Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita León · 03 de Mayo de 2018

48469

51

Ayer fue divulgada la Gallup Poll, que mide el estado de ánimo de los colombianos cada dos meses desde hace más de 20 años. La encuesta, que recoge las ciudades más populosas, ratifica en gran medida la narrativa uribista de la campaña, y le ofrece una luz de esperanza a la campaña de Sergio Fajardo.  Contrariando las encuestas electorales y las manifestaciones en la calle, no hay tanta sincronía entre las principales preocupaciones y posturas que refleja esta encuesta y el discurso de Gustavo Petro.

(Como explicamos hace varios meses cuando anunciamos la decisión de La Silla Vacía de no usar las encuestas para analizar estas elecciones, la Gallup Poll bimensual es la única medición que seguimos cubriendo porque lleva hace más de dos décadas usando la misma metodología y porque no predice quién ganará las elecciones.)

Estas son nuestras principales conclusiones:

 
Sigue el pesimismo, pero mejora la confianza institucional

 

Después de la depresión de febrero, hay un poco menos de pesimismo y en general mejora unos puntos la percepción de todas las instituciones, algo que no beneficia a Gustavo Petro, que propone una ruptura con el status quo. Tres de cada cinco colombianos siguen desaprobando la gestión de Juan Manuel Santos, algo que perjudica a la dupla Vargas-Pinzón que trabajaron durante 7 años en ese gobierno y que han heredado el apoyo de su partido, la U, y del sector santista del partido Conservador.

 
La seguridad vuelve a ser tema de campaña

 

Después de casi dos años en el que el orden público y la seguridad habían dejado de estar entre las principales preocupaciones de los colombianos, el tema volvió a ser tan importante como antes de la firma del Acuerdo de Paz. Esto le conviene a Iván Duque por la impronta de la Seguridad Democrática de Uribe y también a Vargas Lleras y Pinzón por por su discurso de mano fuerte y experiencia en esta área. A Petro, en cambio, no le conviene que este tema se vuelva un eje de campaña y que baje en prioridad el del poder adquisitivo y otros dado su discurso a favor de una mayor equidad.

 
La percepción de que la corrupción es alta sigue disparada

 

Durante todo el gobierno de Santos la percepción de que la corrupción está empeorando no ha hecho sino empeorar. Prácticamente 9 de cada 10 lo considera así. Esto beneficia principalmente a Fajardo, ya que combatir la corrupción es el eje de su campaña, y también a Gustavo Petro por las múltiples peleas que ha dado contra las mafias. Pero también le sirve a Iván Duque porque coincide con la retórica uribista que ha pintado a Santos como un corrupto que ha enmermelado todo, desde la paz hasta la entrega de los refrigerios escolares.

 
La guerrilla vuelve a ser una preocupación

 

Quizás por los más recientes episodios de la captura de ‘Jesús Santrich’ por estar supuestamente negociando un envío de drogas a Estados Unidos; el asesinato del equipo del diario El Comercio del Ecuador por parte de la disidencia de ‘Guacho’; la decisión de Iván Márquez de irse al Caquetá en cambio de ir al Senado y las noticias sobre el florecimiento de disidencias en menos de un año ha crecido en un 20 por ciento la gente que considera que el problema de la guerrilla está empeorando. Esto ratifica mucho la agenda uribista de Iván Duque. Sobre todo porque las demás campañas que creen en el Acuerdo de Paz no han logrado articular una narrativa que convenza a los colombianos que si no se cumplen los acuerdos las disidencias tenderán a crecer.

 
Hay un cambio en la percepción de educación

 

La Gallup Poll pregunta la percepción sobre las políticas públicas y en la mayoría de los casos mejora levemente la percepción o se mantiene dentro del margen de error. Hay cuatro excepciones: las que tienen que ver directamente con la guerrilla, el manejo del agro, el medio ambiente y la educación. En esta última hay un abrupto cambio de tendencia que beneficiaría la campaña de la Coalición Colombia de Fajardo, que es el que ha puesto la educación en el centro de su campaña.

 
Rajada la implementación  

 

 

El cambio más grande en la percepción tiene que ver con la reintegración de los desmovilizados: la gente que considera que ha empeorado casi que se duplicó desde diciembre. Esta respuesta, más varias otras muy pesimistas sobre la implementación, coincide con la percepción negativa que transmite la campaña de Duque sobre el pos acuerdo. Aunque en principio también coincide con lo que dijo Humberto de la Calle de que “se están tirando” la paz, las demás respuestas indican que más de la mitad de los encuestados nunca ha creído en las promesas del Acuerdo.

 
Marta Lucía supera a todos los vices  

 

 

Salvo Clara López (que se mantiene igual) y Ángela María Robledo (que miden por primera vez) todas las demás fórmulas vicepresidenciales mejoran en percepción. Pero, de lejos, a la que se le dispara la imagen favorable y se reduce su desfavorable es a Marta Lucía Ramírez, la candidata a la vicepresidencia de Iván Duque, que sube 16 puntos, sumándole al candidato.

 
Petro es al que menos bien le va  

 

 

Salvo de la Calle que se mantiene igual, todos los demás candidatos aumentan su imagen favorable, pero no en la misma proporción. El que más crece es Iván Duque, cuya imagen favorable mejora 23 puntos desde febrero. Lo sigue Fajardo que mejoró 18 puntos y luego Vargas, que se trepó 13 puntos. Gustavo Petro solo sube 6 puntos y mantiene su desfavorabilidad en el 53 por ciento, mientras que la de Vargas baja 9 puntos y la de Duque sube 13.  De todos, Fajardo es el que tiene la imagen más favorable (61%) y la desfavorable más baja (18%). Estas percepciones de favorabilidad contrastan con la de intención de voto de las demás encuestas que están prácticamente a la inversa.

 
Rechazo a la JEP  

 

 

El 55 por ciento de los encuestados tienen una opinión desfavorable de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) que Duque ha propuesto cambiar. Y una mayoría significativa está en desacuerdo también con sacrificar parte de la justicia para lograr la paz, que es la espina dorsal de la justicia transicional y del Acuerdo de Paz.  Ambas posiciones favorecen la campaña uribista, que propone incumplir lo pactado en lo que tiene que ver con las penas alternativas diferentes a la cárcel para los guerrilleros que cometieron delitos atroces, el juzgamiento de militares por parte del mismo órgano que juzga a los guerrilleros y la participación política de la cúpula que cometió delitos atroces.

 
No hay más insatisfacción  

 

 

El estado de insatisfacción con el nivel de vida no ha cambiado desde que arrancó la campaña y hay más gente satisfecha con las cosas que puede comprar y hacer que insatisfecha. Esto, en principio, no refuerza la narrativa de la campaña petrista que propone un cambio en el modelo económico y una sustitución en las fuentes de ingreso y que ofrece un diagnóstico muy pesimista sobre la situación económica de la gente

 
Más gente quiere TLC  

 

 

En esta encuesta, la gente que está de acuerdo con firmar tratados de libre comercio alcanza un pico así como aquellos que creen que es bueno fomentar la inversión extranjera y la llegada de multinacionales al país. Esto tampoco es una buena noticia para Petro, que propone renegociar las cláusulas de protección de la inversión en los TLC para revertir la "renuncia a nuestra soberanía" (ver nuestra herramienta de comparación de programas), replantear las reglas de la minería y no renovar los contratos de concesión petrolera.

 
El fantasma del castrochavismo  

 

 

Aunque un poco menos que en febrero, el 42 por ciento de los encuestados cree que en un futuro Colombia puede estar en la misma situación que Venezuela.  Los que no creen aumentaron de 53 a 57 pero la encuesta refleja que el ‘coco’ del castrochavismo ha calado a pesar de las evidentes diferencias entre los dos países, un elemento central en la campaña de Iván Duque. Y algo que tampoco le ayuda a Petro, a quien sus rivales han caricaturizado como el castrochavismo en patas, porque si pasa a segunda vuelta necesita el centro para ganar.

Comentarios (51)

Juan Manuel Wills

04 de Mayo

0 Seguidores

¿La encuesta Gallup sucede cada dos meses (bimestral) o dos veces al mes (bim...+ ver más

¿La encuesta Gallup sucede cada dos meses (bimestral) o dos veces al mes (bimensual)?

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia