Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 01 de Marzo de 2017

3291

1

Desde que en mayo del año pasado fue nombrado gerente del Fondo de Adaptación, Iván Mustafá dio un salto a las grandes ligas del poder nacional. No solo se quedó con el manejo de una entidad con gran potencial político y presupuesto; sino que además empezó a hacerlo notar en su natal Santander, departamento en el que hasta ahora no había tenido más figuración que la de ser el heredero de una casa conservadora que ya no tiene poder.

Aunque aún falta tiempo para las elecciones locales de 2019, casi a la par de su nueva figuración su nombre empezó a meterse en el sonajero para la Gobernación de Santander, y aunque Mustafá ha negado tener alguna aspiración política y le dijo a La Silla que le parecía “poco ético” utilizar su cargo como un trampolín electoral, varias pistas apuntan a que sus planes sí estarían en ese lado.

Por eso, aunque aún faltan dos años para que se calienten las locales, según cuatro fuentes políticas, tres de Santander, y una de afuera de la región, el rumor sobre la eventual aspiración de Mustafá es fuerte.

La ventana

Mustafá es heredero del ‘Feisalismo’ una corriente conservadora en Santander que tuvo su auge entre los 80 y los 90, y que le debe su nombre al de su padre, Feisal Mustafá. Pero no ha figurado por la política electoral sino como parte del engranaje burocrático de los dos mandatos de Santos.

 

Luego de haber sido gerente de Proexport en Bucaramanga y de haber trabajado como enlace en la primera campaña del Presidente, empezó a ascender en esa escala de poder. 

Primero, Santos lo designó como director nacional de Planes Departamentales de Agua, un cargo que tenía mucho potencial político porque manejaba recursos por 11 billones de pesos para invertir en todo el país en permanente relación con alcaldes y gobernadores.

Luego, en 2011, cuando se partió en dos el Ministerio de Ambiente, Mustafá pasó a ser viceministro de Aguas del nuevo Ministerio de VIvienda. Allí manejó 648 proyectos de acueducto y alcantarillado, que también le sirvieron para relacionarse con mandatarios locales. 

Aunque se quedó allí hasta el 2014, cuando renunció para irse a trabajar por la reelección de Santos como miembro del comité de giras, retornó tras la victoria del Presidente, quien le recompensó su apoyo con la designación como Alto Consejero para las Regiones, en Presidencia. Allí estaba encargado de manejar las relaciones Santos con los gobernadores y alcaldes.

En ese cargo estuvo hasta mayo del año pasado cuando por un remezón dio el salto y llegó a la gerencia del Fondo en un momento en el que puede cortar muchas cintas. 

Esa entidad ha sido criticada por la poca ejecución que ha tenido desde su creación en 2011, cuando por los estragos de la ola invernal Santos decidió crear un ente encargado solamente de reconstruir y reactivar las zonas que resultaron más afectadas por las lluvias. Pero la mayoría de los esfuerzos hasta el año pasado se habían ido en la formulación, estructuración y contratación de los proyectos.

Así que Mustafá llegó al Fondo cuando estaba empezando a entregar obras, y por eso su tarea principal es apretar a contratistas para que arranquen o terminen las que faltan, una ventana envidiable para cualquier funcionario con aspiraciones políticas.

Aunque inicialmente el Fondo de Adaptación fue concebido para durar seis años, en 2015 con el nuevo Plan de Desarrollo fue incluida en el organigrama del Ministerio de Hacienda, le dieron funciones para que adapte el país a los efectos del cambio climático indefinidamente con nuevas obras que deben ser definidas de acuerdo al riesgo que tengan diferentes municipios, y le aseguró un presupuesto a futuro. 

Hasta hoy el Fondo ha tenido asignados $7,7 billones, de los cuales $6,8 ya han sido invertidos, y podrá solicitar nuevos recursos. 

Si bien las obras que debe entregar Mustafá le dan visibilidad en todo el país -el Fondo tiene 2.953 proyectos en 1004 municipios de 31 departamentos, además de los megaproyectos de la reconstrucción de Gramalote, la recuperación del canal del Dique, el Jarillón de Cali y la intervención de La Mojana- , desde su llegada a la gerencia el Fondo de Adaptación empezó a sonar como nunca antes en Santander.

Las movidas que lo ponen del lado electoral

Desde que Mustafá dirige el Fondo, Santander se volvió recurrente en los comunicados de prensa, algo que no ocurría antes. 

Solo entre noviembre y febrero el Fondo, además de hablar de avances en obras puntuales en la región, ha resaltado en dos ocasiones las inversiones totales que ha hecho en todo el departamento, que según sus comunicados de prensa suman $464 mil millones y han beneficiado a 600 mil habitantes de la región. 

No hay ningún comunicado similar que se refiera a ningún otro departamento, a pesar de que, según un reporte del Fondo, hay cinco en los que ha invertido más plata.

Los dos comunicados detallan las inversiones en colegios, acueductos, alcantarillados, vivienda, vías, proyectos productivos y ambientales, y hablan de las nuevas obras que se ejecutarán y su prioridad. 

Eso es más llamativo aún porque si bien Santander ha tenido proyectos prioritarios como la recuperación del Río Fonce o la intervención de la vía Curos - Málaga, no fue uno de los departamentos más afectados por la ola invernal de 2010. Por eso, como dice una fuente que conoce por dentro el Fondo, en esa región “no se puede sacar mucho pecho”.

Pero ni Bolívar (con parte de la Mojana y parte del Canal del Dique), ni Norte de Santander (con Gramalote), ni el Valle (por el Jarillón de Cali), han tenido un despliegue sobre el consolidado de las inversiones con las que se han beneficiado. 

Más allá de esa promoción muy particular de las inversiones del Fondo en Santander, en los últimos meses se han dado dos hechos que pusieron a figurar a Mustafá en su departamento natal. 

El primero fue cuando en noviembre del año pasado la Comisión Sexta de la Cámara hizo una sesión descentralizada en Santander, citada por el representante santandereano de Opción Ciudadana, Fredy Anaya. Allí Mustafá rindió cuentas sobre los atrasos en la vía Curos - Málaga y anunció que destrabaría la obra que se encontraba parada.

En pleno debate, y después de la intervención de Mustafá, Anaya le dijo que debería lanzarse a la Gobernación de Santander. 

Aunque el representante llegó a la Cámara con el aval del viejo PIN, inició en la política en Santander siendo conservador, de la mano de Feisal Mustafá. 

“Yo sí le he sugerido a Iván que se lance pero él no me ha dicho nada. Lo que sí le puedo decir es que si él lo decide, cuenta con mi apoyo”, le dijo a La Silla.

El segundo es más reciente: en todo el departamento se están recolectando las bases de datos de los periodistas por solicitud suya.

Mustafá le explicó a La Silla que lo estaba haciendo en todo el país, y no solo en Santander, porque quería que todos conocieran los logros del Fondo. Sin embargo, una fuente que lo supo de primera mano nos contó que lo están haciendo con miras a sentar las bases para la plataforma política en Santander.

“Con esto y las obras están arreglando todo para que el nombre de Iván se posicione”, le contó a La Silla esa fuente.

Además, otras dos fuentes cercanas a él nos contaron que cuando le tocan el tema de la Gobernación, no da un no. 

“Son evasivas las respuestas. Pero no hay un no rotundo”, le dijo a La Silla una de esas fuentes.

De hecho una fuente de adentro de la Gobernación de Santander le dijo a La Silla que el tema se ha sido discutido con el actual gobernador, Didier Tavera. Sin embargo, también dijo que lo que hay por ahora es un coqueteo.

“Ellos han hablado, y Tavera le ha dicho que sería bueno que lo intentara. Eso lo está haciendo con todos. Con Mustafá es importante porque él maneja muchos recursos, pero por ahora es solo por eso”, le dijo a La Silla esa fuente. 

En todo caso, su potencial aspiración de entrada carga con dos lastres.

Por un lado, es que su poder actual depende del nombramiento que le hizo Santos. “Una cosa es él dentro del Fondo y con Santos como Presidente, y otra después de Santos y sin el Fondo”, le dijo un político de Santander a La Silla. 

El otro está relacionado con que el conservatismo en Santander no es fuerte, y La U, el otro partido con el que se identifica, tampoco.

Electoralmente, de entrada Mustafá tendría el apoyo de Anaya, un político que cuenta con 30 mil votos, pero que está en un partido diferente; y el de la representante conservadora Lina Barrera, la que más celebró su nombramiento en el Fondo de Adaptación y quien heredó su poder político de su esposo Iván Díaz Mateus, otro azul que hizo carrera con Feisal Mustafá.

Así que para que esa candidatura cuajara tendría que fortalecerse para que Santos no le haga falta, alinear las dos fuerzas con las que se identifica y ver qué ocurre en las elecciones legislativas y presidenciales de 2018.

En todo caso, Mustafá le insistió a La Silla que su “prioridad es cumplir con la tarea que el Presidente me encomendó en el Fondo de Adaptación” y que no tiene “aspiraciones políticas de ninguna clase”. Y aunque las pistas que ha dejado apuntan en otra dirección, a dos años y medios de esas elecciones, a cualquier candidato potencial le falta mucho camino por recorrer.

Comentarios (1)

Robin Hood

02 de Marzo

0 Seguidores

A este delfin no creo q lo conoscan en la provincia q es donde ...+ ver más

A este delfin no creo q lo conoscan en la provincia q es donde se estan definiendo las elecciones a Gob. en Stander. Y no tiene maquinaria. El q logre derrotar el nuevo maridaje paraco-corrupto del clan Aguilar-Vargas Lleras gana las elecciones.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia