Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Velásquez Archibold · 01 de Enero de 2016

1519

0

Marcos Daniel Pineda asegura que continuará apostándole a una ciudad más verde, con saneamiento básico resuelto y con hospitales de primer nivel en todas sus comunas.

 

Después de ser reconocido a nivel nacional por los logros de su primera administración, entre 2008 y 2011, y de ser calificado como el Peñalosa de Montería, el conservador Marcos Daniel Pineda vuelve a ocupar desde hoy la silla de alcalde con el reto de continuar cambiándole la cara a la capital cordobesa con más inversiones en salud, educación y saneamiento básico.

El nuevo mandatario de los monterianos habló telefónicamente con La Silla sobre cuáles serán las primeras acciones de su segundo gobierno, la revisión que hará de las concesiones, su relación con el gobernador de Córdoba Edwin Besaile (La U)  y del camino que todavía debe recorrer Montería para ser una ciudad con mayor transparencia y menor riesgo de corrupción.

La Silla Caribe. ¿Qué será lo primero que hará como alcalde, ahora que comienza su segunda administración?

El reto es la consolidación de un modelo de ciudad para afianzar lo que se ha hecho los últimos ocho años, mejorar lo que tengamos que mejorar y ampliar la oferta donde aún no hemos podido llegar.

El programa de mejoramiento de vivienda en sitio propio, que se va a llamar Transformando vidas, quiero que sea una de mis victorias tempranas. Vamos a iniciar con recursos propios del municipio, pero voy a invitar al señor ministro de Vivienda para que el Gobierno Nacional coadyuve.

Aún no me atrevo a dar el número de beneficiarios porque primero hay que hacer el cierre financiero. Buscaremos que aquellas personas que ya tienen su vivienda con título de propiedad, pero en condiciones no dignas tengan mejores condiciones de hábitat. Mejorarles el baño, el piso, el techo, construirles una pieza adicional. Todo dependerá de las necesidades de cada casa. Muchos monterianos me dicen: ‘Marcos Daniel, prefiero que me mejores mi vivienda a que me des un apartamento nuevo’.

LSC. En campaña usted habló de convertir a Montería en una ciudad inteligente, ¿cómo lo hará?

La educación seguirá siendo nuestra principal bandera y aspiro a ampliar, de la mano del Ministerio de Educación, la estrategia de jornada única en el mayor número de colegios como nos sea posible, porque estoy convencido de que es una gran política para mejorar la calidad de la educación. Montería no sólo será la ciudad inteligente del Caribe con una gran oferta de calidad educativa en todos los niveles sino también disminuyendo la brecha digital.

Al mismo tiempo quiero seguir fortaleciendo el deporte, la recreación y la cultura. En mi primera administración se construyeron los estadios de fútbol y béisbol de Montería. Ahora estoy comprometido en terminar la remodelación de la villa olímpica de Montería. También tengo la ilusión de presentar el proyecto de construcción del teatro de Montería, así como un Museo Zenú.

En salud, ha manifestado su interés de ampliar la oferta de hospitales los próximos cuatro años.

Hoy gozamos de tener la mejor ESE pública del país (La ESE Camu El Amparo). El reto es construir un hospital de primer nivel en cada comuna de la ciudad. Son nueve comunas, pero ya tenemos tres: uno construido y dos en obras. La idea es que cada comuna tenga su propio hospital 24 horas de urgencias para descentralizar los servicios de salud.

También queremos habilitar la casa materna, pensando en la mujer rural en estado de embarazo. Para que se les acabe el viacrucis de tener que venir a Montería a altas horas de la madrugada a tener a su bebé.

Otro proyecto que repitió bastante en campaña es el de convertir a Montería en una agrópolis

Montería tiene unas enormes ventajas frente a otras ciudades con sus 320 hectáreas productivas para desarrollar el campo e integrar nuestra zona rural con la zona urbana, en un concepto que hemos denominado agrópolis. Queremos que Montería comience a tener vocación exportadora para convertirla en una despensa con la llegada, en el mediano plazo, de dos puertos sobre el mar: uno en San Antero, Córdoba, y otro en el Urabá antioqueño.

Desarrollar el campo no solamente con la producción de alimentos sino también con la transformación de nuestras materias primas. Mayores oportunidades de crecimiento económico abriéndoles canales de comercialización nacional e internacional a los productos del campo.

Pero, muchas de esas tierras están en manos de grandes terratenientes, entonces, ¿cómo se beneficiará el campesino de ese concepto de agrópolis?

El 70% de los productores en Montería son pequeños y medianos productores. Tienen menos de 20 hectáreas y en ellos queremos enfocar este modelo. Lo haremos a través de la asociatividad, de la economía solidaria, de la capacitación en producción limpia. Queremos abrirle la mentalidad al campesino y productor monteriano de que nuestro futuro está en los mercados internacionales. Con la escasez de alimentos que existe en el mundo, Montería está llamada a ser una gran despensa alimentaria.

También voy a crear una agencia rural para que haya una mayor presencia de la oferta de la Alcaldía en el sector rural de Montería, que son más de 260 veredas. Que los habitantes tengan a través de la agencia una intermediación con la administración para todos los fines.

Montería, como varias capitales del Caribe, tiene el gran reto de hacer sostenible su sistema de transporte ante la consolidación del mototaxismo, ¿qué acciones puntuales hará para mejorar la movilidad?

Montería es hoy la ciudad de Colombia que presenta el mejor índice de gestión de su sistema estratégico de transporte público. Voy a nombrar a una persona que se encargue de la dirección técnica del sistema y tendrá como reto la operación y puesta en marcha del sistema de transporte público. El director técnico será Héctor Fabio Cordero, que estuvo al frente de la Secretaría de Tránsito y Transporte de Montería los últimos dos años. Y en él voy a encomendar este difícil reto, que entre todos asumiremos para que Montería pueda tener un sistema de transporte eficiente a mediano plazo y que queremos sea intermodal: con buses, alimentadores en barrios, sistema de bicicletas y la línea azul de transporte fluvial por el río Sinú.

¿Cómo sería esa línea de transporte fluvial?

Una línea azul para que el río Sinú siga siendo un gran protagonista de la ciudad, pero también un gran aliado de su movilidad. La línea azul de transporte longitudinal serán unas embarcaciones con varias estaciones a lo largo y ancho del río, que conecten río arriba y río abajo la ciudad. Es un proyecto completamente nuevo.

Y también queremos promover el transporte ambiental a través de la implementación de bicicletas públicas en todos los puntos cardinales de la ciudad. Una conexión verde que consiste en construir el mayor número de ciclorrutas en esa ciudad verde que estamos construyendo.

¿Cómo luciría esa Montería verde?

Quiero construir 50 parques más, seguir construyendo la ampliación de la Ronda del Sinú en la margen izquierda y en el sur de la ciudad. Construir más espacio público, más zonas verdes.

LSC. Y en esa concepción de ciudad más amigable con el ambiente, ¿ya falta poco para que por fin toda Montería tenga alcantarillado?

Encontré cobertura de alcantarillado por debajo del 50% (hace ocho años) y todo el sur de Montería sin alcantarillado. Y el gran cuello de botella era que el sur no tenía ni estación de bombeo ni línea de impulsión.

Nosotros logramos construir la estación de bombeo entre 2010 y 2011. Y gracias a esta obra se pudieron extender las redes de alcantarillado en todo el sur de la ciudad y hoy Montería goza de más del 90% de alcantarillado. El reto que es al 31 de diciembre de 2016 toda la zona urbana de Montería tenga cobertura de alcantarillado. El contrato con Proactiva (empresa que tiene concesionados los servicios de acueducto y alcantarillado) contemplaba estas obras, pero a 2019.

Y a propósito de esa empresa, usted dijo en campaña que no les hubiera prorrogado la licitación 10 años más, pero su antecesor Carlos Correa (de su mismo grupo político) sí lo hizo, ¿qué piensa de esa decisión?

Lo que puedo decir es que siempre seré el principal veedor de todos los monterianos en los contratos de concesión en las empresas prestadoras de servicios públicos. Siempre seré un celoso y vigilante del cabal cumplimiento del objeto contractual con el fin de que no solamente se guarde el principio de equilibrio sino que las empresas prestadoras estén cumpliendo con su deber de prestar un servicio puntual y eficiente.

También ha dicho que una de las primeras cosas que hará estas primeras semanas será revisar todas las concesiones

Durante mis cuatro años estaré vigilante. Creo que lo más sano que debe hacer un alcalde es revisar que los contratos de concesión se estén cumpliendo. Y de allí en adelante ser un observador. O como se dice en el argot del fútbol, con una marcación hombro a hombro.

Para hacer posible todos estos proyectos que promete será crucial el gabinete que lo acompañará.

Me estoy rodeando de profesionales técnicos, preparados, con ganas de servirle a la ciudad, llenos de vocación pública.  Por ejemplo, he designado como secretario general a José Gabriel Méndez, que es administrador de empresas; como secretaria de Educación, a Sandra De Hoyos Osorio, una ingeniera industrial con gran experiencia en el sector de la educación, fue rectora universitaria, y en la secretaría de Gobierno, a Salim Ghisays Martínez.

Salim Ghisays es el hijo de Pedro Ghisays, uno de los dueños de Apuestas de Córdoba y quien según la Fiscalía -citada por el portal Verdad Abierta- aparece en una lista de presuntos testaferros del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso

Al respecto solo puedo dar fe de las cualidades personales y profesionales de Salim Ghisays, un joven con muchas ganas de servirle a su ciudad.

Además de toda esa revolución de cemento que promete uno de los retos urgentes de Montería es tener mejor manejo de los recursos públicos. Según la más reciente medición de la ONG Transparencia por Colombia, la Alcaldía obtuvo 61,9 de 100 puntos posibles, lo que la ubica en un riesgo medio de corrupción 

Mi compromiso es de tolerancia cero con la corrupción y seré un alcalde que siempre llevará como bandera la transparencia en sus actos. Propiciaré todos los espacios y políticas para brindar un gobierno transparente, de cara a la comunidad y que los monterianos tengan la absoluta confianza en que los recursos serán invertidos cabalmente.

En Montería hay quienes dicen que los próximos personero y contralor podrían terminar siendo cercanos a su grupo político

Estoy absolutamente aislado de los procesos de selección del personero y del contralor. Esos son temas del resorte del Concejo, del que guardo absoluta independencia. Aspiro a que el Concejo pueda escoger un buen nombre tanto para la Personería como para la Contraloría, para que la ciudad se sienta tranquila con dos personas que tengan las condiciones personales y profesionales para asumir esas responsabilidades.

Por todas esas obras que hizo durante su primera administración y por su concepción de ciudad, usted comenzó a ser reconocido a nivel nacional como el Peñalosa de Montería, ¿cuál es su opinión sobre el alcalde capitalino Enrique Peñalosa?

Todos los colombianos queremos a Bogotá por ser nuestra capital. De hecho, tuve la fortuna de estudiar mi universidad en Bogotá justo durante la primera alcaldía de Enrique Peñalosa y soy un admirador de la visión que él ha tenido de Bogotá. Creo que Bogotá le debe mucho a Enrique Peñalosa y guardo mucha ilusión, al igual que muchos bogotanos, de que Bogotá en estos cuatro años se enrutará nuevamente. Estoy absolutamente convencido de que Peñalosa hará una buena administración.

Gran parte de lo que hizo en su primera adminstración fue gracias al apoyo del entonces presidente Álvaro Uribe, ¿cómo es hoy su relación con él?

El expresidente Uribe es una persona a la que siempre he admirado desde el punto de vista profesional. Es un gran líder al que los colombianos le viviremos agradecidos por sus ocho años de gobierno.

¿Y su relación con él todavía es cercana?

Hoy estoy en una orilla política totalmente distinta a la del expresidente Uribe.

¿Qué tanta participación tendrán en su segunda administración sus dos principales aliados políticos: David Barguil, representante y presidente del partido Conservador, y su mamá Nora García Burgos, senadora conservadora con una investigación abierta por parapolítica?

Orgullosamente pertenezco a un equipo político. Y más que un partido o un grupo nos hemos denominado los últimos ocho años el equipo del cambio, que tiene hoy dos cabezas visibles en el Congreso: Nora García y David Barguil. Con ellos me unen lazos de amistad y familiaridad. Por supuesto, trabajaré de la mano de mi equipo. Nora y David sin lugar a dudas van a ser un sostén importante durante mi administración.

¿Y con el alcalde saliente, que también es uno de sus aliados?

Aprovecho para lanzarle un par de claveles y rosas a Carlos Eduardo (Correa). Estamos muy orgullosos de la extraordinaria labor que ha desempeñado como alcalde estos cuatro años. No nos equivocamos los monterianos al elegirlo. Superó todas las expectativas.  Sale como los buenos toreros, en hombros, por la puerta grande. Esperamos verlo en otros escenarios desde los que le pueda seguir aportando al país.

El nuevo gobernador Edwin Besaile es de un grupo político distinto al suyo, ¿cómo trabajará en equipo con él?

Más allá de que somos de dos grupos políticos distintos nos une una relación amistosa desde el plano personal. He sido siempre un admirador de Edwin Besaile, con quien seguro mantendré unas fluidas relaciones institucionales y al que siempre he invitado a que trabajemos juntos por el bien de Montería y de Córdoba los próximos cuatro años.

Y a propósito del gobernador, él hace parte del grupo político de los Ñoños: los senadores de La U Musa Besaile y Bernardo Elías, reconocidos por los cupos indicativos, ¿qué opina sobre la mermelada?

No tengo nada que opinar sobre el tema en mención. Lo único que pretendo es tener las mejores relaciones con el Gobierno Nacional y que todos los congresistas del departamento de Córdoba, independientemente del color político, coadyuven a sacar adelante todos estos retos que tiene nuestra ciudad y que sean unos grandes aliados del desarrollo de Montería.

Y como nunca antes se había visto, ahora hay una voluntad política de los mandatarios entrantes de trabajar unidos para jalonar más recursos para la región. Ya de hecho firmaron una agenda conjunta en Barranquilla, ¿qué expectativas tiene sobre ese trabajo en bloque?

Los mandatarios del Caribe tenemos un gran reto en común y es sacar adelante a la región de la pobreza y nos hemos unido en torno a una sola voz y un solo clamor. Nos hace mucha ilusión trabajar juntos. Independientemente de las agendas que cada uno tenga en su ciudad o en su departamento, creo que todos tenemos una agenda común y es sacar adelante el Caribe colombiano y para eso estamos llenos de ganas, sintonizados, tenemos las mejores relaciones.

Una de las caras más visibles de ese bloque es el alcalde de Barranquilla Alejandro Char, ¿qué opina de ese liderazgo?

Alejandro Char es mi gran amigo, soy un admirador de su talante profesional. Es la persona que, sin lugar a dudas, ha liderado la transformación de Barranquilla en los últimos años y estoy seguro de que trabajaremos de la mano para no solamente apoyarnos, cada uno en sus labores, sino también en ese gran reto que tenemos los alcaldes del Caribe de sacar a nuestra región adelante.

Y a propósito del bloque de mandatarios Caribe, ¿qué piensa del bogocentrismo?

Para nadie es un secreto que las mayores fuerzas institucionales de este país se concentran en Bogotá, pero Colombia ha dado un paso muy grande con la reforma de las regalías que han ayudado a que todos los rincones del país podamos tener acceso a mayores recursos y poder con ellos gestionar y ejecutar obras.

Nos falta mucho más en materia de descentralización, pero estoy convencido de que el Gobierno Nacional seguirá trabajando de la mano de las regiones, apoyando a todos los alcaldes del país.¿

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia