Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Víctor Castillo · 22 de Mayo de 2016

2007

1

En Santa Genoveva de Docordó, la cabecera municipal de Litoral de San Juan, a orillas de un brazo del río San Juan, los pacientes guardan las órdenes del médico en bolsas plásticas. “El pueblo huele a mojarra frita”, como dice Indira Guresso, la única jueza desde hace seis años. No hay alcantarillado, tienen energía eléctrica permanente desde hace año y medio, el comercio es incipiente ?un granero, una panadería, un detodito sobre el parque central, un puñado de tiendas más a lo largo de la única carrera: peluquería, hotel, y farmacias, que, esas sí, son cuatro?. El agua llega a las casas de los tanques que recolectan aguas lluvias donde las larvas crecen y se reproducen los zancudos. Descontados el río y la alcaldía y la escuela, en el centro del pueblo el paisaje lo domina una valla con recomendaciones contra la tuberculosis, esa enfermedad que mató a tantos en el siglo XIX. Pero hacia todas las direcciones, por encima de la capa de cemento del casco urbano, la vista se pierde en la selva chocoana. Hacia arriba queda el río, hacia abajo queda el mar.

La Silla Vacía visitó el Litoral de San Juan ?un pueblo en medio de una guerra adormecida por el avance de las conversaciones de La Habana? junto con la brigada médica organizada por la Patrulla Aérea Civil Colombiana para atender a los docordeños. Estos son los testimonios, las historias, las necesidades de una comunidad que se apresta, al menos en el tablero de ajedrez de la gran política, a jugar a la paz.

(Por favor, dé clic en la galería para avanzar).

 

 

Comentarios (1)

Diego A. Cruz

22 de Mayo

0 Seguidores

Gracias, estos son los artículos que necesitamos, los que nos recuerdan la Colombia olvidada, donde no hay Paz ni guerra, sólo hay abandono y olvido, miembros de tercera de la nación que nadie importan.

Gracias, estos son los artículos que necesitamos, los que nos recuerdan la Colombia olvidada, donde no hay Paz ni guerra, sólo hay abandono y olvido, miembros de tercera de la nación que nadie importan.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia