Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 16 de Septiembre de 2020

2844

19

 

Si todo continúa como está previsto, hoy a las 9 de la mañana iniciará la audiencia en la que se definirá la libertad del detenido expresidente, Álvaro Uribe Vélez.

El nombre del juez de control de garantías que decidirá si el Expresidente continúa detenido en su casa o sale en libertad en el marco del proceso que se adelanta en su contra por presunto fraude procesal y soborno, no se conocerá sino hasta minutos antes de la audiencia.

Aunque Jaime Granados, el defensor de Uribe, le dijo a La Silla que solo dará detalles de sus argumentos durante la audiencia, consultamos con siete penalistas las opciones que tiene para pedirle al juez que deje a su cliente en libertad.

Nos nombraron cuatro posibles caminos por los que la defensa del Expresidente podrá transitar. Esto es lo que les favorece y les juega en contra a cada uno.

Camino 1: El cambio de ley

Argumento:

Este es el argumento principal de Jaime Granados y lo explicó desde el momento en el que se conoció que el expediente del Expresidente pasaba de la Corte Suprema de Justicia a la Fiscalía.

Básicamente, la defensa de Uribe se centra en que con el cambio de jurisdicción, también cambió la ley de procedimiento penal bajo la que se llevará el expediente.  

- En la Corte, opera la ley 600, porque es la que cobija a los funcionarios que tienen fuero constitucional, entre esos congresistas, que era el caso del Expresidente debido a que ejercía como senador cuando inició el proceso en su contra.

- En la Fiscalía la ley 906, que es el sistema acusatorio que rige en todo el país, se aplica para ciudadanos del común que hayan cometido delitos desde 2005, que es el año en el que entró a regir.

En esa medida, la defensa de Uribe, partirá de que solo las nuevas reglas, es decir las de la ley 906, que fue aplicada al caso porque los presuntos delitos fueron cometidos en 2018, deben ser aplicadas para investigar al Expresidente.

Como la ley que rige la Fiscalía establece que solo puede haber una medida de aseguramiento después de que se hace una imputación ante un juez de control de garantías, y ese paso no se ha surtido, la tesis de Granados es que no habría piso jurídico para mantener la detención que le impuso la Corte a Uribe.

Contraargumento:

Si bien es cierto que en la ley 600, que fue por la que inició el proceso contra Uribe, no hay una imputación ante un juez de control de garantías, sí hay un momento procesal que es el equivalente y es el llamado a indagatoria.

Ese paso se surtió el 8 de octubre y con él fue que la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia notificó formalmente a Uribe que estaba siendo investigado por los presuntos delitos de fraude procesal y soborno.

Sobre la medida de aseguramiento, que en la ley 906 se hace también a través de un juez de control de garantías, el equivalente habría ocurrido el pasado 3 de agosto cuando la Corte definió la situación jurídica de Uribe y lo aseguró preventivamente bajo el argumento de que existía riesgo de que obstruyera la justicia.

Hay precedentes judiciales en los que se ha determinado que cuando un proceso cambia de régimen legal no se anula lo actuado. 

En los expedientes del senador de Cambio Radical, Édgar Díaz, que pasó de la Fiscalía a la Corte Suprema, y el del representante de Cambio Radical, Erwin Arias, que hizo ese mismo trámite, el alto tribunal conceptuó el año pasado que los respectivos procesos debían seguir en el mismo punto y que lo que debía pasar es que tenían que  adecuarse al sistema  al que entraban.

La determinación, según explicó la Corte en ambos casos, obedeció a que las decisiones anteriores en expediente estaban cobijadas por el procedimiento legal que entonces regía a los investigados, y en esa medida no había ninguna irregularidad en ninguna de las actuaciones.

Algo similar ocurrió cuando los expedientes de la parapolítica empezaron a pasar a la Fiscalía con la ola de renuncias de todos los congresistas salpicados. 

En ese momento, la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía establecieron que nada de lo actuado se anulaba, y de hecho, cuando esos expedientes se devolvieron a la Corte porque ese alto tribunal recuperó la competencia para investigar a todos los congresistas salpicados por parapolítica así hubieran renunciado, todos llegaron con las actuaciones anteriores intactas.

El juez determinará si los momentos procesales de ambas leyes son equivalentes. Si concluye que sí, el argumento de Granados no tumbaría la detención de Uribe

Camino 2: Las interceptaciones a Uribe

Argumento:

El abogado Jaime Granados ha sostenido en varias ocasiones que las interceptaciones que le hicieron a Álvaro Uribe fueron ilegales, porque escucharon a su cliente cuando el interceptado era el excongresista Nilton Córdoba, quien había sido salpicado por el escándalo del cartel de la toga. Y dado que una medida se puede anular cuando se comprueba que se violaron garantías, Granados podría insistir en ese argumento para solicitar la libertad de Uribe.

Sobre cómo en el CTI terminaron escuchando la línea de Uribe y no la de Córdoba, aún no hay claridad ni en las declaraciones que entregó entonces la Corte Suprema

Se sabe que el magistrado José Luis Barceló, quien fue el ponente del caso de Uribe antes de que se creara la primera instancia para aforados, llevaba tanto el caso de Uribe como el del excongresista Córdoba, y que los investigadores terminaron escuchando las comunicaciones de Uribe cuando pensaban que estaban interceptando a Córdoba.

Barceló le dijo a Semana en una entrevista: “Yo no podría inventarme ningún motivo que demuestre cómo llega al expediente de Nilton Córdoba el número de contacto (de Uribe). Lo que sí quiero resaltar es que Córdoba nunca informó a la corte que ese no era su teléfono".

Por la poca claridad que existe en torno a ese episodio es que Granados y Uribe han dicho que en la Corte violaron el debido proceso y que por esa razón no tenían garantías allí.

Por esas interceptaciones, Granados denunció a Óscar Álvarez, el analista del CTI que escuchó a Uribe por un mes, a la investigadora Clara López, que era su superior, y al magistrado auxiliar Iván Cortés.

Óscar Álvarez, el analista del CTI encargado de hacerle seguimiento a las conversaciones de esa línea, le dijo a la Fiscalía que entre cinco y siete días después de iniciar la interceptación se había dado cuenta de que a quien estaba escuchando no era Córdoba, y notificó que eso estaba sucediendo.

Sin embargo, solo hasta varias semanas después, el CTI dejó de escuchar las conversaciones del Expresidente.

Granados pidió en el proceso de la Corte que no se tuvieran en cuenta esas interceptaciones por considerar que habían sido obtenidas ilegalmente; sin embargo, la Sala de Instrucción desestimó esa petición argumentando que no había sido ilegal la escucha porque aunque fue un error que el número de Uribe terminara interceptado, el procedimiento se acogió a la ley debido a que fue ordenado por una autoridad competente y en el marco de un proceso que estaba abierto en la Corte.

Dado que una medida se puede anular cuando se comprueba que se violaron garantías, Granados podría insistir en ese argumento para solicitar la libertad de Uribe.

Contraargumento:
En contra de Granados juega que uno de los requisitos para pedir la revocatoria de una medida de aseguramiento está en que deben aportarse pruebas o argumentos nuevos, y la legalidad de esas interceptaciones ya fue debatida en la Corte Suprema de Justicia, que concluyó que no había existido vulneración a los derechos de Uribe.

Además, el juez podría entrar a considerar que esa es solo una de las pruebas que hacen parte del expediente, y que por sí sola no tumbaría todas las consideraciones de la Corte para detener al Expresidente.

Eso, entre otras, porque la misma defensa ha dicho que en esas grabaciones no se prueba que Uribe hubiera cometido algún delito, y en esa medida ha sostenido que no son determinantes dentro del proceso. 

Camino 3: Tumbar la medida con nuevos argumentos

Argumento:

Dado que el principal requisito para pedir la revocatoria de una medida de aseguramiento es aportar pruebas o argumentos nuevos que prueben que ya no existe el riesgo por el que se impuso esa medida, el otro camino de Granados es desvirtuar los argumentos por los que la Corte tomó esa decisión con nuevos hechos.

La Sala de Instrucción detuvo a Uribe porque, en su opinión, existía riesgo de que obstruyera la justicia estando en libertad debido a que:

- No solo habría supuestamente intentado influenciar a uno sino a varios testigos a través de terceros para que declararan a favor de él y en contra del senador del Polo, Iván Cepeda.
- Existiría un patrón en la manera en la que esos testigos aparecen y redactan declaraciones a favor de Uribe, que no solo se remite a este caso sino a otros en los que los abogados también actuaban de intermediarios para recoger testimonios que luego quedaban en entredicho.
- Consideró que con Uribe en libertad existiría riesgo para la integridad de las pruebas porque su abogado Diego Cadena y su empleado Juan José Salazar siguieron teniendo contacto con testigos que están en entredicho, aún después de recaudados sus testimonios.
- Los delitos los habría cometido a título de dolo, porque tenía conciencia de lo que hacía y lo habría hecho con intención.
- La naturaleza de al menos uno de los delitos -fraude procesal- tiene que ver directamente con la obstrucción a la justicia.
- La pena que podría enfrentar Uribe de ser condenado es superior a cuatro años, y ese es uno de los requisitos para imponer la medida de aseguramiento.
- Uribe tenía acceso a información privilegiada y por esa vía supo que estaba interceptado.
- Habría utilizado a miembros de su Unidad de Trabajo Legislativo para recoger e intermediar la recolección de información de sus procesos judiciales.

Granados podría asegurar de entrada que con la renuncia al Senado de su cliente, ya no tiene Unidad de Trabajo Legislativo y desapareció ese riesgo; además, que la mayoría de pruebas que sirvieron de sustento para la detención y la indagatoria ya están recogidas y que en esa medida Uribe no podría interferir; y que Diego Cadena está detenido y él era el que supuestamente se encargaba de recaudar los testimonios que están en entredicho.

Contraargumento:

A Granados le juega en contra que decidió no pelear la detención contra Uribe en la Corte Suprema y que por esa razón la medida quedó en firme.

Según dijo en su momento, no lo hizo porque los magistrados que tomaron la decisión de detener a su cliente eran los mismos que tenían que resolver su petición y sentía que no tenía garantías.

Sin embargo, como dejó pasar esa oportunidad, desde el punto de vista legal se entiende que no se opuso a los argumentos de la Corte para tomar esa decisión.

La defensa tampoco podrá usar el argumento de que la mayoría de pruebas ya estaban recaudadas porque ya lo utilizó ante la Corte y no fue tenido en cuenta; y una de las reglas para pedir la revocatoria de una medida de aseguramiento es que se tienen que usar nuevos argumentos o pruebas para que el juez cambie la medida.

Aunque Cadena está detenido, y eso le serviría a Granados para decir que ni siquiera está en libertad el abogado que se encargó de buscar a los testigos, el abogado tiene en contra que Juan José Salazar, empleado de Cadena y quien también se encargaba de esa tarea, está en libertad.

Además, dado que el Expresidente se ha mantenido activo en redes sociales y medios desacreditando el proceso y a su juez inicial, y que incluso sus hijos contrataron a DCI Group, una firma gringa de estrategia, que está retomando todos esos argumentos para defender la imagen de Uribe, las otras partes también podrían argumentar que persiste el riesgo de obstrucción a la justicia por esa vía.

Camino 4: Pedir una medida de aseguramiento diferente

Argumento: Debido a que en el país hay varias medidas de aseguramiento que no son privativas de la libertad y que incluyen usar brazalete electrónico, presentarse periódicamente ante un juez o no salir de país, Jaime Granados podría pedir la sustitución de la detención de Uribe por cualquiera de esas opciones.

Para que le concedieran esa posibilidad tendría que desvirtuar los argumentos que detallamos en el camino anterior y presentar algún hecho o prueba nueva que le permita concluir al juez que ya no hay riesgo para el proceso si Uribe está libre.

Comentarios (19)

José Saramago ..

16 de Septiembre

3 Seguidores

El único camino justo es la libertad.
Álvaro Uribe Vélez es un secues...+ ver más

El único camino justo es la libertad.
Álvaro Uribe Vélez es un secuestrado político producto de ese pacto entre el sucio hijo del frente Manuel Cepeda Vargas, y el cínico despreciable corruptor Juan Manuel Santos quien desde la clandestinidad sigue manejando los hilos del poder; producto de esa inmundicia y podridez presente en la justicia colombiana, una justicia altamente politizada y sesgada.

Javier M

16 de Septiembre

0 Seguidores

Saramago debe andar con un diccionario de adjetivos descalificativos debajo de...+ ver más

Saramago debe andar con un diccionario de adjetivos descalificativos debajo del brazo. Muchos adjetivos y pocos argumentos.

OFOL

16 de Septiembre

0 Seguidores

Total. Qué extraña forma de gastar energías escribiendo bla, bla, bla.

Total. Qué extraña forma de gastar energías escribiendo bla, bla, bla.

harriarq

16 de Septiembre

0 Seguidores

No hacen falta muchos argumentos mas que los expuestos en los pocos párrafos ...+ ver más

No hacen falta muchos argumentos mas que los expuestos en los pocos párrafos de LSV, esto contra 1554 paginas de un intento fallido por demostrar inferencias, suposiciones y calificar la personalidad de alguien subjetivamente. Los contra argumentos tienen mucho menor peso y también tienen supuestos, por lo que pensaría yo, que Alvaro Uribe debe quedar en libertad para defenderse, esta en la Ley.

Alvaro

16 de Septiembre

0 Seguidores

Este Saramago, enfermo de fanatismo, no argumenta, vomita. Excelente analisis.

Este Saramago, enfermo de fanatismo, no argumenta, vomita. Excelente analisis.

Javier M

16 de Septiembre

0 Seguidores

Hoy se desarrollará la Operación Jaque 2. El secuestrado ciudadano Uribe ser...+ ver más

Hoy se desarrollará la Operación Jaque 2. El secuestrado ciudadano Uribe será liberado de su finquita en una operación liderada por Barbosa y el subcomandante Jaimes, expresamente nombrado para esa delicada operación. Todos aplauden la astucia de la Fiscalía.

Henry Castro Gerardino

16 de Septiembre

140 Seguidores

Si a Saramago se le puede acusar de no presentar argumentos y si de utilizar u...+ ver más

Si a Saramago se le puede acusar de no presentar argumentos y si de utilizar una artillería de adjetivos calificativos, que así se llaman, estimado galeno, a ud se le puede sindicar de hacer símiles extraídos de las peores películas para responder. Debo suponer que ese método errático solo lo utiliza para asuntos políticos, pues si los emplea en sus diagnósticos, que nos salve la mano de Dios.

Gustavo Adolfo

16 de Septiembre

0 Seguidores

A Uribe deben levantarle la medida de aseguramiento, pues la misma es inútil....+ ver más

A Uribe deben levantarle la medida de aseguramiento, pues la misma es inútil. Ha demostrado que puede usar todo su poder para atacar a las instituciones aún estando en casa por cárcel. Debería ponerle un brazalete electrónico, no va y se fugue como pasó con Santrich.

Robin Hood

16 de Septiembre

0 Seguidores

Una persona inocente no hace todo lo que hace Uribe para huir de la justicia.

Una persona inocente no hace todo lo que hace Uribe para huir de la justicia.

Henry Castro Gerardino

16 de Septiembre

140 Seguidores

Interesante la columna. Muy bien presentados los argumentos a favor y en contr...+ ver más

Interesante la columna. Muy bien presentados los argumentos a favor y en contra. Pese a que trabaja sobre hipótesis, logra descubrir lo que puede ser el curso de este evento. La libertad de cualquier ciudadano es un derecho que debe tutelarse. Y los Magistrados eran los más obligados a hacerlo, pero olvidaron su deber. Eso ocurre cuando se trabaja en pro de algo con un interés malsano. El odio

Henry Castro Gerardino

16 de Septiembre

140 Seguidores

Estoy admirado de encontrar que un texto de 1554 folios,lo que tomó mucho tie...+ ver más

Estoy admirado de encontrar que un texto de 1554 folios,lo que tomó mucho tiempo al Magistrado ponente, haya quedado tan mal parado una vez se conoció el expediente. La finca, las escuchas ilegales, los auxilios a perseguido político (sic), etc. Pero el que más me asombra es el del celular que se cae y quedan borrada la memoria. A mi se me han caído no menos de 3 celulares y 2 los rescaté del agua

harriarq

16 de Septiembre

0 Seguidores

Lo chistoso del caso es que si es una conversación hay dos copias, la de Don ...+ ver más

Lo chistoso del caso es que si es una conversación hay dos copias, la de Don Iván y la del (falso) testigo, por lo que se debieron caer al tiempo y por arte de magia se borraron selectivamente de la memoria y de la nube dichas conversaciones, el juez no pidió ninguno de los equipos para verificar la veracidad de los chats, aun mas extraño.
Lógico que Cepeda esté nervioso, se cae el montaje.

PIICIEM

16 de Septiembre

0 Seguidores

Resulta chistoso leer algunas opiniones como las que ignoran el poder de la MA...+ ver más

Resulta chistoso leer algunas opiniones como las que ignoran el poder de la MAFIA dirigida por Uribe Velez que se apodero del pais despues de decadas de un ejercicio político en el que se le ha visto rodeado de toda clase de delincuentes, corruptos y narcotraficantes que hoy forman parte del gobierno. Este hombre corrompio hasta los medios de comunicación.

Renato Solis

16 de Septiembre

0 Seguidores

Como siempre, los abogangsters de Uribe le seguirán mamando gallo a la justic...+ ver más

Como siempre, los abogangsters de Uribe le seguirán mamando gallo a la justicia, al mejor estilo de la Cosa Nostra, no afrontando las acusaciones ni demostrando su inocencia, sino con leguleyadas de forma, pero nunca de fondo. Seguirá en la impunidad !!!!

José Saramago ..

16 de Septiembre

3 Seguidores

No hay razón jurídica alguna para mantener privado de su libertad al ex-Pres...+ ver más

No hay razón jurídica alguna para mantener privado de su libertad al ex-Presidente Álvaro Uribe Vélez, él siempre ha dado al cara y siempre ha estado atento a rendir cuanto testimonio le sea requerido, para el es mas importante la honorabilidad, el derecho, el argumento; y sin embargo ahí está Ivan Cepeda EP acompañado del (ex)Fiscal Montealegre ejerciendo mucha presión sobre el juez de garantías.

Gustavo Adolfo

16 de Septiembre

0 Seguidores

Si hay una razón y muy importante. Uribe a intentado sabotear el proceso, cal...+ ver más

Si hay una razón y muy importante. Uribe a intentado sabotear el proceso, calumniando a quienes lo investigan, usando sus influencias para acceder a información privilegiada, se han muerto los testigos. Lo que pasa es que es tal su poder que la medida de aseguramiento no ha impedido el juego sucio. Si no se lo puede castigar judicialmente los colombianos debemos castigarlo políticamente.

José Saramago ..

16 de Septiembre

3 Seguidores

Al pasar el proceso de la Corte a la Fiscalía, se debe reiniciar la investiga...+ ver más

Al pasar el proceso de la Corte a la Fiscalía, se debe reiniciar la investigación, o sea empezar de ceros; empezando que en si mismo el proceso en la Corte estaba sesgado, con muchas inconsistencias, y pruebas y testimonios no tenidos en cuenta, por ejemplo esta lo de la finca-regalo a Monsalve, o lo de los Chat's perdidos de Cepeda, o las chuzadas “por error”(22000 horas y no se dieron cuenta!?).

EduardoSaenzRovner

17 de Septiembre

1 Seguidores

Todos los caminos del paramilitarismo conducen al Matarife.

Todos los caminos del paramilitarismo conducen al Matarife.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia