Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 31 de Marzo de 2017

3354

0

El Presidente Juan Manuel Santos está a punto de armar las dos ternas que le corresponden para que el Senado elija de ellas nuevos magistrados de la Corte Constitucional. Y lo que tiene es todo un menú de opciones, que va más allá de la decena de nombres que han sonado en diferentes medios y que se amplió tras la renuncia de Rodrigo Uprimny a esa aspiración.

Sin él en el panorama la decisión se rebarajó. Y como esos dos magistrados, más los dos que deben venir de dos ternas que la Corte Suprema está pendiente de presentar desde octubre, van a sumar casi media Corte.

Ese es un cambio trascendental porque la Corte toma decisiones que tienen el potencial de transformar el país: desde mantener la agenda de igualdad como lo ha hecho con fallos sobre el matrimonio y la adopción por parte de parejas lgbti, hasta darle luz verde a las grandes reformas que hagan los gobiernos entre 2017 y 2025 (sus períodos son de ocho años), pasando por interpretar los alcances del Acuerdo de Paz.

Además, esta elección en particular es crucial porque el equilibrio interno entre sus magistrados más conservadores y los más progresistas puede cambiar con estos nombramientos; las ternas de Santos definirán los reemplazos de la liberal María Victoria Calle y del conservador Jorge Pretelt y de él depende si mantiene o no esas dos tendencias ideológicas.

En principio sí lo hará. En la terna conservadora, pinta como fija su Secretaría Jurídica hasta hace un mes, Cristina Pardo, y en la liberal por lo menos un candidato del corazón del Externado, aunque todo indica que está buscando un abogado que en el Gobierno vean como menos académico y más cercano a la realidad y los empresarios, como es el hoy magistrado Alejandro Linares.

Más allá de esos rumores, y de otros similares, la lista de 87 inscritos es una lista diversa, con algunos abogados jóvenes y poco conocidos, hasta ex magistrados de otras altas cortes, pasando por magistrados auxiliares de la Constitucional o procuradores y fiscales.

Solo 13 de ellos han trabajado en la Corte, 17 son constitucionalistas, 25 tienen trayectoria académica, 77 tienen posgrado (incluyendo 18 con doctorado y 30 con maestría), e incluso hay dos que han sido magistrados encargados (Luis Fernando Álvarez Jaramillo en la vieja sala constitucional de la Corte Suprema y Aquiles Arrieta en la Corte Constitucional).

Hay más candidatos de alto perfil en esa lista.

Están los académicos y ex magistrados auxiliares de la Corte Constitucional Natalia Ángel, Gonzalo Ramírez, Magdalena Correa, Marino Tadeo Henao y Javier Tobo; el también académico y ex magistrado del Consejo Superior de la Judicatura Néstor Osuna; abogados prestigiosos de firma como Luis Fernando López Roca, Luis Fernando Uribe o la ahora directora Colombia Compra Eficiente, la ‘Paca’ Zuleta; o los académicos Isabel Cristina Jaramillo, Julieta Lemaitre, Mario Cajas y Carlos Bernal Pulido.

Es decir, Santos lo que tiene es de dónde escoger para hacer dos ternas de lujo.

Estos son todos los inscritos:

Nota del editor: el perfil de Julio César Rodas que apareció inicialmente era equivocado por un error de transcripción, que corregimos dos horas después de publicar la nota. Pedimos disculpas al doctor Rodas y a nuestros lectores.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia