Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 03 de Agosto de 2016

5709

2

Germán Vargas Lleras está a cargo de los grandes proyectos de infraestructura del país, tiene dos ministerios, desde el lunes uno de sus grandes aliados es Fiscal General, y ahora también tendrá un amigo poderoso en la presidencia de la Cámara de Representantes en una etapa política clave y como una de las cabezas del Partido liberal,.

El factor Cambio

En el último mes el representante liberal nortesantandereano Alejandro Carlos Chacón se convirtió en uno de los superpoderosos del Congreso tras liderar una disidencia de la bancada roja que lo dejó como copresidente del liberalismo durante lo que resta de este año y con la presidencia de la Cámara durante los primeros seis meses de 2017.

 

Como contó La Silla, en la revuelta que lideró para oponerse al creciente poder del senador Horacio Serpa en las toldas rojas, Chacón no solo le montó competencia al santandereano Miguel Ángel Pinto (aliado de Serpa), sino que también salió a hacer lobby por toda la Cámara para buscar el respaldo en la plenaria y pelearse la presidencia a voto limpio.

Si bien en el marco de esa correría, Chacón terminó ganando apoyos en varios partidos, un aliado en particular fue el que más influyó para que su aspiración no se varara en el camino. 

Ese socio estratégico fue Cambio Radical, partido que se la jugó de frente con él y que le metió tanta presión a la pelea, que logró -por el ladito- que Pinto se sentara a negociar la presidencia cuando era el candidato oficial de los rojos en la plenaria.

“La presión de Cambio estaba en que era toda una bancada, que además era la del Vicepresidente y si a eso le sumaban los apoyos que Chacón había asegurado en otros lados, las probabilidades de que pudiera ganar eran muchas y por eso Pinto se sienta a negociar. Si no hubiera existido ese impulso muy probablemente se hubiera quedado Chacón”, le contó a La Silla una fuente que se mueve dentro del círculo del presidente. Esa misma versión se la dieron a La Silla dos fuentes liberales de la línea de Chacón.

El interés de Cambio Radical en esa negociación liberal tenía su trasfondo en la disputa con Serpa, quien desde el año pasado está atacando a Vargas Lleras.

La Silla supo que el interés fue tal que hubo órdenes directas de Vicepresidencia para que Cambio Radical se sumara a la aspiración de Chacón y se mantuviera con él hasta el día de la votación, si es que los liberales llegaban a la plenaria divididos.

“Era claro que no íbamos a apoyar a nadie que viniera de la línea de Serpa", le dijo a La Silla una fuente de Cambio Radical.

Y eso fue precisamente lo que sintieron los del ala de Serpa en la pelea liberal, y lo sintieron tanto que decían que la pelea de ellos y de Pinto no era en contra de Chacón sino del Vicepresidente. "Si usted mira, la mayoría de los 17 de la disidencia de Chacón eran de la costa y no es un secreto para nadie que ahí manda Vargas Lleras".

Desbarajustar esa balanza le funcionaba en dos sentidos a Vargas Lleras: por un lado lograba desestabilizar un partido que le está haciendo contrapeso y por otro influir para que un congresista que es cercano a él se ubicara en los principales cargos de ese partido. 

Y es que esta no es la primera vez que Vargas Lleras y Chacón se encuentran. Ellos tienen en común una amistad que se remonta a los 90.

El ‘vargasllerista'

Alejandro Carlos Chacón inició en la política de Norte de Santander hace 20 años de la mano de Germán Vargas Lleras

Se conocieron a mediados de los 90 cuando el ahora Vicepresidente, quien era congresista del Partido Liberal, llegó a la Universidad Libre de Cúcuta para dar una conferencia.

En ese entonces Chacón era un estudiante de derecho que presidía el consejo estudiantil de esa universidad y su perfil le pareció interesante a Vargas Lleras, quien en el 96 le entregó el aval para competir por una curul en el Concejo de Cúcuta.

Aunque en esas elecciones se quemó, su votación no fue mala (no alcanzó la curul por cerca de 500 votos) y Chacón empezó a figurar entre los liberales de Norte de Santander y a cultivar su amistad con Vargas Lleras, quien más adelante lo puso a figurar en cargos públicos.

Tras su derrota, Chacón fue subgerente regional de la Fiduprevisora y luego Secretario de Desarrollo de Cúcuta cuando José Fernando 'El Gordo' Bautista, un liberal que había sido ministro de Comunicaciones de Samper fue encargado en la Alcaldía de Cúcuta entre 1999 y el 2000. 

Él es el hombre más cercano de todo el Partido Liberal a Vargas Lleras

Representante Liberal

En esos cargos, Chacón se dio a conocer en Cúcuta como aliado de Vargas Lleras, y desde ese entonces lo relacionan en su ciudada  natal con el Vicepresidente.

Cuando iniciaba la década del 2000 y Vargas Lleras se fue para Cambio Radical, Chacón se quedó en el liberalismo. Tres fuentes le contaron a La Silla que pasó a ser un aliado de los Cristo en Norte de Santander, pero que aún así jamás perdió su cercanía con el Vicepresidente.

Inicialmente, cuando Bautista salió de la Alcaldía, Chacón desapareció con él del espectro político. Reapareció en 2006 cuando se presentó como precandidato a la Alcaldía con el aval de Cambio Radical, en medio de la incertidumbre que se vivía en esa ciudad por un fallo que estuvo a punto de sacar a Ramiro Suárez (quien más adelante saldría de la Alcaldía por el asesinato de un asesor suyo) de la administración pero que finalmente lo absolvió. 

Ese aval mostró que aunque decía que estaba en el Partido Liberal, la cercanía con Vargas Lleras -quien estaba refornzando Cambio en ese momento como alternativa al liberalismo- era capaz de influenciarlo. 

Con la desinflada de esa aspiración, Chacón salió nuevamente del escenario político. Volvió a aparecer para las elecciones de 2010, cuando esta vez sí con el aval rojo se lanzó a la Cámara de Representantes como fórmula del hoy ministro de Interior, Juan Fernando Cristo.

Su aspiración fue más coincidencial que premeditada. Chacón llegó a la lista liberal luego de que Néstor Pacheco, quien había sido secretario de Convivencia Ciudadana de Suárez, desistió de su aspiración. 

Las candidaturas de Cristo y Chacón tuvieron el apoyo de Suárez, quien había sido liberado de una detención preventiva por orden de un juez (aunque ese mismo año volvería a ser capturado y condenado a 27 años de prisión por ser el autor intelectual del homicidio de un abogado).

Con esos dos apoyos Chacón se hizo a 33 mil votos y llegó al Congreso en 2010 donde se hizo famoso porque fue el presidente de la Comisión de Conciliación de la fallida reforma a la justicia de 2012.

Tres fuentes que conocen la movida política en Cúcuta le dijeron a La Silla que Chacón se desmarcó de Suárez para su reelección en la Cámara en 2014, pero que en las locales de 2015 la mayoría de liberales, incluyendo a Chacón, apoyaron por debajo de la mesa al actual mandatario  de la capital de Norte de Santander, César Rojas, la ficha del condenado exalcalde, aunque tenían en Carlos Luna un candidato propio a la Alcaldía.

Aún así, la cercanía con Vargas Lleras jamás desapareció. De hecho, La Silla supo que para las legislativas de 2014 el Vicepresidente le propuso a Chacón cambiarse de partido y un cupo en la lista del Senado de Cambio Radical, pero finalmente no lo hizo porque hacerlo le demandaba renunciar a su curul un año antes; aún así no se han distanciado.

"Él dice que es vargasllerista cuando está entre amigos”, le contó a La Silla un político de Cúcuta que se mueve con fuerza en Cambio Radical, otro en Bogotá nos dio las misma versión. “Él es el hombre más cercano de todo el Partido Liberal a Vargas Lleras”, fue como lo describió un congresista liberal cuando La Silla le preguntó por él.

Aunque la relación de Chacón con Vargas Lleras ha sobrevivido en el tiempo; su cercanía con Cristo sí se empezó a desvanecer, debido a que en medio de esa división liberal el Ministro está alineado con Serpa.

"Aquí todo se está pensando con miras a las Presidenciales. Serpa quiere candidato propio del liberalismo y esa idea la comparte Cristo, ellos están en el mismo bando que además es de línea samperista. A Vargas Lleras no le conviene que los liberales no lo apoyen entonces acude a la línea de Gaviria donde tiene afectos", le dijo un representante liberal a La Silla.

La cachetada a Serpa

El hecho de que Vargas Lleras hubiera terciado de alguna manera para torcer el status quo en el Partido Liberal, es una afrenta directa contra Horacio Serpa, quien además de ser uno de los copresidentes de esa colectividad es uno de sus líderes naturales.

Solo en el último año Serpa ha acusado a Vargas Lleras de usar su cargo para favorecer a candidatos de su partido en las elecciones regionales del año pasado; de mantenerse al margen del debate del proceso de paz; y de acaparar la mayoría de los espacios burocráticos de la Nación (entre esos el de la Fiscalía que dejó de ser liberal y pasó a ser de Cambio). 

Solo esos tres motivos ya ocasionaron que Serpa le pidiera a su partido que se saliera de la Unidad Nacional, algo que aunque no le cuajó, sigue estando dentro de sus insinuaciones. 

Con el apoyo a Chacón en medio de la revuelta interna que se le armó a Serpa precisamente porque estaba controlando todos los espacios de poder en el Partido Liberal, Vargas Lleras le respondió metiéndosele al rancho.

Por un lado, la otra semana Chacón asumirá la copresidencia del Partido Liberal, con eso no solo se cumplirá la primera parte del acuerdo, sino que Serpa tendrá que codirigir a los rojos junto a alguien que tiene afinidades con Vargas Lleras. 

Por otro lado, su ficha -Miguel Ángel Pinto- no tendrá el año completo en la presidencia de la Cámara y eso le quitará protagonismo, ya que Chacón ocupará ese cargo en momentos en los que se tramitarán las reformas para la implementación de los acuerdos de paz y la reforma tributaria, ambos probablemente, por ‘fast track’.

En el ajedrez del poder Vargas Lleras ya hizo su movida, habrá que ver si Serpa le responde.

Comentarios (2)

José Saramago

03 de Agosto

1 Seguidores

Germán Vargas Lleras Presidente?, por el bien de Colombia: JAMAS.
Germ...+ ver más

Germán Vargas Lleras Presidente?, por el bien de Colombia: JAMAS.
Germán Vargas Lleras debe cuidar sus espaldas, cuando menos lo piense Juan Manuel Santos, como es su naturaleza, le clava el puñal por la espalda, pues Humberto de la Calle Lombana es el candidato de Santos.
Así como el inepto de Gustavo Petro Urrego es el candidato de Maduro-Chavez.

jose Antonio Jiménez

08 de Agosto

0 Seguidores

Esa rata se va a quedar mamando, de los políticos traicioneros este, se volte...+ ver más

Esa rata se va a quedar mamando, de los políticos traicioneros este, se voltea el dia anterior a las elecciones!

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia