Con medidas de la CIDH, Petro se la juega con los políticos

#destitucionpetro

Con la decisión del Consejo de Estado, que acaba de dejar en firme la destitución del alcalde de Bogotá Gustavo Petro, al mandatario se le acabaron las salidas jurídicas. Pero eso era algo que él y su equipo cercano esperaban. Según un asesor cercano a Petro, que pidió que se omitiera su nombre, el Alcalde está convencido de que antes del 24 de marzo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le otorgará las medidas cautelares que pidió y lo devolverá a su cargo, pues según él cinco de siete comisionados están a favor de eso.

Con la decisión del Consejo de Estado, que hoy dejó en firme la destitución del alcalde de Bogotá Gustavo Petro, al mandatario se le acabaron las salidas jurídicas. Pero eso era algo que él y su equipo cercano esperaban. Según un asesor cercano a Petro, que pidió que se omitiera su nombre, el Alcalde estaba convencido de que antes del 24 de marzo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le iba a otorgar las medidas cautelares que pidió y lo devolvería a su cargo, como efectivamente ocurrió casi a la medianoche del martes.

Por eso, ahora Petro se la jugará con la movida política de que haya revocatoria en su contra el próximo 6 de abril y la ciudadanía le refrende su mandato, y en ese sentido ya empezó a buscar apoyos entre varios políticos. 

 

A pesar de que había dado la orden de no meter a políticos en su campaña por el NO en la revocatoria que cursa en su contra, pues ésta debía ser liderada por indignados y nuevas ciudadanías, Petro ha estado en los últimos días trinando fotos suyas con varios de los ganadores en las pasadas legislativas luciendo el logo del NO. Esta mañana fue un paso más allá: se reunió con buena parte de las tres bancadas que lo apoyan en el Concejo, quienes fueron invitadas a sumarse a la propuesta del NO, aunque no trinó fotos con ellos desde su cuenta.

Ese encuentro y los resultados de recientes encuestas -como una de Gallup del 5 de marzo que señala que el 64 por ciento de los bogotanos votaría por el SÍ en la revocatoria- evidencian que a los indignados de Petro se les está acabando la gasolina, y que por eso él ahora sí está buscando a los políticos para que lo apoyen.

La reunión de esta mañana, según supo La Silla por dos personas que asistieron a ella, fue convocada por el exsecretario Guillermo Alfonso Jaramillo y se llevó a cabo en la Secretaría de Gobierno. Estuvieron concejales de los partidos Verde, Polo y Progresistas, entre ellos Hosman Martínez, Celio Nieves y Carlos Vicente de Roux, que son los que conforman la coalición gobiernista en el Concejo.

Jaramillo la lideró, aunque también estuvo presente el secretario de Gobierno Hugo Zárrate. También llegó al encuentro el senador del Polo Alexander López.

La idea, según Jaramillo, era que miraran de qué manera se podían sumar los 17 concejales de la coalición (y sus respectivos apoyos en las localidades) a la campaña por el NO.

El exsecretario de Gobierno le dio así un giro a la posición de la campaña, que bajo las directrices de Petro había evitado al máximo que políticos se la tomaran.

Como lo había contado La Silla, varios concejales del progresismo estaban molestos porque no los estaban teniendo en cuenta en la campaña por el NO. “Petro dice que quiere que esto sea de las nuevas ciudadanías. Los organizadores de la campaña del NO han dicho que esto no se lo pueden dejar a los políticos. No lo dicen de frente, pero nos niegan espacios en las manifestaciones, minimizan nuestra presencia, ni siquiera nos nombran en tarima y tampoco nos convocan”, le dijo a La Silla en febrero uno de estos concejales.

Varios progresistas responsabilizaban de esa exclusión a la exsecretaria de Integración Teresa Muñoz, quien entonces era la principal líder de la campaña por el NO al lado del ex compañero de Petro del M-19 José Cuesta. Ahora a ellos dos los acompaña en esa empresa el exsecretario Jaramillo, que renunció al gabinete distrital para liderar la campaña, y quien tiene una mejor relación con los concejales.

A pesar de eso, de manera sorpresiva, la respuesta de los concejales petristas en la reunión de esta mañana no fue un sí inmediato sino que muchos propusieron más bien irse por la abstención. Así nos lo contaron los dos asistentes que entrevistamos.

Para que tenga efectos la revocatoria deben votar 1 millón 234 mil personas y que la mitad de éstos más uno sea por el SÍ o por el NO. Los petristas podrían simplemente abstenerse de participar para que no se logre el umbral, pero Petro está decidido a refrendar su mandato y por ello aspira a sacar un millón de votos por el NO.

A juzgar por la posición que asumieron hoy, varios de sus concejales creen que no los lograrán. Según los dos asistentes que hablaron con nosotros, entre los que hoy plantearon la posibilidad de que mejor es abstenerse en la revocatoria están los progresistas Diana Alejandra Rodríguez, Carlos Vicente de Roux y Diego García y el verde Antonio Sanguino.

Jaramillo los escuchó y ratificó que la decisión del Alcalde es ir por el NO.

Al final, todos pasaron al despacho de Petro (la Secretaría de Gobierno queda en la sede de la Alcaldía) y allí la asesora María Victoria Duque les pintó a varios en las manos el logo del NO y se tomaron fotos.

Al rato, Petro trinó fotos acompañado por artistas, líderes sindicales y el electo senador Horacio Serpa, quienes se pusieron la camiseta del NO y que también lo visitaron en su despacho, pero desde su cuenta no publicó las de los concejales.

Teresa Muñoz, líder de esa campaña, le dijo a La Silla que el giro de Petro que ahora sí busca políticos no se debe a que a los indignados se les haya acabado la gasolina, sino que es algo “normal” que se da después de elecciones. Teresa dice que la red de indignados de Petro sigue “fortalecida y continúa generando espacios en barrios populares y entre distintas agrupaciones. Por ejemplo, hace poco tuvimos reuniones con afros y con personas dedicadas a las empresas de calzado”.

Otra cosa muestran las encuestas. Mientras que en febrero, encuestas como la de Cifras y Conceptos señalaban casi un empate entre el SÍ y el NO en la revocatoria (con superioridad leve del NO), en marzo otras como la Gallup muestran que el 64 por ciento votaría a favor de que sí se vaya Petro. Y aunque las dos no son estrictamente comparables, sí muestran un cambio de tendencia que no beneficia a Petro.

“No hay ambiente ni motivación para conseguir ese millón de personas que quiere Petro”, le dijo uno de los concejales de la coalición petrista que asistió hoy a la reunión a La Silla. “Además ni siquiera nos buscaron desde el principio, hasta hoy rompen el celofán ese de que todo es con las nuevas ciudadanías”, agregó.

“Eso de los indignados se desinfló, pero a mí me toca tragarme el sapo y tomarme la foto”, nos comentó off the record otro de los concejales que fueron al encuentro.

Ese concejal cree que al tema de la revocatoria también lo ha afectado la crisis por la que está pasando la empresa que creó Petro para encargarse de las basuras: Aguas de Bogotá, que registra una emergencia en su operación por fallas en sus camiones.

El asesor cercano a Petro con el que hablamos nos dijo que el mandatario es más optimista: “Petro cree ciegamente en que saldrán las medidas cautelares que pidió a la CIDH y que hay gente que lo va a defender porque es mucho lo que él ha hecho por los pobres… aunque sí ha estado triste y desanimado”.

Habrá que esperar a ver ahora cómo se resuelve el dilema de si las medidas otorgadas por la CIDH a Petro son o no de obligatorio cumplimiento por parte del Estado colombiano.

Mientras se da el desenlace de esta historia, la ciudad sigue sin Gobierno, al menos en lo que se refiere al Concejo al que paradójicamente hoy acudió Petro: hace varios días terminaron las sesiones ordinarias en la corporación y ahí no se estudiaron ninguno de los proyectos clave que se supone presentaría la Administración. Por ejemplo, la Secretaría de Seguridad y la modernización tributaria que garantizarán las buenas finanzas ante el cupo de endeudamiento de 3,1 billones de pesos que le fue aprobado a Petro el año pasado para obras no se presentaron.

Nota: esta historia fue dos veces actualizada: la primera para incluir que el Consejo de Estado había ratificado la destitución de Petro y, horas después, la segunda para incluir que la CIDH le había otorgado al mandatario las medidas cautelares que pidió.

También puedes leer

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias