Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita León · 13 de Enero de 2020

8571

4

Después de que la Revista Semana reveló la escandalosa evidencia de que desde el Ejército estarían chuzando a políticos de oposición, periodistas y magistrados encargados de llevar el juicio contra Álvaro Uribe, el presidente Iván Duque y su ministro de Defensa se comprometieron a “ir hasta el fondo en las investigaciones contra las manzanas podridas” y a tener "cero tolerancia" con las violaciones a la ley por parte de uniformados.  Sin embargo, lo que muestran los casos denunciados valientemente por la misma revista en el último año es que más de cinco generales del Ejército que han tenido que salir de la Institución o ser trasladados tras ser denunciados por hechos presuntamente ilegales fueron ascendidos a altos cargos del Ejército durante el gobierno del presidente Iván Duque y algunos elogiados efusivamente pese a que traían cuestionamientos del pasado, como lo muestran estos casos:

1

Chuzadas ilegales, que salpica al ex comandante del Ejército

La denuncia de Semana muestra que la salida del general Nicacio Martínez, el pasado 27 de diciembre, lejos de haber sido por razones personales como lo presentó el presidente Duque tuvo que ver con el seguimiento ilegal a políticos de oposición, periodistas que investigaban a los militares y a la magistrada que llevaba el caso de Álvaro Uribe.  Un escándalo similar al que llevó a la disolución del organismo de inteligencia DAS durante el gobierno de Álvaro Uribe, y que a juzgar por lo publicado en Semana este sábado involucró un nivel de coordinación institucional desde la misma comandancia del Ejército. Estuvieron involucrados, según la revista, entre otros:

  • El entonces comandante del Ejército Nicacio Martínez. Según la revista, ordenó entregar dos de los equipos que utilizaron para las chuzadas a dos coroneles, uno activo y otro retirado.  “No fueron destinados a misiones y operaciones oficiales, el solo hecho de que un retirado maneje uno de estos equipos ya es irregular. Sabemos que fueron utilizados para actividades políticas. Después de tres meses los devolvieron (finales del año pasado) sin ningún registro de lo que hicieron. Todo lo borraron”, dijo un alto oficial de Inteligencia militar a la revista.

  •  Unidades de dos batallones: el de ciberinteligencia (Bacib) que pertenecen a las brigadas de inteligencia militar y al de Contrainteligencia de Seguridad de la Información (Bacsi). Ambos dependen orgánicamente del Comando de Apoyo de Inteligencia Militar (Caimi) y del Comando de Apoyo de Contrainteligencia Militar (Cacim). “Algunas unidades del Ejército se han dedicado en el último año a desplazar a sus unidades móviles y utilizar sus equipos de última generación para saber en qué andan algunos periodistas, políticos, magistrados, e incluso coroneles, generales y comandantes de otras fuerzas”, dice una de las fuentes de adentro del mismo Ejército que habló con la revista.

  • Un coronel retirado por vínculos con narcos y paras, quien según la Revista decidió ayudar a la cúpula militar anterior, de la cual era muy cercano. Para ello acudió al servicio de matones de la oficina de sicarios de San Andresito quienes se alternaban con los militares activos las labores de seguimientos y vigilancias contra los periodistas de SEMANA.

  • Miembros del Ejército:  “Esta operación ilegal de inteligencia se extendió al propio Ejército. Allí los involucrados desataron una persecución implacable contra los militares que no se prestaron para estas y otras actividades ilegales, y por el contrario denunciaron a los corruptos ante la propia institución y entidades de control. Ellos, oficiales honestos, condecorados y con las mejores calificaciones, terminaron fuera del Ejército. Oficiales con procesos penales y disciplinarios de todo tipo, y vínculos non sanctos, ocuparon sus lugares”, afirma la revista

Antecedentes del general

  • Human Rights Watch había denunciado abusos en su Brigada: el comandante del Ejército, que recién renunció en diciembre, fue ascendido por el presidente Duque para liderar las Fuerzas Armadas pese a un informe de Human Rights Watch, que denunciaba que cuando era coronel y segundo al mando de la Décima Brigada Blindada tenía al menos 23 casos investigados por falsos positivos, y varios de los soldados de esa unidad bajo su mando ya han sido condenados por asesinatos de indígenas, de personas protegidas y agresiones sexuales, según publicó el diario El País, de Madrid, justo en la víspera de la votación del ascenso de Martínez.

Decisión del gobierno Duque

  • Ascender al general y una efusiva despedida: fuera de ascenderlo a la comandancia del Ejército a pesar de los cuestionamientos que tenía, el presidente Duque despidió la última semana del año al general Nicacio Martínez con grandes elogios.  “Él me ha expresado sus motivos familiares, los cuales no solo he acogido, sino que los he acogido con un inmenso sentimiento de gratitud y de admiración por su tarea cumplida a lo largo de más de 38 años de servicio a Colombia. Mi general Nicacio, de nuevo mi admiración, mi amistad, mi reconocimiento por su labor al servicio de Colombia”. 

  • Esas calurosas palabras ocurrieron después de que diez días antes, el 18 de diciembre, una comisión de la Corte Suprema de Justicia y casi un centenar de policías judiciales adscritos a la Procuraduría allanaron las instalaciones del batallón de ciberinteligencia en Facatativá en busca de evidencia sobre las chuzadas, que según la revista duró casi 16 horas mientras oficiales del Ejército intentaban esconder la información o sacarla subrepticiamente. También semanas antes del discurso del Presidente, el nuevo ministro de Defensa ya había sido informado de que la revista estaba investigando un escándalo de chuzadas en el Ejército. 

  • Según un comunicado del mindefensa Carlos Holmes Trujillo, emitido ayer, desde el 12 de diciembre del 2019 "siguiendo instrucciones del Presidente de la República" solicitó el adelantamiento de una auditoría a las actividades de inteligencia y contrainteligencia que se han venido efectuado en los últimos años "ya que se tenía  conocimiento de versiones sobre nuevos casos de interceptaciones ilegales." Aún con esas sospechas y después del megaoperativo judicial de la Procuraduría en un batallón del Ejército, eso no fue un impedimento para los grandes elogios al general saliente.

 
2

Persecución de militares, que salpica al exjefe del comando de contrainteligencia del Ejército

El año pasado, la misma revista Semana denunció que el General Eduardo Quirós, entonces comandante del Comando de Apoyo de Contrainteligencia, el 22 de mayo de 2019 estuvo en la Segunda División en Bucaramanga, “donde citaron a 15 militares con el fin de realizar algunas entrevistas y pruebas de polígrafo como parte de una cacería para saber quiénes dentro de la institución están contando lo que ocurre". Tanto el entonces comandante del Ejército como el general Mauricio Moreno, comandante de la Segunda División del Ejército, desestimaron la denuncia de Semana pese a que los periodistas tenían en su poder testimonios de más de 20 militares, audios y fotografías que demuestran que sí los congregaron y varios fueron interrogados.

Decisión del gobierno Duque

  • Nombrar al general en otro puesto después del escándalo: Según reveló Caracol Radio en julio, el general Quirós, después de las denuncias de Semana, fue nombrado comandante del CEDE 3, una unidad militar que se encarga de  “asesorar y mantener informado al comandante del Ejército y al jefe de Estado Mayor en todo lo relacionado con las operaciones militares que se adelantan en el territorio nacional”.

 
3

Desvío de recursos en el Cidoc, que salpica al que era el segundo comandante del Ejército

Este escándalo de desvío de dinero del Comando de Educación y Doctrina del Ejército para gastos personales, que fue denunciado por Semana el año pasado, involucró a Adelmo Fajardo, segundo comandante del Ejército hasta que fue llamado a calificar servicios por Duque.  Fajardo fue llamado a calificar servicios junto con los generales César Augusto Parra León, jefe del departamento conjunto de planificación; Juan Vicente Trujillo, comandante de la división de Asalto Aéreo; y Francisco Javier Cruz, jefe del Departamento de Implementación y Estabilización.  Miembros de la Alianza Verde se habían opuesto al ascenso del general Trujillo en 2018 por señalamientos en su contra de casos de ejecuciones extrajudiciales y en 2017 Human Rights Watch había advertido que Cruz Ricci tenía investigaciones en su contra por falsos positivos en 2004. No obstante, fueron ascendidos a la cúpula.

Decisión del gobierno Duque

  • Ascender al general pese a denuncia de Daniel Coronell e investigaciones de la Procuraduría: el columnista de Semana reveló en 2014 que el general Fajardo, cuando era comandante de la Décima Brigada, le prestó un helicóptero Black Hawk al procurador delegado para las Fuerzas Militares que lo investigaba por corrupción y que luego archivó provisionalmente la investigación. En la Procuraduría cursaban otros dos casos en su contra, según Coronell: por presunto homicidio y nexos con paramilitares. Pese a ese antecedente, durante este gobierno lo ascendieron en diciembre de 2018 a segundo comandante del Ejército. Luego del escándalo, fue retirado del servicio.

 
4

Corrupción en la entrega de salvoconductos, que salpica al exjefe del Comando de Apoyo de Acción Integral del Ejército

La revista Semana denunció corrupción en la entrega de permisos de armas que involucraban al brigadier general Jorge Horacio Romero, cabeza del Comando de Apoyo de Acción Integral hasta que fue llamado a calificar servicios después de la revelación de la revista.

Decisión del gobierno Duque

  • Ascender al general pese a denuncias en Procuraduría y Fiscalía: Según Semana, la Procuraduría y la Fiscalía tenían denuncias en contra del general Romero desde cuando comandó la Cuarta Brigada del Ejército, entre diciembre de 2015 y 2017, en el sentido de que presuntamente le cobraba a los empresarios por entregar salvoconductos. También había denuncias de desvío de dinero y contratos amañados. Incluso había un trino en 2016 del abogado antioqueño Jaime Restrepo denunciando públicamente que la expedición de permisos de armas se había convertido “en la caja menor de la Cuarta Brigada". Sin embargo, la nueva cúpula del Ejército nombrada por Duque, lo puso de jefe del Comando de Apoyo Integral y Desarrollo, que maneja un presupuesto grande. La Fiscalía lo arrestó y lo imputó por corrupción.

 
5

Desvío de combustible y contratos amañados, que salpican al exjefe del departamento conjunto de planificación y transformación de las Fuerzas Militares

El general Cesar Parra, exjefe del departamento conjunto de planificación y transformación de las Fuerzas Militares, después de que la revista reveló las denuncias que cursan en su contra por irregularidades cuando era comandante de la Brigada 12, que opera en Caquetá. En particular, el desvío de millonarias partidas de combustible de sus unidades hasta la adjudicación de contratos amañados.  El general se defendió cuando salió, diciendo que lo sacaban por denunciar corrupción al interior de las fuerzas y que era víctima de una persecución por parte de miembros del Ejército.

Decisión del gobierno Duque

  • Ascender al general pese a ruidos de corrupción en su contra: Según el testimonio de un testigo a Semana, “Cuando llegó el nuevo comandante se armó el escándalo, eso quedó dentro del informe de inspección y abrieron una investigación y llegaron a organizar todo lo de combustible de vehículos (...) Como tocaba recuperar esos 15 millones, de los 30 millones que dio la alcaldía”. El mismo general le dijo a Semana que por un anónimo que había llegado a la comandancia del Ejército en contra suya, se había ordenado una revista de inspección donde se pudo establecer que lo dicho en el anónimo no era cierto. Sin embargo, "ordenaron abrir una investigación disciplinaria por los mismos hechos que terminó el 18 de mayo de 2018”.  Después del artículo de la revista, fue retirado del servicio.

 
 

Comentarios (4)

Orlando Arroyave

13 de Enero

0 Seguidores

El Ejército colombiano requiere de una reestructuración de fondo. Los miles ...+ ver más

El Ejército colombiano requiere de una reestructuración de fondo. Los miles de crímenes de su historia muestran que es una institución con graves problemas de moralidad, de formación, de eticidad, de principios democráticos, de derechos humanos y de respeto de la Constitución. Es una institución muy politizada que solo representa los intereses de la ultraderecha.

Marleny Barrera López

13 de Enero

5 Seguidores

Tenemos unas fuerzas militares deliberantes, especialmente en el Ejército y Policía, en favor del uribismo y statu quo, que no tienen límites éticos y conocen que no les imponen responsabilidades penales. Un gobierno muy débil, con un mentor muy fuerte, a quien le caminan. Sabíamos de la corrupción en el manejo presupuestal. Ahora la acompañan con seguimientos políticos y controlar su impunidad.

Tenemos unas fuerzas militares deliberantes, especialmente en el Ejército y Policía, en favor del uribismo y statu quo, que no tienen límites éticos y conocen que no les imponen responsabilidades penales. Un gobierno muy débil, con un mentor muy fuerte, a quien le caminan. Sabíamos de la corrupción en el manejo presupuestal. Ahora la acompañan con seguimientos políticos y controlar su impunidad.

María José Pareja Rozo

13 de Enero

0 Seguidores

Es siniestro lo que lleva ocurriendo décadas en el ejército colombiano. Las ...+ ver más

Es siniestro lo que lleva ocurriendo décadas en el ejército colombiano. Las investigaciones de la Revista Semana demuestran que ha sido un problema sistemático y estructural, y la actitud de omisión y complacencia de sus defensores no los favorece para nada.

Rodrigo Velasco Ortiz

17 de Enero

0 Seguidores

Más que manzanas podridas. lo que se hace evidente es un gobierno corrupto al...+ ver más

Más que manzanas podridas. lo que se hace evidente es un gobierno corrupto al frente del cual está un "niñito bueno" que obedece al presidente eterno como si estuviera jugando. Hacen todo tipo de artimañas para esconder sus propósitos de seguir fortaleciendo a los poderosos dando regalitos inútiles a los desfavorecidos. ¡Es realmente vergonzoso!

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia