Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por María Clara Calle · 03 de Octubre de 2019

7131

0

Desde que el ahora ministro del Deporte, Ernesto Lucena, llegó a la dirección de Coldeportes en septiembre de 2018, empezó a barrer con todo lo que tuviera el sello de la baronesa que había manejado esa entidad en últimos dos años: la gobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, quien tenía de directora a Clara Luz Roldán, su hoy candidata a reemplazarla en la Gobernación. 

En ese camino, la transición de Coldeportes a convertirse en el nuevo Ministerio adquirió una impronta más académica: la de la Universidad Sergio Arboleda, de donde Lucena viene sacando a sus más cercanos coequiperos.

La Sergio, como se sabe, es la universidad del presidente Iván Duque -quien también ha sacado de ahí colaboradores para su Gobierno- y del propio Lucena, quien fue decano de Derecho, de Innovación y Transformación Digital, y de la Escuela en Ciencias de la Salud y del Deporte; cargos que ejerció durante los últimos cinco años antes de ser nombrado director de Coldeportes. 

El sello Sergio lo ha puesto el Ministro del Deporte con tres de los cuatro directivos de Coldeportes, su subsecretario general y lo ratificó esta semana con la designación del que será su secretario general en la cartera, cuya hoja de vida fue subida a la página de nombramientos de Presidencia el pasado martes.

La barrida de Dilian (aunque aún tiene poder)

Tras ser nombrado por Duque, en septiembre de 2018, proveniente de la Sergio, Lucena pidió las renuncias protocolarias de todos los directivos de Coldeportes para nombrar a su equipo propio, como suele suceder.

“Lucena sí llegó con mucha gente y lo primero que dijeron es que todo lo que sonara a Valle del Cauca, más que todo a Clara Luz (Roldán) tenía que salir”, aseguró una persona que conoce el Ministerio de Deporte por dentro. 

Otras dos personas que también conocen cómo funciona la cartera confirmaron que Lucena llegó con la intención de acabar en Coldeportes con el fortín político de Dilian.

El poder de esa baronesa allí era tal que, cuando el Congreso discutía cómo transformar a Coldeportes en el Ministerio del Deporte, casi hasta último debate se pensó que el nuevo ente estaría basado en Cali y no en Bogotá. Pero finalmente, pesó más el argumento de proteger los gastos administrativos que implicaría sacar un ministerio de la capital y éste se quedó en Bogotá. 

 

Como la mayoría de los funcionarios de Coldeportes son de planta (180 más 23 de libre nombramiento), las tres fuentes que consultamos para este artículo coinciden en decir que la solución de Lucena con aquellos que no pudieran ser removidos por su tipo de contrato y pudieran tener vínculos con el grupo de Dilian fue comenzarlos a rotar constantemente dentro de la institución o quitarles funciones que antes eran de su responsabilidad para reducir su margen de maniobra.

Han sido tantos los movimientos de personal, que el recién creado sindicato de Coldeportes, Acoldep, ya le ha enviado varias cartas a Lucena quejándose de un “ambiente laboral tenso” y de un “temor extendido entre los servidores públicos” del Ministerio del Deporte a causa de los traslados constantes por las diferencias entre esta administración y la pasada. 

Al respecto, el ministro Ernesto Lucena nos respondió que es falso que haya algún tipo de presión para hacer que funcionarios renuncien.

“No discrimino ni tampoco se trata de un un acoso laboral. Pero uno sí tiene la capacidad de mover a los coordinadores de los grupos internos de trabajo para poder quedar bien organizados como equipo”, aseguró Lucena. 

Y sobre el tema político añadió: “Cuando uno llega y se encuentran presuntas irregularidades, por supuesto es la gente de confianza la que le hace ver eso a uno. Pero lejos de que sea del mundo político. Soy una persona joven que tengo que guardar mi integridad personal y no puedo pecar ni por acción ni por omisión”, dijo el Ministro al asegurar que realizó diagnósticos de cómo encontraba la entidad para presentarle a los organismos de control, como la Procuraduría y la Contraloría. 

A pesar de la movida del nuevo Ministro, un hecho que nos sucedió en la reportería de este artículo evidencia que la exdirectora Roldán del grupo de Dilian Francisca Toro sigue teniendo al menos cierto grado de influencia en la entidad.

Resulta que, en medio de nuestras entrevistas, la oficina de prensa de la candidata a la Gobernación del Valle se comunicó con una periodista de La Silla Vacía para preguntar por el enfoque de esta historia, a pesar de que no habíamos contactado a nadie de la campaña. 

Esa influencia, en cualquier caso, al menos no incluye ya a los directivos que ahora tienen marca de la Sergio Arboleda.

El sello de la Sergio

Después de pedir la renuncia a los directivos de Coldeportes, el ministro Lucena empezó a nombrar a su equipo trayéndolo de la academia.

  • En la Dirección de Posicionamiento y Liderazgo Deportivo en Coldeportes (la más visible por ser la que trabaja con los deportistas de alto rendimiento, como Caterine Ibargüen o Jossimar Calvo) nombró a Miguel Acevedo, quien venía de ser Director del Centro de Formación Deportiva en la Sergio.

Lucena y Acevedo venían haciendo equipo desde que ambos estaban en la universidad y el hoy ministro era decano de la Escuela de Ciencias de la Salud y del Deporte.

Juntos lograron que, en 2017, la Sergio Arboleda firmara un pacto con Millonarios F.C. y la aseguradora Allianz para que jugadoras de fútbol de la universidad se convirtieran en la cantera del equipo profesional femenino del Millonarios, como la misma universidad lo explica. Posteriormente, crearon la Academia Millonarios F.C. – Universidad Sergio Arboleda Fútbol Femenino.

Durante ese mismo tiempo, Lucena lideraba la creación del primer pregrado en Gestión Deportiva del país, que se concretó en el segundo semestre de 2018. 

Por logros como estos que se atribuyen a la dupla, especialmente a Lucena, es que la Sergio se autoproclama como “la universidad del deporte en Colombia”. 

No es de extrañar entonces que Lucena le diera la dirección más visible de Coldeportes a su coequipero desde entonces, Acevedo.

  • En la Dirección de Fomento y Desarrollo ubicó a Diana Carolina Breton, quien dirigió la Decanatura de Estudiantes de la Sergio entre 2011 a 2018. 

  • Y Viviana Forero fue nombrada como directora de Inspección, Vigilancia y Control, después de haber sido coordinadora de contratación de la Sergio entre 2014 y 2018, y docente de Derecho entre 2017 y 2018, cuando Lucena era el decano. 

Este equipo Sergista se va a reforzar todavía más en el Ministerio del Deporte pues otro egresado de esa universidad está a un paso de ser el nuevo Secretario General, según el sistema de publicación de hojas de vida de la Presidencia donde salen los datos de las personas justo antes de que las contraten.

Se trata de Jaime Arturo Guerra, actual secretario jurídico de Coldeportes y abogado de la Sergio con una maestría y una especialización de la misma universidad, y dos especializaciones adicionales. 

Él llegó a la entidad a través de Martín Gómez, el actual subsecretario general, a quien inicialmente Lucena nombró como Director de Recursos y Herramientas del Sistema Nacional del Deporte. 

Al igual que los otros altos funcionarios, Gómez también tiene un vínculo con la Sergio Arboleda aunque es más lejano que el de los demás. 

Con la empresa Mega Educación, que es de su propiedad, Gómez tuvo diferentes contratos con la Sergio para comercializar cursos y posgrados. 

Para el caso de los tres directores, el Ministerio confirmó que continúan en sus cargos en el año que aún falta de transición para que Coldeportes se termine de convertir en Ministerio. 

Además, dicha continuidad cumple con la Ley 1967 de 2019, que creó la cartera y que precisó que los funcionarios de Coldeportes deberían seguir en la nueva institución.

Sin embargo, no es muy claro que el actual subsecretario Gómez se quede.

Su cargo se convertirá nada menos que en el Viceministerio del Deporte, según el Decreto que estructura a la entidad, y tres fuentes que conocen a la institución por dentro nos aseguraron que posiblemente el ministro Lucena no lo va a nombrar como su vice.

“Tengo 41 años y mi mayor experiencia laboral ha sido en la Sergio Arboleda. Aunque trabajé un tiempo en una firma de abogados y en la Conmebol, donde ejercía un cargo de gobernanza y transparencia; conozco a la gente es de la Sergio”.

Eso nos dijo el Ministro sobre su decisión de convertir en despensa su alma máter para dirigir Coldeportes, una entidad que pasó de caminar al ritmo de la baronesa del Valle a tener un corte más académico.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia