Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 21 de Febrero de 2017

1478

0

Todo apunta a que el nuevo secretario del Concejo de Bogotá será el abogado Luis Alberto Donoso Rincón, que llegaría como cuota liberal (particularmente de Jorge Durán Silva) a pesar de que ha sido más cercano a Cambio Radical, y a que fue investigado en medio del carrusel de la contratación.

La elección será el 3 de marzo, pero Donoso será ungido porque su nombre es conocido en el cabildo y la única candidata que le compite, Ana Féliz Romero, no tiene arraigo político en el Concejo y es una persona que se presenta sin éxito a prácticamente todos los concursos de Bogotá.

El Secretario General dirige el trámite de los proyectos y de los debates en cada plenaria, asigna el orden en que se les da la palabra a los concejales, certifica su asistencia, certifica la fidelidad de las actas de cada sesión y orienta el trabajo de los secretarios de las comisiones. Es decir, ayuda a definir qué concejales se lucen y cuáles no. Por eso es un cargo importante.

 

Lo eligen los concejales, que de hecho se reparten ese cargo en los acuerdos internos del Concejo, pero después de un proceso de convocatoria pública en el que los primeros filtros son meritocráticos: acreditar estudios y experiencia mínima. Esta vez solo se presentaron Donoso y Romero.

El actual secretario, Armando Gómez Rayo, es de Cambio Radical, de la cuerda de Julio César Acosta, porque el año pasado el presidente era Roberto Hinestrosa, de ese partido.

Ahora que cambió la mesa directiva y el presidente es el liberal Horacio José Serpa, la idea es, según le dijeron cuatro fuentes de diferentes partidos a La Silla, que quede una cuota liberal.

Dos fuentes de ese partido precisaron que se acordó que el cargo fuera una cuota del veterano Jorge Durán Silva.

Es ahí donde se han centrado los comentarios, ya que a Donoso Rincón los concejales y funcionarios que conocen la movida lo ven más de Cambio Radical que del Partido Liberal.

Donoso fue hasta la semana pasada el Director Administrativo del Concejo, cargo en el que fue nombrado en 2016 por el presidente Hinestrosa.

Tres fuentes agregaron que, dentro de ese partido, Donoso es de la línea del senador Germán Varón Cotrino y su concejal, Pedro Julián López. Ellos, sin embargo, niegan que la cercanía sea profunda.

Varón nos dijo que conoce a Donoso, pero que realmente éste es más cercano a su concejal López y a Jorge Durán. “Ellos hacen sus acuerdos, pero terminaría siendo cuota liberal porque el presidente del Concejo es liberal”, concluyó.

López, a su vez, admitió conocerlo, pero no como alguien de su grupo político, sino como un técnico que ha trabajado en el Distrito.

Durán acepta la cercanía. “Donoso es mi amigo hace más de 15 años, pero no tengo cómo influir en un proceso de esos”.

Concejales y funcionarios del Concejo especulan que hay un acuerdo burocrático entre Durán y López, pero La Silla no pudo confirmarlo. Además porque los implicados lo niegan de tajo.

Donoso negó cualquier acuerdo alrededor suyo, y aseguró que se presentó a la convocatoria “como cualquier ciudadano que tiene derecho a buscar trabajo”. Admitió, sin embargo, que conocía de vieja data a ambos concejales, y que ha trabajado con López, aunque no precisó cómo.

Durán también negó cualquier acuerdo con López: “Quien dice eso es un farsante”.

En todo caso, en el Concejo ya lo dan por elegido, a pesar de que también fue mencionado en el escándalo del carrusel de la contratación.

Donoso era el Director Jurídico y de Contratación de la Secretaría de Salud en septiembre de 2009, cuando el entonces Secretario de Salud, Héctor Zambrano, adjudicó el contrato de las ambulancias por el cual fueron condenados él, el exconcejal Hipólito Moreno y el exalcalde Samuel Moreno.

Donoso, de hecho, estuvo en la audiencia de adjudicación de ese contrato. La Personería, tratando de confirmar supuestas irregularidades en la Secretaría de Salud por ese caso, lo investigó a él, a Zambrano y a otros funcionarios, pero archivó el proceso en 2011 en una decisión que dos años después cuestionaron en la propia Personería.

Por eso, dijo, está tranquilo y seguro de que no tiene ninguna inhabilidad. La Silla conoció, sin embargo, que ese antecedente genera malestar en sectores de la coalición de gobierno, pero no lo manifiestan en voz alta para prevenir discusiones en sus partidos.

Desde la oposición, al contrario, ya se escuchan críticas. Manuel Sarmiento, concejal del Polo, opinó: "aunque es necesario garantizar la presunción de inocencia, es inconveniente que el Concejo, en una decisión política de este tipo, elija a una persona con esta trayectoria. Sobre todo en una coyuntura como la que vive el país".

Pero si nada cambia, en dos semanas Donoso estará posesionado en su nuevo cargo.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia