Si el acuerdo entre el Sí y el No sale ya, los godos se quedan por fuera

Imagen

  • A los conservadores la gripa de su director, David Barguil, los tiene relegados de la mesa de renegociación.
  • El 22 de octubre se incorpora a las conversaciones con el No. 

Una gripa que tiene incapacitado hasta el sábado 22 de octubre al presidente del directorio nacional conservador, el cordobés David Barguil, tiene a ese partido como el único de la Unidad Nacional sin representante en las renegociaciones entre el Gobierno Nacional y los líderes del No.

Anoche, la Presidencia de la República citó a los presidentes de los partidos Conservador Liberal, La U, Cambio Radical, Opción Ciudadana y el Partido Verde. Con ellos y con los presidentes del Congreso y el ministro del Interior, amplió sus representantes en la mesa de negociación instalada en el Club de Ingenieros Militares del norte de Bogotá, que eran la canciller María Ángela Holguín, el jefe negociador en La Habana, Humberto de La Calle, y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Llegaron todos menos Barguil.

Una fuente del partido Conservador y otra del Ministerio del Interior, confirmaron a La Silla que el representante sí fue invitado a participar en las discusiones donde se revisan los documentos que entregaron el Centro Democrático, la ex candidata conservadora Marta Lucía Ramírez, y el procurador anulado, Alejandro Ordóñez.

El congresista envió el mensaje de que una vez se termine su incapacidad se incorporará a la mesa de renegociación. Sin embargo, si en ese tiempo se logra un acuerdo (lo cual es improbable, pero no imposible), los azules se quedarán por fuera.

Eso porque aunque dos fuentes que se encuentran en la reunión aseguraron que Ramírez y Ordóñez son suficiente presencia conservadora, el Partido como institución no se siente representado en la mesa, según contó a La Silla un senador de la bancada. Y es que Ramírez renunció al directorio azul hace menos de un mes; en plena pelea con los congresistas, y Ordóñez no tiene oficialmente ninguna representación.

Por eso, si sale el acuerdo antes de que llegue Barguil, los conservadores que lo firmen estarían del lado del No y no tendrían apoyo del Partido.

Contexto

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias