Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Andrés Bermúdez Liévano · 27 de Octubre de 2014

8289

14

Más de mil víctimas de las Farc están reunidas en el Centro de Convenciones de Bogotá para darle forma a una red de víctimas que aporte en el proceso de paz con esa guerrilla. Fotografía: Santiago Mesa

Muchas de las víctimas de la masacre de Bojayá, de la toma de Mitú, del secuestro masivo en el Edificio Miraflores de Neiva y del atentado de El Nogal -así como varios congresistas, las esposas de los diputados del Valle, los familiares de militares secuestrados y otras más de mil personas de todo el país- están reunidas hoy en el Centro de Convenciones de Bogotá. Su meta: darle forma al primer movimiento de víctimas de las Farc que pueda, con una voz única y fuerte, expresarle sus preocupaciones al Gobierno sobre el proceso de paz.

“Las víctimas del Estado y las de los paras están bien organizadas. Eso hace que tengan una voz más potente y, por lo tanto, más legítima”, le dijo a La Silla la senadora liberal Sofía Gaviria, una de las organizadoras del evento de hoy y también de la bancada de congresistas víctimas de las Farc -desde su Partido Liberal hasta el uribismo- que lo están impulsando.

El problema es que, como lo mostró la sonora -y mediática- rechifla al ministro del Interior Juan Fernando Cristo esta mañana, todavía se trata de un grupo muy diverso donde se sientan personas que están favor del proceso de paz como Gaviria y otras abiertamente en contra como la representante uribista María Fernanda Cabal. Pero que, de lograr unirse, podrían ser un contrapeso que le daría mayor legitimidad con las víctimas de la guerrilla que hasta ahora sienten que no han sido tenidas suficientemente en cuenta.

“Este proceso es con las Farc y, si uno quiere un método, tiene que hablar con sus víctimas”, dice Cabal, a quien el senador Armando Benedetti señaló de orquestar la rechifla. (A La Silla le constó personalmente que no estaba en el salón en ese momento, aunque no sabe si lo orquestó desde afuera).

Un congreso de víctimas de las Farc
La senadora liberal Sofía Gaviria, cuyo hermano fue asesinado por las Farc, fue la impulsora del foro. Fotografía: Santiago Mesa.
La representante liberal Clara Rojas, ex secuestrada por esa guerrilla, fue la otra gran impulsora de la bancada de congresistas víctimas. Fotografía: Santiago Mesa.
El abucheo al ministro Juan Fernando Cristo fue más obra de personas aisladas que un rechazo generalizado de las víctimas allí reunidas. Fotografía: Santiago Mesa.

La mañana arrancó tranquilamente en el Centro de Convenciones, tapizado con fotos de militares desaparecidos y secuestrados por las Farc.

El enérgico discurso de Sofía Gaviria -a favor del proceso de paz, pero fuerte en sus exigencias al Gobierno- parecía crear una atmósfera de consenso que facilitaría un acuerdo sobre lo que le pedirían a la mesa de negociación con las Farc en La Habana. Cada vez que se mencionaba el nombre de algunas conocidas víctimas de esta guerrilla, como el general retirado Luis Mendieta o el periodista Herbin Hoyos, los aplausos eran atronadores.

Eso fue hasta que llegó tardíamente el ministro Juan Fernando Cristo, quien no había alcanzó a tomar el micrófono cuando un voz en el fondo del salón comenzó a gritar “¡No! ¡Farsante! ¡Payaso!”.

Cada vez que el ministro -víctima él mismo de un grupo guerrillero (en su caso, el ELN) y padre de la Ley de Víctimas- intentaba hablar, una voz en algún rincón se lo impedía a gritos. Otro hombre salió corriendo hacia el podio, manoteándole a Cristo y frenando a dos metros de éste ante la mirada nerviosa de los escoltas del Ministro. Uno más, víctima de una mina antipersonal, se quitó la prótesis de la pierna y la agitaba en el aire.

De tanto en tanto los reclamos de estos hombres anónimos arrancaban chiflidos de buena parte del auditorio, aunque en general sus alaridos provocadores eran aislados. El resto de las víctimas observaba en silencio la escena, mientras Sofía Gaviria le imploraba a la prensa que no les diera protagonismo.

“Son solo un par. Deberían sacarlos”, murmuró Olga Sanín, una mujer desplazada del Tolima. “Tal vez sería peor. Yo solo vine a escuchar a la gente hablar y ellos no dejan”, le replicó Jhon Castro, sentado a su lado.

El consenso se armó rápidamente de que eran “saboteadores” oportunistas, algo que parece confirmar el diálogo que sostuvo La Silla con uno de ellos.

“¿Soy víctima del conflicto? No sé. Porque como en este país, todo depende de la perspectiva con que se lo mire. Como fui militar durante 26 años, no sé si las heridas que tengo en mi cuerpo sirvan para ser catalogado como víctima o si mi trabajo como militar sirva para calificarme como victimario”, le dijo a La Silla el primer hombre en gritar, que se presentó como el sargento mayor retirado de la Infantería de Marina Luis Orlando Lenis.

El ex militar, vistiendo una camiseta verde militar con el eslogan “No más militares y policías asesinados”, sólo agregó que “conozco a muchas víctimas” y comenzó una larga enumeración de colegas que murieron en manos de las Farc.

El ambiente solo se calmó cuando se fue Cristo. Después de las onces, las cosas volvieron a la normalidad y las víctimas se separaron en cuatro grupos, para esbozar sus propuestas para La Habana siguiendo la misma metodología de los foros que han organizado Naciones Unidas y la Universidad Nacional para recoger insumos de la sociedad civil para cada punto en la agenda de negociación. Solo que este foro lo organizaron las víctimas por su cuenta con algún acompañamiento de la ONU y una pequeña ayuda logística de la Unidad de Víctimas para traer a las 1500 víctimas de todo el país hasta Bogotá.

Las víctimas de las Farc piden pista
Para el periodista Herbin Hoyos -famoso por su programa radial "La voz de secuestro"- una organización de víctimas es la mejor manera de hacerle frente a descalificaciones de Farc a sus víctimas. ?Fotografía: Santiago Mesa.
El general retirado Luis Mendieta insiste en que la actitud de las Farc no ha cambiado un ápice desde el comienzo del proceso. Fotografía: Santiago Mesa.
En la nueva organización que podría nacer coinciden desde congresistas santistas -y pro proceso de paz- como Sofía Gaviria y otros opuestos como la uribista María Fernanda Cabal. Fotografía: Santiago Mesa.

Durante toda la tarde se sentaron en cuatro mesas, centradas en torno a los cuatro temas que recogerá la bancada de congresistas víctimas y luego el Congreso enviará -en un documento oficial- a la mesa negociadora en Cuba: verdad, justicia, reparación y la garantía de que esos hechos no se repetirán nunca.

Esos son los pilares para que nazca lo que el periodista Herbin Hoyos, otro de sus impulsores, describe como una “federación de grupos de víctimas que hasta ahora iban por su lado”. Es decir, no una colcha de retazos de asociaciones que se encuentran solo de manera coyuntural, sino un grupo de presión con una voz audible y una estrategia a mediano plazo.

“En ese crisol tan variopinto, que es la realidad que tenemos, buscamos ponernos de acuerdo en unos mínimos para que -dentro de un compromiso con el proceso- esa participación sea constructiva. Para no patalear en el pantanero de la tristeza, sino de verdad tener una voz en lo que se discute”, dice Sofía Gaviria, cuyo hermano mayor Guillermo fue secuestrado y asesinado por las Farc siendo gobernador de Antioquia.

Lo difícil es ese “compromiso con el proceso” del que habla la senadora liberal dentro de un grupo heterogéneo donde hay víctimas de acuerdo con los diálogos, víctimas en principio a favor pero dolidas por las posiciones de las Farc con ellas y víctimas totalmente en contra. Donde hay víctimas ya organizadas, como las de la Fundación Víctimas Visibles que lidera Diana Sofía Giraldo o las familias de militares de Asfamipaz, y otras que han venido luchando solas. Donde hay víctimas de alto perfil público, como los ex congresistas secuestrados, y grupos de víctimas sin ninguna visibilidad pública.

Su mayor punto de unión son las patadas por fuera de la mesa de las Farc a sus víctimas: la descalificadora carta en la que acusaron a Clara Rojas de no haber sido secuestrada sino de “insistir tanto (en acompañar a Íngrid Betancourt) que terminó quedándose”, que tuvieron que salir a negar a medias. La aclaración de que sus actos victimizantes han sido errores y no deliberados.

“Ellos siguen teniendo la misma actitud de antes. No ha cambiado para nada desde que están en La Habana. Queremos más unión para exigirles a las Farc que nos reconozcan y al Gobierno que vele por que sea así”, dice el general retirado Luis Mendieta, que era el comandante cuando las Farc se tomaron Mitú en 1998, que hoy es el vocero de los miembros de la fuerza pública secuestrados por la guerrilla y que estuvo en la tercera delegación de víctimas que viajó a La Habana.

La última de esas salidas, su propuesta ayer de hacer un “censo nacional de víctimas” con el Dane, cayó pésimo entre sus damnificados directos. No tanto porque la Unidad de Víctimas tenga ya un registro con 6,9 víctimas oficialmente reconocidas desde 1985, sino porque sienten que detrás de esa propuesta se esconde otra estrategia de las Farc por denigrarlos.

“Con ese nuevo censo pretenden meter todas las víctimas de injusticias socioeconómicas en el país, que son una causa del conflicto y no un victimario. De los 45 millones de colombianos, estaríamos 43 millones. Y de esa manera diluyen y eluden su responsabilidad”, dice Sigifredo López, el único sobreviviente de los once diputados secuestrados por las Farc en Cali en 2002 y luego asesinados en 2009.

En últimas, buscan hacer frente común para cuando las Farc hagan declaraciones públicas hirientes fuera de la mesa (así estén negociando seriamente por dentro), que en últimas son la única imagen con las que se quedan del proceso de paz muchas de sus mínimo dos millones de víctimas identificadas. (O un millón que al menos han reconocido, según el comunicado de esta guerrilla que rescató el columnista Álvaro Sierra)

“En el momento en que estemos reunidos 3 mil -o diez o veinte mil- las Farc verán una masa de las víctimas que han causado. Queremos hacer control político, que es lo único que puede lograr hacerle correctivos al proceso y llevamos propuestas aplicables”, dice el periodista Herbin Hoyos, que fue secuestrado por las Farc en 1994 y que se ganó el Premio Nacional de Paz por su programa radial “Las voces del secuestro”.

Por eso entre sus ideas está que la mesa de diálogos sesione un día en Bogotá, para que -ante la imposibilidad de que todas las víctimas directas de las Farc viajen a La Habana- se puedan reunir sus negociadores con un grupo representativo de la organización naciente. O que su causa la ayuden a visibilizar por fuera del país figuras a las que ya contactaron, como el ex presidente costarricense -y Nobel de Paz- Óscar Arias o el juez español Baltasar Garzón.

Es decir, que se le suba el perfil público a las víctimas de las Farc, como forma de garantizarles que sus derechos a la verdad o la justicia no serán atropellados. Pero también para obligar a esta guerrilla a reconocer frontalmente sus actos, para que -en palabras de Sofía Gaviria- “con contrición real los victimarios pidan perdón a las víctimas y no sean éstas las que tengan que ofrecerlo”, como hizo Constanza Turbay durante el primer viaje de víctimas a La Habana hace dos meses.

Su unión podría elevar la temperatura de algunas discusiones sobre la paz, pero al mismo tiempo le conviene al proceso porque las víctimas directas de las Farc sentirán que tienen mayor juego y porque puede generar un espacio donde las víctimas no se sientan cohibidas y hablen sin resquemores sobre lo que piensen (como cuentan que lo hizo Mendieta en La Habana, para gran disgusto de la guerrilla). También podría ayudar a que, cuando esas críticas aparezcan, no sea el Centro Democrático el único espacio de oposición al proceso y por lo tanto la discusión no gire solo en torno a lo que dice el ex presidente Álvaro Uribe.

Sin embargo, la rechifla a Cristo -que rápidamente pasó a abrir la mayoría de medios nacionales- preocupó a muchos sectores que también están participando en el proceso y que sienten que el espacio puede ser fácilmente ‘tomado’ por saboteadores que se hacen pasar por víctimas interesadas en participar.

Por ahora, por lo menos las víctimas están concentradas en terminar sus propuestas sobre los temas que para ellas son centrales en el proceso con sus victimarios.

Esta historia es parte de una serie sobre la Ley de Víctimas financiada por la Unión Europea y Oxfam.

     

Comentarios (14)

DIDUNDI

27 de Octubre

3 Seguidores

Una arista más de las intenciones de saboteo q se sigue implementando en cont...+ ver más

Una arista más de las intenciones de saboteo q se sigue implementando en contra dl proceso Habana.

Y quien puede estar detrás d este nuevo ataque?, la pregunta dl millon q se harán los analistas, Especialistas y todos los q hipócritamente hacen el juego d la oposición. A propósito señores periodistas, cual es el balance dl tal #soycapaz.

Los ataques siguen x todo lado, y así creen q FUribe se sentara a hablar d paz con Santos?, ... jjaJaja ILUSOS.

Asistimos al partido d tenis, donde 47 millones d torticulosos espectadores en un va y viene de 2 raquetas, q se suponía debían ser derecha e izquierda, pero No. Son dos representantes d la tradicional y rancia clase política colombiana q se han enfrascado uno, en hablarnos d la continuidad d un proceso d paz y otro q nos propone la continuidad d la guerra.

El proceso Bogota, esta más difícil q el d la Habana, y el periodismo esperando les toquen una d sus Vacas sagradas políticas o dl gremio para reaccionar.

GMolano

27 de Octubre

0 Seguidores

Muy a punto con el momento que esta pasando la Havana cuando empiezan a llegar...+ ver más

Muy a punto con el momento que esta pasando la Havana cuando empiezan a llegar personajes como Romaña. Ver personajes asi de orondos, sin visibles intenciones de hacer el debido acto de contriccion y reflexion sobre su papel en el conflicto, es algo mas que un sapo que tragar, como lo quiere hacer ver Santos. Parte del exito de un posconflicto es que los encargados directos de realizar la guerra realmente mentalizen el daño causado. Y para que exista ese proceso de catarsis las victimas legitimas cumplen un papel esencial.

Las victimas deberian cuidarse de los alaridos de lobo herido del uribismo porque aunque tengan victimas legitimas ellos estan en otro cuento con una clara agenda envenenada.

DIDUNDI

27 de Octubre

3 Seguidores

La dispoisicon q esta mostrando las FARC es sin precedentes. Así como la q h...+ ver más

La dispoisicon q esta mostrando las FARC es sin precedentes. Así como la q ha mostrado Santos, un fiel representante de la tradicional derecha. Quierase o no, ambos representan el país desde opuestas orillas ideológicas. Y q se cojan la caña el uno al otro requiere de sapos y más sapos y échele sapos hasta q se canse.

Los sapos dl país son conocidos,.... y los d las Farc No.?. Pss creo Juan Fierro q se tragarán uno muy importante , sino el más. No serán eliminados, aniquilados, desaparecidos, asesinados, etc etc etc .

50 años d vida n el monte, y tomar la decisión d dialogar- unos dirán xq están vencidos- requieren d un acto d voluntad q necesariamente los deja a espensas d una cárcel- cosa q no creo aceptarían, entregar armas y d una p la guandoca mmm?- o lo más extremo, quedar expuestos al fanatismo d la extrema derecha, q hoy x hoy s el problema a superar NÚMERO UNO Q TIENE EL PROCESO HABANA.

indignados con la corrupcion- colombia

28 de Octubre

0 Seguidores

Dijo el psicosocial la dirigencia de las Farc esta negociando o legalizando su...+ ver más

Dijo el psicosocial la dirigencia de las Farc esta negociando o legalizando su actuar ,seguramente muchos pastores alapes o romanas se hiran a Holanda como lo hizo otty patino con la plata de Noriega,en este caso Los de la Habana gozaran de Lava do de Activos ? ESO ndigna a las verdaderas victim as de lad Farc

Karen Liliana Laverde Corredor

28 de Octubre

1 Seguidores

Seguro que si fue Maria Fernanda Cabal la que inició la rechila. A ella le en...+ ver más

Seguro que si fue Maria Fernanda Cabal la que inició la rechila. A ella le encanta ver la gente agarrada de las greñas.

indignados con la corrupcion- colombia

28 de Octubre

0 Seguidores

ES Claro el argumento de la senadora del partido liberal el mismo del ministro...+ ver más

ES Claro el argumento de la senadora del partido liberal el mismo del ministro cristo ,faltaba la VOZ de las verdaderas victimas de las FARC, organizacion que delinque con el narcotrafico y el presupuesto publico

Enri

28 de Octubre

0 Seguidores

¿O sea que las "verdaderas víctimas" son las que quieren que Colombia siga h...+ ver más

¿O sea que las "verdaderas víctimas" son las que quieren que Colombia siga hundida en el pozo sin fondo de la violencia? Lo dudo mucho.

LIBELULA

28 de Octubre

0 Seguidores

Las Victimas...tema álgido...pocas victimas de la violencia han logrado hacer...+ ver más

Las Victimas...tema álgido...pocas victimas de la violencia han logrado hacer su proceso de duelo...con el tiempo se adaptaron a su entorno.. pero con mucho odio a todo lo que les recuerde esos actos...la muerte del Mono Jojoy fue celebrada con jubilo (recordó al pueblo los campos de concentración)..la presencia de Romaña en la Habana quien se presenta rosagante, altivo y prepotente...revive la rabia e incrementa el odio de sus victimas y del pueblo que solidariza con ellas...al no darsele relevancia a las victimas .. podría suceder como con los miembros de la UP. muertos de manera violenta.. producto de odios y resentimientos represados como consecuencia de la falta de justicia y el abandono en que han sido sometidos por el mismo estado...una paz sin reconocimiento, justicia y reparación a sus victimas... se quedará en el papel

Enri

28 de Octubre

0 Seguidores

¿O sea que esas víctimas, que según usted "no han logrado hacer su proceso ...+ ver más

¿O sea que esas víctimas, que según usted "no han logrado hacer su proceso de duelo" (?) desean más violencia y que siga abierta la fábrica de víctimas? Ese tipo de "víctimas" lo que desea es venganza, no justicia, por lo tanto ya se han descaracterizado como verdaderas víctimas. Nadie puede obligar a nadie a que perdone si no quiere hacerlo o si el odio le puede y le carcome, pero sí es un compromiso con la patria permitir que el país supere o deje atrás la violencia. Por muy víctima que sea una persona NO tiene derecho a atravesársele a la paz. Además, su comentario pretende justificar lo injustificable que es el genocidio de miles de persona cuyo único "pecado" era pensar diferente. Prácticamente usted pretende hacer una apología del delito. Eso está muy mal.

LIBELULA

28 de Octubre

0 Seguidores

Enri: se que no hay nadie con características mentales normales.. que quieran...+ ver más

Enri: se que no hay nadie con características mentales normales.. que quieran vivir entre la violencia...pero también se que existen algunas que creen que la paz es una palabra y que esa se está construyendo en la Habana.. la paz esta en nuestro interior, eso se llama tranquilidad de conciencia... estoy en paz cuando se que he hecho bien las cosas... si tu defiendes la paz.. pero me atacas porque me pongo en la piel de las victimas...no entiendo cual será la paz que tu le ofreces a tus compatriotas..todas las victimas, de cualquier delito...lo menos que esperan de los entes judiciales..es que se condene a su victimario...lo vez a diario, en todos los medios de comunicación..las victimas solo piden. justicia ..como parte de su duelo...eso no es venganza..es la verdadera paz...de conciencia

Enri

28 de Octubre

0 Seguidores

Por elemental sentido común, por naturaleza, una verdadera víctima del confl...+ ver más

Por elemental sentido común, por naturaleza, una verdadera víctima del conflicto armado desea PAZ acompañada de verdad, justicia y reparación. Pero sobre todo desea PAZ (sin ponerle peros, ni misterios), que se cierre DEFINITIVAMENTE la fábrica de víctimas, que a otros no les ocurra lo que les ha pasado a ellos, que NO haya más guerra, que NO haya más odio, que nos entendamos como seres humanos racionales, civilizados, y como compatriotas que somos, hijos de una misma patria. Personalmente desconfío mucho de la autenticidad de aquellas "víctimas" que solo desean presentarse como obstáculos para la paz de Colombia. En caso de serlo, tienen toda la pinta de estar manipuladas por los empresarios de la guerra vestidos de políticos y vestidos de camuflado militar.

judaro

28 de Octubre

0 Seguidores

Están manipuladas por los paracos vestidos de civil.

Están manipuladas por los paracos vestidos de civil.

judaro

28 de Octubre

0 Seguidores

Esas asociaciones me hacen pensar en la llamada AVT, "asociación de víctimas...+ ver más

Esas asociaciones me hacen pensar en la llamada AVT, "asociación de víctimas del terrorismo" en España, manipulada y cooptada por el ultraderechista y neofranquista partido PP (ese mismo que invita a Uribe a sus reuniones o que manda aquí y allá a Aznar dizque a hablar de gobernanza y de ética). Estas "víctimas" (dentro de las que se cuentan víctimas reales a las que ellos utilizan) hacen escándalo frente a ETA, pero callan frente a los excesos del Estado, los crímenes de la dictadura y hasta pretendían que no fue Al-Qaeda sino ETA quien puso las bombas del 2004 en Madrid. Y respaldaban a fondo a Aznar, que cuando era presidente del gobierno decía que tocaba acabar con ETA a como diera lugar pero negociaba con ETA por debajo de la mesa (no les recuerda eso a alguien de estos trópicos?)

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia