El Movimiento de Restauración Nacional, ¿cuál es la verdadera mano negra?

Imagen

Desde que el presidente Juan Manuel Santos habló de “la mano negra de extrema derecha” como uno de los responsables de la desestabilización del país, se ha especulado bastante sobre a quién se refiere con esos términos.

 

Desde que el presidente Juan Manuel Santos habló de “la mano negra de extrema derecha” como uno de los responsables de la desestabilización del país, se ha especulado bastante sobre a quién se refiere con esos términos.

Hace unas semanas, después de que asesinaran a otros líderes de la restitución de tierras y de que Santos sugiriera que la extrema derecha fuera responsable del atentado contra el busto de Laureano Gómez en Bogotá, María Jimena Duzán publicó una columna titulada “Cuando la mano negra se indigna”, en la que habla del Movimiento de Restauración Nacional.

Aunque dice no saber (así como dice que miembros de la derecha no saben) quiénes son los miembros de ese movimiento, sí dice que es claro que son miembros de la ideología de extrema derecha y que "no hay cosa más peligrosa que una extrema derecha indignada, como la que está comenzando a resurgir".

Su columna generó una discusión en los foros sobre si detrás del movimiento está alguna de las figuras de la derecha del país que se opone al Gobierno de Santos como, por ejemplo, José Obdulio Gaviria, Fernando Londoño, o Ricardo Puentes Melo, el director del portal Periodismo sin fronteras, cuyas columnas suelen reproducir en su página.

La cara pública de Restauración Nacional es una página de internet, donde suelen publicar con pseudónimos editoriales o columnas de varias personas que, en general, se han opuesto al Gobierno actual desde la derecha, lo que ha aumentado el misterio que los rodea. Sin embargo, en la misma columna de Duzán uno de los miembros del Movimiento, que escribe con el nick “Alberto Magno” dijo que “en las próximas horas daremos a conocer los nombres de los miembros del Movimiento de Restauracion Nacional en el sitio web del movimiento. Que les quede claro que la Derecha no actúa subrepticiamente ni en forma difusa ni soterrada. No somos misteriorosos, y muchos ya nos han visto actuar en defensa de la Patria, de la Tradición y de la Fé”.

Camilo Ortega, uno de los miembros del Movimiento, le confirmó a La Silla Vacía que el lunes publicarán en su portal los nombres de sus miembros. Pero, de todas maneras, el movimiento ya tiene caras visibles que más que militantes de un movimiento clandestino, son simplemente universitarios con ideas muy de derecha.

El Movimiento

Este movimiento fue fundado en octubre de 2007 por un grupo de estudiantes de la Universidad de Los Andes, la Militar y El Rosario que compartían una misma ideología y querían divulgarla: se declaran "Ultraconservadores, católicos y de derecha nacionalista".

Han ido creciendo y, a pesar de seguir siendo un movimiento pequeño, ya cuentan con organizaciones en siete ciudades: Bogotá, Medellín, Popayán, Cali, Santa Marta, Manizales y Bucaramanga. Dicen que en cada ciudad hay al menos 10 personas metidas dentro de la organización del movimiento, por lo que creen que ya son más de 100 que están comprometidos.

Además, aunque tienen menos de doscientos seguidores en su cuenta de twitter, @ColombiaDerecha, que abrieron el 16 de marzo, tienen más de 1.300 miembros en su página de Facebook, por lo que sus mensajes les llegan a un número considerable de personas.

También cuentan con un periódico universitario, "El Magno", que lanzaron en noviembre de 2008 como medio de divulgación de sus ideas.

Muchos de sus miembros han tomado parte en actividades políticas y algunos pertenecen al Partido Conservador o al Partido de La U. Pero recuerdan que siempre han sido un movimiento juvenil independiente y que, si bien admiran el pensamiento de los columnistas de derecha como Fernando Londoño y José Obdulio que reproducen en su sitio, esas personas no tienen influencia dentro de su organización.

También admiran la política de Álvaro Uribe y de Álvaro Gómez (a quien le han hecho varios homenajes), entre otros, pero dicen que el Movimiento no se define como "uribista", o como "alvarista", pues se ve más como un grupo de personas que comparten ideas similares que como seguidores de uno u otro político.

Pero sí siguen su ideología de derecha. Abogan por la restauración de los valores católicos, la derogación de la Constitución de 1991 (que mantienen que fue promulgada ilegalmente) y la restitución del fuero militar.

Esa cercanía con las fuerzas militares hizo que uno de los fundadores y líderes del movimiento, Alberto Acosta, un egresado de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Los Andes, se lanzara al Senado en las elecciones del año pasado por el partido Alas junto a una lista de militares retirados.

De hecho, cuando Alas perdió el apoyo de Equipo Colombia, decidió entregarle su personería jurídica a las Fuerzas de la Unión por mi País, FUN, un movimiento integrado por miembros retirados de la Fuerza Pública que no logró reunir suficientes firmas para ser avalado.

A pesar de que Acosta no ha sido militar, tanto él como el Movimiento de Restauración Nacional, del que fue presidente hasta el año pasado, han hecho énfasis en la defensa de militares y han escrito varios artículos defendiendo al coronel Plazas Vega, por lo que la alianza en Alas cuajó fácilmente.

Sin embargo, Acosta se enfrentó a la oposición de grupos que repudiaban su homofobia y el partido nunca pudo despegar con sus nuevos dueños, por lo que se quedaron sin representación en el Senado (aunque Alas consiguió una curul en Cámara). Acosta, por su parte, obtuvo menos de 500 votos.

Acosta, que llamó su candidatura la "Alternativa antisocialista al Senado", tiene poco más de 30 años y ha sido líder estudiantil y miembro de las juventudes del Partido Conservador. Por eso conoció a las familias del general Rito Alejo del Río y del coronel Alfonso Plazas Vega. Gracias a eso comenzó una cruzada en contra de lo que llama "una ofensiva mediática en contra de los militares".

También se ha acercado a Plinio Apuleyo Mendoza y a Fernando Londoño, con el apoyo de quienes ha organizando marchas como líder de una coalición de movimientos juveniles de derecha (Resistencia Nacional, Vanguardia Nacional y Alianza Patriótica) que defienden el honor de los militares.

Acosta también fue uno de los coordinadores de la "Papeleta por Colombia", un movimiento que surgió en respuesta a la "Papeleta por la Paz" de Piedad Córdoba y que se oponía a la posibilidad de la negociación con grupos terroristas.

 

El Movimiento muestra la cara

 

Juan Sebastián Camelo es el actual presidente del Movimiento y lo ha representado públicamente en varias ocasiones.

 

Juan Sebastián Camelo, un estudiante de Ingeniería Catastral y Geodesia de la Universidad Distrital, entró al Movimiento hace casi dos años, es el actual líder del movimiento y ha sido una de sus caras visibles en eventos y manifestaciones recientes.

En su blog, Camelo dice pertenecer al Partido Conservador y ser un gran admirador de Miguel y Álvaro Gómez, entre otros.

En la página del Movimiento ha escrito homenajes a Álvaro Gómez y ha estado en representación del Movimiento en algunas manifestaciones. Por ejemplo, estuvo presente en la convocatoria que se hizo en la Plaza de Bolívar en Bogotá en marzo para protestar contra las Farc.

Pero el Movimiento también ha estado presente en otras manifestaciones, y han coincidido en algunas con políticos que ellos sienten afines a su pensamiento (como Miguel Gómez).

Entre otras actividades, han hecho conciertos a favor de los militares, han hecho campaña porque se juzgue a los miembros del M-19 que participaron en la toma del Palacio de Justicia, han marchado en contra de la despenalización del aborto y de la posibilidad que parejas del mismo sexo puedan adoptar, se opusieron al proyecto de eutanasia hecho por Armando Benedetti en el Congreso y han hecho campaña permanente por la defensa de Plazas Vega.

El Movimiento se ha aliado con otros grupos de ideología nacionalista o conservadora, como las Juventudes Conservadoras Alzatistas, Vanguardia Nacional y Juntos por la vida y en su página lista una serie de "movimientos afines" como Periodismo sin fronteras o el Centro Cultural Cruzada.

Varios de esos grupos se han sentido aludidos con el discurso de "la mano negra" de Santos y sienten que el presidente está estigmatizando a quienes no piensan como él. Restauración Nacional publicó una editorial el sábado titulada "La Derecha Indignada" en la que recuerdan que no han sido los sectores de "extrema derecha" los que han creado la inestabilidad en el país, sino los sectores liberales que ellos critican (y llaman "mano siniestra" en el escrito), los que han llevado al país por el mal camino en el que está.

A pesar de que muchos miembros del Movimiento apoyaron la candidatura de Santos el año pasado, la editorial es definitivamente un corte de relaciones, pues concluye así: "Si el presidente Santos y su banda liberal narco socialista pretenden callarnos y asustarnos no lo lograrán, ‘En situaciones como la presente, no debe existir espacio para la resignación o la apatía’, diría Hessel".

Como otros miembros de la derecha, los miembros del Movimiento se sienten traicionados por las políticas de Santos y dicen que si ir en contra de las posiciones del Gobierno al defender los valores tradicionales en los que creen significa hacer parte de "la mano negra", pues ellos hacen parte de ella.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias