Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Enrique Pardo Uribe · 24 de Agosto de 2018

1021

0

Desde hace varios meses circula una noticia del portal Voces que afirma que el FBI demostró que Uribe tiene nexos con los paramilitares. Eso es falso, pues el FBI no lo ha demostrado.

La nota cita una investigación de la cadena iraní HispanTV como fuente de la información. En efecto, este medio, que suele retomar noticias contrarias a políticos de derecha e intereses estadounidenses, publicó una nota titulada “”FBI: Correos de Clinton revelan vínculo de Uribe con paramilitares”, algo parecido pero menos fuerte que lo que titula Voces.

A su vez, HispanTV republicó información de la agencia de noticias CaribFlame, que se presenta como un medio que busca “mostrar el interes que los poderes econóimicos y políticos del munduo capitalista ocultan para mantener sus privilegios y el status quo” y el título de cuya nota hablaba también de vínculos apramilitares (“paramilitary link”).

A su vez, CaribFlame cita como fuente a Caracol Radio, que nunca dijo que el FBI mostrará esos vínculos sino que había correos de Hillary Clinton que “alertan sobre vinculación de Uribe a falsos positivos y chuzadas”, y hablaba también de la parapolítica.

Por eso, el título de Voces, “FBI demostró que Álvaro Uribe tiene nexos con los paramilitares”, es abiertamente falso e induce al lector al error de asumir que los correos son del FBI o que hubo una investigación que lo demuestra.

Tampoco es cierto que se haya encontrado “en correos de la entonces exsecretaria de Estado USA, Hilary Clinton, menciones a Colombia en los que específicamente se nombra al aún presidente de la época Alvaro Uribe Velez, siendo muy claros en evitar el contacto efusivo con este durante la visita de la ex secretaria en junio del 2010”

Pues lo que hay es un solo correo de Hillary Clinton pidiéndole a un asistente que imprima otro correo, y que formó parte de la revelación de correos electrónicos que envió Clinton desde un correo personal cuando era Secretaria de Estado, lo que comprometió su reserva e investigó el FBI.

En ese correo Cindy Buhl, asesora del congresista demócrata Jim McGovern, le pidió a la jefe de gabinete de Clinton, Cheryl Mills, que le diga al entonces Secretaria de Estado que no alabe a Uribe en una visita a Colombia, que se centrara en el Tratado de Libre Comercio y la lucha contra las drogas, y le pide que le recuerde los escándalos de los falsos positivos, las chuzadas y la parapolítica.

En ninguna parte muestra que el FBI haya demostrado que Uribe tiene nexos con los paramilitares y de hecho lo que investigó la agencia de inteligencia es la brecha de seguridad de la información en que incurrió Clinton.

Aunque es cierto, como dice Voces, que ese correo la pide “evitar lo hecho por el antiguo secretario de defensa de Estado Unidos, Robert Gates, quien durante visita realizada en abril del 2010, se refirió a Uribe como “un gran héroe” “, no lo es que diga que Gates “parecía estar conforme y agradado con todo lo hecho por el entonces presidente, sin diferir con este en ningún sentido.”, sino que Gates no hizo mención de las preocupaciones que menciona en el correo.

Tampoco es cierto que haya una carta enviada “por el Ex embajador William Brownfield, quien para la época estaba encargado como subsecretario de Estado en lo que concierne al narcotráfico internacional, destacó que no se la ha dado la trascendencia que merecían las personas que perdieron la vida en razón del fenómeno conocido como falsos positivos.”, un error que proviene de Caracol Radio.

El correo que dice eso es, una vez, más el correo de Buhl a Mills a que Clinton pidió que le imprimieran, y que comenta que los procesos judiciales sobre los falsos positivos avanzaban a un ritmo lento y que el Gobierno solo había cuando la prensa reveló los hechos.

Voces también yerra cuando dice que “Se nombra a Mario Uribe, primo del ex presidente Alvaro Uribe y a los embajadores colombianos en otros países como Canadá, Chile y Republica Dominicana como los responsables de la ejecución de los trágicos falsos positivos”, pues el correo no afirma que sean los responsables de los falsos positivos sino que estaban siendo investigados por parapolítica.

Una vez sale de la presentación errada del correo, Voces acierta al contar que para la época del correo, en 2010, la Fiscalía investigaba a varios generales por los falsos positivos y que “hoy en día se siguen descubriendo y dando terminación a la cantidad inmensa de procesos llevados por ejecuciones extrajudiciales.”

Pero remata, de nuevo, diciendo que el FBI demostró algo que no solo no demostró sino que nunca dijo. No es cierto que “La revelación de estos correos da una base demostrativa de los nexos de Álvaro Uribe con el paramilitarismo”, pues solo transmiten la preocupación de una asesora de un congresista por los escándalos de los falsos positivos, las chuzadas y la parapolítica con personas cercanas al entonces presidente.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia