El detalle de Hacienda para los miembros de juntas de empresas del Estado

Imagen

En plena emergencia económica y cuando el Gobierno habla de austeridad, el MinHacienda hizo un ajuste al reglamento que determina los honorarios de los miembros de juntas de empresas del Estado o Mixtas.

En medio de la crisis por la pandemia del coronavirus, y cuando el Gobierno está hablando de austeridad, el Ministerio de Hacienda cambió las condiciones de pago a los miembros de juntas directivas de empresas estatales y mixtas para que esos ejecutivos reciban la totalidad de sus honorarios por asistir a las juntas virtuales, y no la mitad como era la regla para las reuniones no presenciales.

Según una norma creada originalmente en 1999 y ratificada en el reglamento general del MinHacienda de 2015, por las reuniones de junta directiva no presenciales sólo se podía pagar la mitad de los honorarios establecidos.

Esta norma aplicaba a empresas mixtas, como Ecopetrol e ISA y establecimientos, empresas industriales y comerciales del Estado, como Colpensiones, Satena o el Banco Agrario.

Pero como con la pandemia el número de reuniones presenciales se redujo, y las juntas -e incluso las asambleas de accionistas- se están haciendo de manera virtual, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, firmó un decreto para cambiar la norma.

El decreto iguala los honorarios para reuniones presenciales y virtuales y dice que el cambio lo deberá hacer cada empresa de acuerdo con su reglamento.

La medida se justifica en el decreto con el argumento de que es “para incentivar la utilización de tecnologías de la información y fomentar la programación de reuniones no presenciales de las juntas directivas y consejos directivos”.

Y contrasta no sólo con el discurso de austeridad del Gobierno, sino con otras medidas como el impuesto que se puso a los salarios del Estado de más de 10 millones de pesos, un decreto que está estudiando la Corte Constitucional dentro de su evaluación a la emergencia económica por el Covid.

Contando sólo las 32 empresas en las que el Estado tiene una participación mayoritaria y que pagan a los miembros de la junta por cada sesión (algunas empresas como el Canal 13, Artesanías de Colombia o la Imprenta de Colombia no le pagan a los miembros de junta), por cada reunión se cancelan unos 419 millones de pesos en honorarios.

Con las reuniones virtuales, se estaban ahorrando 209 millones de pesos por reunión, que en un año, (si se cuenta una reunión al mes, aunque podrían ser más según la empresa) habría sumado 2.514 millones de pesos. Una plata que se podría traducir en utilidades y ganancias para las empresas, y ahorro para el Estado.

El decreto llama la atención además porque, si bien tiene un sentido dado que la mayoría de las reuniones ahora son virtuales, beneficia particularmente a miembros de juntas, muchos de los cuales son altos funcionarios públicos, como ministros y viceministros, o personas de alto poder adquisitivo cercanas al Gobierno.

También puedes leer

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias