Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Camilo Andrés Garzón · 27 de Enero de 2020

3389

8

Entre la movilización del 21N y la de la semana pasada hubo varias diferencias. Una de las más notorias es que ya nadie marchó por las aletas de tiburón. La razón es que ese activismo, que tanta indignación generó el año pasado, se originó en un malentendido que desde entonces se ha aclarado. Ahora, los defensores de los tiburones están buscando la siguiente causa de estos animales alrededor de la cual volver a movilizarse.

La indignación comenzó el 29 de octubre con este trino:

Sandra Bessudo, Alta Consejera Presidencial para la Gestión Ambiental, Biodiversidad, Agua y Cambio Climático en el Gobierno de Juan Manuel Santos y directora de la Fundación Malpelo, quien es una de las conocedoras más grandes del país en materia de ecosistemas marinos, reaccionó con este trino cuando se enteró de la resolución que acababa de sacar el Ministerio de Agricultura estableciendo las cuotas globales de pesca para 2020. 

La resolución fijaba una cuota de pesca de 475 toneladas, incluidas 15,1 toneladas de aletas de tiburón, para algunas especies de tiburones en el mar Caribe y el Océano Pacífico.

Basada en instrumentos previamente suscritos, establecía que la pesca solo era permitida artesanalmente (con uso de herramientas tradicionales) y aplicable únicamente a tiburones con aletas adheridas al cuerpo. En casos de pesca industrial (con instrumentos para capturar peces masivamente) sólo permitía que hasta un 35% de las especies pescadas fueran tiburones.   

A Bessudo le pareció que, tal como estaba redactada, la norma podía incentivar la pesca de tiburones para comercializar sus aletas porque ponía explícitamente una cuota para las aletas. Además, le parecía excesiva la cuota fijada de tiburones, dado que varias especies ya están listadas como amenazadas. 

Los tiburones son vulnerables porque algunos sólo comienzan a aparearse cuando cumplen 7 años, y otras especies después de los 13, por lo que no les queda fácil reproducirse. El año pasado, 17 especies de tiburón fueron incluidas por la Organización Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Unic) como animales en “peligro de extinción”. 

A esta situación de vulnerabilidad, se ha sumado el incremento de la demanda de aletas de tiburón por el mercado asiático, especialmente en China, lo que ha hecho del Océano Pacífico un lugar atractivo para conseguirlas, obligando a gobiernos como el de Costa Rica, México o Colombia a tomar medidas para evitar su venta en el mercado negro. 

Como Bessudo conocía esta situación, quiso alertar al Gobierno con su trino. Dice que no pretendía irse en contra del Gobierno ni mucho menos incentivar protestas en su contra. Sin embargo, su trino fue compartido más de 700 veces en apenas un día. 

Bessudo estaba sorprendida. “Durante muchos años he sido defensora de los tiburones, pero muy pocos escuchaban”, dijo la exconsejera presidencial a La Silla. “Esta vez dije algo en Twitter y generó una reacción que no me había imaginado. Algo ha cambiado en la sociedad colombiana. Ahora la biodiversidad está de moda”.

Un día después del trino de Bessudo, ya circulaba el hashtag: #NoalaleteoenColombia. Juan Rafael Tobón, un periodista regional que comenta sobre todo, y es crítico del Gobierno, lo compartió:


Usando ese hashtag, influenciadores como Daniel Samper Ospina, columnista de la revista Semana y youtuber con 2 millones de seguidores en Twitter, y Julio Sánchez Cristo, el director de La W, con 1 millón y medio de seguidores, se sumaron a la indignación. 

Sólo entre el 29 y 30 de octubre, el hashtag había sido mencionado 4.479 veces, la mitad de ellas gracias a los dos periodistas. 

Entre el trino de Bessudo y el 2 de noviembre, se dispararon las búsquedas de la palabra “aleteo” en Google. 

 

El 31 de octubre, Matador, el caricaturista de El Tiempo, le sumó un ingrediente nuevo: el antiuribismo. Asoció el aleteo de tiburones con el asesinato de líderes sociales, que estaba en la agenda noticiosa. Su publicación en Instagram con la caricatura le gustó a 27 mil personas. 

Por Twitter, el 30 de octubre, el perfil “La Paz, Dijo Colombianito”, una cuenta que se describe como antiuribista y petrista, publicó un video que muestra tiburones siendo lanzados al mar después de que les cercenaron sus aletas. El video fue compartido más de mil veces desde ese día. No decía dónde había sido grabado, aunque muy probablemente no fuera en Colombia.

Cuando Lizeth Natalia Suárez vio el video en Twitter, se sintió indignada y quiso salir nuevamente a la calle. Ella es una bogotana, docente de danza en la Cárcel del Buen Pastor. Mientras fue estudiante, ayudó a crear un movimiento animalista en la Universidad del Rosario, pero había dejado de marchar desde que se graduó en 2015.

“Después de ver este video, ví la resolución y pensé que el Gobierno estaba promoviendo el aleteo”, dijo Suárez a La Silla. “En este, como en otros casos, las redes sociales han sido importantes tanto para informar como para desinformar”. 

Lizeth sabía que el vídeo probablemente no era de Colombia, pero cree que igual ayudó a incrementar la indignación: “Sin duda el componente visual fue clave para empujar la movilización. Muchas veces, las imágenes no eran de acá y no tenían mucho que ver, pero fueron efectivas para generar esa sensación de molestia y llevar a la gente a actuar”, confesó a La Silla.

Para Lizeth, había que aprovechar el momento y salir a manifestarse contra la resolución, pues la consideraba una carta abierta para salir a pescar aletas de tiburón. “Hay que salir a mostrarle al gobierno que los tiburones nos importan”, dijo.   

Se conectó entonces con Paula Moreno, fundadora del grupo animalista Corazón Vegano, y juntas empezaron a compartir la convocatoria de un grupo en Facebook con 613 seguidores, que convocaba a un “Plantón Nacional por la Vida de los Tiburones”. El grupo lo había creado Silvia Ospina, quien desde Medellín hizo el llamado. 

Como resultado, en al menos en ocho ciudades del país hubo plantones y movilización por los tiburones el 21N. Los activistas salieron con pancartas y figuras de tiburones cubiertos de sangre, culpando al Gobierno por no hacer nada para protegerlos.   

El contrapunteo institucional

Las movilizaciones del 21N se hicieron escuchar y, en los días siguientes, aparecieron nuevos opositores institucionales a la resolución del Ministerio de Agricultura. 

El 30 de noviembre, la Procuraduría solicitó modificar o revocar la resolución. Si bien aceptaba que el Gobierno no promovía el aleteo, su argumento central era que no había suficiente información para soportar las cuotas establecidas, ni tampoco claridad sobre el control que se realizaría a los pescadores por parte de las autoridades.

Por su parte, el abogado Luis Gómez Maldonado, quien ha litigado en casos famosos de defensa de los animales como el del habeas corpus para el oso del Zoológico de Medellín, interpuso una acción popular ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca para que tumbara y suspendiera  preventivamente la resolución . 

El 18 de diciembre, el Tribunal ordenó medidas cautelares porque, a su juicio, atentaba contra el equilibrio ecológico. 

El magistrado que ordenó suspenderla, advirtió: “establecer las aletas de ciertas especies de tiburones como recursos individuales asignándoles un cupo de pesca, propicia en el imaginario que sería viable emplear la práctica del 'aleteo' en cuanto a esos especímenes se refiere”.

Mientras tanto, en el Ministerio de Agricultura la sorpresa con todo este fenómeno crecía día a día. 

“Fuimos objeto de una tergiversación y del oportunismo de influenciadores digitales”, dijo a La Silla Vacía uno de los técnicos del Ministerio que ayudó a redactar la resolución, y quien nos contó brevemente su opinión off the record, pero no fue autorizado para hablar: “En la calle veíamos a personas que se lanzaban hasta en contra de la pesca artesanal de tiburones. Dejar a los pescadores sin ese recurso sería quitarles lo único de lo cual viven; hundirlos más en la pobreza”.

La resolución la emitió la Dirección de Pesca y Acuicultura del Ministerio, que tiene entre sus funciones la defensa los tiburones. 

“Por supuesto que yo también quiero defender a los tiburones, pero hacerlo bien requiere una decisión técnica que garantice al tiempo su preservación y la seguridad alimentaria de comunidades vulnerables”, dice el mismo técnico. “Me molestan esos ambientalistas no informados que tienen más indignación que argumentos.”

El Ministerio explicó que la resolución no permitía el aleteo, pues las cuotas de pesca de las que hablaba se referían al tiburón que llega completo al puerto y al que sólo fuera del agua se le retira la aleta. Además, un informe técnico de la Autoridad Nacional de Agricultura y Pesca, Aunap, había expresado que la cuota de aprovechamiento de tiburones no debería superar las 183 toneladas para el Caribe y 541 toneladas para el Pacífico, por lo que la cuota de la resolución era inferior al límite sugerido por la autoridad pesquera. 

El Ministerio explicó que desde 2010 no había aumentado la cuota, y que ya desde el primer año las toneladas fijadas no afectaban la sostenibilidad de estas especies marinas. 

En cualquier caso, dicen, no establecer una cuota sería dejar la pesquería abierta y generar un riesgo mayor para los tiburones, pues se incentiva la ilegalidad y se dificulta la trazabilidad del recurso. 

Ajuste de forma y no de fondo

Aunque tenían los argumentos técnicos de su lado, la presión mediática y en la calle finalmente obligó al Ministerio a ajustar la resolución. Quitaron la palabra “aleta” pero dejaron las cuotas intactas. La nueva resolución se firmó el 18 de diciembre del año pasado, por lo que pasó sin mayor atención o crítica.  

La indignación pro-tiburones no alcanzó a convertirse en un movimiento estable y de hecho, el 21E pasado, ya no fue un tema en la calle. 

Sin embargo, sirvió para llamar la atención sobre la necesidad de actualizar el listado de especies de tiburones reconocidas como recurso pesquero, con el fin de excluir aquellas especies que se encuentran amenazadas. La nueva resolución también redujo la cuota global de pesca de otras especies que contemplaba inicialmente, como el Caracol Pala.  

Aún así, para muchos, los motivos del descontento siguen intactos. Bessudo sigue en desacuerdo con la cuota que se dejó en el nuevo documento: “el Gobierno se escuda en que no se ha aumentado la cuota de pesca de tiburones, pero es que estamos hablando de especies en vía de extinción. No solo no debe aumentar, debe disminuir la cuota”.

Lizeth Suárez acepta que la movilización perdió fuerza en este nuevo año. “Después de que el Gobierno hizo el ajuste, muchos sintieron que ya habían logrado al menos una pequeña ganancia”. 

Pero, para ella, esa es una concesión pequeña para un problema que es más grande. Piensa que, con decreto o sin decreto, la pesca de tiburones es suficientemente terrible para seguir invitando a movilizarse.

El viernes de la semana pasada, la Armada incautó 322 kilos de pesca ilegal cerca a Malpelo, entre los cuales se hallaron tiburones, con lo cual los defensores de los tiburones se siguen llenando de argumentos para volver a salir a la calle.

Comentarios (8)

José Saramago ..

27 de Enero

4 Seguidores

Existe un comité técnico científico cuyo informe es la base para emitir las...+ ver más

Existe un comité técnico científico cuyo informe es la base para emitir las resoluciones que se expiden año tras año. El comité técnico científico esta integrado por el Ministerio de Ambiente y el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), y establece la legalidad de las cuotas de la pesca artesanal y comercial. La norma existe desde el 2011 y tiene unos topes máximos inamovibles..

harriarq

28 de Enero

0 Seguidores

LSV tambien hizo parte de la desinformación, ya son varias las mentiras o ver...+ ver más

LSV tambien hizo parte de la desinformación, ya son varias las mentiras o verdades a medias o tergiversadas que hacen ver a los manifestantes cada vez mas idiotas útiles para fines distintos a lo que piden, para la alcaldía fue igual, el POT Peñalosa fue tergiversado por Claudia y la Izquierda con fines políticos (LSV por omisión "como el estado" también tiene responsabilidad en la mentira) 1

José Saramago ..

28 de Enero

4 Seguidores

Para ser justos este articulo varia mucho esa linea LSV, lo encuentro como cas...+ ver más

Para ser justos este articulo varia mucho esa linea LSV, lo encuentro como casi equilibrado y pasa en aprobación CAMILO ANDRÉS GARZÓN.
Solo con dos cosas a resaltar:
1.. nadie niega el interés/preocupación de Sandra Bessudo x el medio ambiente, pero es innegable su cercanía con Juan Manuel Santos.
2.. nada es perfecto y falta mucho que hacer por el medio ambiente, pero sin politizar las cosas.

José Saramago ..

27 de Enero

4 Seguidores

..“no hay motivo pero se busca un motivo para marchar”.
Lo que paso f...+ ver más

..“no hay motivo pero se busca un motivo para marchar”.
Lo que paso fue un entramado de desinformación,tergiversación, noticias falsas de“influencers 'malaclase”.El trino de Sandra Bessudo se entendió como si el gobierno Santos la hubiera mandado a sabotear al gobierno Duque, habiendo ella estado al frente de esos temas durante años. De todas maneras se ajusto la resolución, hubo concientización.

Elgatodeschrodinger

28 de Enero

1 Seguidores

En el gobierno Santos los malentendidos eran interpretados a su favor, como po...+ ver más

En el gobierno Santos los malentendidos eran interpretados a su favor, como por ejemplo que en el referendo los enemigos decian mentiras como que las farc no pagarian carcel y que la JEP era una justicia de risa, pero en el gobierno de Duque como en el de Uribe todo es interpretado en contra porque no hay payola de por medio osea mermelada para los medios, entonces el gris es negro, que extraño no

Juanita León

28 de Enero

948 Seguidores

gato, La Silla nunca recibió plata del gobierno Santos ni de ningún otro. En...+ ver más

gato, La Silla nunca recibió plata del gobierno Santos ni de ningún otro. Entonces, el argumento de la mermelada no funciona aquí.

Elgatodeschrodinger

30 de Enero

1 Seguidores

Juanita la nota menciona mas medios, el tiempo, cuyo propietario fue altamente...+ ver más

Juanita la nota menciona mas medios, el tiempo, cuyo propietario fue altamente favorecido en el gobierno santos(me puedes corregir si me equivoco) o la W que sabemos recibe payola por cuanta noticia hay, (cuando podremos volver a comentar en blogoeconomia?), pero hay una pelicula llamada "Denial" que habla del mesero honesto, si uno se equivoca en las cuentas a favor y en contra es negligente, ;)

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia