Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 15 de Agosto de 2018

8348

2

Desde que Iván Duque ganó la Presidencia hay varias personas que han ido adquiriendo más protagonismo del que tenían en sus regiones. Algunos son uribistas de vieja data y otros figuras que, incluso, ni siquiera eran relacionadas antes con el uribismo. Se trata de una ‘nueva derecha’ que se ve emergiendo desde el Congreso, Palacio, otros cargos públicos y el sector privado. Estos son los nombres que encontramos haciendo reportería en varios departamentos.

En el Congreso

Los que repiten

Ernesto Macías

Este congresista huilense pasó de ser el renglón 18 de la lista cerrada del Centro Democrático en 2014 a convertirse en el presidente del Senado para el periodo 2018-2019 impulsado por Duque.

Desde que Duque fue elegido presidente, Macías ganó protagonismo porque, como lo contó La Silla Sur, fue uno de los compromisarios del Centro Democrático en el Senado para negociar con los demás partidos las presidencias y composición de las comisiones para el cuatrienio que viene.

Macías hizo campaña por el No por todos los municipios del Huila, lo que ayudó a que arrasara con más del 60 por ciento de la votación. El año pasado se lanzó nuevamente al Senado, esta vez con la lista abierta que definió Uribe, y le fue muy bien: fue el cuarto más votado con 39 mil votos, 24 mil de ellos en su departamento, posicionándose como el senador uribista del sur del país. Y desde esa posición, le hizo campaña a Duque y ayudó a que ganara en todos los departamentos del Huila.

 

 

Paola Holguín

La senadora antioqueña fue la líder de las campañas uribistas en la calle, con vallas de colores de la campaña de Fajardo en Antioquia, Bogotá y el Eje Cafetero.

Además de reelegirse en el Congreso, montó un representante a la Cámara de su cuerda, tiene un diputado que quiere ser candidato a la Gobernación y estuvo a punto de ser presidenta del Senado.

Se quedó en la comisión segunda, en la cual puede sacar adelante, con el espaldarazo de Duque, la ley de sometimiento de bandas criminales que lleva adelantando desde el 2016. Con ese poder, más su impronta de uribista 2.0, se empodera con Duque.

 

Álvaro Hernán Prada

Representante a la Cámara. Entró en la lista cerrada del uribismo en 2014 y una vez elegido Duque ganó protagonismo porque fue uno de los compromisarios en Cámara para negociar con los demás partidos las presidencias y composición de las comisiones. Quedó en la Comisión Primera de Cámara, que es clave porque allí se discuten las reformas a la Constitución.

 
 

Los novatos

Óscar Villamizar

Este congresista santandereano es primíparo en el Congreso, pero llega como heredero de la casa del condenado exsenador Alirio Villamizar, quien pagó una pena por vender su voto a favor de la reelección de Álvaro Uribe a cambio de una Notaría. Como contó La Silla Santandereana, desde que se posesionó empezó a moverse para consolidar -junto a su papá- su grupo político en el uribismo con miras  a las locales de 2019.

Desde antes de su posesión asumió un rol protagónico en la bancada de la Cámara y, además de que se convirtió en compromisario, entró en la Comisión Primera, que es la más mediática. Siendo de la línea del Presidente y teniendo una posición destacada en el Congreso, empodera su casa política para 2019 en Santander.

Edwin Ballesteros

Es otro de los novatos de la bancada en la Cámara de Santander. Aunque alcanzó la curul solo con 17 mil votos, se metió en la Comisión Quinta, que es clave porque maneja temas de agro, minería y medio ambiente, que son particularmente importantes en Santander.

Su candidatura agrupó a una parte pequeña del uribismo purasangre de la región. Es cercano al anulado exprocurador Alejandro Ordóñez, quien aunque no ha sido representativo en el nuevo Gobierno, fue un factor de poder que él podría llegar a representar.

También es cercano al grupo del clan Aguilar, dirigido por el parapolítico Hugo Aguilar. Buena parte de su carrera política la hizo al lado de esas toldas y en el periodo de Richard Aguilar (hoy senador de Cambio) como Gobernador de Santander estuvo en su llavero. Actualmente está investigado por la Procuraduría por irregularidades en el desplome de la represa de la Batanera en Santander, obra que se desplomó a pocos días de inaugurada y que fue recibida por él cuando era gerente de la Empresa de Servicios públicos de Santander, Esant.

Como es el otro congresista del uribismo con figuración en Santander, se empodera para pelear espacios en 2019 y además queda en posición de ventaja frente a otras caras del Centro Democrático en la región que han estado desde la fundación del partido.

Juan Pablo Celis

Es novato en el Congreso y llegó como heredero del caudal de su papá, el excongresista Augusto ‘Tuto’ Celis. Como tiene la única curul que obtuvo el uribismo en Norte de Santander se convirtió en el jefe natural del partido en la región.

Además entró en la Comisión Tercera, que es una de las más apetecidas porque trata temas de presupuesto. Se empodera porque siendo la cabeza regional del partido del Presidente en el departamento más uribista del país, tendrá un papel protagónico en la entrega de avales y definición de alianzas para 2019.

Gabriel Velasco

Fue el segundo novato más votado en la lista uribista en general, además del Senador más votado de ese Partido en el Valle (33 mil votos).

De origen conservador, y empresario, es uno de los enlaces del uribismo con los cacaos del Valle, luego de ser director de la Andi en el departamento, un punto clave para el nuevo Gobierno que tiene como meta reactivar la economía regional.

 

Christian Garcés

Fue el representante más votado del Valle en el uribismo (40 mil votos).

Hoy es el nuevo vocero del Partido en la Cámara. De la mano de Duque, de quien es cercano, se convirtió en la cara del uribismo 2.0 en la región, toda vez que Susana Correa, exdirectora del partido en ese departamento y de quien es distante, pasa a un cargo nacional.

 

 
 

Los empresarios

Luis Miguel Morelli

El cacao y político es uno de los uribistas purasangre de Norte de Santander. Aunque no figura en política directamente desde que fue Gobernador (2008-2011), opina y hace parte de las decisiones del partido en la región.  

Es uno de los engranajes claves de la clase empresarial del departamento con el Centro Democrático, y con la victoria de Duque logra más figuración para impulsar candidatos de cara a la campaña de 2019.

 

Manuel Santiago Mejía

Con el triunfo de Iván Duque, a uno de los cacaos más poderosos de Antioquia, conservador pastranista, cercano y seguidor de Marta Lucía Ramírez, le sonó por fin la flauta en la política.

Mejía es dueño del grupo económico que reúne almacenes Ktronix y Alkosto, los electrodomésticos Kalley y las motos AKT, y fue uno de los que abogó para que la derecha se juntara y se fuera a consulta. Aunque es cercano a Álvaro Uribe, con Duque terminó haciendo parte de las comisiones de empalme en paz, comercio y educación. No tiene un cargo para figurar en el Gobierno, pero como consejero externo de Presidencia y copartidario de la vice, tiene más margen política para las decisiones que le convienen como empresario y conservador.

 

 

 
 

Los cristianos

John Milton Rodríguez

Es la nueva cara visible del uribismo cristiano en el Valle y gana proyección nacional luego de que otras figuras conocidas por sus posturas religiosas, como Alejandro Ordóñez o Viviane Morales, no quedaran en reparticiones burocráticas o con representantes en el Congreso y el que más curules logró.

Su partido, Colombia Justa Libres, que creó hace menos de un año y con el que Duque hizo campaña en el Valle, le pone al Presidente y a la bancada de coalición tres senadores (incluido él). Los mismos que pone Mira, que lleva 20 años haciendo trabajo político y cuyas posturas sobre el Acuerdo de Paz son más flexibles que las de Rodríguez, por lo que serán votos seguros para las reformas al Acuerdo que quiere introducir Duque.

 

 
 

Los que suenan para 2019

Andrés Guerra

Director del Centro Democrático en Antioquia y gerente de la campaña de Iván Duque a la Presidencia. Exdiputado uribista, hijo del exsenador y jefe liberal Bernardo Guerra Serna, y hermano del concejal de Medellín, Bernardo Alejandro Guerra.

Había perdido las Gobernación hace cuatro años contra Luis Pérez, pero ahora, luego del éxito de Duque allí, es la cara del uribismo para la Gobernación hasta ahora.

 

Adriana Gutiérrez

Exsenadora, jefe del Centro Democrático en Caldas. Quedó aporreada tras perder la Alcaldía en el 2015 contra el liberal Octavio Cardona, pero ahora que regresó a la política y coordinó la campaña de Duque en Caldas, suena como candidata a la Gobernación, si no, será una pieza clave para la conformación de una alianza para el 2019.

 

Alfredo Ramos Maya

El exsenador paisa, hijo del exgobernador Luis Alfredo Ramos, es uno de los que le metió la ficha desde el principio a Duque, su excompañero de bancada. No se lanzó para repetir Congreso y ahora es precandidato a la Alcaldía de Medellín por el Centro Democrático.

Cercano al Alcalde Federico Gutiérrez y a los paolos (el grupo de la senadora Paola Holguín) y luego de recorrerse el departamento en campaña con Duque, Ramos tiene ventaja para recibir el guiño del Presidente.

 

 

Federico Hoyos

Representante saliente, líder de la campaña de jóvenes de Duque a nivel nacional, muy cercano al Alcalde de Medellín, estuvo en el comité de empalme de Duque y está en el sonajero a la Alcaldía de Medellín para 2019, o para un cargo en el Gobierno.

Haber tenido roles claves en la campaña y el empalme, además de su juventud, le abona terreno para cualquiera de los dos cargos.

 

 

 
 

Los que llegaron al Gobierno

Karen Abudinen

Exdirectora del ICBF del Gobierno Santos y exalta funcionaria del Distrito de Barranquilla, esta abogada se empodera con la llegada de Duque porque él la nombró su alta consejera para las regiones.

Es decir, de ahora en adelante va a tener un contacto privilegiado, y a hacer las veces de puente, entre el Presidente y prácticamente todos los mandatarios del país. Sin contar con que será la organizadora de sus consejos comunitarios.

Es abogada, considerada técnica y cercana a la casa Char, en donde llegó a sonar como posible candidata a la Alcaldía.

Susana Correa

Pasó de ser una congresista vallecaucana sin impacto mediático o político en lo nacional a manejar en el Gobierno Duque los programas sociales como directora del Departamento para la Prosperidad Social, entidad con presupuesto abultado y capacidad de contratación; seguirá teniendo poder en lo local aunque ya no esté en la dirección regional del uribismo, al ser una de las fundadoras del Partido en la región y armar las listas de los candidatos al Congreso.

Jaime Amín

Excongresista y excandidato a la Gobernación del Atlántico, es un uribista de vieja data, el amigo del expresidente Álvaro Uribe en Barranquilla, pero se empodera más con Duque porque, tras quemarse al Senado este año, el nuevo Presidente lo nombró como su alto asesor político.

Aunque aún no es claro si, desde ese cargo, manejará el llamado ‘computador de Palacio’ con la burocracia que entregue el Gobierno, sí será importante porque, al menos, le hablará al oído a Duque. Su figura en el Atlántico dio un brinco más alto que cuando era Congresista.

Jonathan Malagón

Economista y administrador de empresas de La Guajira, Malagón pasó de ser un joven desconocido -aunque destacado por sus logros académicos y por su paso por las áreas económicas de entidades como Asobancaria, Anif y Fedesarrollo- a ser el jefe de la cartera de Vivienda del Gobierno Duque y uno de los nuevos rostros del poder que emergen con el nuevo Presidente.

Juan Manuel Daza

El nuevo Viceministro del Interior encargado de las relaciones políticas de ese despacho es un abogado vallenato de 28 años, radicado desde 2008 en Bogotá, que contribuyó con la fundación del Centro Democrático de la mano de la senadora sucreña María del Rosario Guerra. Fue asesor de ella en el Senado hasta que Álvaro Uribe se lo llevó a su equipo en el Congreso. Haber estado al lado del expresidente le sirvió como bandera de campaña para lanzarse este año a la Cámara por Bogotá. Se quemó con 14.100 votos al quedar en el sexto lugar (entraron cinco), pero cayó parado, y con un poder importante, en su nuevo cargo.

Carlos Mario Estrada

Quemado a la Gobernación de Antioquia  por La U de Uribe en 2011. Le hizo campaña a Duque desde Comfenalco como enlace con empresarios y organizador de eventos en ese departamento, y Duque lo nombró director del Sena.

Fabio Aristizábal

Odontólogo, quemado a la Cámara en 2014 y al Senado en 2018. Fue asesor en Salud de Uribe en el Senado y del Centro Democrático en la campaña a la Presidencia. Hizo parte del comité de empalme de Duque y ahora es su nuevo superintendente de Salud.

Gloria Isabel Ramírez

Estratega de comunicaciones pereirana, exasesora de Andrés Pastrana en sus campañas a Congreso y a Presidencia, también lo fue para la primera campaña presidencial de Uribe. Amiga personal de Iván Duque y su directora de comunicaciones en la precampaña presidencial.

El Presidente la nombró embajadora en Italia. Ha trabajado en comunicaciones corporativas de Acción Social de la Presidencia de Santos y Fedegán, Promigas, el Banco Santander y la Comisión Nacional de Televisión.

Comentarios (2)

Líchigo Tocarruncho

15 de Agosto

0 Seguidores

...los nuevo dueños de la mermelada...veremos cómo se la reparten...

...los nuevo dueños de la mermelada...veremos cómo se la reparten...

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia