Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Nicole Bravo | Laura Soto · 18 de Agosto de 2020

10081

14

Aparte de lamentar el hecho y comprometerse a una exhaustiva investigación, el Gobierno de Iván Duque explicó la dolorosa masacre de ocho muchachos entre 16 y 25 años, el pasado sábado en una vereda llamada Santa Catalina, en Samaniego (Nariño), como un asunto de narcotráfico.

“Estos hechos están ocurriendo por el narcotráfico, por la presencia de grupos ilegales que quieren llenar de actividades ilícitas muchos lugares del territorio”, dijo el Presidente al día siguiente domingo. 

Mientras, su ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, no sólo dio la misma explicación, sino que la usó para criticar al Gobierno pasado de Juan Manuel Santos y para hablar de la necesidad de la aspersión aérea y la erradicación:

“Nariño está sufriendo el impacto atroz del narcotráfico, ese impacto se incrementó desde cuando se tomaron decisiones políticas equivocadas. Colombia estaba en la vía de acabar con los cultivos ilícitos gracias a políticas eficaces… Desgraciadamente, cuando esa era la tendencia buena se suspendió la aspersión”.

Eso aseguró el Ministro en una rueda de prensa, también el domingo, en la que, además, anunció medidas como 120 hombres Fudra (Fuerza de Despliegue Rápido) del Ejército para desplegar acciones en la región y la creación de un grupo especial liderado por la Fiscalía para adelantar investigaciones y actos urgentes; y, entre otros puntos, prometió la erradicación de 130 mil hectáreas de cultivos ilícitos en el país por medio de erradicación, aspersión y programas de desarrollo alternativo.    

Aunque el narcotráfico, y otras rentas ilegales como la minería ilegal, efectivamente son la gasolina de una violencia que no es nueva y que, como hemos contado, en Samaniego se viene recrudeciendo desde que se firmó el Acuerdo de Paz y las extintas Farc salieron de la escena y entraron otros grupos; el asunto es mucho más complejo.

Pasa por una descomposición del conflicto, que incluye que hoy abunden bandas de todos los tamaños queriendo hacer parte del negocio, pero también ilegales luchando por el control y la organización de la vida social, por ser quien pone las reglas, no sólo alrededor del narcotráfico sino de la resolución de todo tipo de situaciones. Eso en un contexto de olvido estatal.

“La masacre de Samaniego se da contra una fiesta que violaba las “reglas” frente al coronavirus. Un hecho atroz y de ninguna forma justificable. Pero se da en una zona donde el Estado no es quien pone las reglas, no tiene poder político ni social. Los grupos armados sí”, escribió el domingo en su twitter Kyle Johnson, miembro de La Silla Llena, cofundador de la fundación Conflict Responses y uno de los investigadores que más conoce las dinámicas de la violencia en el Pacífico.

Esa realidad tan poco simple impone al Gobierno tener otras consideraciones a la hora de pensar en soluciones de fondo, según los expertos.

El también miembro de nuestra red Juan Carlos Garzón, de la Fundación Ideas para la Paz, dice frente a los anuncios del Gobierno que no es efectivo responder únicamente con aumento de pie de fuerza, pues eso no soluciona problemas estructurales ni genera confianza en las comunidades. 

“La fórmula, la manera como el Estado le pegaba militarmente a las Farc, no funciona para responder ahora. Entonces, la pregunta de fondo es si el Estado está preparado para responder a un deterioro de la seguridad en un marco de fragmentación de grupos y dinámicas en el territorio”, dice Garzón. 

Samaniego va por su segunda masacre en cuarentena

No han sido días de buenas noticias desde Nariño y, en general, desde el Pacífico. 

La masacre de Samaniego está precedida por otra que sacudió al país la semana pasada y que, lamentablemente, también dejó jóvenes como víctimas: cinco menores de edad afro asesinados en un cañaduzal al suroriente de Cali, un asunto del que aún no se conoce una explicación por parte de las autoridades y no se conocerá pronto, pues oficialmente se dijo que no harán públicas las hipótesis para no afectar la investigación.

Tres días antes, dos estudiantes que se dirigían a su colegio a entregar una tarea fueron asesinados en la cabecera del municipio de Leyva, Nariño. Según la Defensoría del Pueblo en una alerta temprana emitida el 12 de agosto, los responsables del hecho son las Autodefensas Gaitanistas también conocidas como el Clan del Golfo.  

Y el sábado pasado, el mismo día de la masacre de Samaniego, se conocieron unos aterradores videos en los que miembros del Clan descuartizaban disidentes de las Farc, mientras repetían: “Esto les va a pasar si no se entregan, si no se desmovilizan”. El Ejército confirmó la veracidad de las imágenes y detalló que sucedieron en el municipio nariñense de Magüí Payán.

Para Samaniego, un municipio de vocación agrícola, casi 50 mil habitantes y 87 veredas en el centro de Nariño, la masacre del fin de semana es el segundo gran golpe que le da la violencia durante la cuarentena por el covid.

Óscar Andrés Obando (17 años), Laura Michel Melo (19), Campo Elías Benavides (19), Daniel Vargas (22), Bayron Patiño (23), Rubén Ibarra (24), Jhon Sebastián Quintero (24) y Brayan Alexis Cuarán (25), fueron asesinados en una casa de la vereda Santa Catalina en la que, al parecer, se llevaba a cabo una fiesta por razones que ni oficial ni informalmente están del todo claras. En el pueblo las fuentes coinciden en decir que se trataba de jóvenes muy queridos por todos.

Hacía dos meses, el 13 de junio, habían sido asesinadas cuatro personas en una vereda del pueblo, llamada Yunguilla, por otras seis que estaban armadas con fusiles. En ese momento, Nelson Parrado, comandante de la Policía de Nariño, dijo que se podría tratar de un “ajuste de cuentas”.

La periodista Salud Hernández, quien viajó a la zona después de lo del sábado y escribió un reportaje, dijo que según las primeras pesquisas policiales que conoció el múltiple crimen de los muchachos estaría ligado a este anterior, en el que murió el líder de una banda llamado alias Cuy que, según su escrito, habría sido reemplazado por alguien que estuvo en la fiesta de los jóvenes.

A inicios de este mes de agosto, la violencia se había hecho sentir con el ataque a ráfagas de fusil contra una patrulla de la Policía mientras ésta realizaba actividades de verificación en el casco urbano de Samaniego “para adelantar acciones operacionales contra el ELN”, según RCN Radio. Un oficial murió y otro quedó herido.

La presencia del ELN en la zona, precisamente, fue destacada por el Gobierno Duque en su reacción a la masacre de este sábado.

Efectivamente, esa guerrilla lleva unos 30 años ejerciendo su poderío en Samaniego y en la cordillera occidental, pero ha perdido buena parte de su impulso, como explicó el experto Johnson.

Aunque el Gobierno no los acusó directamente, los elenos ayer lunes salieron a desmentir haber sido los autores del asesinato de los ocho jóvenes y a acusar a los paramilitares en supuesta alianza con el Ejército y la Policía. “En esta región altamente militarizada existe una alianza del Ejército y la Policía con bandas narcoparamilitares como Los Contadores, esta alianza es la real responsable del incremento de la violencia, las masacres y los asesinatos”, dicen en un comunicado

En la zona también tuvieron influencia las Farc.

Tras la captura de dos personas, el general Jorge Luis Vargas de la Policía Nacional dijo que en la zona también actúa el grupo ilegal de ‘Los Cuyes’ que se disputa con el ELN el tráfico de drogas en el municipio. Aunque no dio razón de cuál sería la relación con la masacre.

El narcotráfico y más

Samaniego es un municipio atractivo para grupos armados ilegales porque se encuentra en el centro del departamento y cuenta con corredores que llevan a la Costa del Pacífico nariñense, de donde sale el 70 por ciento de la cocaína del país; y otros que conectan con la cordillera occidental hacia el norte de Nariño y sur del Cauca.

Pero además de eso es un enclave en proceso de consolidación en el que se produce y se transforma la hoja de coca, según el informe de 2019 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

El negocio de la coca se vuelve atractivo en un municipio que carece de empresas legales y de industrias y que aún cuenta con carreteras sin pavimentar que dificultan la conectividad con otros territorios para comercializar productos del campo.

Además, en un contexto de precariedades y ausencia estatal, es un negocio rentable para algunas familias, pues un kilo de coca puede costar entre 4,5 y 7,5 millones de pesos dependiendo del mercado.

En Samaniego, como en otras partes del país, el mercado del narcotráfico sufrió un cambio en su dinámica tras el desarme de las viejas Farc, lo que ha complejizado ese negocio y su comprensión.

Por ejemplo, en zonas donde antes controlaban las Farc, la entonces guerrilla cobraba a los cocaleros 50 mil pesos por cada gramo de coca, y ahora las disidencias cobran 150 mil, según reportes del Centro de Estudios en Seguridad y Paz.

Estas diferencias y “desorden” en el negocio han hecho que mandos medios quieran participar también como dueños de las vueltas y creen sus propios grupos, lo que hace que la violencia se descentralice y sea más difícil tener una radiografía completa de los grupos que hay y quiénes los conforman.

“Antes se hablaba con el que estuviera al mando y la comunidad tenía a dónde ir para resolver o aclarar problemas. Hace como un año largo nos dicen en terreno que la gente no sabe quién es quién, todos van de civil armado y no saben qué grupo será y la comunidad está en medio de eso”, nos dijo al respecto Nestor Rosanía, director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz.

En esto coincide una persona que vive y conoce el municipio, pero que prefirió no ser citada por las amenazas que ha recibido.

“La descomposición es tan grande en el tema de violencia armada que tres o cuatro personas con dos o tres fusiles hacen un grupo armado”, comentó la fuente desde terreno.

De lo que no hay duda es que la violencia se ha recrudecido justamente después de que las Farc entregaron las armas, como lo contamos en esta historia el año pasado, cuando mataron a la Personera del pueblo y a un periodista.

Evidencia de ese recrudecimiento son las cifras de homicidios: en 2018 el municipio cerró el año con 22 asesinatos, mientras que en lo que va de 2020 ya contabiliza 30. 

Sin embargo, la explicación a todas estas cifras de violencia no la dan tan fácil en el municipio ni la reducen a un tema exclusivo del narcotráfico.

Al respecto, Harold Montúfar, exalcalde del municipio, publicó un video en redes en el que detalla que la violencia que ha vivido el municipio pasando por masacres y asesinatos que han llevado a que Samaniego tenga la tasa más alta del mundo en homicidios con 100 asesinatos por cada 100 mil habitantes, y pide al Presidente Duque convocar a la cooperación internacional para analizar los homicidios de los últimos 10 años con el fin de conocer los orígenes de la violencia en el municipio. 

Para Claudia Cabrera, exalcaldesa de Policarpa, un municipio que también se encuentra sobre la cordillera occidental y quien conoce la dinámica de violencia en la zona, acciones como la masacre del sábado suelen ser una forma de los grupos armados de llamar la atención cuando están en un territorio con el fin de ganar respeto.

En un sentido parecido, Kyle Johnson dice sobre el mismo hecho “parece que es algo supremamente local y particular”. Según él, parte de lo que pasa en el municipio pasa porque algunos hombres del ELN pudieron replegarse a la cordillera y dejar vacíos temporales en algunos sectores que son tomados por otros actores, como podría ser pequeños grupos que trabajan para narcos en temas de seguridad o sicariato. 

Según el investigador Juan Carlos Garzón, la militarización (que anunció el Gobierno) es una forma de reaccionar a los hechos que no ayuda a cambiar las lógicas del conflicto, ni a buscar una solución de fondo a los problemas de seguridad porque no refuerza las capacidades locales, no conoce el trasfondo de la violencia y es temporal. 

Las capturas, por ejemplo, en su concepto pueden generar calma por un tiempo, pero a largo plazo pueden generar más violencia por la desestabilización del conflicto, pues casi siempre llega otro mando a reemplazar.

“Hay un tema de gestión de seguridad: pasar de lógicas reactivas a más de prevencion, eso significa más capacidades locales, que autoridades locales cuenten con mayor capacidad, no llenar de Policia y Ejercito, sino mejorar las relaciones con las comunidades, resolver conflictos, fortalecer las capacidades de las mismas comunidades de responder a sus conflictos locales”, explica Garzón. 

En una vía parecida a lo que dice el experto, líderes cívicos de Samaniego están pidiendo que dentro de las respuestas del Gobierno a la masacre estén incluirlos en las discusiones de la Comisión Nacional de Seguridad y de la Mesa Regional de Garantías, la implementación de un Plan de protección colectiva e impulsar iniciativas locales de paz, como un Pacto Local de Paz, un Consejo de Paz, la Memoria Histórica, asociaciones de productores y asociaciones de víctimas y sobrevivientes.

También piden inversión concertada con las comunidades por medio de planes de vida, presupuesto participativo, Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial y fortalecer sus organizaciones. Es decir, medidas a largo plazo.

El investigador Jerónimo Castillo, de la FIP, agrega que la estrategia del Gobierno debería pasar también por implementar políticas de prevención de los homicidios, que según dice, no existen en general.

En el caso de Samaniego, dice el experto que el Gobierno debería estar haciéndose las preguntas: “¿Qué está pasando? ¿por qué matan jóvenes? ¿están tratando de enviar un mensaje? ¿es una estrategia para sembrar terror como pasaba hace años, de quién?”. 

 

Comentarios (14)

José Saramago ..

18 de Agosto

4 Seguidores

En Samaniego manda el ELN, su gran influencia allí: de hecho y es un hecho qu...+ ver más

En Samaniego manda el ELN, su gran influencia allí: de hecho y es un hecho que el ELN ha repartido en varias ocasiones, panfletos, en los que dejan claro que prohíben las reuniones de personas y que aquellos que violen sus reglas serán “objetivos militares". Nariño es aun región de narcotrafico, bandas criminales, carteles mejicanos con gran poder. Los primeros en morir son los lideres campesinos.

LIBELULA

21 de Agosto

0 Seguidores

Nariño es una feria de pueblo..con de todo un poquito...ELN, ex Farc, narcos ...+ ver más

Nariño es una feria de pueblo..con de todo un poquito...ELN, ex Farc, narcos privados que les pagan cuota por protección y pequeños cultivadores a sus servicios. La consecuencia es que Nariño es uno de los Dpto más costosos del país.y eso a llevado a incrementar la pobreza.y violencia.Encuentras que viviendas de estrato 3 sin ser lo mejor pueden costar más de 300 millones y en otras dptos la mitad

José Saramago ..

18 de Agosto

4 Seguidores

inhumana masacre, hay investigar por que y quienes están detrás de este hech...+ ver más

inhumana masacre, hay investigar por que y quienes están detrás de este hecho; seguridad y justicia; y buscar soluciones al narcotrafico y la pobreza.
mientras.. Daniel coronell se alegra por ser tendencia “gracias a la masacre en Samaniego”.
mientras.. la alcaldesa de Bogota(de la que se olvido a conveniencia LSV) se refiere a la masacre para buscar pelea y desviar la atención de su ineficacia.

Javier M

18 de Agosto

0 Seguidores

A propósito de ineficaces. El Presidente Duque ni se da por enterado de las m...+ ver más

A propósito de ineficaces. El Presidente Duque ni se da por enterado de las masacres. Por estar dando mal ejemplo asistiendo a misa, atacando a las cortes y por estar pendiente de su intrascendente programa diario, se le salió el país de las manos. El Presidente tiene que ir a las regiones y apersonarse del asunto. Pero no, sigue cagado del susto, escondiéndose en su palacio, gobernando por TV.

Lina Rosa Latorre García

18 de Agosto

0 Seguidores

DON JAVIER: Si no tiene algo que decir que algo útil, bueno, bello y justo, e...+ ver más

DON JAVIER: Si no tiene algo que decir que algo útil, bueno, bello y justo, es mejor callar.¡Sea SERIO! Es mejor abstenerse de emitir babosadas, expresar tonterías y acusaciones no serias, Los mentores, columnistas y lectores de LA SILLA, SON AFINADOS. Su escrito es penoso: mal gusto, falsas acusaciones, órdenes vacías de verdad, estética y ética. Ninguna orientación de hogar y escuela inicial.

Javier M

18 de Agosto

0 Seguidores

La maestra me mandó a callar. ¿Eso es lo que le enseñaba a sus estudiantes?...+ ver más

La maestra me mandó a callar. ¿Eso es lo que le enseñaba a sus estudiantes? Afortunadamente mis padres y maestros me enseñaron a debatir, a no tragar entero, a ser irreverente si quiere. Si el problema es la alusión escatológica la retiro, pero me temo que no me voy a callar. Para eso son estos foros.

Flautistadehamelin

18 de Agosto

0 Seguidores

Es verdad que hay temas complejos, pero si el municipio es vital para la ruta ...+ ver más

Es verdad que hay temas complejos, pero si el municipio es vital para la ruta del narcotráfico, nada va a evitar la violencia a menos de que se le combata o se legalice. Así que decir que es que el tema es muy complejo es la excusa para posar de profundo y no decir nada, y para que los políticos y los periodistas progres metan su agenda: que lo que se necesita es más plata.

Flautistadehamelin

18 de Agosto

0 Seguidores

Mención apare merece el tweet superficial y manipulador de la alcalde de Bogo...+ ver más

Mención apare merece el tweet superficial y manipulador de la alcalde de Bogotá, diciendo que donde está el presidente y que lo que se necesita es más educación. ¿Y exactamente la educación cómo hubiera evitado la masacre de los muchachos?. Impresentable politiquera, con la sangre de los muchachos aún en el piso y ella aprovechando para meternos su agenda, inútil en este caso, por demás.

coronado

18 de Agosto

0 Seguidores

El acuerdo de paz legalizó la coca con el apoyo entusiasta del pueblo nariñe...+ ver más

El acuerdo de paz legalizó la coca con el apoyo entusiasta del pueblo nariñense. Ahí tienen: cosechen lo que sembraron.

OMAR MARTINEZ

18 de Agosto

0 Seguidores

Si a usted le dijeron eso del acuerdo de paz, debe ser porque le come cuento a...+ ver más

Si a usted le dijeron eso del acuerdo de paz, debe ser porque le come cuento a toda tontería. Pero ese no es su problema, sino su complacencia con una masacre en tono de venganza y odio. ¿complacido?

OMAR MARTINEZ

18 de Agosto

0 Seguidores

Es más claro el twitter Kyle Johnson registrado en la crónica que la manida...+ ver más

Es más claro el twitter Kyle Johnson registrado en la crónica que la manida explicación del señor ministro de Defensa: Esa zona de Nariño tiene décadas de abandono del Estado Colombiano, y volver a la fumigación y a la militarización no soluciona nada, son apenas salidas del momento ante los medios, en las que el retrovisor se convierte en la formula para echar culpas al pasado y nada mas

Marleny Barrera López

19 de Agosto

5 Seguidores

Desbarajustado el país. Volvieron las masacres y volvieron a decir que mandar la fuerza pública, de la que se escuchan muchas versiones de relaciones con los grupos narcotraficantes. Mientras, la población poniendo, como siempre, su sangre y sus vidas. No hay Estado, no lo ha habido y menos gobierno. La peor noche la estamos viviendo, que pase rápido. Muy triste no poder contener la violencia.

Desbarajustado el país. Volvieron las masacres y volvieron a decir que mandar la fuerza pública, de la que se escuchan muchas versiones de relaciones con los grupos narcotraficantes. Mientras, la población poniendo, como siempre, su sangre y sus vidas. No hay Estado, no lo ha habido y menos gobierno. La peor noche la estamos viviendo, que pase rápido. Muy triste no poder contener la violencia.

José Saramago ..

19 de Agosto

4 Seguidores

¿cual paz? Si se robaron un Plebiscito.
Sin seguridad ni justicia no hay...+ ver más

¿cual paz? Si se robaron un Plebiscito.
Sin seguridad ni justicia no hay paz, son los dos pilares sobre lo que se construye todo lo demás.La seguridad del Estado la desmonto Santos durante cuyo gobierno se sucedió la peor corrupción, la Justicia esta podrida en la inmunda. En el Acuerdo Habana se negocio el país y se pacto el narcotrafico, impunidad, poder corrupto,. y meter a Uribe a la cárcel.

LIBELULA

21 de Agosto

0 Seguidores

dejemos de mentiras, los asesinos fueron por 3 personas que se encontraban ah...+ ver más

dejemos de mentiras, los asesinos fueron por 3 personas que se encontraban ahí, que se dice tendían vinculos con disidencias y narcotraficantes. 4 de los muertos de pronto estaban en el lugar equivocado.No se puede tapar el sol con un dedo. Nariño es uno de los dptos más costosos, hay mucha pobreza porque no todos se dedican al negocio de drogas y esto viene con la paz que y que santos tapo

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia