Guillén, Duque se vio con el Ñeñe en campaña.

Un mes antes de la primera vuelta, Duque y el Ñeñe coincidieron durante el Festival Vallenato. “Quien le llevó la agenda de esa visita de Duque fue María Claudia Daza”, nos confirmó una fuente que lo supo de primera mano pero prefirió no dar la cara.

El Ñeñe publicó en su Instagram fotos de él y su familia con Duque el 29 de abril, en pleno Festival.   

Como contamos, Daza es amiga de María Mónica Urbina, la última pareja que tuvo el Ñeñe. Al matrimonio de su hija Victoria el año pasado, como dice esta página de sociales cesarense, asistieron Duque, Uribe y parte del gabinete ministerial.

En conclusión, todo parece indicar que “señor Hernández” mostró un interés visible en impulsar la candidatura del Presidente. Seguramente en los próximos días se sabrá qué tan bienvenido fue.

Comentarios (4)

Elgatodeschrodinger

08 de Marzo

0 Seguidores

y lo mas probable es que tuviera un sticker en el Carro que dijera Duque presidente, en otros paises, existe un proceso de validar un crimen, la oportunidad, la intencionalidad y los medios, aca esta el crimen perfecto excepto porque el Ñeñe no tenia poder electoral en la costa, lo que seria insignificante si uno no conociera que en la costa, el sistema feudal que disfrutan alla depende de eso

y lo mas probable es que tuviera un sticker en el Carro que dijera Duque presidente, en otros paises, existe un proceso de validar un crimen, la oportunidad, la intencionalidad y los medios, aca esta el crimen perfecto excepto porque el Ñeñe no tenia poder electoral en la costa, lo que seria insignificante si uno no conociera que en la costa, el sistema feudal que disfrutan alla depende de eso

harriarq

08 de Marzo

0 Seguidores

?... El desespero por sacar algo sin sentido. LSVacía, cada vez más vacía, ...+ ver más

?... El desespero por sacar algo sin sentido. LSVacía, cada vez más vacía, porque ya ni para opinar, lo de Claudia Lopez y sus puestos para los amigos bien preparados es normal, estudiaron bien para poder brindarle contratos a los que aportaron menos del 2% a la campaña, así aunque no sea ético es legal... Entonces vemos que Claudia midió bien la "ética" y el clientelismo de su campaña y alcaldía

juancgomez

08 de Marzo

0 Seguidores

¿Qué piensa del CD nombrando cónsules que certifican inglés en Notaría?

¿Qué piensa del CD nombrando cónsules que certifican inglés en Notaría?

EduardoSaenzRovner

08 de Marzo

1 Seguidores

Así que el Ñeñe y el Ñoño montaron burras en la Costa...

Así que el Ñeñe y el Ñoño montaron burras en la Costa...

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia