Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Andrés Bermúdez Liévano · 25 de Febrero de 2015

15725

7

“Es una trapisonda de Clara”, “es intervencionismo de la presidenta”, “tiene el síndrome Roy Barreras de ir a las regiones a imponer la voluntad”. Con esas palabras se refieren varios polistas a una decisión que tomó la semana pasada el comité ejecutivo del Polo, bajo la influencia del grupo de la candidata a la Alcaldía de Bogotá Clara LópezY que desató una nueva pelea intestina dentro del mayor partido de izquierda, que nuevamente la enfrenta al sector que lidera el senador Jorge Robledo.

La resolución de la discordia

Los ánimos comenzaron a caldearse hace dos semanas, cuando el ex senador Jaime Dussán -del ala de Clara- presentó una propuesta en el comité ejecutivo del partido que prendió las alarmas del otro bloque en el Polo, con el que ya venía teniendo roces en público y en privado en la antesala del congreso en mayo en el que se va a jugar el futuro del partido.

El ex presidente del Polo propuso hacer tres cambios fundamentales: que las listas para elegir en abril a los delegados para el congreso solo requieran a dos afiliados del partido avalándolas (en vez de tener el Polo que verificar, según se aprobó en noviembre, que no estén inscritos en otro partido), que solo sean excluidas las personas que ya han sido expulsadas por doble militancia y que ninguna decisión sobre candidaturas se tome en regiones hasta pasado el congreso.

Eso hizo saltar al bloque que reúne al Moir de Robledo (el senador más votado del partido) y a sectores como el del congresista Alexander López. Tras pedir una semana para evaluar la propuesta, el lunes pasado volvieron a reunirse y se opusieron a lo que ven -en palabras de uno de ellos- como “un cambio en las reglas de juego cuando el partido ya está jugándose”.

Su oposición fue tal que este bloque se salió de la reunión y el sector de Clara, que tiene una mayoría de 15 a 14 dentro del comité, aprobó la resolución.

El viernes, el secretario general polista Gustavo Triana -que viene del Moir- impugnó esa decisión ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), con el argumento de que “se adoptaron decisiones abiertamente inconstitucionales, ilegales y antiestatutarias”.

'Nueva Tendencia', que agrupa a muchos disidentes del antiguo Polo Social que lidera Clara, ya le envió una dura carta a la ex candidata presidencial.

“No respeta la institucionalidad del cargo que ostenta, sino que asume la vocería y representación de un grupo supuestamente mayoritario en el Comité, cuya práctica preferida es el sectarismo, el irrespeto y la macartización hacia quienes no compartimos sus planteamientos y hacia quienes no aceptamos la polarización a la que ha sometido al partido”, le dicen el senador Alexander López (el tercero más votado del partido), el ex ministro Carlos Bula y los ex congresistas Jesús Bernal Amorocho, Wilson Borja y Alba Luz Pinilla.

El telón de fondo de esta nueva pelea en el Polo -así como del anuncio presidencial de Robledo y todas las últimas escaramuzas- es el congreso donde se resolverán los álgidos debates que se han ventilado en el partido más grande de izquierda en los últimos meses.

Los dos más duros siendo si el Polo permanece en la oposicio?n y si ve viable una unidad de la izquierda que ahora -en el contexto del proceso de paz y (si se firma un Acuerdo final) de una eventual entrada en política de las Farc- cobra un significado distinto.

El primer round de ese pulso será el 19 de abril, día en que elegirán a los 756 delegados que tendrán voz y voto en el congreso polista. De quiénes salen escogidos en esa elección abierta -ya que cualquier persona podrá votar en la consulta- se resolverá, como dice un polista, “el pulso por quién se queda con el partido”.

Por eso han vuelto los temores de que, después de hacerle cuñas y campaña abiertamente a Santos en segunda vuelta, Clara reciba el apoyo del Presidente y la Unidad Nacional.

Quienes impugnaron la resolución temen que, como puede venir a votar cualquiera, lleguen a impulsar las listas de Clara grupos ajenos al Polo como los liberales samperistas, los progresistas petristas, la Unión Patriótica (donde está el Partido Comunista, expulsado del Polo en 2012) o la Marcha Patriótica.

“Lo que queremos es agrupar a toda la gente que está fuera del partido: los que se fueron con Petro pero son del Polo o gente como Gloria Cuartas, para poner dos ejemplos. Ellos son polistas”, dice Jaime Dussán, quien defiende que como el Polo no tiene un inventario real de quiénes son sus integrantes -un problema común a todos los partidos- es muy difícil cerrarle las puertas a la gente.

Dussán subraya que la resolución fue “una decisión democra?tica tomada por unanimidad, porque ellos se fueron” y que -como se trata de un tema interno del partido- no aplica una demanda ante el CNE, sino una apelación que debe resolver el mismo comité ejecutivo que la avaló en primer lugar.

"Es normal que haya gente que no está de acuerdo y esperaremos que el CNE decida. Mientras tanto la resolución está vigente y las tareas que salen de ahí seguirán adelante", dice el ex concejal Carlos Romero, esposo de Clara y su asesor de cabecera.

Esta es, en todo caso, la segunda pelea dura del Polo que llega al CNE en cuatro meses, después de que en octubre los claristas querían fijar la elección de delegados para el congreso en noviembre -causando un zafarrancho con el otro sector- y el tribunal electoral decidió aplazar la fecha de consulta hasta abril.

Los arrepentidos del Polo

Uno de los puntos que más ha alborotado el avispero es el que exige como única limitación para no poder participar en el Congreso que una persona haya sido expulsada por doble militancia. Es decir, que su caso ya haya sido probado y decidido en la comisión de ética del Polo, algo que casi nunca ocurre.

“Es como decir 'vaya la Comisión de Acusaciones' de la Cámara, con una diferencia: esa existe. La comisión de ética [del Polo] ni siquiera se reúne”, dice un ex congresista polista.

Esa norma tiene, a los ojos de varias personas del bloque opositor, al menos un nombre propio: el concejal bogotano Orlando Santiesteban, que hizo campaña abiertamente con Óscar Iván Zuluaga y el uribismo en las elecciones del año pasado.

Tanto que le organizó, como contó La Silla, un taller democra?tico en Suba, aparece en fotos con el ex presidente y su bancada y hace dos años habló de ser candidato uribista al Concejo. (El que suena ahora para la lista cerrada del uribismo es su hermano Javier).

Aunque el concejal no ha pedido formalmente volver a lanzarse por el Polo, dos polistas le dijeron a La Silla que él envió una carta preguntando si tiene algún proceso en curso en la comisión de ética.

Eso fue suficiente para despertar las suspicacias, dado que Santiesteban no ha renunciado aún al Polo ni ha sido expulsado por doble militancia: las matemáticas que hace el bloque opuesto a Clara son que el concejal puede elegir 20 de los cien delegados que tendrá Bogotá en el congreso, dándole veinte votos al sector de la candidata a la Alcaldía. Del lado de Clara niegan que la resolución favorezca a Santiesteban, explican que su caso tiene que definirlo la comisión de ética y que, a lo sumo, pondría unos tres delegados.

Y, aunque no es claro quién tiene la razón, Santiesteban se convirtió en el florero de Llorente porque -en los cálculos del bloque disidente- la diferencia en Bogotá entre ambos sectores será mínima y, de perder Clara en su ciudad, su candidatura podría sufrir un duro golpe. Es ahí donde ellos ven que el concejal puede inclinar la balanza hacia ella.

“La apuesta final es tomarse el congreso y con esa soberanía tomar todas las decisiones claves. Eso está bien si las reglas son limpias y si se gana en franca lid, pero acá nos sentimos atropellados”, dice otro integrante del partido.

Una situación similar tiene el guajiro Rafael López Epieyú, a quien señalan de haberle hecho campaña al liberal Horacio Serpa y de haber renunciado por escrito tanto al Polo como a su asiento en el comité ejecutivo nacional (al que volvió hace una semana).

Las regiones contra Clara

La resolución también ha generado mucha molestia en las regiones, porque anula todas las decisiones sobre candidatos que han tomado los comités departamentales del Polo. Según el texto aprobado, esos avales solo se darán en el congreso y “en el entretanto, todas las aspiraciones y decisiones sobre el particular tendrán el carácter de precandidaturas”.

Eso cambió el panorama en Cali, donde ya tenían el aval local -y arrancaron campaña- los ex congresistas Wilson Arias y Mauricio Ospina en su carrera por la Alcaldía y la Gobernación, respectivamente.

Una de las beneficiarias de que se vuelvan a abrir las aspiraciones podría ser la ex congresista y medallista olímpica María Isabel Urrutia, que quiere volver a aspirar a la alcaldía de Cali y ya aparece de segunda en el sondeo de Analizar y Asociados. El problema es que Urrutia -al igual que Santiesteban- había renunciado al Polo y se lanzó al Congreso con su propio partido (Asodeportes) hace un año, quemándose con 1.886 votos.

“Esto es centralismo del más puro corte estalinista. No es democra?tico que nos prive de decidir regionalmente sobre a quiénes avalar. En buen romance, significa que será la direccio?n nacional la que decidirá todo”, dice una persona afectada por la decisión. “Es un esguince a las regiones en un partido que ha hecho un esfuerzo serio por descentralizarse”, dice otro polista.

Ya han empezado a llover las cartas de protesta. El directorio en Nariño, que ya eligió al diputado Afranio Rodríguez como candidato a la alcaldía de Pasto, cuestionó que los marginen porque “nos limita la capacidad de hacer control a los candidatos”. Lo mismo hizo el comité en Norte de Santander, aduciendo que las nuevas reglas “desconocen (...) la autonomía y competencia de las coordinadoras departamentales y municipales”.

El problema para el sector de Robledo es que el Consejo Nacional Electoral se puede demorar semanas en mirar el asunto. Un lujo que no tienen porque la fecha para presentar las listas de candidatos al congreso es el próximo 6 de marzo. Ese día ya estarán listas las cartas de cada sector por controlar las mayorías del partido.

Comentarios (7)

GMolano

25 de Febrero

0 Seguidores

Música para mis oídos.Ya he leído al menos dos columnas describiendo el San...+ ver más

Música para mis oídos.Ya he leído al menos dos columnas describiendo el Sanedrín que se esta armando alrededor de Clara. Veo difícil creerle esa afirmación de campaña de que va a mandar a su marido a Taganga a pescar... Si su adalid dentro del Polo es Dussan, como dicen por ahí: "desde el desayuno se sabe como es la comida".Lo que se viene es el enroque Polo-Samperista en el próximo congreso del Polo. Esto tiene pinta de que la parte mas sectaria la va a terminar abandonando.
Si bien electoralmente el MOIR et all no tienen la misma fuerza que otros sectores, ciertamente son mucho mas disciplinados y si no van colaborar no creo que en esta ocasión se queden de brazos cruzados, es factible que se conviertan en una piedra en el zapato. Una bien bien grande.

PEDRO MARIA LOZANO SOTO

26 de Febrero

0 Seguidores

La pelea es por los votos? por el poder? o por programas? Si ninguno tiene id...+ ver más

La pelea es por los votos? por el poder? o por programas? Si ninguno tiene ideas o programas lo mismo da. Si la derecha VIVE DIVIDIDA, la izquierda está peor. Qué esperanza le queda a los electores? No hay nada más peligroso que la derecha manipule a la izquierda. Señores líderes: Construyan programa político y entonces sí discutan, mientras tanto es una gazapera de gatos. Esto es una verguenza para quienes pensamos un poco.

juan manuel rodríguez. c.

26 de Febrero

1 Seguidores

Desde el momento mismo cuando nació, el POLO ha estado en una encrucijada. P...+ ver más

Desde el momento mismo cuando nació, el POLO ha estado en una encrucijada. Por las indefiniciones y confusiones ideológicas; a causa de las pugnas intestinas que no lo convierten en una Colectividad política civilizada. Se replica el canibalismo político característico de otras épocas en la Izquierda colombiana que se movía a la luz de los bloques internacionales y bajo el lastre mortal del sectarismo y el dogmatismo. CLARA LÓPEZ en este momento encaja dentro de la perspectiva político-electoral. Pero no triunfará si no hay alianzas con el Partido Liberal. PARDO RUEDA es un mal candidato. El Conservatismo se aliará con el Uribismo. Pero si el POLO se va solo la derrota será contundente.

cpadron75

26 de Febrero

0 Seguidores

En eso es que se la pasan los mal llamados padres de la patria, tirándose puy...+ ver más

En eso es que se la pasan los mal llamados padres de la patria, tirándose puyas, no dejando trabajar a quien de verdad quiere hacerlo o aportar y dejando de lado lo que de verdad tiene que ver con el pueblo. Solo velan por sus intereses personales y nada más. YA ES HORA QUE DEJEMOS DE VOTAR POR TANTO INEPTO. VOTEMOS EN BLANCO Y ASÍ DEMOSLES UN TAPABOCA.

alejandro alegre

27 de Febrero

0 Seguidores

rso arreglan porque Robledo necesita de Clara para el 2018 y Ella de Ël para ...+ ver más

rso arreglan porque Robledo necesita de Clara para el 2018 y Ella de Ël para este mes de cotubre

Henry Castro Gerardino

27 de Febrero

140 Seguidores

Por qué lo realizado me hace recordar las trapisondas de Dussan en Fecode? Es...+ ver más

Por qué lo realizado me hace recordar las trapisondas de Dussan en Fecode? Esa era su manera de actuar cuando dominaba a los profesores en el Huila y luego a nivel nacional. Pero también es cierto que detrás de todo está otro campeón como el esposo de Clara, el exconcejal Carlos Romero. Para nuestra democracia lo mejor que podría sucederle es que hubiera una izquierda unida, grande y menos radical. Pero eso parece que nunca será posible.

hugo baez suarez

28 de Febrero

0 Seguidores

Que pena, otro debía ser el debate, otras las preocupaciones, el funcionamien...+ ver más

Que pena, otro debía ser el debate, otras las preocupaciones, el funcionamiento interno de los partidos es pre figuración de la sociedad y el estado que pretenden manejar. así que apague y vamonos.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia