Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez | Adelaida Ávila Cabrera · 03 de Mayo de 2019

3131

0

Como el novelón de las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz, JEP, terminó en la Corte Constitucional, ahora la pregunta es qué caminos tendrán en el alto tribunal esos seis artículos objetados, cuyo futuro no quedó claro en el Senado.

Aunque medios como El Tiempo y la W dijeron hoy que un primer escenario es que la Corte decida si acepta el caso para estudiarlo porque si no iría al Consejo de Estado, ese camino ya está descartado porque la misma Corte dijo el 20 de marzo, días después de que el presidente Iván Duque presentara sus objeciones, que sí va a revisarlas.

La Corte tiene que mirar, como en cualquier ley, la forma y el fondo. Pero puede pasar que solo al revisar la forma ya defina y no se meta con el fondo.

Estos son los caminos que les siguen a las objeciones.

 

______________________________________________________________________________________________
 
Las objeciones llegan a la Corte

Lo primero es que la Secretaría de Senado mande el expediente de las objeciones, las actas de sesión, el proyecto de ley y las votaciones a la Corte. El secretario del Senado, Gregorio Eljach, le dijo a La Silla que están terminando el acta de la plenaria y que esperan que el lunes al medio día el uribista presidente del Senado, Ernesto Macías, envíe el expediente.

La Corte tiene máximo dos meses para tomar una decisión, pues como la estatutaria arrancó su trámite por Fast-Track, y se trata de una ley que aterriza el Acuerdo de Paz, el tiempo que tiene para decidir, según un decreto de 2017, es máximo 48 días hábiles. La Silla supo que, dada la urgencia de este tema, es probable que no se tome todo ese tiempo.

 

La forma

La Corte decide si la ley debía arrancar primero en Senado que en Cámara

Ese es el argumento de Macías, quien interpuso una tutela -que ya fue admitida- contra el trámite en la Cámara. Si le da la razón al senador uribista, la ley tendría que regresar al Congreso para ser votada nuevamente arrancando por Senado.

 

La Corte decide cuáles son las mayorías absolutas

Para eso miraría cuántos congresistas conforman el Senado, si 106, como dicen los defensores del Acuerdo, lo que daría la mayoría absoluta de 47 votos (restando los 14 impedidos); o si son 108, caso en el que la mayoría sería la que dice el uribismo, es decir, 48.

 

El fondo

La Corte resuelve sobre el fondo

Tendría que resolver si las objeciones son por inconveniencia, que es como las presentó el Gobierno, o si son por inconstitucionalidad, que es lo que argumentan los defensores del Acuerdo. Si la Corte decide que por lo menos una de las objeciones es inconveniente, le daría la razón al uribismo, pero si decide que son objeciones por inconstitucionalidad, puede rechazarlas, pues los artículos que Duque pidió precisar de la estatutaria ya habían sido avalados por el alto tribunal. En ese caso, al Presidente le tocaría firmarla con los artículos originales.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia