Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com | Adelaida Ávila Cabrera · 16 de Octubre de 2018

23103

1

Mañana miércoles volverán a las calles los estudiantes del país para seguir presionando al Gobierno Duque por un aumento en los recursos para la universidad pública, protestas en cuyo germen, como contamos en La Silla Vacía, participaron también profesores y rectores.

Estos últimos son figuras clave, no solo por el obvio manejo interno de los claustros, sino también porque sus elecciones en muchas ocasiones hacen parte de la movida de poder local de casas políticas que han encontrado en estas instituciones otro de sus fortines para pescar burocracia y votos -aunque solo uno de los rectores que revisamos, el de la UTS de Santander, pertenece a un Partido, el Liberal-.

Este asunto no desdibuja las reivindicaciones que exigen los estudiantes, y por las cuales desde la semana pasada algunas universidades públicas entraron en paro indefinido, pero sí complejiza la situación de este sector para el que se está pidiendo más inversión.

Averiguamos en las regiones que cubrimos (Cachaca, Caribe, Pacífico, Santanderes, Sur y Paisa) los lazos políticos de los rectores de las 27 de las 32 universidades públicas del país y estas son nuestras conclusiones.

Casi todos tienen vínculos con algún político

De los 27 rectores sobre los que averiguamos, 22 tienen vínculos con algún miembro de la clase política de su región. Estas relaciones en la mayoría de los casos se deben a que casi todas las elecciones de rector las hacen los Consejos Superiores de las universidades, en donde tienen asiento los gobiernos Nacional y Departamental, y quien se quiere elegir termina a veces buscando alianzas para garantizar su triunfo y mantenerse en el cargo. Hay casos en los que los rectores pagan estos favores con burocracia y ayuditas para conseguir votos en época electoral dentro de la Universidad, pero no en todos se da necesariamente.

La mayoría de alianzas están pintadas de rojo

Diez de los 27 rectores revisados tienen alguna alianza o relación de padrinazgo con el Partido Liberal. En los Santanderes, por ejemplo, las cabezas de tres de las cuatro universidades públicas de la región tienen liga con caciques políticos rojos locales y nacionales; en el caso de la Industrial de Santander, el Rector ha sido militante de ese Partido.

Lo mismo ocurre en fortines liberales del Pacífico, como Cauca y Chocó. Incluso hasta el propio jefe nacional del liberalismo, el expresidente César Gaviria, tiene influencia en la universidad de su región, Risaralda, porque tiene a su hermano de Rector.

También encontramos alianzas de otros políticos de diferentes partidos como La U en Valle, el Verde en Nariño, el Conservador en Antioquia y Cambio Radical en cinco universidades del Caribe.

Algunos son del bolsillo de sus padrinos...

En seis de las rectorías revisadas encontramos que el rector más que aliado es ahijado de un político o cacique regional, es decir, tiene una relación todavía más estrecha con los políticos, lo que hace que esas instituciones en casi todos los casos sean usadas como cajas burocráticas o de votos. Así ocurre en los Santanderes con tres universidades, en la Universidad de Cartagena, en la de Cundinamarca y en la Unipacífico, en la cual, el padrinazgo no es de un político, sino de un abogado y un empresario.

Hay unos que están aliados con cuestionados o condenados...

Cuatro de los rectores han tejido alianzas políticas con cuestionados políticos regionales, algunos de ellos condenados, como el exgobernador de La Guajira, Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez, condenado por homicidio; los excongresistas parapolíticos Juan Manuel ‘Juancho’ López Cabrales y Álvaro ‘el Gordo’ García y el representante Nilton Córdoba, quien tiene cinco investigaciones en la Corte Suprema de Justicia.

Pero también hay rectores independientes

Cinco de los rectores de las 27 universidades revisadas llegaron a sus cargos sin palanca política y no han construido alianzas posteriores. Entre ellos están los que manejan dos de las universidades de mayor presupuesto público: la Nacional de Colombia (1,8 billones de pesos) y la de Antioquia (1,1 billones de pesos).  

Esta es la base de datos con la información completa con la que hicimos esta historia:

Nota de la Editora: después de publicada esta historia, sobre el mediodía del martes 16 de octubre, cambiamos la información relacionada con el rector de la Universidad de Quindío. Aunque en principio pusimos que no tenía relaciones políticas, en esta historia publicada al momento de su elección en 2015 contamos que en ese proceso lo impulsó la influencia del grupo político de la entonces gobernadora Sandra Hurtado y su esposo, César Pareja. Por tal razón, cambiamos la información sobre el rector para reflejar ese apoyo. Pedimos disculpas por el error y la tardanza en hacer esta aclaración.

 

 

Comentarios (1)

Angela Maria Estrada

16 de Octubre

44 Seguidores

Hablar de 'la universidad pública' como si fuese un único fenómen...+ ver más

Hablar de 'la universidad pública' como si fuese un único fenómeno es inadecuado. Pedir apoyo en los mismos términos para todas, mas aún. Ello sin mencionar que la práctica de volver base salarial toda bonificación por publicaciones, es una forma de corrupción que se reproduce de forma perversa en las de menor calidad. Depurar el sistema es indispensable para que la ayuda sí mejore la calidad.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia