¿Debe el gobierno decir algo sobre la situación en Venezuela?

Imagen

La Universidad Javeriana y La Silla invitaron a Juan Mario Laserna, ex senador conservador, y a la experta en relaciones internacionales Laura Gil, para debatir sobre la necesidad o no de que el Gobierno se pronuncie más sobre la situación de derechos humanos en Venezuela. Así fue el debate.

Noviembre 18 de 2015

¿Debe el gobierno colombiano pronunciarse de manera más contundente sobre la situación de derechos humanos en Venezuela?

Desde hace varios años, varias voces le han pedido al gobierno de Juan Manuel Santos que tome una posición más fuerte contra el Gobierno vecino. Esas solicitudes han crecido en los últimos meses por la pérdida de popularidad del régimen chavista y los proceso penales contra varias de las cabezas de la oposición, como Leopoldo López, Manuel Rosales y Antonio Ledezma y el reciente asesinato del líder opositor Luis Manuel Díaz.

Para profundizar en dicha discusión y en vísperas de las elecciones de Venezuela este fin de semana, la Universidad Javeriana y La Silla invitaron el miércoles a Juan Mario Laserna, ex senador conservador y quien ha abogado por una postura más fuerte del gobierno a favor de la oposición venezolana, y a la experta en relaciones internacionales Laura Gil, para debatir sobre la necesidad o no de que el Gobierno se pronuncie más firmemente.

Durante el debate, Laserna defendió que para una posición pública más fuerte de Colombia había justificaciones legales, históricas, políticas y estratégicas. La legal, es que la violación de los derechos humanos es un asunto que le compete a todos los humanos y no tiene una jurisdicción nacional; la histórica, que durante todas las dictaduras de Venezuela, Colombia jugó en el pasado un papel histórico. "Cuando vuelva la democracia y nos pregunten ustedes qué hicieron por nosotros, qué vamos a decir?"; la política: que hay cinco millones de colombo-venezolanos; y la estratégica: que ad portas del prcoceso de paz es mejor poner las cartas sobre la mesa y exigirle a Venezuela que sea un país responsable.

Por su parte, Laura Gil, tras aceptar que en Venezuela sí se están violando los derechos políticos y civiles de los vecinos, el gobierno colombiano no debería sentar su posición de manera pública. "No debe haber diplomacia de micrófono", dijo.

Su justificación fue la siguiente. Según Gil, la acción internacional se debe dar de acuerdo a la capacidad del Estado y el interés del Estado en juego. Y según ella, Colombia no tiene capacidad de tener un impacto en Venezuela actuando sola. Para ella, son los gobiernos de izquierda de América Latina los que deberían liderar esta posición.

Y en términos de intereses, Colombia tiene más que perder que de ganar al pronunciarse públicamente y por eso lo debe hacer más discretamente y esperando que el tema 'madure' en el resto del Continente.

Al final del debate, los argumentos de Gil lograron cambiar más posiciones frente a este tema, que ganará aún más relevancia dependiendo de los resultados de las urnas venezolanas.

También puedes leer

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias