Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Julián Huertas · 03 de Septiembre de 2019

Foto: Partido Verde

2766

6

En ocho semanas serán las elecciones locales y el Partido Verde, que a nivel regional prácticamente no tiene poder, llegará a octubre con una estrategia mixta que mezcla una apuesta propia a mediano plazo con una de ir ganando poder con alianzas mientras tanto, además de unas pocas fichas propias muy fuertes.

Los verdes tratarán de crecer avalando a muchos más candidatos que hace cuatro años y con el impulso de los cuatro millones de votos de la primera vuelta presidencial del ex candidato Sergio Fajardo y los 11 millones de votos de la consulta anticorrupción en agosto del año pasado. 

Como la dinámica regional es diferente, pues los cacicazgos de vieja data siguen mandando la parada, la apuesta es difícil para un partido que en general tiene pocas maquinarias  clientelistas y le apuesta a la opinión - aunque hay excepciones y rabo de paja especialmente en lugares en los que pintan fuertes como Cali, Antioquia o Magdalena.

Un partido en crecimiento

El Partido Verde viene creciendo. El año pasado saltó de cinco a nueve senadores, y de seis a nueve representantes, un reflejo del brinco de 560 mil votos en 2014 a 1.3 millones el año pasado. Luego, su candidato presidencia Sergio Fajardo casi llega a segunda vuelta, y a los pocos meses la consulta anticorrupción que impulsó oficialmente subió casi 7 millones de votos. 

Eso se ve además, en que tendrán una apuesta más grande que hace 4 años: pasan de 18 candidatos a las 32 alcaldías capitales (14 propios) a 23 candidatos (16 propios), y de 19 a 22 a gobernaciones (aunque bajan de 12 a 10 propios). 

Detrás está una apuesta a nivel municipal de impulsar liderazgos nuevos, que muevan opinión (suman listas al concejo en más de 700 municipios y candidatos propios a 351 de las 1,122 alcaldías), y un reconocimiento de que tienen menos fuerza en gobernaciones, en las que en general juegan más las maquinarias. 

Todo como una apuesta de crecimiento que no deja de motivar disputas internas.

Un partido sin dedazos pero con peleas

El Partido Verde entregó 10.200 avales en todo el país, una decisión colectiva que tomaron en un comité nacional de avales en el que estaban los 19 miembros del ejecutivo nacional entre los que están Jaime Navarro Wolf, director del partido, exsenadores como Jorge Guevara o Rodrigo Romero o senadores actuales como Antanas Mockus o Jorge Londoño. Y a eso se sumaron todos los congresistas. En total unas 33 personas.    

El procedimiento era que los comités municipales eligieran sus candidatos, se los enviaran al  comité departamental para que los avalaran y con ese visto bueno el comité nacional de avales tuviera la última palabra, en decisiones a voto limpio. 

En esas votaciones no estuvieron todos los miembros siempre, pues hubo congresistas que solo asistieron y votaron cuando tenían un interés particular. Y cada votación fue diferente, pues se armaron o se desarmaron bloques dependiente de la decisión. Eso porque el verde es un partido diverso y sin un gran cacique y con cinco grandes grupos que van de la izquierda a la centro derecha. 

  • Esa era la posición de mockusianos como la representante Katherine Miranda, el mismo Mockus, su mano derecha, Viviana Barberena y el concejal bogotano Jorge Torres (los cuatro tenían voto en el comité)

  • También la senadora Angélica Lozano y la representante bogotana Juanita Goebertus, de la línea de Claudia López.

  • Otros que representan el ala fajardista del partido, como el senador Iván Marulanda o la representante valluna Catalina Ortiz, quien a la vez es cercana al combo de Lozano, López y Goebertus. Y en donde podrían entrar incluso el senador Juan Luis Castro y hasta el represente por Bogotá Mauricio Toro.  

  • Otros, que representan una visión más tradicional de la política, como los boyacenses Jorge Londoño y Sandra Ortiz, o el senador barranquillero, pero con votos bogotanos, Iván Name. 

  • Asimismo, que vienen de una izquierda más dura como el representante antioqueño León Fredy Muñoz, quien fue clave en la entrega del aval a Aníbal Gaviria,  el senador cesarense Antonio Sanguino o el nariñense José Aulo Polo. 

Las decisiones, en muchos casos, incluían si el partido lanzaba a candidatos propios sin grandes perspectivas, o si se iba con otro más fuerte que podría ganar pero no ser verde. Como dicen tres congresistas, muchas veces el dilema fue ir a perder con un candidato propio y poco visible, o tratar de ganar con un candidato de otro partido.  

“Cada discusión estuvo ligada a factores diferentes, había casos en que no hubo discusión porque por derecho se entregaba el aval y otros en los que las discusiones fueron muy duras”, nos dijo un congresista Verde. 

Esos conflictos se vieron concretamente cuando se entregaba o se negaba el aval a un candidato que venía de otro partido. 

Dos congresistas del comité nacional le dijeron a La Silla, off the record para no entrar en conflicto con sus compañeros, que hubo una serie de criterios clave para darle el aval a un candidato de otro partido, pero que de todas formas cada casa tuvo sus particularidades: 

  • Que tuviera recomendación del comité departamental o municipal

  • Que tuviera buenas probabilidades de éxito

  • Que hubiera afinidad política con el candidato 

  • Que no fuera del Centro Democrático

  • Que no fuera de Farc

Pero hasta en eso había discrepancia pues una congresista nos dijo que no entendía cómo de dientes para fuera defendieron el Acuerdo pero se opusieron a coavalar al lado de Farc. 

Con esa lógica, en varios casos se aliaron con partidos de la clase tradicional y que mostraron peleas internas.

Alianzas tradicionales

  • El caso más duro fue el aval a Aníbal Gaviria, quien ya tiene el liberal y el de La U, a la Gobernación de Antioquia, cuando lo pedía también el candidato de Sergio Fajardo, Iván Mauricio Pérez. 

La decisión llevó a la renuncia de los comités del partido del senador fajardista Iván Marulanda y que esté apoyando formalmente a un aliado de Iván Duque en la segunda vuelta de 2018 , pero puede garantizar que el verde comparta el poder, pues Gaviria es un candidato súperpoderoso, y que venza al uribismo en su tierra. 

  • En Caldas apoyan a la Gobernación a Luis Carlos Velásquez, la ficha del exsenador de La U Mauricio Lizcano, y quien se ha caracterizado por ser un político tradicional y de estructura política.

Esa decisión obedece a la lógica de frenar al uribismo que, aliado con el senador liberal Mario Castaño impulsa a Camilo Gaviria; y enfrentarse al liberal Jorge Hernán Mesa, apoyado por el uribismo, a la Alcaldía con el concejal verde Carlos Mario Marín. 

En este caos lograron a la vez estar del lado opuesto al uribismo y tener un candidato viable a alcaldía, aunque a costa de terminar aliados con políticos tradicionales. Del partido Verde nos contestaron que la candidatura es independiente y que por eso le dieron el aval. 

  • A la Alcaldía de Cali irán con un candidato propio, el exalcalde de Cali y exsenador verde Jorge Iván Ospina. Pero eso ha producido molestias de nuevo porque el fajardismo va con candidato propio (Alejandro Éder), porque Ospina tiene el apoyo de los liberales y  porque suma 60 indagaciones en la Procuraduría e incluso la Fiscalía lo llamó a imputación. Sobre los procesos en ambos entes, el candidato ha dicho que se trata de una persecución política, como contamos.

El aval de Ospina fue el primero que entregó el partido y según una persona que conforma el comité de avales no hubo discusión sobre esa entrega, prácticamente, porque tenía el derecho, por su recorrido en el partido, de tener ese aval. 

  • En Valledupar irán con el exalcalde y exviceministro de Trabajo del expresidente Juan Manuel Santos, Fredys Socarrás, exmilitante del Partido de La U que aterrizó en Colombia Renaciente, partido afro y conformado por ex ministros santistas. 

Según el senador Antonio Sanguino(quien es cesarense aunque ha hecho carrera política en Bogotá), Socarrás ha tenido afinidad con el liberalismo y se ha caracterizado por ser cercano a los movimientos de izquierda en la región. Sin embargo, según el medio local RPT Noricias, tiene investigaciones abiertas en la Fiscalía por la venta irregular de unos lotes e imputación de cargos por peculado por apropiación. 

De todas formas del partido nos respondieron que según la información que ellos analizaron, no tenía ningún cuestionamiento. 

Socarrás enfrenta a los dos candidatos de la casa cuestionado Gnecco. 

Como en Valledupar y Antioquia, irán con candidatos liberales, con quienes coinciden en la defensa del Acuerdo de La Habana, en varias carreras: a la Gobernación de Amazonas con Erick Pelaez, a la de Bolívar con Horacio Correa, a la del Cauca con Víctor Ramírez y a la del Huila con Luis Enrique Dussan; y  a la alcaldía de Popayán con Juan Carlos López.

En otros lugares, apoyarán candidatos alternativos como Nicolás Petro a la Gobernación de Atlántico o Leonidas Gómez a la de Santander. 

Pero no siempre: finalmente no le dieron el  aval a Carlos Caicedo a la Gobernación de Magdalena, según una fuente al interior del partido porque como se lanzó por firmas no quería tener el logo, pero que el partido lo apoyará, al igual que a su fórmula a la Alcaldía de Santa Marta, Virna Johnson. 

Pero otro miembro del partido que pidió no ser citado aseguró que la decisión llevó a una tensión grande con las bases del movimiento de Caicedo. 

A pesar de esas alianzas, para las locales tendrán dos fichas fuertes: a la Alcaldía de Bogotá Claudia López que viene punteando las encuestas desde antes de que arrancara la campaña y en alianza con el Polo Democrático y otros apoyos como del exministro liberal Rafael Pardo. 

Y ocurre algo similar en Boyacá, pues tienen a un candidato propio: Ramiro Barragán, que tiene altas probabilidades de reemplazar a su copartidario Carlos Amaya, y con el aval liberal. Y con quien tampoco hubo mayor discusión  por la cercanía con el senador Jorge Londoño. 

Esas alianzas, aunque algunas levantaron callos internamente en el partido y mostraron que el partido para ganar tiene que ir de la mano de otros movimientos, pues en el fondo esa es la lógica regional, igualmente tratará de crecer y tratará de endosar sus votaciones a estas elecciones.

Comentarios (6)

Andres Felipe Garcia Rovira

03 de Septiembre

2 Seguidores

A algunos les parece simpático que el partido de Kiko y la gata sea impoluto ...+ ver más

A algunos les parece simpático que el partido de Kiko y la gata sea impoluto para lsv o que quien tenga una sanción fiscal de 200 mil millones no esté en la lista. Pero si uno piensa como órgano del partido verde verá que las metodologías de selección son idénticas por coincidencia creo voZ era más honesto en presentar su agenda(pero es la forma del verde)

José Saramago ..

03 de Septiembre

3 Seguidores

TODOS los partidos políticos han hecho alianzas con las maquinarias electoral...+ ver más

TODOS los partidos políticos han hecho alianzas con las maquinarias electorales, el Partido Alianza Verde no es la excepción, esa es la característica de estas elecciones de 2019, junto a avalar la mayor cantidad de candidatos posibles.
El muy cuestionado candidato a la alcadia de Cali, Jorge Iván Ospina Gómez, es la muestra, pues tiene el apoyo del oscuro senador Roy Barreras y sus maquinarias.

José Saramago ..

03 de Septiembre

3 Seguidores

-El senador Antonio Sanguino es nortesantandereano, no cesarense-
¿como ...+ ver más

-El senador Antonio Sanguino es nortesantandereano, no cesarense-
¿como un sujeto como Antonio Sanguino, vinculado al peor escándalo de corrupción en Bogotá, el cartel de la contratación, termina dando avales en el Partido Alianza Verde?

El Partido Alianza Verde paso de cinco a nueve senadores, haciendo trampa, inscribiendo un candidato inhabilitado que arrastraba muchos votos: Antanas Mockus.

José Saramago ..

03 de Septiembre

3 Seguidores

La incoherente candidata Claudia López(quien no fue al debate en la Universid...+ ver más

La incoherente candidata Claudia López(quien no fue al debate en la Universidad Nacional) a tocado techo desde hace rato, eso es lo que muestran las encuestas, aun así conserva una amplia ventaja sobre sus contrincantes, pero esta en problemas porqué a 54 días, Miguel Uribe Turbay y el mantenido de Galán le están recortando terreno, y el voto en blanco(~20.5%) y el “no sabe,no responde” esta alto.

Saint Sinner

03 de Septiembre

0 Seguidores

⛧ Un momento Silla Vacia, necesito una aclaración: ¿Sergio Fajardo es el c...+ ver más

⛧ Un momento Silla Vacia, necesito una aclaración: ¿Sergio Fajardo es el candidato de los Verdes? ¿Entonces que pitos toca con Compromiso Ciudadano que es el verdadero partido de Fajardo? Bueno se entiende que se alíe con los Verdes, ya que el gobierno de Duque no da aval para partidos nuevos, pero claramente Fajardo no es el representante legitimo de los Verdes, y hace que confunda a muchos

DIDUNDI

03 de Septiembre

3 Seguidores

-Será q algún día maduran lo verdes o se quedarán biches?.
-Claudia ...+ ver más

-Será q algún día maduran lo verdes o se quedarán biches?.
-Claudia podrá ganar, pero c/vez menos creo en ella; hasta le temo..otra Fajardo
-A los furibistas no les vasta con la herida, necesitan q se vuelva llaga.
- Se sigue consolidando el 2002, Noticias UNO, Karina... Juanpis y su altergo, y q se vayan
preparando la Tele Letal y Cia.
-Q' bombo con Ivanka, y los furibistas d tapete.

-

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia