Más blanco no se puede

Imagen

En las encuestas de noviembre, el voto en blanco es el verdadero rival del Presidente Santos. En la de Gallup alcanza un 30 por ciento en la intención de voto y en la de Colombia Opina un 23 por ciento. La izquierda, la tercería, el uribismo, están todos por debajo, a pesar del despliegue mediático alrededor de sus candidatos. Sin embargo, pese a que el voto en blanco nunca había registrado tan bien en las encuestas, en el terreno la cosa es a otro precio. Casi ninguno de los grupos que está promoviendo el voto en blanco para las elecciones de Congreso -y que podrían repetir para las presidenciales- podrá conseguir las firmas necesarias para hacerse contar en las urnas. 

En las encuestas de noviembre, el voto en blanco es el verdadero rival del Presidente Santos. En la de Gallup alcanza un 30 por ciento en la intención de voto y en la de Colombia Opina un 23 por ciento. La izquierda, la tercería, el uribismo, están todos por debajo, a pesar del despliegue mediático alrededor de sus candidatos. Sin embargo, pese a que el voto en blanco nunca había registrado tan bien en las encuestas, en el terreno la cosa es a otro precio. Casi ninguno de los grupos que está promoviendo el voto en blanco para las elecciones de Congreso -y que podrían repetir para las presidenciales- podrá conseguir las firmas necesarias para hacerse contar en las urnas. 

La Silla armó la lista de los grupos promotores del voto en blanco para las elecciones de marzo próximo. Todos, excepto el grupo de Manos Limpias, se han presentado ante la Registraduría y de recolectar 50 mil firmas antes del 9 de diciembre, tendrán una casilla en el tarjetón de las elecciones al Congreso y podrán recibir plata por cada voto que sumen.

 

El grupo liderado por la organización Manos Limpias, es uno de los promotores del voto en blanco que más ha sonado. Sin embargo, no están inscritos formalmente ante la Registraduría. Es decir, buscan que la gente vote por la casilla del voto en blanco general, y no por una casilla específica de un grupo promotor de este voto. Así pierden cualquier derecho a cobrar una reposición económica por los votos. Hasta ahora tienen cuenta en Twitter, página en Facebook, imagen propia y han hecho una intensa campaña pedagógica para explicarle a la gente el sentido de votar en blanco y sus implicaciones.

Gustavo Bolívar, un escritor que ha liderado varios movimientos de indignación en los últimos años, como la marcha de los antifaces de 2011 contra la corrupción o el corzaton contra el expresidente del Congreso, Juan Manuel Corzo, es uno de los líderes de esta iniciativa.

“El propósito es apoyar el voto en blanco en todas las elecciones para lograr una reforma política que le otorgue curules al voto en blanco” le dijo Bolívar a La Silla. Estas curules no las ocuparía nadie.

Uno de los problemas de esta iniciativa es que sin un registro formal ante la Registraduría, no tendrán acceso gratuito a los medios de comunicación ni podrán poner testigos electorales el día de las votaciones como cualquier otra organización política.

 
 

Álvaro León Pardo Contreras es uno de los integrantes de este Comité. Pardo Contreras le dijo a La Silla que están promocionado el voto en blanco por las redes sociales y que el objetivo “es que sea un castigo para los políticos”.

Según Contreras, los miembros del grupo son la mayoría “guías espirituales” de distintas organizaciones eclesiásticas que no han participado en política y están financiando la campaña con sus propios recursos. Él, sin embargo, sí tiene trayectoria electoral. Ha sido candidato al senado en las últimas dos elecciones. En el 2006 por Colombia Democrática, el movimiento del exsenador Mario Uribe Escobar, y en el 2010 por el Partido de Integración Nacional PIN. En las de 2010 sumó 287 votos.

 
 

Aunque son dos grupos distintos para las elecciones de 2014, al Senado y al Parlamento Andino, los promotores principales son los mismos. Ambos están inscritos ante la Registraduría y de lograr llegar a las urnas podrán recibir reposición por los votos que reciban.

Carlos Alberto Carreño Carvajal, uno de los promotores, habló con La Silla y nos dijo que hay dos motivos detrás de su trabajo. El primero, que “por la cantidad de congresistas investigados y encarcelados, envueltos en muchos problemas políticos, es momento para que el pueblo colombiano manifieste su inconformismo” a través del voto en blanco.

El segundo, que “el parlamento andino no cumple ninguna función, es un tema decorativo, un despilfarro de dinero que no le dice nada a la sociedad colombiana”.

Este comité, según este promotor, se basa un trabajo voluntario de distintos ciudadanos de organizaciones sociales como Juntas de Acción comunal, madres comunitarias, la mesa local de juventudes la localidad de Santa Fé y grupos de estudiantes universitarios. La experiencia política se limita, según Carreño, a su trayectoria como edil de la localidad de Santa Fe por el Polo Democrático y la de un compañero, Nelson Pereira, edil de la localidad Rafael Uribe por el Partido Liberal. Carreño, además, fue candidato al Concejo de Bogotá por el Polo en 2011 pero obtuvo apenas 2330 votos.

Este promotor le confirmó a La Silla que en este momento están recogiendo las firmas pero “que no ha sido fácil” y no saben si puedan completar todas antes de la fecha límite en diciembre. Hasta el viernes llevaban alrededor de 20 mil firmas, a 30 mil de las que necesitan para cada circunscripción.

 
 

El grupo se presenta como el Partido Voto en Blanco Colombia y según Eduardo Andrés Jaramillo, uno de los miembros de su junta directiva que es empresario, los motiva la inconformidad que siente la industria nacional por “la burocracia estatal y los contratos amarrados” y las ayudas y beneficios otorgados a la empresa extranjera.

“El Estado ha puesto al país a merced de la inversión de afuera mientras le pone trabas y obstáculos a la empresa colombiana” alega Jaramillo.

Dice que la recolección de firmas de este Comité promotor se ha financiado con recursos propios de los miembros de la junta, que se han usado para pagar a los recolectores en distintos lugares del país.

“Son donaciones que no pretendemos recuperar con la reposición de votos, porque eso se invertirá en el Partido hasta que sea estable, autónomo y tenga su propia plata”.

Este Partido reúne empresarios de distintos sectores, como el transportador, y su líder principal, José Steve Beltrán, ha tenido experiencia en política pero no habría ocupado ningún cargo.

Hasta el miércoles 27 de noviembre este grupo había recolectado 25.800 firmas. Quedaron con poco más de una semana para sumar casi 25 mil para alcanzar las 50 mil que necesitan antes del 9 de diciembre.

 
 

Esté comité está inscrito ante la registraduría para promover el voto en blanco en las elecciones a la Cámara de Santander. La Silla habló con su promotor principal, Carlos Felipe Flórez, quien nos contó que el grupo está compuesto por personas de distintas vertientes políticas que nunca han sido candidatos a cargos políticos.

“El país está inmerso en una crisis moral, de la que clase política es la única responsable. Son unos grupos que se roban al país, que se hacen elegir para defraudar al país. Estamos cansados y llega el momento en que el pueblo tiene que cambiar las estructuras del poder sin acudir a las armas”, le dijo Flórez a La Silla con respecto a las motivaciones detrás de la campaña que lideran.

Flórez es socialista bolivariano, los otros son conservadores, liberales y uribistas. Como los demás inscritos, este movimiento también está recogiendo firmas pero han tenido dificultades económicas para alcanzar las 50 mil que se necesitan. El movimiento sólo se inscribió para promover el voto en blanco en una sola circunscripción por falta de recursos para financiar los comités de recolección.

 
Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias