Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 14 de Junio de 2018

5068

17

Iván Duque tiene como una de sus banderas hacer una reforma tributaria estructural que baje los impuestos y aumente la competitividad. No sería difícil que se la aprobaran pero, una vez lo lograra, tendría un reto: que los menores impuestos no lleven a más déficit ni a recortes en programas sociales.

Una reforma fácil de vender

El norte de la reforma de Duque es claro: reducir impuesto al sector productivo para que pueda producir más.

Eso implica bajar el impuesto de renta para las sociedades en un porcentaje que no ha especificado; aumentar el de renta de las personas (es decir, de los más ricos) cuando la economía haya crecido más; no apostarle al catastro multipropósito que daría herramientas para que los municipios cobren un mayor predial; y darle privilegios tributarios, incluso de no pagar renta, a las empresas medianas y pequeñas, los nuevos emprendimientos, las nuevas inversiones agroindustriales y las llamadas empresas B  (las que buscan tener rentabilidad mientras solucionan problemas sociales y ambientales, como las de de reciclaje o las que tienen una producción sostenible).

Para sacarla adelante, Duque solo necesita sacar una reforma tributaria, algo que pinta sencillo dada la coalición que tendrá en el Congreso.

Todos los gobiernos de los últimos 20 años lo han logrado, y más de una vez en cada cuatrienio, por lo que es viable.

Más, dado que Duque llegaría con el apoyo de 70 de los 108 senadores (19 del Centro Democrático, 15 conservadores, 16 de Cambio Radical, por lo menos 10 de los 14 de La U y 10 de 14 liberales) y 111 de los 173 representantes (las bancadas del Centro Democrático, Cambio Radical, Colombia Justa Libres, La U, Opción Ciudadana y el Partido Conservador) con lo que arranca con las mayorías.

Para pasar las reformas tributarias los congresistas suelen cobrar un “peaje”, ya que son fundamentales para que el Gobierno tenga dinero para ejecutar sus planes.

Como Duque ha dicho que no dará mermelada, en principio le quedaría más difícil si cumple su promesa, suponiendo que fuera el elegido. Pero en este caso, como la reforma busca es bajar los impuestos no aumentar el recaudo, Duque podría incluso sacarla sin ese costo.  

Sobre todo si la presenta en su primer año, cuando los presidentes suelen tener más poder, y su propuesta de tener un día sin IVA cada bimestre puede ayudar a presentarla como una reforma que ayuda también a los más necesitados, que son los más afectados por ese impuesto.

Además, una propuesta de ese tipo tiene el apoyo de los gremios empresariales: como explicó La Silla, refleja las propuestas que hizo el Consejo Gremial en noviembre de 2017 para que el próximo gobierno mejorara la competitividad, y ese gremio sombrilla apoyó a Duque, algo inédito en su historia. También refleja las posturas de otros gremios, como Fenalco o Anif, y de muchos empresarios.

El apoyo de los empresarios suele ser importante al pasar reformas tributarias por el Congreso, como ha quedado claro al lograr meter artículos a su favor o atajar impuestos en su contra en el pasado (el caso paradigmático más reciente es el del impuesto a las gaseosas en 2014, que se hundió gracias al lobby de la industria de gaseosas con el que Duque estaba alineado), y por eso le da más chances a la propuesta del candidato uribista.

Pero una cosa sería sacarla en el Congreso y otra muy diferente lidiar con sus impactos económicos, políticos y sociales.

Un impacto incierto

La lógica de la reforma tributaria de Duque es que al final del día no afectaría los ingresos de la Nación, porque le dejaría a las empresas más dinero libre para invertir, y esas inversiones deberían producir nuevas ganancias que paguen renta.

Es una política similar a la que implementaron a inicios de los años 80 Margaret Thatcher en el Reino Unido y Ronald Reagan en Estados Unidos, y la que acaba de profundizar Donald Trump.

Si este tipo de incentivos ayudan a la economía o no, es algo muy debatido en economía.

Por ejemplo este paper de dos investigadores de la Brookings Institution dice que “su impacto neto en el crecimiento es incierto” y que “los resultados en la literatura (especializada) sugieren que no todos los cambios tributarios tienen el mismo impacto en el crecimiento económico”.

O este resumen del Tax Policy Center de Estados Unidos, que dice que los estudios de la Oficina de presupuesto del Congreso (una especie de tanque de pensamiento bipartidista para apoyar las decisiones de los legisladores) “ilustran una incertidumbre sustancial en nuestra comprensión del efecto de las políticas fiscales en la economía”.

De hecho, como contó el año pasado el New York Times en una nota sobre la reducción de impuestos de Donald Trump, “los economistas siguen debatiendo el impacto que tuvo en la economía la reforma tributaria de Ronald Reagan de 1986”

Más allá de ese debate, incluso si el recorte sí ayuda a que las empresas y sus dueños inviertan más, esas nuevas inversiones tardarían un tiempo (variable según el tipo de inversión, pero que se suele medir en años) en llegar a ser rentables. Mientras tanto, habría un golpe a las finanzas públicas, pues el Estado tendría menos ingresos por lo menos al principio.

La dimensión del golpe depende de la decisión final sobre la reforma, pero por cada punto de renta menos, el ingreso caería en alrededor de 1,5 billones de pesos (en 2017 el impuesto a la renta recogió 56 billones de pesos y el muy debatido a la gasolina, los mismos 1,5 billones).

Una de las alternativas de las que ha hablado Duque para lidiar con esos menores ingresos es “revisar” la regla fiscal, que es el techo que le pone la Constitución al déficit fiscal, para permitir más flexibilidad - es decir, algo más de déficit.

Eso podría ser negativo proque las calificadoras de riesgos y muchos inversionistas institucionales revisan la existencia y cumplimiento de las reglas fiscales, o el tamaño del déficit de un país, antes de decidir la calificación que le pone o si llevan su dinero allí, respectivamente. Eso porque un déficit muy grande no es sostenible, como en cualquier empresa u hogar.

Por eso, una regla demasiado laxa o un déficit mayor suelen hacer más costoso endeudarse para un Estado, y éste hoy debe el 44,1 por ciento del PIB, un porcentaje alto, 

La otra apuesta de Duque es gastar menos, algo que es menos viable.

Lo difícil de bajar el gasto

Independientemente de cómo sea esa reforma tributaria que eventualmente presente Duque,es improbable que logre reducir sustancialmente el gasto público.

Por un lado, porque como explicó la Comisión de Gasto Público en diciembre pasado, la gran mayoría del gasto en Colombia es inflexible.  

Es decir, no se puede recortar por decisiones de un presidente porque la Constitución o la ley les dan destinos predeterminados y obligan a que crezcan cada año, especialmente por lo que se transfiere a municipios y departamentos para cubrir salud y educación (el llamado Sistema General de participaciones) y el pago de pensiones, sentencias judiciales e intereses.

“Para dar cumplimiento a la senda de déficit establecida por la regla fiscal, el ajuste en gastos  (...) parece difícil por la rigidez del gasto y el impacto económico y social que dicha reducción tendría, sino además porque varios sectores presionan por mayores recursos”, dijo esa Comisión.

Una de las estrategias que Duque propone compensar los menores ingresos tributarios es hacer recortes al Estado “para hacer más con menos”, con una reforma administrativa que todavía no ha concretado.

Duque no ha dicho en términos concretos en qué consiste esa reforma. Uno de sus más cercanos asesores le dijo a La Silla que están definiendo qué modificaciones hacer (“hay mucha entidad sin sentido y con funciones y competencias horizontales... por ahí vamos”), y en su página web oficial habla de ella en términos generales y en relación con las TIC.

“Realizaremos un reordenamiento profundo de la administración del Estado, con base en las necesidades actuales de los colombianos y las oportunidades de eficiencia que ofrecen las nuevas tecnologías (expansión y profundización de Gobierno en Línea),” dice su propuesta.

Sin embargo, en los gobiernos de Álvaro Uribe, que tenían una orientación económica similar a la que ahora propone Duque, el gasto no se redujo, a pesar de que sus reformas para reducir el tamaño del Estado, como la muy sonada fusión de ministerios.

La Comisión muestra que el gasto público se mantuvo entre el 25 y el 27 por ciento del PIB, mientras que un reciente estudio de dos investigadores del Banco de la República muestra que el gasto del gobierno nacional central (el que depende del Presidente) pasó del 17,4 por ciento del PIB en 2002 al 17,6 en 2010, y explica que la tendencia es de más largo plazo y viene desde la Constitución de 1991 (ese año era el 9 por ciento, y en 2016 ya iba en el 19 por ciento).

Si la apuesta es compensar los menores ingresos con una lucha más eficiente contra la evasión, que es otra de las cosas que ha dicho Duque, tampoco es fácil: la meta de la Dian para este año es obtener 7 billones de pesos con esa estrategia, por lo que si Duque busca bajar 3 puntos del impuesto de renta a las empresas, la Dian debería poder duplicar su trabajo contra la evasión.

Aunque hay varios procesos en camino que podrían ayudar a lograr más recaudo: la Dian ya está contratando cientos de auditores gracias a que la reforma tributaria de 2016 suspendió en esa entidad la ley que congela el aumento de gastos en la nómina del Estado y de 193 mil entidades sin ánimo de lucro que hasta este año tuvieron un régimen especial, solo 27 mil hicieron el trámite que exige esa reforma para mantenerlo (lo que debería ayudar a reducir la elusión y la evasión, porque en muchos casos se han usado para pasarles ingresos y gastos para no pagar renta)

Pero es con eso que el Gobierno espera lograr esos 7 billones y duplicarlo es difícil porque esa plata ya está "contada" en el presupuesto actual, los ajustes fiscales suelen tener un impacto grande el primer día y luego reducirse: los que quieren capar se ingenian otros caminos, y el primer año se suele encontrar la plata acumulada de varios años sin pagar, y los siguientes ya no.

Por eso no es sencillo que Duque logre cerrar el hueco de su reforma a punta de recortar gastos o luchar contra la evasión. Y si lo hace, podría alborotar unos movimientos sociales que desde ya pintan como sus posibles opositores, como explicó La Silla Vacía.

El efecto político

Eso porque la nueva fuerza de los movimientos sociales alternativos, cristalizado en la llegada de Gustavo Petro a segunda vuelta, tendría un nuevo motivo para oponerse con esos recortes.

Según uno de los asesores más cercanos a Duque, una de sus metas es seguir la senda del gobierno Santos de ajustar los subsidios a los más pobres.

Por ejemplo, sacar colados del Sisbén, para que la plata llegue a quienes realmente lo necesitan o ponerle un límite (renovable) al tiempo en que se pueden recibir esos subsidios.

Incluso si los cambios son esos y no incluyen recortes grandes a la financiación de programas sociales, el panorama político que deja estas elecciones seguramente produciría un impacto político fuerte porque le daría munición a una oposición de izquierda fortalecida por sus resultados electorales, con Gustavo Petro en el Senado (el candidato con la segunda votación tiene el derecho a ser senador) y espacios institucionales en radio y televisión.

Petro ha demostrado ser fuerte en los debates y podría aprovechar que un gobierno saque gente del Sisben, de Familias en Acción o de Colombia Mayor para criticar el contraste con cobrarle menos impuestos a las empresas, inluyendo las de los cacaos o las multinacionales.

Un debate que podría convertirse en un eje de las campañas electorales por el poder local del próximo año.

Comentarios (17)

AlvaroH

14 de Junio

0 Seguidores

Duque quiere hacer reformas gringas en un pais muy distinto y esas formulas no...+ ver más

Duque quiere hacer reformas gringas en un pais muy distinto y esas formulas no le van a funcionar tan ciegamente como piensa. Algo mejorara pero por otro lado vendran los imprevistos. Ademas, no veo nada para la clase media no empresarial. Solo para los grandes empresarios y si acaso algunos de tecnologia y artes.

GMolano

14 de Junio

0 Seguidores

LSV menciona tres think tanks que JAMAS van a mencionar un hecho demostrable e...+ ver más

LSV menciona tres think tanks que JAMAS van a mencionar un hecho demostrable en cifras, el déficit fiscal gringo se descontrolo desde Reagan y no se pudo volver a dominar. Pero una cosa es USA que puede financiar sus deficit emitiendo deuda con respaldo en la moneda de reserva mundial marraneando y otra muy distinta es que lo haga Chibchombia que vive alcanzada y le fían lo del diario.

GMolano

14 de Junio

0 Seguidores

Les falto mencionar la reformas tributarias de Uribe II que se hicieron para t...+ ver más

Les falto mencionar la reformas tributarias de Uribe II que se hicieron para tapar el roto armado en Uribe I, así como la venta de activos públicos. El estado derrochon es un cuento para descretar incautos y el "populismo" tributario de Uribe esta hecho a la medida para un puñado de vivos, el resto de los empresarios se ahorran unos pesos en par años que luego se los sonsacan indexados después.

GMolano

14 de Junio

0 Seguidores

No se si LSV tiene en cuenta el panorama económico internacional antes de esc...+ ver más

No se si LSV tiene en cuenta el panorama económico internacional antes de escribir estos artículos en estos momentos ahí una crisis desarrollándose en los mercados de deuda de los países emergentes (Colombia no se ha sentido en parte por su estabilidad fiscal), puede que la algarabía tributaria NUNCA comience porque de pronto no va a valer la pena. O bueno a menos que se quiera enculebrar al país.

Ronald-T

15 de Junio

0 Seguidores

El paper habla de que "los recortes en las tasas del impuesto a la renta que ...+ ver más

El paper habla de que "los recortes en las tasas del impuesto a la renta que se compensan con recortes de gastos pueden tener un impacto positivo en el crecimiento, de acuerdo con los modelos de simulación" Lo complicado para Duque ciertamente será reducir el gasto Ademas, en otra parte dicen que no siempre se logran los mismos resultados, lo que no es extraño en tratándose de economía.

AlvaroH

15 de Junio

0 Seguidores

Reagan redujo los impuestos a las empresas en 1981, pero nunca hicieron las su...+ ver más

Reagan redujo los impuestos a las empresas en 1981, pero nunca hicieron las supuestas reducciones en el gasto sino que aumentó el déficit. Y luego al mismo congreso de Reagan le tocó volver a subir los impuestos en 82, 83, 84 y 87 por ejemplo. Esa parte de la historia no la cuentan, ni que allá hubo unos grandes proyectos militares y de infraestructura, más las tasas de la Fed.

Ronald-T

15 de Junio

0 Seguidores

Cierto, pero lo que entiendo del paper es que en unos paises ha funcionado y e...+ ver más

Cierto, pero lo que entiendo del paper es que en unos paises ha funcionado y en otros no. Por ejemplo Canadá, estaba medio rezagada a principios de los 90 y que Paul Martin (tendnecia liberal) 1o como ministro de finanzas y luego con primer ministro, redujo los impuestos a casi la mitad y terminó entregando un país como un cohete. económico. Pero nadie garantiza que suceda igual en Colombia.

Melpomene

15 de Junio

1 Seguidores

El artículo se queda corto en el verdadero efecto y estragos que puede traer ...+ ver más

El artículo se queda corto en el verdadero efecto y estragos que puede traer una eventual reducción de impuestos a las empresas, decir que "a los mas ricos" se les a a cobrar más es la mayor mentira, Colombia es muy laxa al momento de permitir reducciones de impuestos y terminará recayendo en la clase media con miras a destruirla

Melpomene

15 de Junio

1 Seguidores

Por otro lado desconoce la verdadera tradición y cultura de las empresas colo...+ ver más

Por otro lado desconoce la verdadera tradición y cultura de las empresas colombianas, en vez de incentivar mejores salarios, más personal y apoyar sus mejores ACTIVOS con el dinero extra que les quede, será para los accionistas y dueños TIPICO GERENTE COLOMBIANO.

Melpomene

15 de Junio

1 Seguidores

Por último, tocar la regla fiscal es jugar con una papa caliente, Duque no es...+ ver más

Por último, tocar la regla fiscal es jugar con una papa caliente, Duque no es ecónomista - sino como la mayoria de los politicos colombianos abogado - no tiene en cuenta los efectos macroeconómicos a largo plazo que puede causar y si Colombia sobrevivió a Cardenas y su terrible gestion gracias a esta, modificarla nos acercará + y + a la crisis que todos vaticinan

Andres Felipe Garcia Rovira

15 de Junio

2 Seguidores

La ventaja de saber economia es que el cuento de efecto macroeconomico es carr...+ ver más

La ventaja de saber economia es que el cuento de efecto macroeconomico es carreta, que un estado mantenga un deficit constante no implica que sea mas sostenible que otro, la eficiencia en el gasto, la legitimidad en la utilización de recursos, la construcción de bienes publicos y el clima de inversión es lo que impacta, hay gente no entiende que +confianza = +inversión = +crecimiento, regla de oro

vicalver

15 de Junio

0 Seguidores

desafortunadamente colombia ya se monto en el tren del regalo infinito de subs...+ ver más

desafortunadamente colombia ya se monto en el tren del regalo infinito de subsidios y la gente que todo le llegue regalado

José Saramago ..

15 de Junio

3 Seguidores

ser un mantenido del gobierno sin esfuerce ni q te recompensen el esfuerzo, qu...+ ver más

ser un mantenido del gobierno sin esfuerce ni q te recompensen el esfuerzo, que no tienes que emprender ningún proyecto, vota por Petro, aquel que quitara una casa alguien porque tienes dos casas y te la dara a ti aun cuando no te la has ganado, vota por Petro. Ese es el discurso real de Petro, el que va a gastar lo que no tiene, el que destruirá el aparato productivo, el que no sabe administrar.

José Saramago ..

15 de Junio

3 Seguidores

Las propuestas de Duque están enfocadas a mejorar el agro son mas viables,son...+ ver más

Las propuestas de Duque están enfocadas a mejorar el agro son mas viables,son las que le beneficiarían más al país, no por nada entes como la SAC han decidido a apoyar a Duque Presidente. Propuestas enfocadas a generar mayor productividad, competitividad y rentabilidad de los agronegocios a través de las alianzas productivas entre productores del campo, la agroindustria y el comercio de alimentos.

José Saramago ..

15 de Junio

3 Seguidores

https://bit.ly/2lak5Vl
“¿Por qué Duque es mejor para la economía?...+ ver más

https://bit.ly/2lak5Vl
“¿Por qué Duque es mejor para la economía?”
Por: La República - viernes 15 de junio de 2018
(el diario mas influyente en temas económicos).
“Fortalecer el mercado, el ahorro estatal y la estabilidad jurídica para las empresas son principios básicos para generar empleo”

Con la llegada de Petro lo primero que va a sufrir es la de ya por si deteriorada economía.

DIDUNDI

15 de Junio

3 Seguidores

El titular ya lo había previsto y lo repito en MAYÚSCULAS:
Las propuest...+ ver más

El titular ya lo había previsto y lo repito en MAYÚSCULAS:
Las propuestas d Petro no son viables, no importa q grandes economistas reconozcan sus bondades; las d Duribe Sí. La consigna sigue siendo la misma; descansarán el 17-06 5:30pm.
Hay que seguir riendo d la pantomima d la comedia d los celos.
Q' pobreza d país, ahora no son sólo los políticos, también los medios, dan asco.

Natye1

15 de Junio

0 Seguidores

Bajar impuestos a los grandes capitales es viable, pero SIN recargar lo que se...+ ver más

Bajar impuestos a los grandes capitales es viable, pero SIN recargar lo que se deja de recaudar a la clase media y baja, como hicieron Uribe y Santos.
Vienen repitiéndonos hasta el cansancio que tenemos un "hueco fiscal dantesco", y tal como lo plantea el artículo, Duque no pretende aumentar el recaudo. Hágame el HP favor. Las mismas falencias de las políticas de Santos. Continuismo.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia