Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Julián Huertas | Adelaida Ávila Cabrera · 29 de Noviembre de 2018

970

0

Quedan 17 días para que acaben las sesiones ordinarias del Congreso en el primer semestre con Iván Duque como Presidente y el tiempo no le alcanza. La reforma a la justicia está prácticamente hundida, la reforma política avanza pero no le sobra tiempo y la tributaria se salvó por los pelos con la ponencia de ayer, pero necesita un milagro para que quede aprobada antes del 16 de diciembre, cuando se terminan las sesiones.

Como la tributaria es indispensable para que el Gobierno no incumpla la regla fiscal, es casi fijo que Duque convocará a los congresistas a sesionar días extras, en medio de villancicos e incluso después de Navidad.

Así pinta la recta final de esas tres reformas y de los proyectos anticorrupción que presentó Duque:

*Para hacer las cuentas de cómo va la contrarreloj asumimos que los proyectos pueden salir lo más rápido posible. Es decir, todos se aprueban a pupitrazo y que los congresistas sesionan incluso los sábados y domingos, dos supuestos muy improbables pero que muestran el mejor escenario posible para los proyectos. Es lo que llamamos “un milagro”.

Estos son los plazos mínimos:

*Los proyectos se debaten en la comisión encargada del tema de una cámara, luego en su plenaria, y después de nuevo en comisión y plenaria de la otra cámara. Si es reforma constitucional, se repite ese proceso en una segunda ronda. La segunda ronda se debe hacer en otro período, por lo que tendría que avanzar después de diciembre.

*Cuando un proyecto es aprobado en primer o tercer debate y pasa de comisión a plenaria, deben pasar mínimo 8 días calendario antes de que se empiece a discutir.

*Cuando pasa de Senado a Cámara o viceversa, después de segundo debate, deben pasar mínimo 15 días calendario antes de que se empiece a discutir.

*Durante ese tiempo los proyectos deben tener listos los ponentes, los informes de ponencia y quedar incluido en el orden del día. El Ministerio del Interior suele impulsar los proyectos del gobierno para que se haga todo eso dentro del plazo e incluso prepara ponencias y busca las firmas de los ponentes.

*Cuando un proyecto de ley tiene mensaje de urgencia, el tránsito entre plenarias y comisiones es de 8 días. La razón es que el mensaje de urgencia obliga a que las comisiones se reúnan conjuntamente y cada plenaria defina el texto final.

*Cuando el texto que sale de Senado y Cámara no es igual, se debe conciliar. Es decir que es un paso extra y es muy común que gaste un día más.

*La Ley de Financiamiento siempre lleva implícito mensaje de urgencia.

La reforma tributaria sigue viva pero apenitas

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que quede aprobada antes del 16 de diciembre.

En qué va: Tiene ponencia desde ayer, no ha empezado su primer debate en comisiones conjuntas.

Cuándo sale si ocurre un milagro nunca antes visto: jueves 13 de diciembre.

Los detalles: Con la ponencia presentada ayer después de largas e intensas negociaciones que temrinaron con una reforma que ya solo aspira a llenar parte del hueco de 14 billones que argumentó el Gobierno para presentarla (serán 7,5 billones, y los otros 6,5 los propone lograr a punta de ahorros) podrían empezar a debatir el lunes entrante en comisiones conjuntas de Senado y Cámara, donde está por ser ley de financiamiento.

Si las comisiones la aprueban ese mismo día, podría empezar a debatirse en las plenarias aparte de Cámara y Senado el 13 de diciembre. Si las dos lo aprueban ese mismo día y con exactamente el mismo texto, quedaría aprobada; si no, la deben conciliar al día siguiente.

Aunque ya hay acuerdos entre los ponentes de la reforma en Cámara y Senado, es probable que las discusiones no se zanjen en un día y apenas hay un margen de 3 para evitar las sesiones extras. Basta con que haya muchas proposiciones por votar (para primer debate presentaron unas 400) y que sus autores no retiren o concilien para que las votaciones se tarden en los tres debates.

Por eso, es casi fijo que Duque se verá obligado a convocar sesiones extras a pesar de que, según un funcionario del Ministerio de Hacienda, el Gobierno aspira a “tener reforma antes de empezar a rezar las novenas”.

La reforma política avanza al ritmo de la tecnomermelada

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que queda aprobada para que aplique en las elecciones de 2019.

En qué va: En discusión en tercer debate en la Comisión Primera de la Cámara.

Cuándo sale si ocurre un milagro: El sábado 8 de diciembre.

Los detalles: Esta reforma empezó el martes pasado su tercer debate en la Comisión Primera de Cámara y ya se ha discutido durante dos días.

Si sale hoy, algo que es bastante probable porque trae un articulito muy llamativo para los congresistas, el de la 'tecnomermelada', podría llegar a la plenaria de la Cámara el sábado 8 de diciembre y aprobarse ese día.

Si se demora, igual tiene una semana de margen para salir adelante y si se pierde esa semana se hundiría porque a extras no pueden ir las reformas a la constitución.

La reforma a la justicia está agonizando

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que quede aprobada en cuarto debate y así sobreviva en su primera vuelta.

En qué va: En segundo debate.

Cuándo sale si ocurre un milagro:  el sábado 16 de diciembre podría culminar su primera vuelta. Saldría en abril.

Los detalles: La Reforma a la Justicia ya se podría estar discutiendo en la Comisión Primera de la Cámara, pero según la ministra de Justicia Gloria María Borrero,  el presidente de la Cámara el liberal Alejandro Carlos Chacón la ha demorado y la tiene 'engabetada' por lo que no se han podido designar ponentes. A lo que el respondió: "Al momento no se encuentran las Actas de aprobación en el Senado y por ende no se ha remitido el proceso a Comisión Primera para continuar con el correspondiente tramite".

Por eso, aunque salió del Senado hace unas semanas sin la mayoría de sus puntos más sustanciales, posiblemente se hunda definitivamente, pues si no pasa el cuarto debate el 16 de diciembre, ya no cumpliría el requisito de las reformas constitucionales de ser aprobadas en cuatro debates en cada semestre antes de salir del Congreso.  

Sin embargo, si ocurre un milagro inesperado, se designa ponentes hoy, la pone de primera en el orden del día de la Comisión Primera de Cámara el lunes y los representantes la pupitrean ese mismo día, podría estar llegando a su cuarto debate el 13 de diciembre, con los mismos tiempos de la tributaria.

Pero la historia de las fallidas reformas a la justicia, sumadas a lo apretado del tiempo, significan que para formalizar su hundimiento solo faltan unos días.

El endurecimiento de los conflictos de intereses la tiene cuesta arriba (ley anticorrupción)

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que queda aprobada en cuarto debate.

En qué va: En primer debate.

Cuándo sale si ocurre un milagro: el jueves 13 de diciembre.

Los detalles: Este proyecto es uno de los siete que salieron de la Consulta Anticorrupción (dos ya se hundieron) y busca modificar el reglamento del Congreso para reducir el margen de hacer nombramientos como favores políticos.

Como el Gobierno le dio mensaje de urgencia hace tres semanas, el 7 de noviembre, las comisiones primeras conjuntas de Cámara y Senado lo empezaron a debatir este lunes. Sin embargo se estancó y la Comisión priorizó la Reforma Política, a pesar de que no tiene mensaje de urgencia.

Si ocurre un milagro y el lunes se debate y aprueba de una vez, podría ir a la misma velocidad y al tiempo de la tributaria y alcanzaría a superar su cuarto debate el 13 de diciembre, siempre y cuando se discuta al tiempo en las plenarias de Senado y Cámara.

Aunque no es imposible, eso significa que el Congreso aprobaría al tiempo una tributaria que ha sido polémica - aunque ya perdió lo más debatido- y éste proyecto que reduce la libertad de los congresistas para designar personas cercanas. O quizás priorice una de las dos.

La obligación de hacer pública la declaración de renta goza de buena vida (ley anticorrupción)

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que quede aprobada antes del 16 de diciembre.

En qué va: Aprobada en primer debate y tercer en sesiones conjuntas. Tiene mensaje de urgencia.

Cuándo sale si ocurre un milagro: El lunes se podría empezar a debatir y quedar aprobada.

Los detalles: Esta es la única ley anticorrupción con mensaje de urgencia que aprobaron las Comisiones Primeras de las dos Cámaras, el pasado martes 20 de noviembre.

Por eso, es probable que entre a las agendas de las plenarias la semana que viene, y que sea aprobada esa semana o la siguiente.

Los presupuestos públicos y la rendición de cuentas de los congresistas dependen de milagritos 'extras'

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que queden aprobadas este año .

En qué va: No se han debatido.

Cuándo sale si ocurre un milagro:  Podrían aprobarse el 16 de diciembre y conciliarse en extras.

Los detalles: Aunque estos dos proyectos tienen mensaje de urgencia de Duque, y por lo tanto las deben debatir en conjunto las comisiones primeras de Senado y Cámara, tienen por delante la discusión de la reforma política y del endurecimiento de los conflictos de intereses.

Por eso, es muy probable que queden para el proximo semestre.

La cárcel a corruptos puede salir pronto (ley anticorrupción)

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que quede aprobada antes del 16 de diciembre.

En qué va: Le falta solo el cuarto debate.  

Cuándo sale si ocurre un milagro: la semana entrante.

Los detalles: El proyecto que busca que los condenados por delitos de corrupción deban pagar sus penas en la cárcel va a pasar a cuarto debate. Como el proyecto lo presentó la Fiscalía y tiene el apoyo del Gobierno y de muchos congresistas, su trámite ha sido prueba de que los proyectos sí pueden avanzar.

Lo aprobó en el tercero de los cuatro debates la Comisión Primera del Senado el 8 de octubre. Aunque ya podría estar en discusión en plenaria, no está en la agenda legislativa de esta semana. La próxima puede ocurrir el milagro de que la incluya Ernesto Macías, presidente del Senado, y salga aprobada, pero si no queda otra semana más para eso.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia