Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Héctor Riveros · 03 de Septiembre de 2016

3768

14

Los que hemos apoyado desde el primer día la solución negociada al conflicto armado con las Farc llevamos cuatro años literalmente contra las cuerdas, dando todo tipo de explicaciones y ahora –desde que se publicó el acuerdo final- tratando de justificar el punto tal de la página ciento no sé qué como si parar una guerra mediante el diálogo no fuese lo obvio, lo natural, lo deseable. Los beneficios de que alguien deje de disparar o de no usar explosivos en contra de los demás no deberían tener que explicarse.

Bastaría con decir, como lo están diciendo muchas de las víctimas de las Farc, que no queremos que lo que ha pasado siga pasando, ni que vuelva a pasar nunca más. Esta semana oí el testimonio conmovedor de una niña que fue víctima de la bomba del Club El Nogal cuando tenía 12 años y ayer en Hora 20 de Caracol Radio el de otra que fue secuestrada por la guerrilla a los 11 años en los que además de querer satisfacer su derecho a la verdad y a la reparación ponían por encima, en un acto maravilloso de generosidad, el deseo de que a nadie más le pase lo que a ellas les pasó.

A ellas y a uno de los miembros de la comunidad de Bojayá en el Chocó, que conocí en estos días en una reunión a la que llegó espontáneamente a ofrecerse para promover el Sí en el plebiscito, o a Eduardo, el hijo de Chucho Bejarano que nos lo mataron en el campus de la Universidad Nacional en Bogotá, les angustia, por encima de todas las cosas, que alguien pueda sentir el dolor que ellos sintieron.

Un trino que alguien escribió el lunes de esta semana cuando se formalizó el inicio de un cese bilateral de fuego y hostilidades entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc me hizo pensar en el alivio de las madres de los policías y soldados que prestan su servicio en eso que en Colombia hemos dado en llamar de manera displicente “zonas rojas” y en un debate que tuve en la tarde en el Centro de memoria de Bogotá me preguntaba si alguno de los dos políticos jóvenes e inteligentes que defendían con vehemencia el No serían capaces de ir a la casa de alguna de ellas el 3 de Octubre, si por desgracia llegase a ganar el No, a explicarles los sacrificios que será mejor que asumamos hasta que logremos un “acuerdo mejor”, que es que el punto 3 punto no sé qué ponía en riesgo la competencia de la Corte Suprema y que qué tal que esas 16 curules que se van a elegir en zonas que han sido afectadas por el conflicto sean ocupadas por personas afines a las ideas de las Farc.

Imagino que alivios parecidos sienten las madres de miles de hombres y mujeres jóvenes que forman parte de la guerrilla, de los que no saben nada hace años y que quizás puedan reencontrar pronto sin la zozobra del bombardeo.

En el programa de Hora 20 de ayer, además del testimonio de Laura, había un joven del Polo que decía que tenía la esperanza de que se cerrara este capítulo para ver si por fin se podía hablar de la calidad de la educación y de la suerte de los miles de jóvenes que ni trabajan, ni estudian. Imagino que él espera, como lo hacemos muchos, que en la “discusión” del presupuesto que se hace en el Congreso por estos días, alguien, así sea simbólicamente, consiga que se deje de comprar al menos un helicóptero de los que estaba planeado comprar y que con eso se reparen algunas de las escuelas que se vieron afectadas por la guerra.

La campaña del plebiscito que arrancó parece empezar a cambiar el tono. La respuesta a la pregunta de si apoya el acuerdo empieza a ser: Obvio que sí. Los actos de la campaña empiezan a tener el toque festivo de una sociedad que tiene todo que celebrar por la posibilidad de cerrar un capítulo amargo y por haberle salvado la vida a más de 400 soldados y policías que habrían muerto del 20 de Julio de 2015 a esta parte si no hubiese habido cese de fuego desde entonces. Ese era el ambiente festivo de unos mil jóvenes de varias universidades de Bogotá que ondeaban banderas blancas en el Parque de los periodistas ayer y el que anunciaron repetir, cada vez con más, todos los viernes hasta el dos de Octubre.

Las manifestaciones ciudadanas que han surgido en estos días han asumido esa actitud. El Sí se promueve con orgullo, no a la defensiva. Sin agravios. Sin tener que estar respondiendo todo el día a los otros. Hay que dejar de hablar de las mentiras de la oposición como lo ha hecho equivocadamente el gobierno hasta ahora.

Son los de No los que tienen que dar las explicaciones. Lo normal no es que se prefiera mantener el riesgo de que lo que ha pasado siga pasando, porque en la página ciento setenta y no sé qué dice que le van a dar una plata al partido político que se cree con ocasión de la conversión de las Farc en un grupo político, que es equivalente a la que le dan todos los años a un partido mediano.

Las razones de porqué creemos que es razonable hacer concesiones y reconocer beneficios a los miembros de la guerrilla que se desmovilizan voluntariamente, dejan de delinquir y aportan a la satisfacción del derecho a la justicia de las víctimas las hemos dado durante cuatro años, ahora nos toca es celebrar que todo esto se va a acabar.

Comentarios (14)

Prada

03 de Septiembre

1 Seguidores

El entusiasmo es contagioso pero efímero. Las razones también son contagiosa...+ ver más

El entusiasmo es contagioso pero efímero. Las razones también son contagiosas pero, además, perdurables.
Ninguno de los dos frentes se puede descuidar.
El entusiasmo acelera, pero son las razones las que impiden que la ola se devuelva tan rápido como avanzó y al final del día, y en los días siguientes, son las que verdaderamente importan, cuando el frenesí se apague o empiece la destorcida.

juan manuel rodríguez. c.

03 de Septiembre

1 Seguidores

Claro !, hay euforia. Alguien decía que e incluso en la ciencia si no hay pas...+ ver más

Claro !, hay euforia. Alguien decía que e incluso en la ciencia si no hay pasión la cosa no juega. Pero la pasión debe ser controlada por la razón. De aquí en adelante habrá muchos problemas. No están dadas las condiciones para la reconciliación, pero con la formalización en Cartagena el 26 de Septiembre se cierra una etapa dentro del proceso y comenzará otra bastante traumática.

José Saramago

03 de Septiembre

1 Seguidores

¿Que colombiano de bien no quiere la paz?,y cada quien es libre de votar...+ ver más

¿Que colombiano de bien no quiere la paz?,y cada quien es libre de votar SI, No o ABSTENERSE, si tiene sus razones, o sino ¿para que Plebiscito?, tampoco hay que negar que si el gobierno de Uribe no hubiera enfrentado a Paras, Guerrillos y Narcos, hoy no estarian negociando. ¿y que opina Hector Riveros de cuando se desmovilizaron los Paras en el gobierno de Uribe?

??? ??????

03 de Septiembre

0 Seguidores

Para esa epoca riveros era un efectivo servidor publico que contribuia a la pa...+ ver más

Para esa epoca riveros era un efectivo servidor publico que contribuia a la paz, arreando con policias y muchisimo gas lacrimogeno, a los vendedores de San Victorino, es un heroe de Peñaloza, deberia repetir cargo como Morales en salud.

GMolano

03 de Septiembre

0 Seguidores

Ovbio que si, no hay duda. Tocaria estar mal de la cabeza o en un cuento que n...+ ver más

Ovbio que si, no hay duda. Tocaria estar mal de la cabeza o en un cuento que nada tiene que ver con politica y mas con asuntos personales para hacerle fuerza al NO. Como buen pais caribeño tropical, veo mucha alegria y mucha pachanga en el Si pero no veo a nadie que se comprometa con el after-party, la cuenta de la fiesta, barrer el salon de baile. Las consecuencias.

chjarami

03 de Septiembre

1 Seguidores

"Son los de No los que tienen que dar las explicaciones." Esa arrogancia puede...+ ver más

"Son los de No los que tienen que dar las explicaciones." Esa arrogancia puede reafirmar a los del SÍ, pero no va a convencer a nadie indeciso ni a cambiar al que va por el NO.

Y sobre todo, no ayuda a que el país después del Plebiscito esté en mejor situación de emprender el duro camino de la convivencia. ¿Acaso los del NO son "el problema"? Cambalache... Chjh

DIDUNDI

03 de Septiembre

3 Seguidores

El riesgo d una paz pírrica me invade cuando al estado le quede grande cumpli...+ ver más

El riesgo d una paz pírrica me invade cuando al estado le quede grande cumplir lo pactado. El país funciona así, al estilo d explicaciones no dadas acusaciones manifiestas y en eso han contribuido y bastante los medios q x donde se miren, también han sido protagonistas en esta guerra. Ser amplificador d posiciones tan radicales y en contra dl concepto básico d la vida no ayudan mucho.

juan manuel rodríguez. c.

04 de Septiembre

1 Seguidores

Es que paz no va haber. Las FARC  no van a disparar más. Pero eso no es ...+ ver más

Es que paz no va haber. Las FARC  no van a disparar más. Pero eso no es paz. Lo sustancial el gobierno no lo va a cumplir, porque de lo que se trata es de apartarle un obstáculo a los principales protagonista del  capitalismo de libre mercado. Una vez se entreguen las armas comenzarán a matar a los dirigentes de las FARC  a todo nivel. Y he ahí un grupo de estúpidos.

juan manuel rodríguez. c.

04 de Septiembre

1 Seguidores

Los medios de comunicación son uno de los pilares que sostienen el injusto or...+ ver más

Los medios de comunicación son uno de los pilares que sostienen el injusto orden de cosas existente en Colombia. El gobierno, defensor de los empresarios, primero priva a la población de la posibidad de subsistir. Los medios de comunicación, raro el que no, justifican la injusticia, generan imaginarios colectivos absurdos, desviados y oscurantistas y la Fuerza Armada también ahí está...

carlos

04 de Septiembre

0 Seguidores

el argumento de ste mamerto es igual de endeble al de que es mejor no lean y v...+ ver más

el argumento de ste mamerto es igual de endeble al de que es mejor no lean y voten si esa fue la tapa del congolo, pero este el de afirmar que aqui no habra mas muerte de policias y soldados por que unos cuantos criminales los van a legalizar si es de una pobreza y tan propio de un personajito chupamedias como este es el maximo grado de irrespeto a la inteligencia de los colombianos 

Prada

04 de Septiembre

1 Seguidores

Efectivamente, no habrá más, habrá menos (muertes).

Efectivamente, no habrá más, habrá menos (muertes).

DIDUNDI

04 de Septiembre

3 Seguidores

Admiro a los q se mamen leer 300 páginas d unos acuerdos jurídico_politicos ...+ ver más

Admiro a los q se mamen leer 300 páginas d unos acuerdos jurídico_politicos entre dos, asi nos cobije a TODOS.

Como si hubiese + q entender; llevan 4 años explicando q se quiere cambiar las armas x votos q haya reparación y no repetición, Q' PUTAS MÁS NECESITAN SABER?.

Nada y nada es NADA. La rancia oposición d la secta y sus acólitos saben q todo está CLARO. GADEJO..!

julia gutierrez

05 de Septiembre

0 Seguidores

No conozco Santistas por convicción, solo por conveniencia....

No conozco Santistas por convicción, solo por conveniencia....

DIDUNDI

05 de Septiembre

3 Seguidores

La recalcitrante oposición se quedó hace rato sin argumentos y aqui no le qu...+ ver más

La recalcitrante oposición se quedó hace rato sin argumentos y aqui no le queda más q apelar a los insultos mientras sus jefes dan los últimos patalaeos d ahogado, buscando pretextos en todo y x todo para violentar el proceso

Y una sorpresa rara con la Rueda loca d la WCristo, confirmando q estuvo loca siempre y x fin entra en razón. Duro golpe para Furibe y su combo Bacaná

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia