Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo
Imagen ó Cover de la publicación: 
  • Precio
    $70000.00
    c/u
  • Páginas Páginas: 299 pag.
  • ISBN ISBN: 978-958-784-125-1
  • Publicación
    Fecha de publicación: 
    Miércoles, Abril 10, 2019 - 09:30

Universidad del Rosario Por: María Victoria Uribe, Juan Felipe Urueña

231

Este libro analiza algunas representaciones tanto visuales como discursivas del grupo guerrillero FARC-EP y su relación de enemistad con el Estado colombiano, a lo largo de más de 50 años de confrontación. Para llevarlo a cabo, el texto plantea, en primer lugar, un marco teórico en el que se expone el concepto de representación en sus distintas acepciones. En segundo lugar, el análisis de imágenes y discursos en el contexto de cinco acontecimientos relevantes de las relaciones entre las FARC y el Estado colombiano: Marquetalia, Diálogos de la Uribe, Diálogos del Caguán, Períodos de Uribe Vélez y Diálogos de La Habana. Y, en tercer lugar, un análisis acerca de las condiciones, tanto institucionales como sociales, que dificultan a los excombatientes de las FARC “reincorporarse” tanto a los espacios de confrontación política, como a los de la interacción social. Concluimos mostrando que la persistencia de los estereotipos con que los actores se han representado en las distintas fases de análisis son un síntoma de un fantasma que siempre retorna: un fantasma que actúa en la sombra e impide la apertura de espacios de confrontación democrática a las comunidades tradicionalmente excluidas del espacio de la representación. Frente a esto, se impone la necesidad de tomar distancia crítica de esas representaciones para pensar la posibilidad de un espacio de confrontación democrática en el que las diferencias no se resuelvan por medio de la eliminación física y simbólica del contrario.

Listado de publicaciones

  • Precio
    $0.00
    c/u
  • Páginas Páginas: 27 pag.
  • ISBN ISBN: eISSN 1900-6004
  • Publicación
    13 Mayo 2016

Universidad de los Andes Facultad Ciencias Sociales Por: María Matilde Ollier, Pablo Palumbo

27

La mayoría de los estudios sobre coaliciones de gobierno en las democracias latinoamericanas consideran al gabinete un órgano de gobierno colectivo y analizan el apoyo legislativo al presidente a partir de la filiación partidaria de los ministros. Dado que el caso argentino no se ajusta a esta perspectiva, al construir el concepto trayectoria de gabinete, el artículo prueba cómo dos causas fundamentales (la baja institucionalización de los partidos políticos y la centralidad presidencial) combinadas con dos causas próximas (el contexto en el cual asume y transcurre su mandato un jefe de Estado y las estrategias que utiliza para gobernar) definen la formación del gabinete. El trabajo concluye que el intercambio de puestos en el gabinete por votos en el parlamento es inexistente para la formación del gabinete en Argentina.

  • Precio
    $0.00
    c/u
  • Páginas Páginas: 31 pag.
  • ISBN ISBN: eISSN 1900-6004
  • Publicación
    13 Mayo 2016

Universidad de los Andes Facultad Ciencias Sociales Por: Manuel Alcántara, Mélany Barragán, Francisco Sánchez

46

El objetivo de este trabajo es buscar relaciones entre las características de la democracia de un país y los rasgos de su clase política. Para ello, se vinculan índices que miden distintos atributos de los sistemas políticos democráticos con el perfil político y social de los individuos que han ejercido la presidencia. El estudio se aplica a los presidentes latinoamericanos en el período comprendido entre 1978 y 2015. A partir de una primera observación de los datos, el análisis se centra en seis países: los tres que presentan mejores resultados y los tres que cuentan con peores puntajes en un agregado de indicadores que evalúan los sistemas democráticos. A medida que se incrementa la calidad de los sistemas políticos existe una tendencia a que también lo haga la calidad de sus políticos o, al menos, disminuye la probabilidad de que accedan líderes con menores niveles de formación y profesionalización política.

  • Precio
    $50000.00
    c/u
  • Páginas Páginas: 256 pag.
  • ISBN ISBN: 978-958-738-673-8
  • Publicación
    12 Nov 2015

Universidad del Rosario Por: Louis Marin

97

Destruir la pintura, uno de los primeros ensayos de Louis Marin dedicados al problema del poder de las imágenes, su autoridad y su potencia, profundiza sus reflexiones sobre la posibilidad de producir un discurso verbal acerca de un discurso visual. El ensayo se estructura en dos partes cuyo epicentro son dos pinturas, Los pastores de Arcadia, de Nicolas Poussin, y la Cabeza de Medusa, de Caravaggio. A lo largo de su discusión, que convoca muchas otras obras y fuentes, Marin expone las diferencias entre la práctica pictórica sostenida por Poussin, el maestro del clasicismo, y Caravaggio, el precursor del barroco a quien Poussin acusó de haber venido al mundo a «destruir la pintura», y elabora una reflexión brillante, de un alcance que trasciende su objeto de análisis inmediato, acerca de los efectos y las funciones de la representación visual. Destruir la pintura es una caja de herramientas, una cantera de teorías e hipótesis que, con la intrepidez del pensamiento vivo, se internan en el territorio a menudo bastardeado del análisis de imágenes. La negación del lugar de enunciación en la pintura y el modo como aquella articula la autoridad de las imágenes; la relación de estas con la verdad; su posibilidad de dar cuenta del paso del tiempo y, sobre todo, de realizar la conciencia de la muerte en el espectador, son algunos de los temas que aborda este libro. Conmovedora como toda buena teoría, invita a leer desde la propia experiencia intelectual y afectiva, manifestando la medida en que la contemplación de imágenes interviene en nuestra comprensión del mundo y, más aún, en nuestra constitución como sujetos.

  • Precio
    $55000.00
    c/u
  • Páginas Páginas: 334 pag.
  • ISBN ISBN: 978-958-738-649-3
  • Publicación
    12 Nov 2015

Universidad del Rosario Por: Julio Londoño Paredes

38

La determinación de las fronteras terrestres de Colombia fue objeto de un dilatado proceso de más de un siglo. Su apasionante historia y los esfuerzos de muchos para su consolidación, aunque en su momento se registraron, poco a poco se fueron diluyendo, quedando tan sólo impresiones y leyendas.
Nos acostumbramos a ignorar la periferia nacional y dimos la espalda al mar. No mirábamos hacia el Pacífico, mientras que el Caribe de singular, importancia geopolítica, parecía estar reducido a tres conglomerados urbanos en la costa y nada más.
Sin embargo, cuando ya se creía que el complejo proceso de fijación de las fronteras estaba concluido después del tratado de 1941 con Venezuela, se abrió para Colombia el desafío de la nueva dimensión del mar y de nuevo su compleja delimitación con los Estados vecinos.
Ese proceso, poco a poco, se fue consolidando discreta pero eficientemente. Después de 1958, once gobiernos de Colombia, siguiendo una auténtica política de Estado, trabajaron para proyectar a nuestro país tanto en el Caribe como en el Pacífico de conformidad con el derecho del mar. Colombia fue pionera en ese proceso lo que le permitió consolidar extensos espacios en ambos mares.
Sucintamente se reúnen aquí algunos hechos sobre esta acción colombiana. Se incluye una breve reseña del caso con Nicaragua, que desde 1913 ha pretendido el archipiélago de San Andrés y gran parte de los espacios marítimos del Caribe occidental, incluyendo algunas consideraciones sobre los fallos de la Corte Internacional de Justicia en 2007 y 2012.
Seguramente de cada episodio se podría escribir un libro. No obstante la Universidad del Rosario ha considerado conveniente recoger una breve relación objetiva de este capítulo de la historia y de la política exterior colombiana, elaborado por uno de sus actores: Julio Londoño Paredes.

  • Precio
    $42000.00
    c/u
  • Páginas Páginas: 276 pag.
  • ISBN ISBN: 978-958-818-196-7
  • Publicación
    12 Dic 2015

Universidad del Rosario Por: Diana Bocarejo Suescun

139

Para quienes creemos que la etnografía la es una de las formas más relevantes de comprender a nuestros interlocutores y sus circunstancias, textos y contextos, eventos y quehaceres sociales en sus convergentes heterogeneidades, la selección no solo de un problema de investigación sino también de las unidades de observación y los materiales a partir de los cuales se intenta abordar este problema, responden a compromisos variados. A partir de tales experiencias, expectativas y utopías no solo es sencillo identificar de inmediato en el libro de Diana Bocarejo el peso de estos distintos compromisos, sino que resulta destacable la constancia con la que la autora busca en todo momento serles fiel. La estrategia de seleccionar variados contextos desde los cuales se pueden ver las formaciones de indianidad, evidencia la valentía con que la autora elige comprometerse analíticamente no con casos \'cómodos; o quizás menos conflictivos, sino, po­r el contrario, con casos controversiales, Y lo destacable es, precisamente, la manera como Diana aborda esas incomodidades para pensar productivamente sus lecturas y argumentos. Así uno de los logros de este libro se concentra en la aproximación a las configuraciones políticas que\' distintas articulaciones promueven sin juzgarlas, en palabras de Bocarejo, \'de antemano como mejores o peores, como emancipadoras o excluyentes; sino esforzándose por examinar sus pros y contras, sus potencialidades y emboscadas.
Claudia Briones
Instituto de Investigaciones en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio (iidypca, unrn/Conicet, Argentina)

  • Precio
    $50000.00
    c/u
  • Páginas Páginas: 358 pag.
  • ISBN ISBN: 978-958-738-659-2
  • Publicación
    12 Nov 2015

Universidad del Rosario Por: Adolfo Chaparro Amaya, Bert Van Roermund y Wilson Herrera Romero

80

Con excepciones notables, el uso de la primera persona del plural es prácticamente inexistente en filosofía. Traspasar el umbral del yo para asumir el nosotros genera sospechas éticas y está expuesto a diversas precauciones lógicas y argumentos escépticos, además de la objeción fundamental según la cual no hay un sujeto de enunciación colectiva, y menos un nosotros que pueda ser sujeto de conocimiento. Frente a esta condición del discurso filosófico , contrasta la abundancia de enunciados sociales, antropológicos, políticos e institucionales que han hecho del nosotros una instancia inevitable para la construcción de ideales éticos, políticas públicas y pertenencias territoriales.
Frente a esa condición del discurso filosófico, contrasta la abundancia de enunciados sociales, antropológicos, políticos, institucionales que han hecho del nosotros una instancia inevitable para la construcción de ideales éticos, para la definición de políticas públicas y pertenencias territoriales o para el trámite cotidiano de las relaciones intersubjetivas. En ese contexto, el uso de la primera persona del plural tiene una riqueza autorreferencial y condensa, en sí mismo, tal cantidad de expectativas de los hablantes que lo ha convertido en un problema interesante para distintas corrientes de trabajo filosófico.
En el intento de sistematizar tales corrientes, el texto presenta cuatro perspectivas. En la primera aborda la consistencia del nosotros en términos lingüísticos y epistémicos; a continuación, describe su genealogía en la interrelación legal e institucional entre los individuos; la tercera cuestiona su alcance ético y moral en el ámbito político; finalmente, explora las variaciones contemporáneas que ofrece en términos del arte, la literatura y la estética de la existencia.
El trabajo de los editores ha sido equilibrar el aporte de jóvenes filósofos con los de los ya consagrados, como Bert van Roermund y Judith Butler, con el fin de encontrar los vasos comunicantes en medio de la multiplicidad de fuentes del nosotros. Un lugar especial merece Carrol Clarkson, quien combina la crítica literaria y las preocupaciones políticas con las exigencias de la argumentación filosófica, por lo que su texto, en sí mismo, es un ejemplo de esa multiplicidad. Al final, el lector cuenta con un texto que desarrolla rigurosamente cada perspectiva sin desconocer el laberinto de enfoques y desarrollos posibles que ofrece el nosotros como
un campo de investigación en plena emergencia.