Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Andrés Bermúdez Liévano · 07 de Septiembre de 2015

6190

3

Un año después del inicio del segundo gobierno de Juan Manuel Santos, queda claro que contrario a la fama que le creó el ex presidente Uribe, el Presidente sí es agradecido. Al menos lo ha sido con ocho grupos políticos que lo apoyaron y que han recibido cuotas claves en el alto gobierno.

Estos se suman a las que ya el Presidente le había dado de manera anticipada a los senadores Efraín Cepeda (el ICA) y Hernán Andrade (el Incoder) y a las que el vice Germán Vargas Lleras le ha dado a sus aliados políticos como el parapolítico Miguel Pinedo y los hermanos Dusán y Dionisio Vélez. Y a los 28 políticos que trabajaron en la reelección y fueron premiados ellos mismos con puestos.

Estos son los grupos a los que Santos premió su empujoncito con la reelección:

Juan José García y Piedad Zuccardi

El ex senador Juan José García Romero (condenado por corrupción) y su esposa, la ex senadora Piedad Zuccardi (en juicio por parapolítica) -que fueron aliados incondicionales de Santos en Bolívar- recibieron hace un mes la gerencia de vivienda rural del Banco Agrario, que supervisa el programa con mayor presupuesto de todo el agro y que es el equivalente para el campo de las 100 mil casas urbanas que el vice Germán Vargas Lleras convirtió en su bandera política.

El nuevo gerente es Sergio Suárez Nieves, un contador público que fue director de impuestos de Campo Elías Terán en Cartagena como cuota del grupo político de los García Zuccardi. Ese cargo estaba tan escriturado para ellos, que inicialmente impulsaron el nombre del arquitecto Flavio Romero Frieri (primo de García Romero) y -cuando a éste lo nombraron presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos- les mantuvieron la cuota.

El grupo que hoy tiene al senador Andrés Felipe García Zuccardi y al representante Alonso del Río (allegado de toda la vida a esa familia), fue clave para que Santos le sacara 100 mil votos a Zuluaga en Bolívar en la segunda vuelta. Tanto que los dos García -padre e hijo- fueron invitados especiales en la celebración de victoria en el Claustro de la Enseñanza y en la posesión.

A eso se suma que, como contó La Silla, están moviéndose para quedarse con la silla del gerente de Transcaribe es hoy más clave que nunca porque quien la ocupe tendrá que ver con unos 450 mil millones de pesos.

 
Los Char

Uno de los grandes ganadores con el segundo gobierno de Santos fue la familia Char, que -tras ser los líderes de la reelección en Atlántico, coordinar el Comité Estratégico de Reelección en la Costa (vía con Alex Char) y ser aliados del alma con el vice Germán Vargas Lleras- terminaron con ministra propia: Natalia Abello, en Transporte.

Los Char fueron decisivos en Atlántico, ayudando a Santos a sacar cuatro de cinco votos y cuadruplicar a Óscar Iván Zuluaga en la segunda vuelta (de paso anulando la ventaja de 430 mil votos que le sacó el candidato uribista en Antioquia).

Ese apoyo se tradujo en que Abello, que venía de ser secretaria general de la Alcaldía de Barranquilla de Elsa Noguera (ficha de los Char), llegó al Ministerio para liderar la ejecución en infraestructura bajo la batuta de Vargas Lleras.

Ese cargo era tan de los Char que -como contó La Silla- Vargas Lleras primero le insistió a Álex Char que escogiera entre Transporte y Vivienda, las dos carteras que Santos le asignó.

 
Los Díaz Granados

Aunque Sergio Díaz Granados salió del gabinete presidencial, su familia -una de las más poderosas del Magdalena y firme aliada de Santos- salió bien parada: su primo Juan Pablo Díaz Granados terminó de viceministro de desarrollo rural de Aurelio Iragorri.

Los Díaz Granados fueron claves para que Santos le sacara 37 puntos porcentuales a Zuluaga en segunda vuelta en Magdalena (perdiendo solamente un municipio), con el ex ministro Sergio como presidente de La U, el representante Eduardo como el cacique con más votos en el departamento y Juan Pablo como coordinador de la reelección en el departamento.

Por eso, el ex alcalde de Santa Marta terminó al mando de todos los programas sociales para transformar el campo como el manejo de tierras, la restitución, la vivienda rural, los distritos de riego o la educación, todos temas que cobrarán aún más importancia si se firma un Acuerdo final en La Habana.

 
Musa Besaile

El segundo senador más votado del país y barón de La U -fue uno de los grandes beneficiarios de la mermelada y quien fue fundamental para derrotar a Zuluaga en Córdoba- recibió uno de los puestos claves en el Ministerio de Agricultura: la dirección de bienes públicos rurales.

El elegido por el ministro Aurelio Iragorri para encargarse de los distritos de riego, la vivienda rural y otros temas claves para el eventual posconflicto es Héctor Julio Álvarez, un ingeniero civil que fue asesor de Besaile en el Senado y secretario de Infraestructura de Córdoba como ficha del senador en la gobernación de Alejandro Lyons. Álvarez estuvo activo en la campaña de Besaile en Chinú, donde incluso sonó como su ficha para buscar la alcaldía en las elecciones de octubre.

Junto con otros caciques como Bernardo ‘Ñoño’ Elías y Arleth Casado de López, Besaile llevó a que la campaña de duplicara al uribista Óscar Iván Zuluaga en segunda vuelta y ganara en todos los municipios del departamento excepto Montería.

 
Juan Diego Gómez

El senador antioqueño -uno de los caciques conservadores que se la jugaron por Santos- vio premiado su apoyo a la reelección con la subgerencia de asuntos étnicos en el Incoder (que está en manos de Hernán Andrade, otro senador santista y azul).

El encargado de todos los procesos de titulación colectiva de tierras y de la ampliación de resguardos indígenas y consejos comunitarios afro es Juan Guillermo Valencia, un ex alcalde de Caramanta (Antioquia) que estuvo muy activo en la campaña de reelección de Gómez al Senado. Como contó La Silla, Valencia acompañó a Gómez en campaña en más de una decena de municipios y también estuvo en el comité de campaña de la reelección en Antioquia con el actual presidente del Fondo Nacional del Ahorro Augusto Posada.

Aunque el Presidente perdió por 450 mil votos con Zuluaga en Antioquia, Gómez fue uno de los conservadores que se opuso a irse con el uribismo y en cambio defendió la reelección.

 
Bernardo ‘Ñoño’ Elías

El Ñoño -el tercer senador más votado del país y uno de los apoyos claves para que Santos duplicara al uribista Óscar Iván Zuluaga en Córdoba- recibió como premio la gerencia del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), muy apetecida porque financia, estructura y contrata muchos de los proyectos de inversión del Gobierno. De hecho, con 8 billones de pesos de inversión anual, es una de las entidades súper poderosas de la ejecución de Santos.

Como contó La Silla, Elías -uno de los congresistas más beneficiados por la mermelada durante el primer gobierno de Santos- postuló como gerente a Alfredo Bula, sahagunense como él y quien ha hecho carrera como representante legal de consorcios de construcción de vías. Aliado con su coterráneo y copartidario Musa Besaile, le ganó el pulso a Simón Gaviria, quien -como director de DNP- supervisa Fonade y se oponía a que le dieran esa cuota a La U.

Junto con los congresistas Besaile, Martín Morales y Arleth Casado de López, Besaile fue crucial para que Santos duplicara al uribista Óscar Iván Zuluaga en segunda vuelta y ganara en todos los municipios del departamento menos uno.

Por poco también recibe la subgerencia de regulación sanitaria en el ICA, pero al final el nombramiento de su ahijada Marta Luz Olivares se cayó después de que La Silla contó que no tenía experiencia.

 
Antonio Guerra de la Espriella

El senador de Cambio Radical -otro de los caciques que apoyó a Santos en la Costa- vio recompensado su apoyo a la reelección con un puesto para su sobrino, quien se convirtió en la mano derecha de la Ministra de Transporte Natalia Abello.

Después de que Guerra ayudara a Santos a sacarle 70 mil votos a Zuluaga en Sucre en la segunda vuelta, el Presidente nombró viceministro de transporte a Enrique Nates Guerra, un abogado que ha trabajado varias veces en el alto Gobierno en representación del partido del vice Germán Vargas Lleras. Ya había superintendente delegado de registro en la Supernotariado que lidera Jorge Enrique Vélez (ex congresista de Cambio) y asesor de Luis Felipe Henao en el Ministerio de Vivienda (ahijado de Vargas y jefe de una de las carteras del Vicepresidente).

 
Simón Gaviria

El ex representante a la Cámara -que fue integrante del comité político de la reelección y coordinó el apoyo de los liberales- no solo fue nombrado como Director de Planeación Nacional después de rechazar otros cargos ministeriales, sino también puso a la cabeza de la Autoridad Nacional de Televisión.

Como contó La Silla, la primera candidata para dirigir la Antv era Isabel Cristina de Ávila, ficha de Gaviria. Ese nombramiento se terminó cayendo y Fabio Amín -representante a la Cámara rojo- le sugirió el nombre de Mora, quien estaba trabajando como asesora jurídica del político liberal Juan Antonio Nieto en el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (que llegó a ese puesto en representación de la bancada roja en la Cámara).

De hecho, Mora también llegó a ese cargo gracias a la bancada roja y era la encargada de las relaciones políticas con los representantes. Al final, Gaviria terminó llevando a Palacio la hoja de vida de Mora, quien salió nombrada en representación de él y el resto de la bancada.

 

Comentarios (3)

LUALRO

08 de Septiembre

1 Seguidores

Los uribestias estaban llorando ardidos porque perdieron las elecciones con el...+ ver más

Los uribestias estaban llorando ardidos porque perdieron las elecciones con el títere Zuluaga y despotricaron de Santos. que mermelada, que puestos ETC. Lo mas verraco y que no entiendo es que estos ardidos y ansiosos de pode,r hicieron peores cosas para tomarse el poder a la brava y con artimañas, muertes trampas, chuzadas, agros ingresos seguros, desequilibrio de poderes, durante 8 años, porque fue asi. Victimas de su propio invento. Por eso cuando Uribe habla de CORRUPCION ESTATAL O DEL GOBIERNO, hay que escucharlo porque el es el campeon y si lo puede decir con propiedad, porque todo eso lo invento el y lo puso en practica. La escuela nacional de CORRUPCION.

Edgar Rodríguez - Beltrán

08 de Septiembre

0 Seguidores

Totalmente de acuerdo, al final los que votamos por Santos lo hicimos no porqu...+ ver más

Totalmente de acuerdo, al final los que votamos por Santos lo hicimos no porque fuera una santa paloma, sino porque era un halcón que podía parar a un halcón tan rapaz como el, Sir Darth Vader. No le íbamos a exigir que fuera un Antanas Mockus.

CCDC

08 de Septiembre

0 Seguidores

Sólo por pedir... Aunque los nombramientos sean políticos, la formación de ...+ ver más

Sólo por pedir... Aunque los nombramientos sean políticos, la formación de los nombrados permite opinar o apostar sobre sus posibilidades de éxito. Falta la información y me pregunto si La Silla toma la opción de apostar...

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia