Uribe bajo presión y enclenque en Santander (en serio)

Imagen

Panorama del candidato del Centro Democrático

Un acuerdo del ex presidente Álvaro Uribe y del poderoso ex gobernador Hugo Aguilar Naranjo, para unir a sus candidatos a la Gobernación, antes de que se acabara agosto, no se cumplió. El sector de Aguilar Naranjo no se sometió a una medición contra el candidato del Centro Democrático, Iván Aguilar, quien ahora dice no contemplar ninguna unidad. Entre tanto, su jefe político Álvaro Uribe está bajo presión y pisa enclenque en Santander.

Un acuerdo del ex presidente Álvaro Uribe y del poderoso ex gobernador Hugo Aguilar Naranjo, para unir a sus candidatos a la Gobernación, antes de que se acabara agosto, no se cumplió. El sector de Aguilar Naranjo no se sometió a una medición contra el candidato del Centro Democrático, Iván Aguilar, quien ahora dice no contemplar ninguna unidad. Mientras tanto, su jefe político Álvaro Uribe está bajo presión y pisa enclenque en Santander.

Como contó La Silla hace varios días, en una reunión en el Hotel Chicamocha de Bucaramanga, a mediados de año, el ex presidente Uribe y Aguilar Naranjo (condenado por parapolítica) pactaron avanzar hacia una alianza entre sus candidatos a partir de una encuesta que definiera el favorito. Esto lo confirmó La Silla con fuentes de ambos sectores.

Uribe y el Centro Democrático le apuestan al diputado Iván Aguilar Zambrano, un dirigente joven que siempre ha militado en las huestes del uribismo (y que no es familia del ex gobernador). Hugo Aguilar, con su movimiento político Santander en serio, está jugado por Carlos Fernando Sánchez, el ex director del Parque Nacional del Chicamocha Panachi.

”Niego que hay un acuerdo formalmente establecido, lo acordado había sido hacer una encuesta y Santander en serio se negó…En lo personal no tengo acuerdo con ningún candidato, menos con el doctor Carlos Fernando, con quien además no me identifico y dudo que tenga una opción real de ganar”

Iván Aguilar

Una fuente que estuvo en la reunión entre el ex presidente y el ex gobernador le confirmó a La Silla que la encuesta estaba planteada para realizarse durante este mes de agosto y el pasado 22 ya debía estar definido el candidato único. Sin embargo, el propio candidato del uribismo le confirmó a La Silla que Santander en serio no atendió el compromiso y la encuesta no se realizó.

Así, Sánchez – quien tiene más maquinaria que el uribismo oficial – seguirá en campaña y el Centro Democrático queda por ahora con una candidatura más bien solitaria, que ni siquiera convoca a los uribistas en pleno y algunos piden retirar:

Las dos facciones que más votos recogieron para la campaña a la Cámara uribista en 2014, la del exalcalde de Floridablanca Néstor Díaz y la de la congresista elegida Johanna Chávez, no están con Iván Aguilar.

Díaz adhirió públicamente a la campaña del liberal Didier Tavera, precisamente alegando que había un acuerdo para que Iván adhiriera a Sánchez.  

Las fuerzas de Chávez, que son cercanas a la cuerda política del gobernador Richard Aguilar Villa, estarían más cerca de la campaña del candidato de La U, Holger Díaz, según una alta fuente de la propia campaña uribista.

En la campaña de Díaz (que es el candidato de la cuerda del Gobernador) niegan la militancia de Chávez en sus huestes pero lo cierto, que pudo confirmar La Silla, es que el sector de la Representante no está jugada por el candidato uribista.

Fuera de estas fracturas locales, a nivel nacional, un sector liderado por los senadores Alfredo Rangel y Jose Obdulio Gaviria ha promovido que el uribismo retire a Iván y adhiera a Sánchez. Así se lo confirmó a La Silla propio senador Gaviria.

La posición de Rangel y Gaviria cuenta con la simpatía y el impulso de sectores uribistas en Santander, incluyendo candidatos de listas del Centro Democrático, que son más cercanos a Sánchez y a su padrino el coronel Aguilar.

En la campaña de Santander en serio, según una fuente uribista, el argumento fue que no se debería hacer la encuesta ni concretar la alianza hasta que no se resolvieran los líos jurídicos que afectan a los dos candidatos. La Silla intentó comunicarse con Sánchez para conocer su versión pero no fue posible.

Contra la inscripción de Iván hay una demanda por mantener en la Asamblea una curul que ganó a nombre de La U (partido que lo suspendió por doble militancia). Contra Sánchez cursa un proceso de inhabilidad por doble militancia, por haber pertenecido supuestamente a las directivas de Opción Ciudadana.

Una fuente muy cercana al candidato Sánchez aseguro que, en todo caso, “lo de la medición nunca se formalizó” y que ellos siguen buscando un acuerdo institucional porque en la práctica, piensan eso en la campaña, el uribismo ya está con Santander en serio.

Mientras tanto, el viernes pasado en medios locales circuló una versión de adhesión de Iván a Sánchez, pero el candidato uribista se lo negó a La Silla.

“Niego que hay un acuerdo formalmente establecido, lo acordado había sido hacer una encuesta y Santander en serio se negó…En lo personal no tengo acuerdo con ningún candidato, menos con el doctor Carlos Fernando, con quien además no me identifico y dudo que tenga una opción real de ganar”.

Bajo este panorama, aunque el Centro Democrático se reunió en Bucaramanga el viernes para "consolidarse", pinta muy difícil un éxito electoral del ex presidente Uribe en Santander para la gobernación. Y la posibilidad de ir de gancho con su amigo Hugo Aguilar se sigue aplazando y con su candidato atravesado.   

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias