Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jerson Ortiz · 02 de Febrero de 2021

Sergio Fajardo planteó la posibilidad de entrar a la Alianza Verde

10899

1

Ayer los cinco precandidatos presidenciales de la Alianza Verde definieron cómo van a hacer para que uno de ellos lleve el sello ‘verde-verde’, en las alianzas que se están cocinando. La decisión marca la ruta de ese partido para llegar con un candidato fuerte a una posible consulta interpartidista, antes de primera vuelta. 

Además, zanja una discusión que estaba generando fricciones internas, y establece el marco político para que Sergio Fajardo entre al partido, una movida que, según estableció La Silla Vacía, se viene discutiendo desde diciembre. 

El mecanismo deja abierta la puerta para que al Verde entren otros candidatos como Ángela Robledo. Si bien no se mete con la puja sobre si ese candidato Verde debe estar en la consulta que está motivando Gustavo Petro, la llegada de Fajardo alejaría esa posibilidad. 

El candidato 'verde-verde'

En la reunión que definió las reglas de juego estuvieron los senadores Jorge Londoño, Sandra Ortiz y Antonio Sanguino, y el exgobernador de Nariño, Camilo Romero, quienes se lanzaron al agua desde el año pasado

El quinto precandidato, el también senador Iván Marulanda, no asistió porque la semana pasada se quejó de que esas reuniones eran eternas, pero nos dijo que se sometía a lo que concretaran los demás. 

“Es que desde agosto estamos en esas reuniones, y yo siento que ya dije lo que tenía que decir”, nos dijo Marulanda. 

Aunque estaba en el partidor, el exgobernador de Boyacá, Carlos Amaya no hizo parte del proceso porque está estudiando en el extranjero. 

 

Lo que decidieron es que el 15 de marzo el partido hará el lanzamiento oficial de esas precandidaturas. Desde ese momento, abrirán debates, foros y visitas regionales, en la medida en que lo permita la pandemia, para que los cinco muestren sus propuestas. Un ejercicio similar al que hicieron Claudia López y Antonio Navarro en 2017.   

Esa campaña durará cuatro meses. El 15 de julio uno de los cinco será elegido a través de un mecanismo mixto: una encuesta más una consulta con todos los militantes verdes que tienen un cargo de elección popular. Eso va desde ediles hasta congresistas.

La propuesta del mecanismo concreto la lanzó Rodrigo Romero, uno de los miembros fundadores del partido, y le da a la encuesta un peso del 80 por ciento en la decisión final. Pero está abierta a nuevas reconsideraciones. 

“De ahí debe salir el candidato verde-verde, que es el del corazón del partido, y con el que esperamos llegar a las consultas que se están planteando”, nos comentó el senador y precandidato Jorge Londoño.

La idea concertada es que después del 15 de julio, ese candidato de las entrañas del partido se mida con Fajardo, y posiblemente Ángela Robledo, en busca del aval para ser el candidato presidencial en el 2022. Así todos los sectores quedarían representados. 

El mecanismo de selección está por definirse. El ganador sería la ficha del Verde para una posible consulta interpartidista de marzo.

La segunda fase

Cinco fuentes consultadas para esta historia nos confirmaron que desde diciembre pasado, Fajardo abrió la posibilidad de entrar oficialmente al partido, aunque no habló de plazos. Es decir, Fajardo está dispuesto a tener el carné de militante del Verde.

“Hasta hace poco Fajardo planteó la opción de entrar al Verde. Es que con Fajardo tenemos muchas coincidencias, ya hicimos ese ejercicio hace cuatro años. Él lo planteó y yo estoy de acuerdo que entre cuando llegue el momento”, nos dijo el senador Jorge Eliecer Guevara. 

“Fajardo debe ingresar al partido para empezar a competir con Ángela Robledo y cerrar con esos siete precandidatos nos da una garantía”, comentó el representante a la Cámara, Mauricio Toro.

Consultamos a Fajardo sobre esa posibilidad pero no contestó nuestras llamadas ni mensajes. Sin embargo, desde su equipo de asesores nos confirmaron que sí se está explorando esa opción. 

“Es una opción que se viene evaluando y conversando, pero no hay nada particular fuera de reuniones”, nos dijo Johanna Peters coordinadora de desarrollo en su equipo.

Quien llevó el mensaje de Fajardo a las discusiones fue Antonio Navarro, según nos confirmó otro miembro del Directorio Nacional. 

“El mensaje de Navarro fue muy puntual, que Fajardo quería entrar al Partido”, nos dijo ese directrista que nos pidió no citarlo porque quiere evitar confrontaciones internas. 

Buscamos a Navarro para consultarle por esta versión y nos respondió que “por ahora no doy declaraciones”. 

A diferencia de hace cuatro años, hay dos explicaciones para que esta vez Fajardo sí quiera matricularse desde el principio. 

Por un lado, asegura la posibilidad de tener un aval, porque si decide lanzarse por su movimiento ‘Compromiso Ciudadano’ tendría que volver a recoger firmas ya que no tiene personería jurídica.  

Una tarea que no pinta fácil por las restricciones de la pandemia. Esta semana, por ejemplo, la Registraduría condicionó la recolección de firmas para los procesos de revocatoria gobernadores y alcaldes a lo que determine el Ministerio de Salud. 

“La palabra del momento es incertidumbre y recoger firmas en pandemia es un reto que no tiene un panorama claro”, nos dijo Peters, la asesora de Fajardo. 

Y por el otro, es que al volverse militante le puede bajar a la resistencia que tiene entre algunos líderes del partido como el representante Inti Asprilla.

“Al doctor Fajardo, que renace cada 4 años, parece que no le pareció grave lo que pasó en la elección de hace cuatro años, el regreso de las muertes (..) por esa posición de permitir a Fajardo ser el candidato sufrimos un costo político, el de ser señalados de hacer campaña por el voto en blanco en segunda vuelta, cargamos ese lastre”, comentó ayer Asprilla en Blu Radio. 

Guiños también para Ángela Robledo

Esa resistencia no es tal con Ángela María Robledo, quien es agente libre tras renunciar a la ‘Colombia Humana’ hace tres semanas.  

Su candidatura también necesita de una sombrilla como la del ‘Verde’ para no tener que buscar firmas o pedir el aval en otros movimientos alternativos, (Mais, UP, Polo o ASI) que en todo caso están aliados con Gustavo Petro, con quien hicieron llave ya en las pasadas elecciones con la lista de los Decentes. 

“Tengo dos caminos. Uno es la búsqueda de un movimiento significativo de ciudadanos y ciudadanas, lo cual no está fácil en esta época; la otra es la propuesta que me han hecho desde el Partido Verde en las conversaciones que he venido teniendo con algunos de los directivos”, nos dijo hace unos días Robledo.

Más allá de los tiempos en los que decidan llegar, la idea general que quedó acordada entre los precandidatos verdes- verdes es que quien gane el pulso con ellos esté en una consulta interpartidista de marzo de 2022. 

Sin Petro...por ahora

El pulso por elegir al candidato Verde es clave para las futuras alianzas porque, por ejemplo, Fajardo ha dicho que con Petro no. 

Y según Petro, la única manera de vencer al candidato del uribismo y la derecha es que los sectores alternativos vayan unidos en la primera vuelta. Y que para eso, deben escoger una sola carta en una consulta interpartidista. 

Ese choque ha trascendido las discusiones internas del Verde. 

Aunque coinciden en la necesidad de hacer una consulta, hay un sector que solo la ve viable con otras fuerzas como las de Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Alejandro Gaviria o Juan Manuel Galán.

Ese sector es liderado por la senadora Angélica Lozano y el representante Maurcio Toro, quienes sostienen que el partido ha demostrado que tiene capacidad de convocatoria para pasar la primera vuelta sin él. 

“En 2018, el senador Petro nos ganó por 200 mil votos (...) y fíjese que el Partido ya se hizo contar en 2019, tenemos gobiernos en 46 alcaldías y más de mil concejales”, dijo Lozano en entrevista con La W. 

Además del cálculo electoral, Lozano y Toro le han reprochado públicamente a Petro sus cuestionamientos al Partido y a los gobernantes verdes, como a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López. 

“Tender puentes con Petro es difícil porque ataca al Verde, y soterradamente apoya la revocatoria de Claudia. Él solo busca adhesiones a rodillas. Yo no quiero consulta con Petro”, dice Toro. 

Pero esa posición no es general en las discusiones internas. 

Del otro lado están los representantes Inti Asprilla y León Freddy Muñoz, y miembros fundadores como Antonio Navarro, Carlos Ramón González y Rodrigo Romero que piden no se cierre esa puerta. 

Ellos representan el ala más progresista y, además, han coincidido en anteriores procesos electorales de Petro. 

Mientras que otros directoristas como Antonio Sanguino piden un punto intermedio y es que haya un acuerdo programático para la segunda vuelta, suponiendo que en la primera Petro irá por un lado y ellos por otro.

“No podemos decir que si no nos unimos en la primera vuelta estamos derrotados. Para eso están las dos vueltas. La ciudadanía puede elegir en la primera vuelta una de las dos opciones del cambio, y luego en la segunda nos volvemos a juntar como ya lo hicimos en 2018”, dice Sanguino. 

El debate sobre cuál de las tres líneas se impone no tiene fecha límite por ahora.

Pero el marco que acordaron los precandidatos, y el acercamiento de un nombre fuerte como Fajardo, en condiciones que inicialmente parecen favorables, aleja al Verde de la Colombia Humana. Aunque la llegada de Robledo podría equilibrar esas cargas, en una competencia política detro del partido que definiría tanto al candidato, como la pregunta de si es posible una alianza con Petro antes de primera vuelta.

Comentarios (1)

Olga L Gonzalez

03 de Febrero

393 Seguidores

Muchos problemas se evitarian si fuera mas sencillo lanzar una candidatura o crear un partido politico. Hay un tema de fondo que imposibilita la democracia, y es la restriccion a la creacion de partidos y ese proceso de recoleccion de firmas. Hay que considerar hacer una reforma, de lo contrario estamos condenado a tener la misma clase politica por siempre.

Muchos problemas se evitarian si fuera mas sencillo lanzar una candidatura o crear un partido politico. Hay un tema de fondo que imposibilita la democracia, y es la restriccion a la creacion de partidos y ese proceso de recoleccion de firmas. Hay que considerar hacer una reforma, de lo contrario estamos condenado a tener la misma clase politica por siempre.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia