Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ever Mejía | Juan Manuel Flórez Arias · 20 de Marzo de 2021

35318

1

En la casa del exalcalde de Barranquilla, Álex Char, llegaron a un acuerdo siete exmandatarios para ir juntos de cara a las elecciones presidenciales del 2022. Las dos cabezas más visibles de la alianza son Char y la exgobernadora del Valle Dilian Francisca Toro.

Los integrantes de la alianza, que cuenta con una poderosa base electoral, quieren tener vuelo propio por fuera del uribismo y llevar candidato a primera vuelta. 

La reunión de ayer complejiza el panorama de la centroderecha, y pone en entredicho la solidez de la coalición de alcaldes, con Federico Gutiérrez y Enrique Peñalosa, y Álex Char, que, como contamos, tenía un énfasis similar. 

 

Cuatro exgobernadores que asistieron a la reunión de ayer le dijeron a La Silla que, por ahora, los exalcaldes no están incluidos.

Los otros miembros de la coalición son los exgobernadores de Norte de Santander, William Villamizar; de Quindío, Carlos Eduardo Osorio; de Antioquia, Luis Pérez; del Atlántico, Eduardo Verano; y de Bolívar, Dumek Turbay. 

Los integrantes publicaron un manifiesto en el que hacen énfasis en que tienen experiencia y buscan desligarse de posturas ideológicas. El documento se titula “Una voz de las regiones”. Afirman que los une “la capacidad de entrega para desarrollar el trabajo que se nos encomienda con resultados reales”.

También hablaron de promover la agenda de reactivación por la crisis generada por la pandemia y de su compromiso a “respaldar la implementación del proceso de paz”. 

Hubo foto y declaración conjunta en medios de comunicación.

El 20 de abril, en Buenaventura, iniciarán una serie de giras nacionales para hablar con las comunidades. Según le dijeron a La Silla Pérez y otro asistente, la intención es que el candidato se elija a través de una consulta y no de una encuesta.

Se desmarcan de Uribe

Hasta ahora, la coalición regional se había acercado al uribismo. Sus dos figuras más visibles, Char y Toro, se reunieron recientemente con Álvaro Uribe.

Como contamos, la intención era que tanto el partido del expresidente, el Centro Democrático, como la alianza de exmandatarios se midieran en una consulta presidencial de centroderecha en marzo.

Sin embargo, esa apuesta perdió fuerza ayer. Cuatro de los asistentes a la reunión le dijeron a La Silla que esta alianza iría por su cuenta: Luis Pérez, Dilian Francisca Toro, y dos más que prefirieron no ser citados para no revelar detalles del encuentro.

“Hablamos de que esto sea algo independiente. No queremos que nos asocien ni con la izquierda ni con la derecha”, dijo Toro.

En la misma línea habló Pérez: “Nunca he entendido por qué relacionan a este grupo regional de independientes con Uribe. Creo que ninguno ha ganado elecciones con el apoyo de Álvaro Uribe. Lo que se aprobó en el equipo es que aquí no se acepta, por ahora, a nadie del grupo de Petro ni del Centro Democrático”.

Una de las fuentes que pidió no ser citada fue más fuerte: “Hoy quedó absolutamente claro que no jugamos para el uribismo. El propósito es derrotarlos, llevar nuestro candidato”.

En efecto, figuras como Dilian Francisca Toro y Álex Char tienen su propia fuerza electoral, y estuvieron en una orilla distinta del uribismo cuando fueron parte del gobierno de Juan Manuel Santos, del que el Centro Democrático fue opositor.

Otros de los miembros de la alianza, como Luis Pérez y Carlos Eduardo Osorio, incluso ganaron las elecciones en sus departamentos enfrentando a candidatos uribistas.

Ese desmarcamiento del uribismo no se presenta, inicialmente, como producto de diferencias ideológicas.

Si bien la alianza de gobernadores dejó claro en su manifiesto que van a respaldar la implementación del acuerdo, esta era una concesión que el uribismo estaba dispuesto a hacer con tal de mantener la unidad de la centroderecha.

La apuesta de esta alianza por alejarse del uribismo refuerza un discurso desideologizado y pragmático, y en su capacidad de “responder a las necesidades de los ciudadanos”.

Sin embargo, en el uribismo aún creen que es posible una alianza antes de primera vuelta. 

“Si no llegamos juntos, estamos fregados. Aún falta mucho tiempo y la idea es que nos unamos todos los que queremos defender la economía de mercado, con una agenda social fuerte”, le dijo a La Silla el senador del Centro Democrático Ciro Ramírez.

Ramírez agregó que el sector de Álex Char ha acompañado al gobierno de Iván Duque. “Hay un vínculo de amistad y una afinidad ideológica”.

(De hecho, esta semana fue confirmado el nombramiento de Ana María Aljure como viceministra de Ciencia. Es la cuarta figura de la casa Char en el gabinete de Duque, con la ministra TIC, Karen Abudinen; y los viceministros de Salud, Luis Moscoso y de TIC, Walid Jalil David).

El representante uribista Juan Espinal, quien es parte del grupo político de la senadora Paola Holguín, dijo por su parte: “Char se ha tomado fotos con Uribe, con Paola, con Federico Gutiérrez. Todos están hablando. Desde el Centro Democrático el llamado es a la unidad en marzo”.

Pero desde los exgobernadores el plan parece ser otro. 

Char juega a dos bandas, pero está más cerca de una

El exalcalde de Barranquilla y superpoderoso del Caribe, Álex Char, aún no ha anunciado públicamente que quiere ser candidato presidencial. Pero sí lo ha dicho en reuniones privadas y, desde el año pasado, se ha juntado con figuras importantes de la política nacional para hablar de alianzas de cara al 2022.

Varias de esas reuniones de Char, como dijimos, han sido con los exalcaldes Federico Gutiérrez y Enrique Peñalosa, y han hablado de alianzas electorales. 

De hecho, cuando le consultamos a Peñalosa sobre lo que han avanzado en esas reuniones nos dijo: “En nada...en todo. Somos amigos. Haremos recorridos juntos por el país. Haremos una consulta de gerentes, responsables, estudiosos, para construir un mejor futuro”.

Y Char dijo públicamente que con Peñalosa y Gutiérrez “trabajaremos por hacer realidad los sueños de millones de colombianos” tras una reunión que tuvo con ellos en Bogotá. 

Sin embargo, hoy Char parece estar más cerca de la alianza de exgobernadores. Esto porque el acuerdo que hicieron se realizó en su casa, con él como anfitrión. Además, hicieron el compromiso público, con un documento de acuerdos concreto, lo que no pasó con Gutiérrez y Peñalosa. Por ejemplo, tienen ya una cita para un evento en Buenaventura.

Por otro lado, ni Gutiérrez ni Peñalosa parecen muy interesados en integrarse a la alianza de exgobernadores. Ellos fueron invitados a la reunión, Gutiérrez lo reconoció públicamente, pero decidieron no asistir. 

Cuando le consultamos a Peñalosa por qué no asistió nos dijo “No estoy en campaña. Estoy terminando un libro y estoy muy ocupado”. Cuando le dijimos que si en los recorridos por el país le gustaría que estuvieran exgobernadores como Toro, Pérez y Turbay, nos respondió: “Por ahora yo quisiera que fuéramos los tres (exalcaldes)”. 

Gutiérrez también se pronunció en un sentido similar al de Peñalosa cuando le consultaron por su asistencia a la reunión de ayer. “Yo no asisto a esta reunión de la que estás hablando...yo sigo mi recogido como lo tenía previsto en las regiones”, dijo en Semana en Vivo este lunes. 

Esa distancia tiene antecedentes. Tanto Peñalosa como Gutiérrez han tenido diferencias con integrantes o posibles nuevos miembros de la alianza de exgobernadores. 

Un asistente a la reunión y otra fuente que lo sabe de primera mano le dijeron a La Silla que el exgobernador de Cundinamarca Jorge Rey no asistió a la reunión porque pensó que estaría Peñalosa. 

“Nosotros respaldamos a Jorge, entendiendo que él es un gran impulso para nosotros, va a estar en las próximas reuniones en Bogotá y por supuesto en el encuentro del 20 de abril en Buenaventura”, le dijo a La Silla la fuente que asistió a la reunión y pidió no ser nombrada. 

Entre 2015 y 2019, cuando Peñalosa era alcalde de Bogotá y Rey gobernador de Cundinamarca, tuvieron diferencias muy marcadas. Por ejemplo, Rey fue la voz más disonante en el consejo directivo de la Corporación Autónoma Regional (CAR) en la propuesta de Peñalosa de modificar los límites de la Reserva Van der Hammen.

Asimismo, cuando Gutiérrez fue alcalde de Medellín tuvo choques con Pérez, que era gobernador de Antioquia. El exgobernador fue uno de los mayores críticos de Gutiérrez durante la crisis de Hidroituango en 2018.

Pese a esas diferencias, Pérez le dijo a La Silla que Gutiérrez no está en el grupo, pero que sería bienvenido. 

La presencia de Gutiérrez y Peñalosa, nos dijo una persona que ha estado involucrada en la creación de esta coalición, “hace ruido” por sus críticas a Gustavo Petro, lo que iría en contra del propósito de mantenerse a raya de la disputa con la izquierda. 

Otro de los asistentes a la reunión nos dijo: “Lo que entendimos es que ellos van a seguir su camino. Ellos no irían con nosotros (...) Esto es una iniciativa de puertas abiertas para todos. Esto ya es una realidad, hoy quedó claro”. 

Una fuente involucrada en unir a estos exgobernadores agregó que a esta alianza puedan sumarse nuevos nombres, y no necesariamente como candidatos. “Pienso por ejemplo que podría llegar el Mello Cotes, que podría llegar Juan Carlos Gossain”, en referencia al exgobernador del Magdalena, al exgobernador de Bolívar y a otros que están tanteando candidaturas legislativas. 

En ese cruce de opiniones, el gran ausente es Álex Char. La Silla trató de hablar con él para preguntarle por el rumbo de esta nueva alianza y si sigue aliado con Peñalosa y Gutiérrez, pero no nos respondió.

En cualquier caso, aunque en los últimos meses Char se ha reunido con Uribe, con los exalcaldes, y ahora con los exgobernadores, en este último encuentro dio un paso más, y se perfila como su apuesta principal para el 2022. 

Una que tiene el reto de mantenerse unida a una colcha de retazos de partidos y figuras políticas, a más de un año de las elecciones, y permanecer vigente sin intervenir en los debates ideológicos de la política.   

Comentarios (1)

Wilozada

21 de Marzo

0 Seguidores

Estos políticos ya entendieron el mensaje: La cercanía del señor Uribe a sus aspiraciones presidenciales constituye el abrazo del oso. Un personaje con una imagen negativa de más del 60% es una compañía indeseable. Está bien que se disfracen, así sean más de lo mismo. Lo de los exalcaldes no tiene futuro. Gutiérrez es un bocón de ultraderecha recalcitrante, y mucha gente ya está cansada de eso.

Estos políticos ya entendieron el mensaje: La cercanía del señor Uribe a sus aspiraciones presidenciales constituye el abrazo del oso. Un personaje con una imagen negativa de más del 60% es una compañía indeseable. Está bien que se disfracen, así sean más de lo mismo. Lo de los exalcaldes no tiene futuro. Gutiérrez es un bocón de ultraderecha recalcitrante, y mucha gente ya está cansada de eso.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia