Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 28 de Noviembre de 2017

3171

6

Si nada cambia, en la plenaria del Senado de hoy morirá la reforma política, que reglamentaba el punto de ampliación de la democracia en el Acuerdo de Paz pero que poco a poco se fue degradando por los cálculos electorales en el Congreso. La mató los cálculos electorales que al final fallaron.

A menos de que el gobierno y el ponente Roy Barreras saquen un as bajo la manga de último minuto para evitar el hundimiento, el archivo de la reforma es inevitable, según le dijeron a La Silla Vacía 12 senadores de la otrora coalición santista.

Así se vivió la agonía.

La agonía

En el papel, ayer debía iniciar el último debate de la Reforma Política en la plenaria del Senado. Pero la Plenaria se concentró en dos proyectos del Ministerio de Agricultura para reglamentar el punto del agro que estaban represados hacía más de dos meses.

Mientras tanto, desde La U, el Partido Conservador y el Liberal se movieron para que la reforma fuera archivada.

El primero fue el senador vargasllerista de La U, Mauricio Lizcano, quien circuló entre sus compañeros en plenaria una propuesta para hundirla, argumentando que la reforma “es una pieza de legislación inútil y dañina para la democracia”.

Veinticinco congresistas, incluidos los senadores Germán Varón y Antonio Guerra de Cambio Radical; Daira Galvis del antiguo PIN; Juan Manuel Corzo, Miryam Paredes y Luis Sierra del conservatismo y Maritza Martínez, Milton Rodríguez y Eduardo Pulgar de La U, la firmaron.

“Yo firmé porque quieren que aprobemos la reforma con lo que hay y lo que hay es mucha letra menuda”, nos dijo la senadora Maritza Martínez, de La U, cercana a Lizcano. Por letra menuda se refería especialmente a la posibilidad de que los congresistas pudieran cambiarse de partido para las próximas elecciones sin perder la curul.

Versiones similares nos dieron otros ocho congresistas.

La Silla constató con cinco senadores que Lizcano habló con los congresistas de que la coalición de Claudia López, Sergio Fajardo y Jorge Robledo quedaría fortalecida con esta reforma debido a que les permitiría llevar una lista por coalición para el Congreso entre el Polo y el Partido Verde y miembros de Compromiso, una versión similar a la que esgrimió el presidente de la Cámara, Rodrigo Lara de Cambio, como una de las razones para oponerse a la reforma política en esa corporación por más de tres meses y que retrasó todo el proyecto.

Ese argumento ganó fuerza luego de la victoria del candidato que apoyaron los Ni-Nís para elección atípica del alcalde de Yopal este domingo, que mostró que podrían pelearle en el 2018 a las grandes maquinarias con su discurso anticorrupción, como ocurrió con la uribista en la capital de Casanare.

“Algunos creen que la reforma sólo le abre la puerta a los Verdes, a Fajardo y al Polo y por eso presionan”, nos dijo un senador de Cambio al consultarle por esas versiones.

Desde el sector de la bancada de La U que no está con Lizcano nos dijeron por aparte dos senadores que la propuesta de su compañero obedecía a “un mandado de Vargas”.  

Lizcano nos negó todas esas acusaciones.

 

En cuanto a la coalición de los Ni-Nís, nos dijo que la Constitución ya permitía que pudieran hacer coalición para el Congreso (el artículo 262 de la Carta habilita las coaliciones pero las sujeta a una reglamentación posterior que no ha ocurrido, por lo que en la práctica si se hunde la reforma no se podrán hacer).

Lizcano también negó que hubiera un mandado. “Ese es el cuento que viene esparciendo Roy”, dijo.

Como lo contó La Silla Vacía hace unas semanas, a Vargas le convenía la lista de coalición para todos los partidos que la reforma incluía y hasta contempló armar una lista conjunta entre Cambio Radical y los conservadores.

Sin embargo, la posibilidad de que se diera esa coalición no está clara. Como dijo el director del Partido Conservador, el senador Hernán Andrade, “no queremos precipitarnos a casarnos con un candidato presidencial”.

Sobre todo porque los azules también están en conversaciones con el uribismo, más después de que se concretó la alianza Uribe- Andrés Pastrana que les puede robar por abajo las bases azules.

“A Vargas ya no le conviene (la reforma) porque vio que no estábamos seguros con él”, nos dijo otro senador azul.

Al mismo tiempo que Lizcano hacía su lobby para reunir firmas para hundir la reforma, los conservadores decidían en bancada que propondrían por aparte el archivo de la reforma.  

En términos electorales les daba lo mismo, pero en la reunión de ayer la mayoría de la bancada quedó en contra porque en el último debate podría revivir la lista cerrada, algo con lo que no estaban de acuerdo.

“La reforma se desfiguró, lo que queda hoy no es estructural y en medio de la campaña política no es lógico cambiar las normas”, nos dijo el vocero azul Juan Diego Gómez.

A las dos propuestas de hundimiento se suma la que desde la semana pasada comenzó a moverse dentro del liberalismo.

Dulce venganza

Nueve de los 16 senadores rojos, cercanos al exministro y exprecandidato liberal Juan Fernando Cristo anunciaron la semana pasada (después de que Cristo perdió la consulta roja) en una carta que no votarían la reforma.

Desde que estaba en precampaña, Cristo ya se había bajado de la reforma porque consideraba que había perdido el espíritu de lo que él radicó cuando era Ministro del Interior.

Pero que los congresistas cercanos a él lo pusieran en una carta cayó mal entre el Gobierno, en especial en su sucesor, Guillermo Rivera.

El retiro del apoyo de la mayoría liberal golpea directamente los planes de César Gaviria (con quien Cristo está peleado desde la campaña) y de los senadores de la U Roy Barreras y Armando Benedetti de sacar adelante una lista de coalición para impulsar la candidatura del liberal Humberto de la Calle en primera vuelta.

Sin el apoyo de la bancada roja, que había sido hasta hoy la más disciplinada con la reglamentación del Acuerdo de paz, la reforma entró en cuidados intensivos.

Las dos propuestas de hundimiento que se votarán hoy tendrían el apoyo de más de 40 congresistas de la coalición: los 25 que apoyaron la carta de Lizcano, los 17 conservadores que la promovieron dentro de su bancada y los 9 liberales que están con Cristo. A esos se podrían sumar los 20 senadores uribistas, lo que le daría una mayoría de 60 votos, los suficientes para archivar el proyecto.

¿Sin salvavidas?

Ante esta situación, el ponente de la reforma, Roy Barreras, quemaba anoche sus últimos cartuchos. Lo vimos hablar con congresistas de varias bancadas como el vargasllerista Germán Varón y el conservador Hernán Andrade.

A éstos y a los demás congresistas y directores de partidos con los que habló, les dio argumentos de mecánica electoral; les dijo que sin la reforma les quedaría más difícil aumentar las curules en el Congreso en 2018, bajo el entendido de que el uribismo con el Ex presidente a la cabeza sacaría entre 27 y 30 senadores; que entre el Polo y Verdes tendrían 15 congresistas jalonados por su candidato presidencial; el antiguo PIN otros 5, las 2 curules indígenas y las 5 nuevas de las Farc.

Lo que, según sus cuentas, obligaría a los partidos Conservador, Cambio, Liberal y La U a pelear entre ellos por las 47 curules restantes, casi 10 para cada uno.

“En cambio con coalición entre partidos es más probable que entremos más fuertes”, dijo Roy.

El Gobierno solo hasta hoy escuchará las quejas de los congresistas y defenderá los artículos de la reforma que, a su juicio, se acojan al Acuerdo y entre ellos no está incluido el transfuguismo, como dijo anoche, tras aprobar la reglamentación de la JEP, el ministro Rivera.

Uribe, ganador inmediato

Si se hunde la reforma, el mayor beneficiado sería el expresidente Álvaro Uribe.

El principal efecto que tenían las listas de coalición era permitir que los partidos tradicionales sumaran sus maquinarias para respaldar una lista conjunta fuerte que evitara que el uribismo arrasara en las próximas elecciones al Congreso.

Uribe había calificado a la reforma política como un proyecto “chiquitico” y dijo que la verdadera reforma se hacía “sin mezquindades” en referencia a las listas de coalición.

Sin las maquinarias unidas contra él, el Centro Democrático podrá convertirse en el partido más grande en el Congreso. Además, se arruina la posibilidad de una alianza entre el Partido Conservador y Cambio Radical que habría impulsado mucho a Vargas Lleras en su batalla por la derecha.

En las próximas horas la Plenaria votará las dos propuestas para hundir la reforma. Previamente los partidos tendrán reuniones de bancada para tomar su decisión final. “Si hay una reforma presentable a la opinión pública, puede que cambiemos de opinión”, nos dijo el senador Hernán Andrade.

Pero esa reforma para resucitar necesitaría electrochoques.

Comentarios (6)

Kamilo Gaviria

28 de Noviembre

0 Seguidores

 “es una pieza de legislación inútil y dañina para la democracia” ...+ ver más

 “es una pieza de legislación inútil y dañina para la democracia” Dice la cínica RATA de lizcano antes de decir que la reforma ayudaría a los Partidos pequeños a Ganar más votos,¿De que democracia habla entonces??

Kamilo Gaviria

28 de Noviembre

0 Seguidores

Lo Peor que Pudo hacer el Gobierno y las Farc es que el Punto de participació...+ ver más

Lo Peor que Pudo hacer el Gobierno y las Farc es que el Punto de participación política llegará al Congreso en época PRE-ELECTORAL , si Hubiese llegado hace 6 meses o 1 año hubiese tenido posibilidades de Pasar y el Mayor problema es que las FARC se alzaron en armas por la falta de participación política en Colombia, así que esto sólo reanudará la GUERRA

José Saramago ..

28 de Noviembre

3 Seguidores

La Misión de Observación Electoral solicita que la Reforma Política sea hun...+ ver más

La Misión de Observación Electoral solicita que la Reforma Política sea hundida. De la Reforma Política que tenia la mejor de las intensiones para mejorar y fortalecer la estructura política  no queda nada, ha sido despedazada, desmembrada, y sus restos solo obedece a cambios en la reglas de juego ad portas de elecciones para favorecer intereses Sucios como los de Roy.

DIDUNDI

28 de Noviembre

3 Seguidores

Hasta el final en manos d los politicos; definitivamente el tal Pokerista perd...+ ver más

Hasta el final en manos d los politicos; definitivamente el tal Pokerista perdió la mano con los llamados padres d la patria.

El acuerdo dl Colón sigue el camino d la constitución dl 91, cada dia un recorte +. Asistimos a los retazos y si nos descuidamos, la guerra d nuevo a la vuelta d la esquina.

Pensar q la corrupción se pueda autoregular?..mamolas..!!!

Andrés Julián Herrera Porras

28 de Noviembre

0 Seguidores

Sin duda este país necesita una reforma politica. Sin embargo, esá reforma n...+ ver más

Sin duda este país necesita una reforma politica. Sin embargo, esá reforma no debe ser realizada solo por aquellos que están ahí en ese "honorable recinto" sino por un grupo interdisciplinar serio que plantee algo que de vuelco al sistemá. 

DIDUNDI

29 de Noviembre

3 Seguidores

8 años y el gbno Santos no tuvo identidad propia, al vaiven d la corrupt...+ ver más

8 años y el gbno Santos no tuvo identidad propia, al vaiven d la corruptela politica y una oposición recalcitrante.

El pokerista quedó pequeño ante el desafio, pagó un costo politico altisimo y nosotros el económico; todo mundo sacó tajada, EL a duras penas le alcanzó para un nobel y como si todos comieramos d ello, se conformó con autoalimentar su ego y pare d contar.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia