J.J. Rendón y Germán Chica: de aliados a enemigos

Imagen

Mientras se aclara la verdad sobre el episodio de los 12 millones de dólares supuestamente pagados a J.J.Rendón una cosa queda clara: J.J. Rendón y Germán Chica pasaron de ser socios en el pasado y muy cercanos ambos al Presidente, a enemigos.

Cuando en el pasado se le ha acusado a J.J. Rendón de ser el rey de la propaganda negra él dice que lo que utiliza contra los rivales de los candidatos que asesora es la “técnica del contraste”. Que es básicamente basarse en las acciones públicas de los contendores para contarle a los ciudadanos la información que no tienen. Ahora, después de las revelaciones de Daniel Coronell y de El Espectador sobre su intermediación a favor de los jefes de las grandes bandas criminales del país, el contraste se le aplicará a él.

El columnista de Semana contó que Javier Antonio Calle Serna, uno de los hermanos de los ‘Comba’, denunció que él y otros tres capos del narcotráfico le dieron 12 millones de dólares para que le presentara un plan de negociación al Presidente para desactivar estos grupos a quien fuera en el 2010 el estratega político de la campaña de Juan Manuel Santos y quien volvió a serlo ahora.

Rendón admitió que hizo esta mediación pero dijo que lo había hecho gratis e insinuó que quizás Germán Chica, el entonces alto consejero político de Santos y quien hizo el ‘puente’ entre los narcos y Rendón, se habría quedado con esa plata. 

Chica aceptó haber puesto a los narcos en contacto con Rendón y Rafael Guarín, el entonces viceministro de Defensa, dijo que Chica también le planteó el tema pero negó haber recibido la plata e insinuó que J.J. sí había cobrado millones de dólares por esa intermediación.

Mientras se aclara la verdad una cosa queda clara: J.J. Rendón y Germán Chica pasaron de ser socios en el pasado y muy cercanos ambos al Presidente, a enemigos.

Cuando eran amigos
JJ. Rendón y Germán Chica fueron socios y asesoraron a Santos en la campaña a la presidencia pero hoy son enemigos. 
Germán Chica es el director de la Federación de Gobernadores, desde donde le ayuda a Santos a estrechar las relaciones con los mandatarios regionales. 
Rafael Guarín fue Viceministro de Defensa en el gobierno de Santos pero ahora está con el uribismo. 
 
Como lo contó Margarita Martínez en su perfil de Rendón en el libro de La Silla “Súperpoderosos”, J.J.Rendón llegó en 2006 a Colombia para la creación del partido de La U cuando Juan Manuel Santos era el director del partido y Chica el Director Nacional de Campaña del Partido de la U.

Santos había decidido realizar el seminario “Camino a la Victoria” e invitó a varios consultores del grupo de Centro Interamericano de Gerencia Política de Miami para oírlos y luego escoger al que podría asesorar la conformación del partido. Al seminario fueron invitados todos los partidos y movimientos de la coalición uribista de esa época (en la que Santos y Uribe se querían).

“Rendón descrestó a su auditorio con una presentación de dos horas sobre casos concretos de las campañas que había asesorado y cómo les había dado la vuelta. A partir de ahí fue contratado para que ayudara en la creación del Partido de Unidad Nacional. El naciente partido, de la mano de la gran popularidad de Álvaro Uribe, tuvo un éxito arrollador en las elecciones parlamentarias de 2006.

Luego vinieron las elecciones presidenciales de 2010 en las que Santos se daba como seguro ganador, hasta que surgió el fenómeno de la Ola Verde alrededor de la candidatura de Antanas Mockus.

Cuando la Ola Verde se convirtió en una amenaza real para el candidato de La U, Santos llegó a la conclusión de que tenía que cambiar radicalmente de estrategia. Y la solución fue traer a Rendón, que llegó a escasas seis semanas de la primera vuelta, cuando los sondeos daban como ganador al candidato del Partido Verde”, cuenta Martínez en el libro.

Chica estaba a cargo de la dirección estratégica de la campaña del partido y era el Director de Estrategia Política de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos. Además, era socio de Rendón.

Chica y Rendón

Este risaraldense graduado en Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado conocía a Santos desde 1994, cuando coordinó el tema de juventudes en la Fundación Buen Gobierno, creada por el Presidente.

Chica inició su carrera política en el Partido Liberal, siendo su Secretario General en el 2003. Y con su aval y el respaldo de pesos pesados de la región como Rodrigo Rivera aspiró en el 2007 a la Gobernación de Risaralda, y se quemó.

Después de esa derrota, Chica renunció a sus aspiraciones políticas pero no a la política y se dedicó de lleno a la consultoría. Como socio de J.J. Rendón asesoró las campañas presidenciales en Ecuador, Honduras y México y luego trabajaron juntos en la campaña de Santos.

Cuando Santos ganó la Presidencia, J.J. Rendón salió de la escena. Chica, en cambio, se quedó en la Casa de Nariño.

La idea del Presidente era nombrar a Chica como viceministro del Interior de Rodrigo Rivera, de quien ya era cercano. Pero a raíz de que Álvaro Uribe amenazó con irse del país si Germán Vargas Lleras asumía la cartera castrense, en el último minuto Santos tuvo que invertir los nombramientos y mandar a Rivera a Defensa.

Como contó La Silla, el problema era que con ese enroque el ‘computador de Palacio’ quedaría en manos de Vargas Lleras y a eso se opusieron los de la U, que también veían con profunda desconfianza a la actual fórmula vicepresidencial de Santos.

La solución fue que Chica, que venía de ser un miembro clave de la campaña de Santos y que además era de toda la confianza de los de la U, en lugar de ser viceministro de Rivera se fuera a Palacio.

Así nació la Alta Consejería Política como sede del ‘computador de Palacio’ y desde donde se comenzó a repartir la mermelada a los congresistas, aunque con un criterio más "tecnocrático".

Chica estuvo en Casa de Nariño hasta agosto de 2011, cuando pasó a dirigir la Federación de Gobernadores, y desde allí le ha ayudado al Presidente a estrechar su relación con los cada vez más poderosos mandatarios regionales.

Según contó Coronell, Chica le dijo que una vez le tocó el asunto del interés de los narcos de negociar con el gobierno al presidente Santos y que este le ordenó que no se involucrara. El Presidente le negó a Coronell que esto hubiera sucedido.

Buscan a Guarín

El ex viceministro de Defensa de Rivera Rafael Guarín le dijo a Caracol Radio que él sí tuvo una reunión con Chica donde se habló de este tema. Y que lo recibió por orden directa del ministro de Defensa de la época Rodrigo Rivera.

Guarín también aclaró que nunca recibió el documento en el que se planteaba un acuerdo o negociación para la entrega de los narcos y que publicó El Espectador. Santos le dijo a Coronell que éste se entregó a la Fiscalía en su momento.

Guarín estuvo en el viceministerio de Defensa hasta octubre de 2011 y como parte de su trabajo escribió un largo documento con la política de lucha contra las Bacrim, que en realidad no fue aplicado porque iba en contravía con las posiciones del Comisionado de Paz Sergio Jaramillo y del Presidente Santos. En todo caso, este planteaba enfrentar a las Bacrim con bombardeos, incluso, y no con medidas de Policía. Guarín salió prácticamente al tiempo que Rivera.

Guarín había militado como Rivera (y Chica) en el Partido Liberal, había sido su jefe de debate cuando Rivera se lanzó como precandidato presidencial y Chica lo acompañó también en ese momento.  Cuando Rivera se acercó a Uribe, los demás amigos lo dejaron pero Chica y Guarín siguieron con él, y éste último lo acompañó en la recolección de firmas para el referendo reeleccionista de Uribe. Cuando Rivera se unió a la campaña santista, lo mismo hizo Guarín.

Ya en la campaña presidencial de Santos, Guarín fue quien, en la emisora La Zeta, le preguntó a Antanas Mockus si extraditaría a Uribe, lo que motivó uno de los traspiés del ex alcalde y le quitó mucha fuerza cuando fue explotado por la campaña de Santos bajo el liderazgo de J.J Rendón. Luego, Rendón contó que esta pregunta había sido concertada previamente como parte de la estrategia de la campaña.  Después de publicada esta historia, Guarín dijo a La Silla que esta versión de Rendón no es cierta. Que a él se le ocurrió la pregunta esa madrugada y que él nunca habló con J.J. al respecto ni con nadie de la campaña.

En esta nueva contienda presidencial, Guarín está en la orilla contraria a Santos, a Chica, y a J.J. Rendón. Pero cuando ocurrió este episodio, que ya se verá si tiene repercusiones en la campaña, todos estaban del mismo lado.

Nota de la Editora: La Silla cambió el título de esta nota, que inicialmente incluía a Rafael Guarín, porque se enviaba el mensaje -como anotaron varios foristas- que él era parte del escándalo, algo que sería injusto, pues no lo es. Además, agregó otros datos sobre él.

Compartir
0