Casa por voto, la estrategia ganadora

Imagen

 

Donamaris Ramirez, candidato a la Alcaldía de Cúcuta por el Partido Verde.
 

 

Donamaris Ramirez, candidato a la Alcaldía de Cúcuta por el Partido Verde.
Rafael Angarita Lamk es el candidato de La U. Tiene el apoyo de Álvaro Uribe y del senador Juan Manuel Corzo.
Andrés Cristo, candidato liberal, hermano del senador Juan Fernando Cristo, tiene el apoyo del cuestionado ex alcalde Ramiro Suárez Corso.
Ramiro Suárez, ex alcalde de Cúcuta.
?
El Presidente del Congreso Juan Manuel Corzo es uno de los principales electores en la región.

En esta campaña, los candidatos han desplegado al máximo su creatividad: en Arauca un candidato se apropió de la cuña de su contendor en la que Uribe lo elogiaba y la editó para que el elogio también fuera para él; en Casanare, un candidato está rifando liposucciones; en el Cesar, otro candidato promete que de ser elegido habrá "serrucho pero no mucho". Pero ninguno ha ideado una estrategia tan ganadora como el candidato del Partido Verde en Cúcuta: él ilusiona a la gente que podría obtener una casa si él es elegido pero no se queda en la promesa. Les muestra la casa modelo.

Donamaris Ramírez le ha prometido a la gente construir 20 mil viviendas de interés social en Cúcuta. Y con esta promesa va derrotando en las encuestas a los protegidos de los dos barones electorales más grandes de la ciudad: el candidato del ex Alcalde Ramiro Suárez y el del Presidente del Congreso Juan Manuel Corzo.

Pero también esta propuesta le ha valido una investigación en el Consejo Nacional Electoral y la acusación de otras campañas de estar comprando votos. Sin embargo, la propuesta de las 20 mil casas sigue en pie.

Las Casas Modelo

Este año el Ministerio de Vivienda dijo que había un déficit habitacional de vivienda de interés social en Cúcuta. Y para contrarrestar este y otros problemas, Doramaris Ramírez creó su programa bandera: el Banco y Censo de Deficiencia de los Elementos Estructurales de Vivienda de Interés Social, Créditos y Pleno Empleo.

En sus eventos de campaña y en su sede entrega unos formularios para que la gente los llene y explique qué les hace falta en términos de vivienda, empleo y créditos.

Varias personas en Cúcuta han entendido que llenar el formulario podría darles derecho a reclamar una de las 20 mil casas que Ramírez piensa construir si llega a ser elegido alcalde, pues él le ha prometido casa propia a varias personas a las que ha convencido de votar por él.

Además, Ramírez ya construyó dos casas modelo. Una en la Ciudadela Atalaya -en donde hay tantas personas que prácticamente puede definir la votación a la Alcaldía- y otra cerca al Banco de la República, en un sector más afluente.

Las casas están a la vista de todo el mundo y la gente puede entrar a conocerlas y volver realidad en su cabeza la promesa del candidato.

El candidato dice que tan sólo se trata de una recolección de datos para entender mejor qué le hace falta a la ciudad y qué necesidades tienen los ciudadanos y que “no se ofrece una contraprestación económica por el voto distinto a lo permitido por la ley, que es la divulgación de sus propuestas y la claridad de gestión”.

Pero, en todo caso, el CNE aceptó una demanda en su contra por costreñimiento al elector, que terminó pasándole a la Fiscalía cuando encontró que era una denuncia penal por fuera de su competencia.

Además, recientemente la Ministra de Vivienda, Beatriz Uribedijo en Cúcuta que "no se debe prometer lo que no es viable y muchísimo menos tratar de enganchar a la comunidad con sueños que no van a ser una realidad en este momento".

Ante las acusaciones de compra de votos, Ramírez ha dicho que “Antes de lanzar la propuesta me asesoré con abogados y consulté con el CNE y no hay nada de ilegal” y que “la corrupción al sufragante, es cuando hay una contraprestación o compra directa de la voluntad del ciudadano para que vote por un candidato donde este entrega una dádiva. En este caso no ocurre porque lo que se busca es satisfacer las necesidades de los cucuteños”.

Sin embargo, sus detractores también se preguntan dónde piensa construir las viviendas y cómo, puesto que en Cúcuta prácticamente no quedan espacios para la construcción. En la última década sólo se han construido alrededor de mil viviendas.

El candidato de las casas

A pesar de estas limitaciones, la propuesta de Donamaris ha calado. Según una encuesta realizada recientemente por la firma Mercadeo y Medios La Agencia, Ramírez lidera la intención de voto en Cúcuta con el 32,08 por ciento, seguido por Cristo con el 27,29 por ciento y por Angarita con 16,84 por ciento.

Ramírez tiene cierto reconocimiento mediático tras haber estado desde 2003 en el programa de radio La Voz de la Gran Colombia y en el canal de televisión El Kanal durante seis años. Aunque ha sido cercano al senador liberal Juan Fernando Cristo, no cuenta con un gran barón electoral que lo respalde, ni su partido cuenta con una maquinaria muy grande, aunque sí cuenta con el apoyo de las familias del senador de La U Efraín Torrado (su hermana Consuelo adhirió a la campaña) y del representante del mismo partido Carlos Hernández Mogollón (adhirió a través de su esposa).

Además, Ramírez viene de la Ciudadela Atalaya, uno de los sectores más grandes y más populares de Cúcuta, de donde han salido otros políticos importantes de la región como el actual gobernador William Villamizar y la actual alcaldesa de Cúcuta María Eugenia Riascos.

Pero Ramírez ya ha perdido tres elecciones a la Alcaldía de Cúcuta y venía buscando firmas para inscribirse como candidato independiente, hasta que el Partido Verde decidió que le otorgaría el aval, causando la renuncia de su presidente en Norte de Santander. Espera con esta estrategia, ganar esta vez.

Los barones y sus candidatos

Aunque las casas modelo le han dado un gran impulso, su victoria no está totalmente garantizada. El candidato de la U, Gregorio “Goyo” Angarita Lamk, está apoyado por el ex presidente Álvaro Uribe y por el senador Juan Manuel Corzo. 

El ex alcalde Ramiro Suárez lo había apoyado inicialmente pero se pasó a apoyar a Andrés Cristo, el candidato del Partido Liberal y hermano del senador Juan Fernando Cristo.

Aunque el senador Cristo alguna vez denunció ante el entonces presidente Uribe que Suárez lo había amenazado de muerte, ahora los Cristo cuentan con el apoyo del ex alcalde para poder seguirse posicionando políticamente en Cúcuta y Norte de Santander.

A pesar de que Suárez fue capturado en agosto de este año, acusado del homicido de un ex asesor jurídico de la Alcaldía de Cúcuta, su popularidad sigue siendo alta en la ciudad.

Con el apoyo a Andrés Cristo, además, Suárez quedó en la orilla opuesta a su enemigo en la política local, el senador conservador Juan Manuel Corzo, quien apoya en la campaña a Angarita.

Parte del Partido Conservador en Cúcuta y Norte de Santander hizo un acuerdo con La U para ir por la Gobernación y la Alcaldía. Junto a Corzo otros conservadores, como los senadores Carlos Barriga e Iván Clavijo y los representantes Juan Carlos García y Carlos León Celis firmaron un acuerdo con el senador Manuel Guillermo Mora de La U para apoyar a Angarita a la Alcaldía y al conservador Juan Alcides Santaella a la Gobernación.

Suárez y Corzo han estado enzarzados este año en una guerra mediática desde que La Silla Vacía publicó un artículo en el que el Presidente del Senado dijo que el ex alcalde de Cúcuta lo estaba persiguiendo y estaba montando una campaña negativa en su contra. Suárez le ha respondido vinculándolo con narcotraficantes y paramilitares.

Y aunque algunas fuentes en Cúcuta le dijeron a La Silla Vacía que Corzo no ha estado de lleno en la campaña de Angarita, su maquinaria sí lo ha estado y un posible triunfo de su candidato podría fortalecerlo en la región.

La campaña de Andrés Cristo no se queda atrás. Cuenta con otros sectores de La U, como el ex candidato a la Alcaldía Javier Prieto, con buena parte de Cambio Radical y con el apoyo del candidato independiente a la Gobernación Édgar Díaz, quien también está aliado con Ramiro Suárez.

Díaz, que se lanzó por el movimiento Un Norte Pa’Lante, lidera las encuestas con más de la mitad de la intención de voto y es el más probable ganador. Además, tiene un trabajo muy organizado de barrios en Cúcuta, con lo que le está ayudando en su candidatura a Cristo, que todavía tiene pocos votos propios.

Así que ya tanto Corzo como Suárez han mostrado sus armas para su próximo enfrentamiento, las elecciones del domingo. Pero ambos podrían quedar por detrás de Donamaris Ramírez-Lobo, el candidato del Partido Verde que lidera las encuestas y que ha ilusionado con sus casas modelo a los cucuteños.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias