Con la muerte de 'Patamala', gana el ex representante Luis Fernando Almario

Imagen

Por la información que permitió dar de baja al guerrillero ‘Patamala’ el Gobierno pagará 1.900 millones de pesos. Una cifra exorbitante, pero todos los que conocieron el accionar de este guerrillero dicen que vale eso y mucho más. 'Patamala' era el sicario mayor de las Farc.

Pero con su muerte, se van a la tumba muchos secretos de los grandes crímenes políticos de los últimos años en este país. Y su conexión con los autores intelectuales.

Va a ser más difícil saber quién estuvo detrás de la muerte de Liliana Gaviria, la hermana del ex presidente César Gaviria; establecer contra quién era exactamente el atentado al Club El Nogal y, sobre todo, establecer el grado de vinculación del ex representante a la Cámara Luis Fernando Almario con el asesinato de la familia Turbay Cote y sus seguidores en el Caquetá.

Almario fue llamado a juicio y detenido por la Corte Suprema en febrero de 2008 acusado de ser el determinador del crimen de su principal adversario político en el Caquetá Diego Turbay Cote, su mamá y cinco acompañantes.

Según la investigación de la Fiscalía, Almario habría recomendado a las Farc asesinar a los Turbay Cote, quienes eran sus rivales políticos en el departamento. Un guerrillero desmovilizado declaró ante el Fiscal de Justicia y Paz Leonardo Augusto Cabana que Almario le dijo a Fabián Ramírez, de las Farc, que los Turbay Cote habían llevado el paramilitarismo al Caquetá. Otros guerrilleros desmovilizados corroboraron ese testimonio después (vea testimonio de uno de ellos).

Almario ha defendido su inocencia. Ha insistido que todo este juicio es un montaje de sus enemigos políticos en el Caquetá y que varios de los testigos han sido fabricados por la policía de Florencia, y que ni siquiera son realmente guerrilleros. Sin embargo, su información todavía no ha sido corroborada por la justicia. Si 'Patamala' en cambio de haber sido dado de baja, hubiera sido capturado, podría haberse convertido en la pieza clave para determinar la culpabilidad o inocencia del ex-representante Almario.

El perfil de 'Patamala'

Aunque los medios han identificado a Hermes Triana, alias ‘Patamala’, como el jefe de finanzas de la Teófilo Forero, lo cierto es que él era el jefe de sicarios, que planeaba y ejecutaba muchos de los crímenes de esta columna móvil. 'Patamala', más conocido en la zona como ‘James, El Muerto’, organizó en la zona de distensión la célebre escuela de sicarios de las Farc. Su gran fortaleza fue su alianza con el narcotráfico del norte del Valle y sus contactos con el bajo mundo que le permitieron expandir sus dominios al Huila, Tolima, Bogotá y Pereira.

Su base principal siempre fue Puerto Rico, Caquetá. Se dice que entre 2002 y 2005, ‘Patamala’ fue el alcalde en la sombra de Puerto Rico. Allí logró una enorme influencia política después de haber hecho ejecutar a dos alcaldes liberales turbayistas (seguidores de la familia Turbay Cote) y conseguir la elección de su concuñado Walter Castro Ortiz en 2002, quien fue avalado públicamente por Almario.

La secuencia de los hechos es la siguiente: a los Turbay Cote los matan el 29 de diciembre de 2000 en la carretera entre Puerto Rico y El Doncello, en el Caquetá. El representante a la Cámara Diego Turbay y su mamá iban a la posesión como alcalde de Puerto Rico de José Lizardo Rojas, conocido como 'Chirrique', cuando guerrilleros los bajaron del carro y los asesinaron a sangre fría. Un testigo de los hechos afirma que vio a 'Patamala' coordinar su ejecución.

A los pocos meses de posesionado, José Lizardo es asesinado por órden de Patamala. En su reemplazo, es nombrado John William Lozano Torres, también liberal turbayista, quien fue igualmente ejecutado a los pocos meses.

En las elecciones atípicas celebradas a comienzos de 2002, es elegido Walter Castro Ortiz. Durante su período, miembros y colaboradores de la Teófilo Forero son nombrados funcionarios públicos en la Alcaldía. El nombramiento más sonado fue el de Edwin Cardona, alias ‘Juan Pablo’, cuñado del alcalde y comandante de las milicias populares de la Teófilo Forero, quien fue corregidor de La Aguililla. Paradójicamente, donde mataron a 'Patamala'.

A las pocas semanas de su posesión, Walter Castro fue acusado del asesinato de dos de sus escoltas policías ocurrido el 25 de febrero de 2002. Pero, como consta en el expediente, fue absuelto un año más tarde con la ayuda de los testimonios del entonces representante Almario y del gobernador Juan Carlos Claros. Este hecho fue denunciado por el senador Gustavo Petro en un debate parlamentario sobre la 'Farc-política' en diciembre 4 de 2007 (ver video).

Para las mismas elecciones atípicas, 'Patamala' desplazó a Jorge Hernán Calderón, quien después sucedería a Walter Castro en la Alcaldía de Puerto Rico y sería asesinado en febrero de 2009, días después de haber dejado su cargo en la mayor desprotección. Calderón era un político turbayista y uno de los pocos testigos sobrevivientes contra Luis Fernando Almario en el proceso por la muerte de los Turbay Cote.

Hasta ese momento, 38 testigos habían sido asesinados, entre ellos varios taxistas que fueron torturados y muertos la semana siguiente a los Turbay por haber presenciado el homicidio.

En febrero de 2008, cuando Almario fue llamado a juicio por la Corte Suprema, renunció a su investidura por segunda vez (la primera fue durante el proceso 8.000, del cual fue exonerado) y su caso pasó a la Fiscalía.

Un fiscal ante la Corte ratificó la orden de detención y la acusación, pero pasó a un juez de descongestión judicial, quien determinó que había fallas en la indagatoria y dictaminó su libertad provisional, mientras se le llamaba nuevamente a rendir indagatoria.

Sin embargo, a raíz de un cambio de jurisprudencia, la Fiscalía envió hace un mes su caso a la Corte Suprema junto con los demás procesos por parapolítica.

Pero la Corte, de manera sorpresiva y en uno de los pocos casos en que lo ha hecho, lo devolvió a la Fiscalía General la semana pasada. Entonces fue reasignado a la Unidad de Anti-terrorismo rompiendo la tradición de que los parlamentarios desaforados sean investigados por fiscales delegados ante la Corte Suprema.

El caso quedó bajo la jurisdicción del coordinador de la Unidad Antiterrorismo Hermes Ardila, quien coincidencialmente pidió el traslado hace unos años a esta unidad de Elsa Piedad Ramírez, esposa de Almario, quien se convirtió en su mano derecha hasta cuando fue ascendida a Fiscal ante el Tribunal Superior de Bogotá.

Los otros casos

También se comprobó que 'Patamala' había coordinado el asesinato de Liliana Gaviria, la hermana del presidente del Partido Liberal. Por este caso, actualmente hay cinco presos en la cárcel de Pereira, de los cuales cuatro aceptaron su responsabilidad y su pertenencia a la Teófilo. El quinto, José  Omar Astudillo Gutiérrez, no aceptó cargos y los otros presos testificaron que no tenía nada que ver en este crímen y que, por el contrario, era un activista liberal y no un guerrillero. Sin embargo, sigue preso.

Aunque se cree que a Liliana Gaviria la mató la Teófilo Forero en una alianza con un sector del narcotráfico y del paramilitarismo, será más difícil saber quién le pagó a 'Patamala' para que ejecutara este crimen y golpeara al ex presidente Gaviria.

La muerte de ‘Patamala’ es el golpe militar más significativo que ha dado en los últimos meses la Fuerza Publica a las Farc y rompe el marasmo que había caracterizado en los últimos años la lucha contra la guerrilla, el paramilitarismo y el narcotráfico en el Caquetá.

La pregunta del millón es, ¿dónde está el computador de Patamala?

También puedes leer

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias