Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 02 de Noviembre de 2017

2212

2

Hoy salió el noveno panel de opinión de Cifras y Conceptos, el sondeo en el que esa encuestadora le pregunta a más de 2.500 líderes de opinión del país (académicos, políticos, empresarios o periodistas, por ejemplo) cómo ven el país. La principal conclusión de este año es que los líderes ya no tienen una imagen tan diferente a la del grueso de los ciudadanos, como pasaba en los años anteriores.

Estas son las 10 principales conclusiones de los resultados (más allá de nuestra alegría por seguir siendo el cuarto medio online más leído en el país, detrás de tres medios grandes y tradicionales, El Tiempo, Semana y El Espectador):

1

Santos definitivamente perdió a los líderes, excepto en la paz

En la medición del año pasado, los líderes rajaban a Santos en todas las áreas menos relaciones internacionales, que pasaba raspando con 61 puntos sobre 100. En esta ocurre lo mismo, disminuye sus puntajes en casi todas y tiene un nuevo punto bajo; el combate a la corrupción vuelve a ser el peor calificado pero baja de 38 a 36 puntos.

La buena noticia para el Presidente es que este año Cifras y Conceptos preguntó por tres nuevas áreas, y en una de ellas Santos sí pasa y no raspando: saca 73 puntos en promover la paz.

Eso parecería mostrar una recuperación de la caída que viene desde hace cuatro años: en 2014 sacó un promedio de 56,3 puntos; en 2015 eran 49,8; el año pasado 46,9; y éste 47,75. Pero este año, si se sacan los tres nuevos temas (los otros dos son combate a las bandas criminales, con 47 puntos; y combatir la minería ilegal, con 43), el promedio es de 46,2.

Y esa tendencia decreciente en su penúltimo año y por lo tanto con un poder cada vez menor, con la posibilidad de que su reemplazo refuerce una narrativa negativa de su gobierno

 
2

El pesimismo se toma a los líderes

Una de las preguntas de todos los paneles de opinión es cómo evalúan los líderes al país en seis aspectos, de 1 a 100. Y esta es la primera vez desde que se evalúan cinco sectores (economía, gobernabilidad, social, seguridad y ambiental) en que solo uno, la seguridad, pasa los 50 puntos y raspando (la seguridad saca 52); el año pasado solo uno estaba debajo de 50.

Además hay caídas fuertes y con una tendencia consistente a la baja en economía (en 2014 sacó 69 puntos y ya va en 48), gobernabilidad (de 58 ese año va en 46) y social (de 56 a 49).

Esa imagen de un país que va mal coincide con la de la encuesta bimestral Gallup que salió ayer y que encuesta la opinión de las cinco grandes ciudades, en la que se refrenda el pesimismo: durante este año siempre han sido muchos más quienes creen que las cosas van mal (entre el 73 y el 69 por ciento) que quienes opinan que están mejorando (entre el 15 y el 20 por ciento).

Con ese pesimismo entre los líderes de opinión, es difícil que la sensación cambie y que el país llegue a las elecciones del próximo año con una sensación de esperanza, lo que le augura buenas opciones a los críticos del statu quo y deja servida la puja entre quienes dicen que la culpa es del Gobierno, como el uribismo, y de quienes señalan a todo el sistema político o económico, como Claudia López o Jorge Robledo.

 
3

La paz va de salida de la agenda

Al preguntar a los líderes cuáles es el desafío más importante para el país el próximo año, por primera vez no es la paz desde el 2013 (cuando estaba apenas arrancando el proceso de paz): esta vez el 26 por ciento dijo que el tema más importante son las elecciones, el 23 por ciento la implementación del Acuerdo y el 21 el combate a la corrupción.

Ese 23 está muy lejos del 58 por ciento que hace un año dijo que el principal reto era el proceso de paz (una respuesta que dio el 42 por ciento en 2014, y el 46 en 2016), incluso si se suma a quienes dijeron que el principal reto es la participación de las Farc en política (4 por ciento), los diálogos con el ELN (1 por ciento) y combatir el asesinato de los líderes sociales (1 por ciento).

Y si a eso se suma que la lucha contra la corrupción saltó del 10 al 21 por ciento, deja abierto un camino para que, por lo menos entre los líderes, el tema sobre el que giren las elecciones no sea la paz sino el combate contra la corrupción, que en la encuesta bimestral Gallup aparece como considerado más grave que la economía o la seguridad y igual a “otros”.

O puede ser uno económico (entre los que se disparó la preocupación por el crecimiento y casi desapareció el de la inflación) o social, por los que el Panel pregunta por aparte.

 
4

El posconflicto se ve al garete

Esta vez el Panel incluyó una pregunta sobre cómo van 10 aspectos de la implementación del Acuerdo con las Farc y la paz, y solo uno pasa la medición: la dejación de armas, que pasa casi raspando con 65 puntos.

Los que más se rajan son los que tienen que ver con la implementación en el territorio (Los Pdet, la restitución de tierras y la erradicación de cultivos ilícitos están en la cola, con menos de 50 puntos). Solo le va peor a la negociación con el ELN, que no pinta bien a los ojos de los líderes

 
5

Malas noticias para los gobernadores aliados de Claudia López

Cuando el Panel le pregunta a los líderes por los alcaldes y gobernadores de las ciudades en las que viven, los dos gobernadores verdes muestran una caída muy grande frente a un año atrás, lo que a su vez puede golpear a su aliada, la senadora y precandidata Claudia López.

En Boyacá el gobernador Carlos Amaya, ex representante verde, pasó de ser el de mejor imagen al sexto; en Nariño, el ex senador Camilo Romero tiene la tercera peor calificación entre los líderes.

 
6

Las estrellas del Congreso se van

Los dos senadores con mejor imagen entre los líderes de opinión, Jorge Robledo del Polo y la verde Claudia López (26 y 23 puntos, respectivamente), probablemente no regresen a sus curules por sus aspiraciones presidenciales.

Lo mismo ocurre con las dos representantes con mejor imagen, la verde Angélica Lozano (que con el 22 por ciento lidera su listado de lejos) que pasa al Senado, y su copartidaria Ángela María Robledo, que en principio se va a retirar de la política activa.

Los que seguramente repetirán están muy lejos en sus listados: en el Senado el ex presidente Álvaro Uribe y el polista Iván Cepeda sacan 7 puntos.

En la Cámara la situación es más fuerte: de los cinco con mejor imagen solo seguirá el tercero, el polista Germán Navas, pues siguen el conservador David Barguil, que se lanzará al Senado, y el vargasllerista Rodrigo Lara, que no quiere seguir en el Congreso.

 
7

Ya hay uribismo más allá de Uribe

 

Entre los congresistas mencionados por más de un 1 por ciento de los líderes de opinión ya aparecen ocho uribistas, lo que muestra que en los tres años que lleva el Centro Democrático en el Congreso han empezado a surgir figuras que tienen credibilidad entre los líderes.

Los más visibles son Iván Duque en el Senado (tiene 6 puntos, solo uno menos que Uribe y muy por encima de Paola Holguín y Paloma Valencia, que tiene un punto) y Federico Hoyos en la Cámara (con el 3 por ciento está por encima de María Fernanda Cabal, Samuel Hoyos y Tatiana Cabello, que tienen el 2; y Wilson Córdoba y su 1 por ciento).

 
8

Se dispara Blu y se cae RCN

Los medios que consumen los líderes de opinión son bastante similares a los del año pasado, pero se consolidan dos tendencias.

 

Una es el crecimiento de Blu Radio, que nació hace cinco años y ya es la tercera emisora más escuchada en general, la más oída en Antioquia (de lejos, con 30 por ciento contra 18 de La Fm) y la segunda en Bogotá (detrás de Caracol Radio, 24 contra 25 por ciento), en el Atlántico (/on 22 por ciento, muy cerca del 24 de emisora Atlántico) y el Huila (26, contra 31 de Caracol). Además, creció rápidamente: en lo nacional pasó de 16 a 20 por ciento, en  todos los departamentos está en el top 5 de más escuchadas, en todas las regiones creció y superó a por lo menos otra emisora.

La cara opuesta es RCN.

En radio, su cadena básica cae de 13 a 11 puntos y la Fm se mantiene en 7, por lo que incluso sumándolas queda detrás de Blu. En Antioquia se disparó la Fm (pasó de 8 a 18 por ciento) pero se cayó la básica (de 18 a 9 por ciento); y su impacto se redujo fuertemente en el Atlántico (sumaban 14 y ahora quedan en 7 por ciento) y Santander (pasaron de 29 a 19 por ciento).

En televisión, pasó de ser el segundo medio por el que se informaban los líderes, con 19 por ciento, a tercero con 15. Y cayó en todas las regiones excepto en Cauca, donde se mantuvo en el tercer lugar con 17 por ciento.

Los golpes más visibles fueron los 2 puntos que perdió en Antioquia (donde Teleantioquia se disparó de 10 a 19), los 6 en el Atlántico (donde pasó de ser el segundo medio más consultado al cuarto, detrás de Caracol, CM& y Noticias Uno), los 8 en Caldas (quedó de cuarto), los 7 en Santander (donde lo pasó CM&) y los 6 en el Valle (donde lo pasó Noticias Uno).

Esos resultados entre los líderes se asemejan a los de las mediciones de audiencia como el Ecar, una mala noticia para los medios de la Organización Ardila Lülle y su golpeada capacidad de producir utilidades (los dos dieron pérdidas el año pasado) y de influir en la opinión.

 
9

El Tiempo impreso pierde terreno regional

El otro cambio importante en la manera en que se informan los líderes es la pérdida de fuerza de El Tiempo como diario nacional: en muchas regiones ha dejado de ser un espacio tan relevante de consulta.

En lo nacional solo bajó de 27 a 26, pero en las regiones perdió terreno. Por ejemplo, en Antioquia se mantuvo como el segundo más leído con 13 por ciento pero El Colombiano creció de 28 a 31; en el Atlántico cayó 3 puntos y lo pasó El Heraldo que aumentó 6; en Caldas cayó 4 puntos y lo pasaron La Patria y El Espectador; en el Huila perdió 6 puntos y lo superaron La Nación y El Espectador; en Risaralda perdió 3 puntos y lo pasó Semana como el más consultado.

 
10

La justicia está en su punto más bajo

El Panel nunca había mostrado una imagen tan negativa de las cinco instituciones de justicia por las que pregunta. Es la primera vez que una de ellas saca menos de 50 puntos (el Consejo de Estado saca 48) y muestra una caída muy fuerte, especialmente en las tres altas cortes.

Las tres que perdieron puntos cada año desde 2014 y en 2010 tenían una muy buena imagen: la Corte Constitucional tenía 73 puntos ese año, 67 en 2014 y 54 este año; el Consejo de Estado pasó de 60 a 55 y ahora a 48; y la Corte Suprema bajó de 70 a 61 a 50.

Eso muestra que el escándalo del “cartel del la toga” puede haber tenido un impacto pero es un paso más de un desprestigio creciente.

 

Comentarios (2)

Camilo Esteban Gaitán Valencia

03 de Noviembre

0 Seguidores

Contradictorio que promueva la paz cuando esta claro que la implemen...+ ver más

Contradictorio que promueva la paz cuando esta claro que la implementación es bastante deficiente. Que se supone ha hecho este año para promover la paz, ¿Enviar mas pie de fuerza a tumaco?,¿Decir que los asesinatos de lideres sociales no muestran un patrón sistemático? Hasta la mermelada con cambio radical se le cayo y tiene atascada la JEP en el congreso.

bujurulu

03 de Noviembre

0 Seguidores

la grafica que ilustra la nota es horrible, son solo lineas, el eje y no signi...+ ver más

la grafica que ilustra la nota es horrible, son solo lineas, el eje y no significa nada, si uno mira bien la grafica significa que año tras año casi siempre opinan lo mismo excepto en gobernabilidad que bajo un poco mas de 10 puntos

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia