Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Ardila Arrieta · 24 de Mayo de 2017

8511

2

El presidente Juan Manuel Santos nombró como alcalde encargado de Cartagena al politólogo de 31 años, cero experiencia como ejecutor y amigo de su hijo Martín, Sergio Londoño Zurek, actual director de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional.

 

Lo hizo luego de que hace siete días la Procuraduría ordenara suspender por tres meses a Manolo Duque, mientras investiga la caída de un edificio ilegal que dejó 21 muertos.

Así, al Palacio de la Aduana llega un alfil de la entraña del Primer Mandatario y no de la del exsenador de La U condenado por corrupción Juan José ?Juancho? García Romero, quien llevaba días haciendo lobby para que su amigo Santos le diera esa palomita a alguien de su cuerda, como ya lo había hecho el Presidente en 2012.

Aunque es hijo de una tradicional familia cartagenera (su abuela es Teresita Román de Zurek, quien fue dueña de la fábrica de la tradicional gaseosa Kola Román), Londo?o Zurek no es visto como de ningún grupo político en Bolívar, sino más bien como 100 por ciento de la confianza de Santos y de su familia.

La razón de eso es que efectivamente el nuevo alcalde temporal de La Heroica es amigo de Martín Santos y viene de estar bajo la sombrilla santista en la propia Casa de Nariño.

Entre 2014 y principios de este año, cuando fue nombrado en la Agencia de Cooperación, trabajó como ¿tomador de notas? del Presidente en la secretaría privada y también como la persona que le manejaba la agenda internacional para sus viajes.

De hecho, fue el enlace del Gobierno con el Palacio de Buckingham para la visita de Estado a Inglaterra y el que coordinó todas las avanzadas y la logística para el viaje a Oslo donde Santos recibió el Nobel.

Aunque la gente que lo conoce dice que es muy inteligente y tiene una especialización en Gobierno y Gerencia pública de la EAN, su única experiencia en cuanto a cargos de elección popular era haberse lanzado con aval de La U a la Cámara por Bolívar en 2014, como parte del programa para traer nuevas figuras a ese partido llamado ¿Postúlate?. En esa ocasión no respaldó a ningún senador bolivarense y apenas sacó poco más de cuatro mil votos.

Cinco congresistas, un político importante en Bolívar y una fuente de Palacio nos lo describieron además como del círculo de Enrique Riveira, el secretario privado de la Presidencia y una persona de confianza de la Canciller, María Ángela Holguín.

En febrero de este año, el presidente le había encomendado la labor de conseguir plata en otros países para la implementación del Acuerdo con las Farc, que va a necesitar mucho impulso de la cooperación internacional. Una labor que, por lo menos durante los próximos tres meses, quedará sin cabeza salvo que Santos decida ponerle un reemplazo.

A la principal silla de Cartagena llega con los retos urgentes de la inseguridad en la ciudad y la detección y sellamiento de las obras ilegales que se empezaron a encontrar tras el desplome del edificio en abril. Y otros como continuar la implementación del sistema Transcaribe y seguir impulsando multimillonarios y esperados macroproyectos como la quinta avenida de Manga y el Plan Maestro de Drenajes Pluviales.

En sus primeros trinos tras ser encargado, dijo que el Gobierno Nacional respalda a Cartagena y que tiene el mandato de garantizar que la interinidad no afecte la agenda de la ciudad. También, anunció para hoy un Consejo de Gobierno. 

Otro desafío no menor será capotear la clase política y los congresistas que apoyaron a Manolo (entre ellos Sandra Villadiego y Marta Curi de La U, Daira Galvis de Cambio Radical, Lidio García de los liberales) y tienen cuotas en la Alcaldía y que en general recibieron su nombramiento con tranquilidad.  

Varios de ellos estaban muy preocupados de que pusieran a alguien que no fuera a respetarles los acuerdos burocráticos que tienen con la Administración, algo con lo que seguramente no se va a meter Londo?o Zurek siendo de Santos y no de ninguno de ellos en particular.

Pero a pesar de la tranquilidad de los políticos, este nombramiento es un peque?o fracaso para Juancho García, quien a pesar de su condena en 1998, (y de que su esposa, la exsenadora de La U Piedad Zuccardi, está hoy en juicio acusada de concierto para delinquir por sus presuntos nexos con los paramilitares) sigue liderando uno de los clanes más poderosos de Bolívar y quería, nuevamente, hacerse a los hilos vía un encargo en la Alcaldía.

Las movidas de "los JJ"

Anoche en una comida que el senador conservador Efraín ?Fincho? Cepeda les ofreció a sus colegas de La U para mover su aspiración a la presidencia del Congreso, el congresista Andrés García Zuccardi (hijo y heredero político de Juancho García Romero) aseguró en medio de sonrisas que el nuevo alcalde encargado de Cartagena era su ?amigo?, como dando a entender que era su ficha.

Esa insinuación seguramente sorprendió a pocos porque la verdad es que el clan que representa ese Senador es muy cercano a Juan Manuel Santos.

El Presidente es amigo de parrandas y sancochos de Juancho García y de su esposa Piedad Zuccardi, como lo hemos contado en La Silla.

Los García Zuccardi fueron la fuerza clave en Bolívar para elegir al Primer Mandatario en 2010 y reelegirlo en 2014. Luego de eso, el Gobierno los ha consentido con cuotas políticas como, por ejemplo, la dirección de Vivienda Rural del Banco Agrario y la representación presidencial en el consejo directivo de la CAR Cardique.

Y especialmente les demostró cariño cuando en 2012, ante la enfermedad del fallecido Campo Elías Terán, Santos nombró como alcalde encargado de los cartageneros a Carlos Otero Gerdts (también fallecido), una persona tan cercana a los García que durante su encargo les dio juego con fichas en 13 altos cargos de la Administración.

Sin embargo, aunque puede que sí sean amigos y que el nombramiento de Londo?o Zurek a la larga no vaya a afectar a la casa García, la realidad es que el nombre que más movió Juancho García para el cargo fue otro: el del actual gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar Edurbe, Alfredo Ramón Bula Dumar.

En el interés sobre Bula, García Romero coincidía con su aliado José Julián Vásquez, hermano de crianza de Manolo Duque y promotor, financista y poder a la sombra de su Alcaldía.

Juancho y José Julián son amigos desde hace a?os e hicieron liga para llevar a Manolo al Palacio de la Aduana. Tanta, que una persona que ha estado en el grupo García (un exfuncionario llamado Edilberto Mendoza Goez) fue gerente y aportante de plata en la campa?a manolista que se hizo por firmas.

Un político conocedor con el que hablamos para esta historia nos detalló que el jueves de la semana pasada José Julián Vásquez estuvo en la oficina de la senadora Daira Galvis en compa?ía de Alfredo Bula y que allí se refirió a éste último como el preferido de la Administración y de los García para el encargo en Cartagena.

Por otro lado, un congresista que pidió no ser citado para evitarse líos nos aseguró que Bula lo había llamado para pedirle apoyo en su intento por ser mandatario temporal ?con apoyo de García?.

Una tercera fuente política, que nos dijo saberlo porque lo oyó, contó que, vía su hijo Andrés, el exsenador García había buscado al Presidente para mover el nombre de Bula Dumar, el de María Claudia Páez, presidenta de la Cámara de Comercio de Cartagena, a quien también ven en esa ciudad como garciísta; y el de Fanny Guerrero Maya, exgerente de Electricaribe en Bolívar y exdirectiva de la Camcomercio cartagenera.

(En Palacio también sonó el nombre del exalcalde de Montería y hoy asesor presidencial para las regiones, Carlos Correa, pero no propuesto por ningún político sino por un sector de los gremios de Cartagena).

Nos comunicamos con el funcionario Bula para preguntarle por las versiones que lo mencionan a él, pero no nos contestó los mensajes de whatsapp.

En cualquier caso, que Alfredo Ramón Bula Dumar hubiese sido el favorito del dúo de ?los JJ? (Juan José y José Julián), como se refirió a ellos un alto funcionario del departamento, no es de extra?ar porque el gerente de Edurbe llegó a ese cargo precisamente bajo el paraguas de los vasos comunicantes que tiene con la casa García Zuccardi, como lo contamos en La Silla Caribe.

Por ahora, su encargo no fue. Pero igual toca esperar el rumbo que tomen las investigaciones que adelanta la Procuraduría contra Manolo Duque, pues de eso depende que los tres meses de sus suspensión se prorroguen o no.

Si se alarga la suspensión de Manolo, o si la Procuraduría lo destituye, es posible que las movidas para quedarse con la principal silla de Cartagena se reactiven y puedan tener resultados.

La expectativa es total porque en juego están los esperados y multimillonarios proyectos de los cartageneros que se entregarán este a?o, como el Plan Maestro de Drenajes Pluviales, que costará 1,5 billones de pesos. Y las obras de protección costera, en las que se invertirán unos 160 mil millones de pesos, entre la Nación y el Distrito.

Mejor dicho, buena parte del futuro de la golpeada Heroica que hoy sumó su séptimo alcalde desde 2012, entre encargados y en propiedad.

Comentarios (2)

DIDUNDI

24 de Mayo

3 Seguidores

Diablos..! , esto no tiene arreglo. Al carajo todo el teatro ANTICORRUPCIÓN. ...+ ver más

Diablos..! , esto no tiene arreglo. Al carajo todo el teatro ANTICORRUPCIÓN.

.

Nuevo titular:

Santos nombra delincuente suyo en Cartagena(y no de Juancho García).

Antonio Duran M...

24 de Mayo

0 Seguidores

Que felicidad tener como alcalde a un representante de la comunidad LGBTI!!!! ...+ ver más

Que felicidad tener como alcalde a un representante de la comunidad LGBTI!!!! Por una nueva Cartagena adelante!

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia