Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 06 de Julio de 2016

2655

12

El paro camionero que ya va para un mes, y que como contó La Silla, empezó con 280 mil vehículos de carga parqueados, en menos de un mes se le creció al Gobierno. Ya va en más del doble de carros paralizados en más de diez departamentos y 22 reuniones con los líderes camioneros para tratar de llegar a acuerdos. Pero nada.

En resumen, los camioneros quieren que no se agrave la sobreoferta de sus servicios, pero para eso el Gobierno tendría que seguir impidiendo la importación libre de camiones, algo que va en contra de los compromisos del país en el TLC con Estados Unidos.  También quieren que el Estado resucite la tabla de fletes que Santos tumbó en 2011, pero eso golpearía de manera estructural el precio de los alimentos.

En buena medida por cuenta de este paro la inflación ya subió en junio un 0,48 por ciento, más del doble de lo pronosticado con paro y casi 5 veces lo que se esperaba sin él. Y esa cifra puede seguir así porque parece que el paro va para largo.  Como eso tiene al país con la inflación más alta de los últimos 15 años, el efecto en la opinión puede ser muy riesgoso para Santos. No solo por su alicaída imagen, sino porque, si se mantiene, una inflación alta suele crear un clima de pesimismo, como ya se vio a inicios del año, que puede afectar la votación del plebiscito del acuerdo final con las Farc. Pero si cede frente a la tabla de fletes, el Gobierno calcula que habría un aumento del 40 por ciento en el precio final de los productos con lo cual el impacto para los hogares sería mayor y permanente.

Por eso, el Gobierno no quiere ceder, como hizo en el primer paro que enfrentó Santos en 2011, cuando le entregó casi todo lo que querían entonces a los camioneros. De ahí que sea tan difícil llegar a un acuerdo. 

Los nudos

Hay dos razones centrales por las que no para el paro: cuántos les pagan y cuántos vehículos hay.

 

Sobre la primera, los camioneros quieren regresar a un sistema en el que el Estado defina cuánto les pagan las empresas, similar al que había antes con la tabla de fletes, mientras el ministro Jorge Eduardo Rojas quiere mantener un esquema de precios de referencia a través del Sistema de Información de Costos Eficientes para el Transporte Automotor de Carga (Sice - Tac).

El esquema de la tabla de fletes venía de bien atrás: comenzó a funcionar en 1997 y la tumbó en 2011 el ministro Germán Cardona. Lo que hacía era ponerle un precio mínimo obligatorio a cada ruta a partir de una canasta de costos para los camioneros que incluía desde las llantas, hasta los peajes o  la gasolina. Así las empresas transportadoras no les podían pagar menos que eso a los conductores.

“Lo que empezó a pasar es que ellos hacían paro cada año para que les subieran ese valor mínimo”, le dijo a La Silla Dimitri Zaninovich, el viceministro de Infraestructura del Ministerio de Transporte.

Por eso la solución que los propios camioneros aceptaron en ese momento fue crear el Sice-Tac, un atlas virtual en el que aparecen los valores de referencia de cuánto cuesta hacer un viaje de un punto a otro, cuales son los costos fijos como el precio de las llantas, y los costos variables como el de un peaje o un galón de gasolina, y en general, le informa tanto al conductor, como al dueño del camión y a la empresa transportadora, cuáles son los costos mínimos. Pero que no crea un precio mínimo obligatorio.

Los camioneros se quejan de que muchas veces los costos de un viaje son mucho más altos de lo que aparece en el sistema porque, según ellos, está desactualizado, y por eso quieren regresar a los fletes para que se fije un precio mínimo por cada tramo con obligatorio pago.

Eso quiere decir que lo que arroja el Sice solo es una pauta que el empresario pueda aceptar o no.

“Nadie quiere estar en un negocio que solo da pérdida y eso es lo que nos pasa a nosotros. La gasolina nos sale carísima y eso no se contempla en el costo de viaje, los peajes ni hablar y ahora nos quieren poner más. Así nadie aguanta. Necesitamos un valor mínimo que se respete”, le dijo a La Silla Juan Carlos Bobadilla, uno de los líderes camioneros que ha estado en las negociaciones.

“Para nosotros regresar a la tabla de fletes es dar un paso hacia atrás que no estamos dispuestos a dar”, dice Zaninovich.

El Gobierno les ha propuesto dos cosas. La primera, con resoluciones en mano, fue subir los valores de referencia del sistema en un 8 por ciento en 38 rutas, que según le dijo el ministro Rojas a Yamid Amat anoche, representan el 80 por ciento de la carga del país.

Eso significaría que que si un viaje de Cali a Buenaventura vale cien mil pesos, ahora costaría ciento ocho mil.

Los camioneros querían que ese incremento fuera de hasta el 30 por ciento, pero el ministerio no aceptó porque según ellos ahí el principal afectado es el consumidor.

“Ellos pueden salir ganando, pero pierde el agricultor que cultiva el tomate porque el viaje le sale más caro y pierde la ama de casa que lo compra en el supermercado porque a mucho más de lo que vale”, le dijo el viceministro Zaninovich a La Silla.

La última propuesta que le pasó el Gobierno esta mañana a los camioneros volver “a revisar el Sice - Tac pero no al calor de un paro. Bajo presión no vamos a lograr nada porque puede que eso les haya funcionado antes, pero con nosotros no,” dice Zaninovich.

Aún si se resuelve ese punto, el problema de fondo subsiste: hay una sobreoferta de camiones. Y el tema más grueso se da justamente sobre ese punto.

Para Manfry Parra, representante de ‘Camioneros de Colombia, “es lo que más nos ha obligado a parquear los camiones”. Se trata de la entrada de vehículos nuevos.

Hasta ahora solo pueden entrar carros nuevos con el programa ‘1 a 1’: cuando una tractomula cumple 25 años, su dueño la tiene que chatarrizar y a cambio o el Ministerio le da un carro nuevo o la plata equivalente: si es carro grande 90 millones de pesos y si es pequeño 60 millones de pesos. Eso quiere decir que siempre habrá la misma cantidad de camiones, algo parecido al sistema de cupos de los taxis.

Antes de irse, la entonces ministra Natalia Abello sacó un proyecto de decreto que mantenía ese ‘1 a 1’ y le agregaba otras alternativas -aunque no especificaba cuales- para lograr que más camiones pudieran circular.

Rojas en su momento les prometió a los camioneros que no iba a sacar ese decreto, pero sin cerrarle la puerta a esas otras alternativas para que entren carros nuevos.

Los camioneros quieren eliminar esas alternativas, porque al dar vía libre a que entren vehículos nuevos se agrandaría todavía más el problema de sobreoferta. Hoy en Colombia hay más camiones que carga para transportar, mientras se mueven 250 millones de toneladas, hay capacidad para llevar y traer el doble.

“El castillo que llevamos armando hace un mes nos lo derrumbaron cuando nos dijeron que van a abrirle la puerta a otras formas de que entren carros al mercado, porque los cupos que tenemos por estar en el negocio pierden valor y muchas veces la plata que nos prometen por chatarrizar no nos la dan”, le dijo a La Silla Jorge García, presidente de la Confederación Colombiana de Transportadores (CCT).

Cada quien tiene sus cifras. El ministro Rojas dice que solo éste año le han dado a los camioneros que han chatarrizado 150 mil millones de pesos, pero según García de la CCT: “no hemos visto un peso. Hay gente que lleva más de seis meses esperando esa plata y nada”, agregó.

Detrás de la puerta que abriría el Gobierno si sale el borrador de decreto que publicó Abello para que puedan entrar otros vehículos al mercado está el TLC con Estados Unidos, que compromete a Colombia a permitir la libre importación de vehículos. “Ojo, eso no significa quitar el uno a uno, sino dinamizar el mercado”, dice una fuente del Ministerio que pidió proteger su identidad porque no puede hablar oficialmente en su nombre.

Y las ñapas

Fuera del rollo de los fletes y de la chatarrización, que es el corazón de toda la discusión, hay temas que tampoco han logrado solucionar en el mes que lleva el paro y que son ñapas difíciles de solucionar. 

Está el tema de la gasolina. “Ellos pedían que les bajaramos hasta quinientos pesos por galón, pero es que el precio de la gasolina no depende de nosotros sino del ministerio de Minas”, nos dijo. 

Rojas les propuso que en el Sice-Tac quedara como valor de referencia el precio de un galón de gasolina en Bogotá para todo el país. “No dijeron que no pero tampoco que sí y ahí seguimos”, nos dijo la fuente. 

Otro tema es el de los peajes. “Nos dicen que nos proponen un comité para socializar si nos gusta o no los precios que les van a poner a las 4G y todos sabemos que en este país cuando el gobierno no quiere cumplir, crea un comité”, le dijo Bobadilla a La Silla. 

Según él, en diez casetas de peajes ha subido el precio en más del 20 por ciento solo este año, y ahora con las carreteras 4G que lidera el vicepresidente Germán Vargas ya les dijeron que les subirán los precios de los peajes para costear las obras. 

“Les propusimos no cobrarles algunos peajes en la Costa, que definiríamos con ellos, y en otros de los que maneja el Invías bajarles a la mitad el precio, porque sabemos que lo de las 4G les pega, pero ellos quieren que no les cobremos un peso en los peajes de las 4G y eso tampoco se puede”, dice la fuente del ministerio. 

Otro tema que no es menor es el de las condiciones laborales y por eso la propia ministra de Trabajo Clara López ha ido a algunas reuniones. Hay camioneros que manejan un día completo sin dormir, no hay baños en algunos tramos ni lugares para hacer pausas activas, y hay quienes manejan sin tener un contrato por escrito. 

A eso se suma, como le contaba Bobadilla a La Silla: “Que los mal llamados ‘policías acostados’ se han vuelto los puntos predilectos para los atracadores.”

En las reuniones con López, según él: “nos prometió que iba a revisar todo y que la idea es garantizarnos mejores condiciones pero hasta ahora nada concreto”. 

Lo claro es que mientras todas esas ñapas son negociables, lo de un sistema fijo de costos y la chatarrización parecen ser puntos de honor que tendrán sentados por más días al Gobierno con los camioneros y que ya está pasando de ser no solo un problema de ellos, sino un problema para todo el país. 

 

Comentarios (12)

DIDUNDI

07 de Julio

3 Seguidores

Y q dice Furibe respecto dl famoso TLC q firmó y q hicieron creer como benefi...+ ver más

Y q dice Furibe respecto dl famoso TLC q firmó y q hicieron creer como beneficioso.
.
Hoy son obligaciones adquiridas d un tratado totalmente inequitativo. Razón tuvo siempre ROBLEDO.

Henry Castro Gerardino

07 de Julio

140 Seguidores

Con todo respeto: antes del TLC a quièn le compraban los camiones, tractomula...+ ver más

Con todo respeto: antes del TLC a quièn le compraban los camiones, tractomulas, etc, etc? 

DIDUNDI

07 de Julio

3 Seguidores

El caso es q no había imposiciones x un tratado.
.

No me qued...+ ver más

El caso es q no había imposiciones x un tratado.
.

No me queda claro, pero a la nota le falta definir, q' ocurre si Colombia viola esos acuerdos d TLC deteniendo esa importaciones así sea x un tiempo larguito mientras se reactiva la economía con la...
.LLEGADA D LA PAZ..!!!-jijiiiii

Jose Mario Aristizabal

07 de Julio

0 Seguidores

Informese el TLC lo firmo Santos en la cumbre de las americas, ni en lo facil ...+ ver más

Informese el TLC lo firmo Santos en la cumbre de las americas, ni en lo facil puede informarse, alguna vez aprendera a leer, a escribir, a pensar?, diferenciara que es lento y que es tibio, no se a veces creo que la humanidad deberia abandonar como en Esparta a las personas como ud para que no sufran y sean una carga para sus padres y la sociedad, revise con su medico de pronto lo pueden internar

DIDUNDI

07 de Julio

3 Seguidores

Si Santos firmó fue el acuerdo q dejó listo Furibe.
.
Sr. 3 en 1, ...+ ver más

Si Santos firmó fue el acuerdo q dejó listo Furibe.
.
Sr. 3 en 1, solitario, sin música, sin deporte y ahora rimulero....jejeje, si es para pensar, escribir y actuar como los genios a los q se les roban los deseos, mejor deje así.

Jose Mario Aristizabal

07 de Julio

0 Seguidores

Pero usted dijo "FIRMO", si rimulero, busetero, cafetero, es la ventaja de in...+ ver más

Pero usted dijo "FIRMO", si rimulero, busetero, cafetero, es la ventaja de invertir y no esperar a que papi se muera para tener algo de dinero, aunque en su caso es mas triste porque se quedaria tambien desempleado, todas estas cosas las puede encontrar en Wikipedia, algunos tenemos memoria como para recordar el Lobby que hizo Santos con Obama, pero para las mentes inferiores como usted esta Wiki

DIDUNDI

07 de Julio

3 Seguidores

Q' mecanismos d defensa más babosos....nononoooo..!!

Q' mecanismos d defensa más babosos....nononoooo..!!

filibustero

14 de Julio

0 Seguidores

entonces Santos después de 10 años de negociación iba a rechazar las condic...+ ver más

entonces Santos después de 10 años de negociación iba a rechazar las condiciones del TLC? además el tratado fue negociado entre G. Bush y Uribe Vélez desde 2006 http://www.semana.com/especiales/informe-especial-tlc/index.html

filibustero

14 de Julio

0 Seguidores

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1575651

http://www.se...+ ver más

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1575651

http://www.semana.com/especiales/informe-especial-tlc/index.html

Henry Castro Gerardino

07 de Julio

140 Seguidores

Lo de los camioneros es fàcil de analizar: que no les cobren peaje, les reduz...+ ver más

Lo de los camioneros es fàcil de analizar: que no les cobren peaje, les reduzcan el valor de la gasolina, les eliminen la libre competencia en el mercado, que no dejen ingresar nuevos equipos, les paguen caro la chatarrizaciòn, que no los obliguen a formalizar la contrataciòn de los conductores y no pagar impuestos. Vean el valor de cada camiòn. 

ceramirezr

07 de Julio

0 Seguidores

Meter el cuento del TLC es muy tonto.... los camioneros siempre han llorado, h...+ ver más

Meter el cuento del TLC es muy tonto.... los camioneros siempre han llorado, hace muchisimos años, antes del TLC, antes de santos y uribe, siempre han llorado. Lo que pasa es que a nadie le gusta dejar de ganar, porque ellos no están perdiendo, están dejando de ganar, que es muy diferente

Jose Mario Aristizabal

07 de Julio

0 Seguidores

Es que hay gente que no se informa y que no lee, yo tengo una tractomula y par...+ ver más

Es que hay gente que no se informa y que no lee, yo tengo una tractomula y paro siempre abra mientras nos toquen el bolsillo, asi de sencillo eso no es asunto de ideologias, lo que pasa es que con una inflación desbordada y un estancamiento economico se obliga al gobierno a que presione porque es el eslabon debil por su pusilanimidad y la falta de monitoreo que realiza.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia